Exprime al máximo tu viaje
Con la app de minube
Descargar
¿Dónde quieres ir?
¿Te gusta Deauville?
Compártelo con el mundo
Entrar con Google +

Qué ver en Deauville

39 colaboradores

19 cosas que hacer en Deauville

Playas en Deauville
Playa de Deauville
(10)
Caminaba en este lugar donde algunos personajes famosos han estado y han hecho popular. La Playa de Deauville tiene sombrillas de hermosos colores plantadas allí como si estuvieran esperando el comienzo del festival y a las estrellas de cine. Es un sitio magnífico para tumbarse a descansar mientras te sientes como una estrella!
1 actividad
Puertos en Deauville
El puerto
(3)
El segundo puerto de la Baja Normandía, tras Cherburgo, y el primero de Calvados, Deauville descansa desde 1250 sobre dos puertos, uno municipal, el "Puerto Morny", y uno privado, el "Puerto Deauville", que me dispuse a explorar. El Puerto Morny, el principal, construido en 1866, permitió el desarrollo del comercio y la navegación en la ciudad. El Puerto Deauville, por su parte, presenta una gran ventaja: puede accederse durante 16 horas al día, mientras que la apertura de puertas de su hermano mayor se reduce a 5 horas cada marea. Lejos de ser sólo una escala para los navegantes, Deauville se impuso en el ámbito de la navegación. Todos los años se organizan competiciones regionales, nacionales e internacionales, como el Open Internacional de Francia de Dragon, que desde 2007 reúne barcos tradicionales. Por no hablar de las regatas del Club Náutico de Deauville, una escuela de vela. Posteriormente Deauville reestructuraró su península de La Touques. ¿El desafío cara al 2011? Una auténtico barrio rodeado de agua entre el puerto y el río, “La Touques”. Ya puedo imaginar este pulmón de aire puro, con su camino peatonal...
Ayuntamientos en Deauville
Ayuntamiento de Deauville
(3)
Incluso si no necesita los servicios administrativos del Ayuntamiento de Deauville es un encantador edificio, situado en el centro de la ciudad. El edificio es típico de la región y su parterre de flores y plantas se mantiene en muy buen estado! Muy agradable para disfrutar de un helado de Martine Lambert (lado derecho).
De interés cultural en Deauville
Cine
"Chabadabada, Chabadabada”. Resulta difícil no pisar la arena de la playa de Deauville sin tener este estribillo en la cabeza. Recuerdo las imágenes de "Un hombre y una mujer" de Claude Lelouch. Palma de Oro en Cannes en 1966, una película que hizo de Deauville el centro del romanticismo y del séptimo arte. Tras ella, hasta cincuenta películas se rodaron en la ciudad: "Asesinos y ladrones", de Sacha Guitry, "El barón y su yate", con Jean Gabin, "Las amistades peligrosas", con Gerard Philippe y Jeanne Moreau. Deauville, es un verdadero decorado de cine, y también una fuente de talentos. A la búsqueda de un lugar para celebrar el Festival de Cine Americano, André Halimi y Lionel Chouchan descubrieron a Michel d’Ornano, antiguo alcalde de Deauville. Deseosos de reavivar el boom turístico por razones distintas de los caballos y el mar, dio luz verde a dos forofos del cine. Y fue así como en septiembre de 1975 el Primer Festival de Cine Americano llenó Les Planches. Primer escaparate del cine americano en Europa, el festival proyecta hoy en día verdaderas perlas. ¿El nuevo reto en Deauville? Encaminar sus proyectos hacia Asia, mediante la creación del Festival de Cine Asiático en 1999.
De interés cultural en Deauville
El palacio de congresos de Deauville
Con 2000 habitaciones, salones de banquetes y palacio de congresos, Deauville, a dos horas de París, es sin duda la ciudad normanda para alojarse, para comer o simplemente para recibir al turista de negocios. Decidí visitar el famoso Centro Internacional de Deauville, o CID, para tratar de comprender esta tendencia. Todo el mundo conoce este palacio de congresos: sobre su alfombra roja se celebra todos los años desde 1992 el Festival de Cine Americano. Este edificio semi-enterrado de 18.000 m2 de superficie se distribuye en tres niveles. Basta con entrar en el auditorio, con 1.500 asientos, para darse cuenta de la obra de titanes que constituye este enorme y lujoso palacio de congresos construido en tan solo dieciocho meses de trabajos, y a 14 metros bajo el nivel del mar! Pasada la época de los eventos culturales, el CID es sede multitud de congresos, seminarios y otros encuentros profesionales. Situado junto al mar, cerca de casinos, restaurantes y hoteles de lujo, el CID acoge a profesionales del turismo, la vivienda, el automóvil... que acuden cada año. Con 2000 habitaciones, salones de banquetes y palacio de congresos, Deauville, a dos horas de París, es sin duda la ciudad normanda para alojarse, para comer o simplemente para recibir al turista de negocios. Decidí visitar el famoso Centro Internacional de Deauville, o CID, para tratar de comprender esta tendencia. Todo el mundo conoce este palacio de congresos: sobre su alfombra roja se celebra todos los años desde 1992 el Festival de Cine Americano. Este edificio semi-enterrado de 18.000 m2 de superficie se distribuye en tres niveles. Basta con entrar en el auditorio, con 1.500 asientos, para darse cuenta de la obra de titanes que constituye este enorme y lujoso palacio de congresos construido en tan solo dieciocho meses de trabajos, y a 14 metros bajo el nivel del mar! Pasada la época de los eventos culturales, el CID es sede multitud de congresos, seminarios y otros encuentros profesionales. Situado junto al mar, cerca de casinos, restaurantes y hoteles de lujo, el CID acoge a profesionales del turismo, la vivienda, el automóvil... que acuden cada año.
De interés cultural en Deauville
Teatro
Cine, literatura, fotografías, pintura, Deauville ama la cultura. Y aunque la inspira, se percibe también que Deauville está ávida de recibirla. Desde hace doce años, la ciudad organiza un salón cultural ecléctico entre septiembre y junio. Teatro, danza, jazz y canciones, hay algo para todos. Y para todas las edades, porque muchas sesiones se organizan para los colegios. Entre los invitados, Anne Sylvestre, Bobby Lapointe, René Obaldía, Daphne o el coreógrafo Emanuel Gat. Por supuesto, los aspectos más destacados de esta temporada son los festivales. Cine estadounidense y asiático, el salón del libro y de la música, el Omnivore food festival (un festival gastronómico), el Festival de Semana Santa y el Agosto Musical. Estos últimos dan a jóvenes solistas de la música clásica la oportunidad de tocar con otros músicos y de enfrentarse al público. Virtuosos jóvenes son descubiertos así. Otra de las peculiaridades de Deauville es que el casino cuenta con su propio teatro, un teatro a la italiana pequeña, cubierta de tela de Jouy ... Magnifico!
Monumentos Históricos en Deauville
Las villas de recreo
Boulevard Cornuché, es muy simple, no se ve otra cosa. Son villas anglo-normandas, mansiones, edificios extraordinarios que reinan sobre la ciudad de Deauville. Y a las que la ciudad quiere: en 2005 se creó una zona de protección del patrimonio en la que están inscritos nada menos que 555 edificios. ¿Un ejemplo de tales joyas arquitectónicas? La villa Strassburger. Remanso de paz en el corazón de su jardín con manzanos, simboliza el entusiasmo de la ciudad por la arquitectura rural del país normando. Construida en 1907, esta casa, que fue levantada sobre la propiedad que en tiempos perteneció a Gustave Flaubert, está catalogada como monumento histórico por sus fachadas con entramado de madera y su tejado. Con los ojos como platos, tomé la carretera en dirección al mar y al casino, para descubrir la casa de Cercle (1875). De un estilo propio del Segundo Imperio, se caracteriza por la gran sobriedad de sus muros y ornamentos; contemplé sus fachadas, vestidas con piedra tallada, sus bustos, hormacinas y columnas. Tras un vistazo al atípico edificio del ayuntamiento, en la calle Robert Fossorier, seguí mi camino y descubrir la Villa Camelia. Esta casa de campo, que data de 1865, pone de relieve una arquitectura en armonía con los elementos del entorno. Muy simple.
De interés cultural en Deauville
Deauville l'inspiratrice
Deauville ha sido una inspiración para todo tipo de artistas desde el momento en que surgió de entre el mar y la arena. Para cineastas, por supuesto, pero también para fotógrafos como hermanos Séeberger o Jacques Henri Lartigue, escritores como Flaubert, Apollinaire, Guitry, e incluso para pintores como Eugéne Boudin, Dufy y Von Dongen. Ha de recordarse también que Deauville fue donde Coco Chanel abrió su primera boutique y donde Yves Saint-Laurent acostumbraba a ir para relajarse. Incluso hoy en día, Deauville inspira. Estuve ojeando el programa de "Deauville à livres ouverts" (Deauville como un libro abierto) y pude comprobar la lista de autores vinculados a Deauville. Desde 2004, Deauville organiza su Salón del libro y de música. En torno a conciertos, mesas redondas, conferencias o lecturas, este salón ecléctico pone de relieve a artistas y temas de moda, como “Rock y literatura”. Por su 150 aniversario, en 2010, la ciudad multiplicó sus citas y lanzó entre otros un nuevo evento en torno a la fotografía, "Contactos en Les Planches", que permitió a los estudiantes de fotografía mostrar su talento y a los futuros fotógrafos presentar sus mejores obras sobre Deauville durante la transición al horario de invierno. Todo un poema.
Campos de Golf en Deauville
Golf
(1)
Deauville es tierra de golf. Y los campeones que frecuentan los cuatro campos de golf que rodean esta ciudad costera no podrán nunca decir lo contrario. El campo de golf Barriere de Deauville de Saint-Julien, el de l’Amirauté, o el de Saint-Gatien, tanto para principiantes como para iniciados, la disciplina está al alcance de todos. Mi primera parada fue en el Golf Barrière de Deauville, situado en la zona alta. Allí me encantó la increíble vista del mar y la campiña que lo rodea. En Tourgéville, el campo de golf de l’Amirauté cuenta con 100 hectáreas a través de estanques y grandes greens. Me decidí por el “Recorrido de las artes” un auténtico museo al aire libre, jalonado de esculturas monumentales y modernas. También es posible jugar por la noche, siguiendo el "Recorrido de las Estrellas": es el único campo de golf de Europa que ofrece esta posibilidad. El campo de golf de Saint-Gatien cuenta con recorridos en armonía con el relieve del estuario del Sena. El campo de golf de Barrière de Saint-Julien, por su parte, ofrece un recorrido más bucólico escondido en un pequeño bosque verde típicamente normando. Este sitio protegido abarca una superficie de 90 hectáreas. ¿El golf en Deauville? Una forma de combinar el deporte con paisajes impresionantes.
Hípica en Deauville
Hipódromo
(1)
La pasión por el caballo está impresa en la historia de Deauville. Su fundador, el Duque de Morny, dio prioridad a la construcción de un hipódromo antes que a la de la iglesia. Hoy en día se celebran en Deauville más de 60 carreras concentradas en cinco meses al año, siendo el centro más importante de apuestas hípicas (PMU) de Francia. La ciudad alberga también subastas de pura sangre y trotones, el campeonato mundial de polo, el concurso nacional de salto de obstáculos, el Jump'in ... Para tomar el pulso, ir dirección a los hipódromos (en Deauville hay dos!) ... El de la Touques, escaparate de pura sangres, se encuentra entre los hipódromos de primera línea en Francia. En él se celebran también carreras de invierno, gracias a su pista especial. Además está situado en el centro de la ciudad. Apodado como “el hipódromo de las 100.000 flores", Deauville Clairefontaine organiza cursos de trote, doma y obstáculos. Cuando los caballos se disputan su puesto en la línea de llegada, el ambiente en las gradas, decoradas en estilo rústico, es increíble. Como increíble es también la casa de subastas “Elie de Brignac". En agosto, los cabaños de un año de edad salen a subasta, reuniendo cada año a clientela de todos los lugares del mundo.
Campos de Golf en Deauville
Golf de Saint-Gatien
(1)
Este es uno de los más bellos campos de golf en la Baja Normandía. Se encuentra a 10 minutos de Trouville / Deauville, a pocos metros del aeropuerto. El campo cuenta con 3 campos de golf de 9 hoyos. Hay muchos jugadores de la región que vienen aquí por la calidad el campo. Hay un restaurante que sirve un excelente Entrecot: la especialidad de la casa!
Ciudades en Deauville
Deauville
El bullicio llega a Deauville el fin de semana, con la llegada de quienes tienen aquí su segunda residencia. La plaza Morny, llamada así en honor al duque que fue el fundador de la ciudad, se llena para tomar un café en una de sus terrazas. Después de mirar un poco los escaparates, me dirigí a la plaza del mercado, también invadida por la multitud llegada de hacer sus compras. Allí encontré multitud de productos regionales. No quise irme Deauville sin haber visto sus execpcionales hoteles; me dirigí así al Normandy, ubicado en el corazón de la ciudad. En él se han alojado las estrellas más importantes. Por nombrar alguno, Jean Gabin era un habitual. El hermoso edificio, de arquitectura anglo-normanda, con sus entramados verde pastel y sus cuadros en piedra, resulta suntuoso. Habiendo entrado por tierra, salí del hotel hacia el mar. Y me encontré a dos pasos del casino. Aunque la corbata o el traje de noche ya no son un requisito para entrar, me sentí cohibida en medio de toda esta lujosa decoración. Tras una vuelta por la plaza de Yves Saint Laurent con la nariz pegada a los escaparates de las tiendas, mis pies me llevaron al hotel Royal Barriere. En este hotel de 5 estrellas se alojan los artistas americanos durante su estancia en el Festival de Cine Americano. Está frente al mar.
De interés cultural en Deauville
Deauville
Nunca había visto una subasta tan sofisticada la entrada es gratuita y merece la pena dar una vuelta, los precios de algunos caballos alcanzan valores de vértigo, esto ayuda a entender el nivel económico de este Villar.
Playas en Deauville
Casinos en Deauville
Sitios insólitos en Deauville
Estaciones de Tren en Deauville
(1)
Puertos en Deauville

Cosas que visitar y que hacer en Deauville

¿Estás pensando en qué ver en Deauville? Pues la propuesta cultura y arquitectónica es amplia. Puedes empezar por las cosas que ver en Deauville con el Palacio de Congresos, el Ayuntamiento o el Casino Barriere, pero el verdadero encanto de la ciudad reside en sus calles.

Entre las cosas que hacer en Deauville está montar a caballo, jugar en el casino o darte un buen baño en
Deauville Beach. Ésta es la principal playa que hay en Deauville y es el lugar ideal para pasar un día tranquilo y disfrutando del mar.

Hay que tener en cuenta que la ciudad es muy conocida por sus carreras de caballos pues alberga dos hipódromos, Hippodrome Deauville La Touques y el Hippodrome de Clairefontainey, a los cuales puedes asistir y conocer de primera mano en qué consiste esta actividad. También podrás jugar al golf en Le Golf de l'Amiraute o visitar el famoso mercado en la plaza Morny, un punto que visitar en Deauville casi obligatorio.

En minube encontrarás que hacer en Deauville hoy, solo tienes que buscar según las fechas de tu viaje y descubrir qué actividades están propuestas para los días de tu estancia en la ciudad. Aprovecha también la ocasión para degustar la gastronomía de la zona.