Exprime al máximo tu viaje
Con la app de minube
Descargar
¿Dónde quieres ir?
¿Te gusta La Garrocha?
Compártelo con el mundo
Entrar con Google +

Qué ver en La Garrocha

558 colaboradores

266 cosas que hacer en La Garrocha

Pueblos en Besalú
Besalú
(100)
Cualquier mañana de sábado y domingo es fiesta en Besalú. La antigua capital de la Cataluña condal se despierta temprano, se mira color miel en las aguas verdosas de sus dos ríos y espera a sus visitas. Los turistas comienzan a llegar, y siempre caen rendidos a sus pies. La villa sabe que su halo de siglos es tan fuerte como un sortilegio. Que todos quedan envueltos en él sin remedio. Uno siente su embrujo ni bien se le acerca por el largo puente románico del siglo XI. Cercada por el Fluviá, Besalú muestra desde allí su mejor perfil medieval. Una vez dentro de la villa, las callejuelas intrincadas y oscuras del ‘call’ o barrio de la judería, parecen, desde las sombras, destilar misteriosos secretos. Pero luego el sol se cuela entre las torres y dispersa a los fantasmas. Llenas de luz resplandecen la iglesia románica de Sant Vincenç, la preciosa calle Tallaferro y la animada plaza Mayor. Merece detenerse a tomar un café o una copa en cualquiera de sus bares y, luego visitar la Curia Reial, singular edificio con toques góticos, el Miqvè, los asombrosos baños judíos subterráneos, y las casas-palacio de Sant Romà y de Sa Font. Besalú es siempre una pasada. Durante el fin de semana seguramente te recibirá con alguna muestra, feria o mercadillo al mejor estilo medieval.
Monumentos Históricos en Besalú
Puente de Besalú
(66)
Si bien el origen de este puente fortificado es desconocido, ya en 1075 se mencionaba que de esa época puede datar la fecha de su estructura básica. Inundaciones y razones defensivas fueron los motivos por los cuales debió ser reformado en 1315. En 1395 se le incorporaron las dos torres defensivas y sufrió otra modificación en 1680. Debido al mal estado en que se encontraba por el paso del tiempo y el destrozo causado en su torre central por las maquinarias industriales que fue necesario llevar a la ciudad. El mayor daño sufrido fue provocados por la voladura de sus arcos durante la Guerra Civil Española, por lo que debió ser nuevamente restaurado por la Dirección General de Arquitectura en 1965. Sus 7 arcos tienen un muy curioso formato, el que se debe, por lo que nos comentó el guía, a las piedras y rocas del río en el que tiene asentado su basamento. Es Patrimonio Histórico Español. La dirección, teléfonos y página web son de Turismo de Besalú.
Bosques en Santa Pau
Fageda d'en Jordà
(37)
De los bosques de la zona es, sin duda, uno de los más bonitos y de visita obligatoria. Se puede ir en cualquier época del año, siendo el otoño el momento más bonito por el espectáculo de colores que ofrecen las hojas de los árboles. Además el suelo está completamente recubierto de hojas, dándole al lugar un aire mágico, donde sólo falta que aparezcan duendes y hadas de detrás de las rocas y los troncos de los árboles. El bosque ha crecido encima de una colada de lava proveniente del cercano volcán "Croscat". Se pueden hacer varios recorridos por el bosque. El que yo recomiendo, si es la primera vez que se visita, es el que sale del párking del área de Can Serra (coordenadas Google Maps: 42.155057, 2.516256). El camino empieza detrás del centro de información, por un túnel que pasa por debajo de la carretera, se gira a la derecha y, justo antes del monolito dedicado a Joan Maragall, se gira a la izquierda para adentarse ya de pleno en el bosque. Se va siguiendo el camino que está lleno de rincones preciosos hasta llegar a la cooperativa "La fageda", donde elaboran productos lácteos y se pueden comprar (¡son muy buenos!). Desde aquí se puede volver por el mismo camino o bien hacer una ruta circular volviendo por la carretera que accede a la cooperativa. Para los que tengan más ganas de caminar, desde la cooperativa se puede continuar el camino que lleva hasta el volcán Sta. Margarida, con su característica ermita en el centro del cráter. El centro de información que hay en el párking abre de 10h a 15h. Los servicios del área de Can Serra abren de 9h a 18h, de martes a domingo. En los meses de enero y febrero estos servicios sólo están abiertos los fines de semana y festivos. El párking cuesta 4€ todo el día.
Pueblos en Castellfollit de la Roca
Castellfollit de la Roca
(46)
Entre Gerona y Olot encontramos el desvío a la población de Castellfullit de la Roca. Pocos kilómetros antes de llegar ya tienes las primeras vistas que impresionan y hacen que pares el coche para empezar a disparar. Antes de llegar, vemos un desvío que baja justo al pié de la pared en donde está el pueblo y nos sorprende un arroyo con un fantástico puente de madera y piedra. Volvemos a tomar la carretera que nos llega al pueblo y llegamos a nuestro destino. Os aconsejo subir a la torre y observar las vistas desde arriba. No dejéis de ir a la pastelería que hay a la entrada. Vimos que había un museo de embutidos pero no llegamos a entrar... una buena excusa para volver por allí.
Pueblos en Santa Pau
Santa Pau
(14)
La imagen añosa y entrañable de Santa Pau es una fotografía de las más bellas cuando pienso en imágenes de Cataluña. La antigua baronía medieval, a pesar de haber recuperado en los últimos años su esplendor gracias al turismo y a su situación privilegiada en el corazón de la zona volcánica de La Garrotxa, no ha perdido su estrecha relación con el campo, lo que la hace cotidiana, muy vívida, mágica y a la vez muy real. Y es que desde su imponente castillo se huelen las huertas, desde su plaza se escuchan cencerros, desde las callejas que pasan bajo los arcos de su Vila Vella se llega en un santiamén a alguna centenaria masía. La vida de Santa Pau gira en torno a su plaza, en pendiente, empedrada, soportada, rústica, y hermosa. A su alrededor, los edificios muestran portalones, ventanas góticas y preciosos balcones. Aquí están los únicos bares del pueblo. Yo entré en uno y me senté en la barra, al lado de dos ancianos payès que pasaban la tarde del domingo fumando puros y bebiendo ratafía. Me explicaron: “La de Santa Pau no es una ratafía cualquiera... Ésta es un rosolí (aguardiente), al que se le echa canela, azúcar y otras hierbas: Manzanilla dulce y amarga, un puñado de ruda, menta de los campos. Y lo más importante: Se hace con cerezas”.
Monumentos Históricos en Besalú
La Judería
(16)
En el año 1415, las autoridades de Besalú cerraron la judería en un sector acotado entre la calle del puente y el río y desde el horno real hasta la bajada del Fluvià. Tapiaron puertas y ventanas exteriores de casas y calles, excepto el portal de los judíos que estaba abierto en la muralla. Veinte años después no quedaba ningún judío en la villa. Recorriendo el lugar llegamos hasta el Centro de Interpretación del Call de Jueus, la Plaza de los Judíos y su planta arqueológica, los baños rituales de purificación y su bajada al río Fluvià La principal figura cultural de la comunidad judía de Besalú fue el gramático y trovador Ramón Vidal que vivió entre los siglos XII y XIII.
1 actividad
Monumentos Históricos en Olot
Olot
(6)
Olot es, sin duda, la ciudad principal de La Garrotxa, con sus 27482 habitantes y enclavada entre los volcanes extintos de Montolivet, Les Bisaroques, Montsacopa y La Garrinada, conserva todo su sabor de ciudad modernista, sus múltiples edificios, casas señoriales y novecentistas adornan la ciudad. Además, hasta quince esculturas hablan por sí mismas de su arte e historia, una bella población que conserva todo su patrimonio en el que destacan además: el claustro del Carmen del siglo XVI, el Hospicio s.XVIII, las Iglesias de Sant Esteve s.XVIII y la de Tura s.XVI, el Teatro Principal, L´Example Malagrida y los Museos del Sant y de Can Trinchería, además merece la pena citar su Plaza de Toros que es la más antigua de Cataluña fundada en 1859. Olot también ha sido y es escuela del llamado Arte Cristiano de imaginería religiosa, así como escuela de Pintura Paisajista que comenzó el siglo XIX. Una ciudad de tradición industrial que llegó a tener antiguamente más fábricas y habitantes que la propia Girona lo que da que hablar también de su pasado obrero y sindicalista. Sus fiestas, alguna de ellas de las más importantes de Cataluña, como las del Tura son totalmente populares y gratuitas además de celebrase al aire libre del 7 al 12 de septiembre, otras como El Aplec de La Sardana y Fiesta del Dragón y el Conejo se celebran el segundo domingo de julio y están dedicadas principalmente a la música tradicional interpretada por sus habitantes. Su gastronomía denominada en su conjunto "Cocina Volcánica" está hecha de ingredientes obtenidos en estas tierras volcánicas de por sí como las patatas, castañas, el trigo moro, judías, nabos y carnes como la del cerdo y el jabalí. Desde el año 872 en que se tiene cita por primera vez de esta ciudad hasta nuestros días, Olot ha seguido protagonizando a esta comarca Gerundense de la Garrotxa como símbolo de tradición y modernidad que le caracteriza.
Plazas en Mieres
Plaza de Requejo
(8)
Es uno de los centros neurálgicos de juventud y de fiesta en Mieres. :-p La plaza de Requejo es sin duda el lugar por excelencia para escanciar la Sidra; de hecho en las fotos podréis ver una genuina estatua dedicada a tal efecto. Es un lugar ameno y un punto de encuentro divertido y llamativo, ya que esta flanqueada por bonitos y rústicos edificios acristalados con la llamativa iglesia de San Juan Bautista de testigo. De hecho, esta plaza es conocida también como la plaza de San Juan. Como os dije antes es un enclave sidrero por excelencia y ofrece unas bellas fotografías con bellas estampas. Os cuento que en otros tiempos fue un mercado de ganados de la villa y que en la actualidad como podéis observar os podeis tomar una sidrita disfrutando de las múltiples terrazas y establecimientos con las que cuenta. Si venís a Mieres no dejéis de venir a esta plaza sidrera por excelencia, yo lo disfruté muchísimo y os invito a que hagáis lo mismo. A vuestra salud!
Monumentos Históricos en Besalú
Monasterio de Sant Pere
(9)
En el Prado de San Pedro, antiguo cementerio de convento, encontramos un monasterio benedictino fundado en el año 977 por el Conde Miró de Besalú. La primera Iglesia fue consagrada en el año 1003 y lo único que se conserva de ella en la actualidad es el templo de finales del siglo XII que tiene tres naves, transepto y una original cabecera con una cúpula con girola, el campanario es barroco. El claustró gótico, el palacio del Abad y todas las demás dependencias desaparecieron entre los siglos XVIII y XIX. En la fachada principal se destaca una ventana flanqueada por dos leones; uno de ellos parece estar pisando a una serpiente, mientras que el otro se apoya sobre un mono sentado. Tanto en el exterior como en el interior, los muros tienen lápidas sepulcrales de abades y miembros de importante familias del lugar. Las Iglesias de Besalú generalmente están cerradas. Todos los datos son de la Oficina de Turismo de Besalú
Reservas Naturales en Olot
Parque Natural de la Zona Volcánica de la Garrotxa
(12)
La Zona Volcánica de la Garrotxa es la zona de paisaje volcánico mejor conservada de la península Ibérica, con unos 40 conos volcánicos y más de 20 coladas de lava, donde todavía hoy se puede apreciar la tremenda energía liberada por unos volcanes por suerte hoy extintos. El Parque Natural de la Zona Volcánica de la Garrotxa tiene 28 itinerarios para senderistas,y para los más comodones hay unos recorridos en carro tirado por un caballo percherón que nos lleva por senderos y rutas con una vegetación muy tupida y espesa por la fageda (hayedo en catalán) donde es habitual encontrarse con animales salvajes.
De interés turístico en Olot
La Garrotxa
(18)
La bellísima comarca de La Garrotxa parece tenerlo todo: Tres villas medievales increíbles -Besalú, Castellfollit de la Roca y Santa Pau-, varias rutas con espléndidas muestras románicas, cuarenta volcanes dormidos sobre los que se asienta un paisaje formidable y valles solitarios con centenarias masías. Una buena idea para recorrerla es comenzar desde Olot, capital de la comarca y acceso natural al Parque de la Zona Volcánica. Desde allí se puede comenzar por La Garrotxa Alta, no tan húmeda, más amarillenta, donde los pueblecitos de Beuda, Lligordá, Palera y Segueró guardan iglesias románicas –la mayoría del siglo XII- en un entorno de ensueño. Luego se puede seguir hacia Castellfollit de la Roca siguiendo una carreterita estrecha que bordea el río Llierca. Cerca de Tortellá el camino trepa entre aulagas y zarzas, y regala las vistas de un magnífico puente de un arco, románico, que salva una garganta por donde corre el río. Castellfollit de la Roca se emplaza sobre una espectacular pared de basalto que tiene sesenta metros de altura y un kilómetro de largo. Desde allí arriba la villa se asoma al valle del verde Fluviá. El pueblo de origen medieval tiene un encanto especial. Callecitas y plazas umbrías ocultan antiguas casas construidas con piedras de origen volcánico y, sobre el barranco, un mirador estratégico abarca la belleza de la comarca. A diferencia de lo que uno puede pensar, los volcanes de La Garrotxa no están apagados, sólo duermen un sueño de diez mil años en lo hondo de sus profundas gargantas. La naturaleza, mientras tanto, ha aprovechado lo que el fuego ha expulsado desde las entrañas de la tierra. Valles y laderas de volcanes, acompañados por un clima benévolo, se han transformado en fértil suelo de cultivos, donde como un mosaico multicolor alternan magníficos bosques, campos de dulces maizales y ricos pastos. La zona volcánica de La Garrotxa es verde, bucólica, conmovedoramente hermosa. Parece mentira que allí habiten cuarenta feroces gigantes dormidos, cuando el paisaje destila tanto sosiego y belleza. Para tomar conciencia de la tierra que pisamos, vale la pena comenzar la visita al Parque Natural de la Zona Volcánica por su Centro de Documentación ubicado muy cerca de Olot, en La Fageda d’en Jordà. La ‘fageda’ es un magnífico hayedo que resulta excepcional ya que crece en un terreno de baja altitud. Los árboles se asientan sobre ‘tossols’, curiosas elevaciones producto de una colada de lava del volcán Croscat. Allí uno comienza a comprender los vaivenes de la naturaleza. Luego uno puede irse más lejos, mucho más lejos, subir a pie al cercano volcán Santa Margarida, caminar durante horas por los espectaculares senderos o ver los cráteres de los volcanes desde el aire. ¿Cómo? Pues volando en globo.
Ríos en Besalú
Rio Fluviá
(3)
Continué mi recorrida por Besalú paseando por las empedradas callejuelas del medieval núcleo urbano de la ciudad, rodeando la “Muralla del Portalet” cuyo recordatorio nos recuerda la preexistencia de un pórtico en la muralla que lindaba con un camino y el río y que recibiera en su momento diferentes nombres. Traspuse un arco pequeño, otro tramo de muralla, descendí por unas escaleras y anduve por un puentecito hasta encontrarme con una vista hermosísima y una paz incalculable. Allí estaba el río discurriendo entre las piedras y rodeado de juncos y árboles y de frente como en una estampa el famoso puente de Besalú con sus arcos y sus torres impecables y como “detenido” en el tiempo. A sus mansas orillas alguna persona sentada mirando pensativamente el horizonte. El agua discurría entre zanjas y canaletas orladas de verde, algunos manchones amarillos mostraban las huellas de los que llegaban a pescar y se marchaban, pequeñas pasarelas uniendo una orilla con la otra donde el río se bifurcaba. Mucho sol, mucho verde, mucha calma, algunas casitas se divisaban a lo lejos en las montañosas laderas. Alguna silla olvidada allí o puesta con gracias para el cansado caminante y se puede ver desde allí la terraza cercada y los bancos de madera del que supuse era el final del camino literario.
Senderismo en Les Planes d'Hostoles
Gorg del Molí dels murris
(5)
En Les Planes d'Hostoles, muy cerca de Olot, tierra de volcanes hay un paraíso oculto en medio del bosque, aunque cada vez menos oculto ya que en verano está plagado de gente bañándose en ella. Si queréis verlo con tranquilidad, os recomiendo la primavera o el otoño, es espectacular. Está en la riera de Cogolls, el desvío justo antes de la entrada al pueblo de Les Planes. Otro día ya haré mas entradas sobre otros Gorgs de la zona, Santa Margarida, la Fàbrica Vella, La Pedrera D'en Biel, La Plana.
De interés cultural en Olot
Casa Solà Morales
(2)
La visión lejana de la Casa Solà-Morales te seducirá, te acercarás y entrarás en un hechizo cuando veas las dos cariátides magníficas esculpidas en la planta baja y sosteniendo los balcones. La reforma de la casa estuvo en las manos del arquitecto Lluís Domènech i Muntaner que respetó la características de la casa. La Casa Solà-Morales es un ejemplo del modernismo catalán en Olot. Y está casa es quizás el elemento más bello. Parad y observad su fachada.
Volcanes en Santa Pau
Volcán Croscat
(7)
Llegamos al volcán en medio de un recorrido de abundante vegetación y nos encontramos en la Reserva Natural del Volcán Croscat, su plano y comentarios sobre el mismo. Llegamos al centro de Información al mismo tiempo que la señorita que tenía que atendernos, con lo cual esperamos a que se acomodase y nos entregó muy amablemente el material solicitado. Este volcán es el más nuevo de la península Ibérica que se formo hace unos 17.000 años. Su cráter tiene forma de herradura y la lava que volcó cubre casi kilómetros, tiene una altura de 156 metros y su cráter mide 600 metros y está totalmente cubierto de vegetación. Desde la distancia se puede observar un corte longitudinal producido por las explotaciones mineras que fueron prohibidas y dejan ver la estructura interna del volcán en sus distintas capas, camine hasta el centro del cráter y pise la grava de múltiples colores debido a los minerales que posee entre los que predomina el cobre y se nota en el rojo de sus paredes. Desde el año 1995 se trata de reordenar el área para reducir el impacto en el paisaje y ordenar el acceso al público con fines pedagógicos. Salimos de allí por una avenida totalmente arbolada. La dirección, el teléfono/fax y la página web pertenecen al Patronato de Turismo de la Garrotxa.
Volcanes en Olot
Volcán Montsacopa
(7)
En mis innumerables recorridos por las diversas atracciones turísticas de Olot, una de mis visitas fue al volcán Montsacopa que está incluido en el núcleo urbano e integra la Reserva Natural de la Zona Volcánica de la Garrotxa. Esta visita la realice luego de haber ido al Museo de los Volcanes y conocer sus peculiaridades, allí mediante una película y un demostración simulada de una erupción volcánica se ve y oye las vos de un niño hablando con el Montsacopa y lo que sucedería con la ciudad si despertase de su sueño. Es el más representativo de esta ciudad de los volcanes por tener un cráter circular, como resultado de una erupción poco explosiva, de tipo estromboliana, acaecida según los cálculos hechos por científicos especialistas en el tema, hace unos 100.000 años. La belleza de su paisaje, y su inusitada ubicación lo han convertido en un exclusivo mirador de la ciudad y de los más cercanos picos de los Pirineos. Comencé mi ascenso por un camino mejorado de color rojizo donde se encuentra la Primera estación del Vía Crucis, a medida que subía iba descubriendo la ciudad desde arriba y poco a poco, las laderas están cubiertas de variados árboles y pequeños arbustos porque es un volcán bastante despojado de vegetación, allí me encuentro con el primero de los dos miradores que servían de defensa a la ciudad, son de forma circular con pequeñas aberturas para la colocación armas y una escalera interna en forma de caracol que lleva a su torre. Ya en el cráter pude ver parte de la edificación y la torre de la Iglesia Sant Francesc en la que luego entré para conocerla. Esta fue una de mis primeras experiencias en este tipo de actividades tan comunes y propias del lugar y me resulto altamente gratificante. En realidad le había prometido a Quintana (iain Kewl) Vistas de Scott (Scott's view) , una foto del volcán Montsacopa que había quedado traspapelada, a la que le saqué una foto para poder subirla, que me recordó a este rincón suyo en Escocia y hoy cumplo mi promesa. No es igual pero que parecida que suele ser la naturaleza aún en diferentes latitudes del planeta. Es más, entre las fotos que yo subí hay otra en la que también está la Torre del Monasterio de San Esteve al fondo, pero tomada desde otro lugar en otra época menos colorida que la de esta.
Plazas en Besalú
Plaza de la Libertad
(3)
La Plaza de La Libertad o Plaza Mayor, es el centro neurálgico de la ciudad. Las arcadas semicirculares la rodean prácticamente en toda su extensión. Allí se cruzaban los principales caminos que unían Olot, Figueres, y Girona, su origen es muy antiguo. Esto la convirtió desde siempre en un importantísimo centro comercial en el que aún hoy los martes se realiza el mercado semanal. Todos los datos son de la Oficina de Turismo de Besalú.
Tiendas en Santa Pau
Cooperativa La Fageda
(5)
La idea de visitar una fábrica de yogures no parece una propuesta muy atractiva desde el punto de vista turístico. Sin embargo, esta pequeña cooperativa tiene unas características muy peculiares. Primero, su situación, en pleno espacio protegido de la zona volcánica de la Garrotxa. Al concertar la visita te dan un código para que puedas acreditar tu condición de visitante si los guardas forestales te pillan circulando en coche por la Fageda d'en Jordà. Segundo, su carácter de explotación ganadera respetuosa con el medio ambiente y con la dignidad de los animales, que están estabulados de forma espaciosas y hasta tienen música... Tercero, la empresa emplea para las tareas manuales a personas con minusvalías. Todo ello hace que sea una fábrica de yogures muy poco convencional. La visita dura media hora larga y te muestran desde los pesebres donde están las vacas parturientas hasta las líneas de producción. Los niños se lo pasan bomba jugando con los terneros y hasta un servidor se llevó un beso de vaca de los de verdad. Al final te llevan a una pequeña tienda donde te obsequian con una consumición y puedes adquirir productos. Hay una jardín muy amplio para que los niños juegun al aire libre mientras tanto. El enclave es privilegiado desde el aspecto de las vistas y la experiencia sirve a los niños para que entren en contacto con la realidad de lo que consumen. En suma, una visita interesante y que vale la pena.