¿Dónde quieres ir?
Entrar con Google +

Que ver en el centro histórico de Cracovia

  • Minube Must-Sees
Que ver en el centro histórico de Cracovia

Salvado en gran parte de la devastación de la Segunda Guerra Mundial, el centro histórico de Cracovia es uno de los barrios medievales más bonitos de Europa; tanto que fue declarado Patrimonio de la Humanidad. Mira nuestra ruta por el casco antiguo de Cracovia y descubre el encanto gótico de esta histórica ciudad.

 

Para comenzar esta ruta por el centro histórico de Cracovia, dirígete a la Puerta de San Florián, una de las puertas originales que daban acceso a la ciudad en el siglo XIV. Al pasar por debajo de esta imponente torre gótica, podrás admirar los tramos que aún quedan en pie de las murallas originales de la ciudad antes de llegar a uno de los monumentos medievales más impresionantes de Cracovia: la Barbacana. Esta fortificación del siglo XV es una de las pocas de su tipo que permanece en pie en Europa y desempeñó un papel clave en la defensa de la ciudad durante los asedios que sufrió a lo largo de su historia.

 

Pasando por la Barbacana como lo hacían los locales hace siglos, llegarás a la Milla Real, la arteria principal del casco antiguo. Aunque ahora es básicamente una calle comercial con cadenas de tiendas internacionales, sus calles empedradas y sus encantadores edificios color pastel te darán una idea de cómo era la ciudad en la Edad Media. Siguiendo la Milla Real, llegarás a la plaza en la que se encuentran varios de los mejores rincones que ver en el centro histórico de Cracovia: Rynek Główny, más conocida como la Plaza del Mercado.

 

Al llegar, visita la Lonja de los Paños, un mercado renacentista que preside la plaza. Dirígete a las galerías abovedadas en la planta baja para visitar los puestos del mercado (presta especial atención a la arquitectura de estas salas) o disfruta de la colección de arte polaco que hay en el Museo Sukiennice, ubicado en el segundo piso. Cuando salgas del mercado, si alzas la vista podrás admirar otra de las joyas góticas de la ciudad: la Torre del Ayuntamiento, todo lo que queda del ayuntamiento medieval del siglo XII. Antes de abandonar la plaza, asegúrate de visitar la Basílica de Santa María, posiblemente la iglesia más hermosa de la ciudad, y el hogar del famoso retablo de madera de Veit Stoss.

 

Saliendo de la plaza, gira al oeste para visitar la Iglesia de Santa Ana y admirar su singular arquitectura de estilo barroco polaco y la tumba de Juan Cancio. Después, visita el cercano Collegium Maius en la Universidad Jagellónica, una universidad medieval que tuvo entre sus alumnos a Nicolás Copérnico. Si el tiempo lo permite, accede a su interior para ver los instrumentos científicos históricos que se encuentran en sus salas.

 

Desde ahí, dirígete hacia el sur hacia el castillo de Wawel. Si el tiempo lo permite, visita la Basílica de San Francisco de Asís, del siglo XIII, o la Basílica de la Santa Trinidad, una de las iglesias más antiguas de la ciudad. También puedes hacer una parada en el cercano Museo Arqueológico de Cracovia para admirar su colección de artefactos medievales. No es muy extensa, ¡pero tiene artículos muy interesantes y bien conservados!

 

A medida que te acerques al final de la Milla Real, encontrarás la joya de la corona del casco antiguo de Cracovia: el Castillo de Wawel. Guarda al menos unas horas para explorar adecuadamente esta fortaleza medieval y descubrir las hermosas obras de arte de las Salas del Estado, la colección de la Armería y la curiosa Cueva del Dragón, que se extiende por más de 200 metros debajo del Castillo. Para terminar tu ruta por el centro histórico de Cracovia, entra en la Catedral de Wawel para admirar su hermosa arquitectura renacentista y visita el Mausoleo de San Estanislao, el santo patrón de Polonia.

 

...Leer