¿Dónde quieres ir?
Compartir
¿Te gusta Praga?
Compártelo con el mundo
Experiencia
Entrar con Google +

Barrios de Praga

Pasear por las calles adoquinadas de los barrios históricos de Praga es como entrar en un cuento de hadas viviente. Desde el encanto medieval de la Ciudad Vieja a los cuidados jardines e imponentes monumentos del Barrio del Castillo, aquí encontrarás los mejores barrios de Praga para explorar.
Descarga tu guía gratis
Los mejores barrios de Praga
Barrios en Praga
Malá Strana
(34)
4 actividades
Barrios en Praga
Barrio judío - Josefov
(17)
4 actividades
Barrios en Praga
Staré Město - Ciudad Vieja
(9)
Barrios en Praga
2 actividades
Barrios en Praga
Anděl
(1)

Mejores Barrios en Praga

Entre el castillo de Praga y la orilla del río Moldava se ubica el barrio de Malá Strana cuyo significado se traduce como “la pequeña ciudad”. Y es que esta parte de Praga te transportará a los tiempos más remotos de su fundación. Una de las zonas más importantes del barrio es la Plaza Malostranské, su plaza principal donde en lo alto destaca la cúpula verde de la Iglesia de San Nicolás. Al sur de la plaza se localiza el Monte Petřín, uno de los parques más populares de la ciudad y donde se ubica el famoso mirador de la Torre Petřín.

Al norte de Mala Strana encontrarás Hradčany, también conocido como el Barrio del Castillo. Todo este distrito comprende la fortaleza junto con el inmenso complejo que la rodea, donde se encuentra la maravillosa Catedral de San Vito. También muy cerca podrás visitar el antiguo Palacio Real y dar un agradable paseo por el Jardín Real. Y como lo mejor para conocer un barrio es callejear, piérdete por todos los rincones y encuentra la calle más conocidas del barrio, el Callejón del Oro. Después puedes visitar Iglesia de Loreto, una de los edificios más emblemáticos de Praga, así como el Palacio Šternberský el Monasterio de Strahov.

Cruzando al otro lado del río por el famosísimo Puente de Carlos encontrarás el centro neurálgico de la ciudad, el barrio de Staré Město, conocido popularmente como la Ciudad Vieja de Praga. Aquí se reúnen los edificios principales de Praga como el Ayuntamiento Viejo con su maravillosa torre en la que se encuentra el famoso Reloj Astronómico. Aunque sin duda lo mejor de este barrio es recorrer sus pintorescas calles como las de la zona de Betlémské náměstí hasta llegar a la Plaza de la Ciudad Vieja. Sin olvidar dos de las iglesias más importantes de toda la ciudad: San Nicolás y la famosísima Iglesia de Nuestra Señora en frente del Týn, una de las estampas más míticas de la ciudad.

Bordeando Staré Město se ubica Novo Město, el barrio de la Ciudad Nueva. Lo más típico de esta zona es visitar la Isla Eslava y disfrutar de las vistas del Puente de Carlos desde el agua. Uno de los edificios más conocidos de esta zona es la Casa Danzante, de un estilo de lo más vanguardista. Si continuas caminando más hacia el este encontrarás la Iglesia de San Cirilo y Metodio. Y si lo que buscas es una zona donde relajarte, Na Zderace, es de los sitios más tranquilos, donde poder dar un bonito paseo nocturno y desconectar.