Exprime al máximo tu viaje
Con la app de minube
Descargar
¿Dónde quieres ir?
¿Te gusta Namur?
Compártelo con el mundo
Entrar con Google +

Jardines en Namur

2 jardines en Namur

Jardines en Namur
Parc Louise Marie
(3)
A lo largo de nuestro paseo por Namur nos hemos topado con este curioso y original parque, un lugar de esparcimiento en pleno centro la ciudad y aquí nos hemos quedado un rato para descansar y relajarnos. Construido en 1880 como refugio para barcos, el paisajista Constantin Smits se encarga del proyecto para su recuperación como zona de ocio para la villa. Tiene todos los elementos que caracterizan los parques y jardines europeos: cascada con gruta (que nos ha recordado a la del Parque del Retiro), estanque central con chorro de agua, pero lo que más sobresale son los restos del puente construido por los holandeses a la entrada de lo que fue la puerta de Bruselas entre 1815 a 1820. Restos de las antiguas murallas que caracterizan a Namur, un pedazo de su historia convertido en parque.
Jardines en Namur
Le Jardin des Senteurs
(1)
Bucólico y evocador jardín que rodea al elegante, fascinante y afrancesado Château de Namur. Una delicia de lugar para perderse, para sentarse en alguno de sus bancos y disfrutar de los aromas que desprenden sus más de 300 plantas y especies aromáticas. Situado en la montaña de la inmensa Ciudadela de Namur, el jardín nos da una tregua en la visita a la inacabable colección de casametas, restos de fortificaciones, murallas, etc., que compone el lugar más turístico de la capital valona. Vamos, todo un rompepiernas! La entrada es libre y su objetivo es embobar a todo aquel que llegue hasta aquí, ya que a pesar de no ser muy grande atrae por su exquisita y elegante composición donde diferentes parterres, fuentes, estanques y colecciones se van dando paso. Zonas de sombra que invitan al paseo y lugares mágicos como la extraordinaria rosaleda que se sitúa en uno de los laterales del castillo. Nuestra visita a la ciudad de Namur no ha podido comenzar de mejor manera, lo malo que nos hemos entretenido mucho disfrutando de este lugar, es lo que tienen los sitios así, que te emboban ;-). Aquí arriba comienzan las diferentes rutas para disfrutar de las 80 hectáreas que componen el parque público de la Ciudadela. Recomendación, tomárselo con calma y perpetrarse de un buen mapa-guía para no dar vueltas sin ton ni son. Lo mejor, subir con transporte público ya que hay líneas de autobuses que llegan hasta aquí y después ir bajando.