MINUBE
Seguir en la app
Abrir
¿Dónde quieres ir?
Entrar con Google +

La Ruta de Amélie por París

  • Minube Must-Sees
La Ruta de Amélie por París

Excéntrica y peculiar, la protagonista de esta película estrenada en 2001, Amélie Poulain, recorre numerosos lugares de la ciudad parisina, que aún permanecen prácticamente intactos 17 años más tarde. Esta ruta de Amelie por París es una oportunidad fantástica para rememorar la historia de esta joven que dejó una huella imborrable en la historia del cine.

 

La mejor forma de comenzar el recorrido por el París de Amélie es caminar por la Rue Lepic. Esta es una de las calles en la que encontrarás algunos de los rincones más importantes de la película. El primero sin duda es el Café des Deux Moulins, la cafetería donde trabajaba la protagonista. Seguro que al sentarte en alguna mesa tienes la sensación de que te pueda aparecer en cualquier momento para tomarte nota. Al lado del café, observarás que en el suelo aún quedan las marcas donde se encontraba el estanco que protagonizó otra de las escenas de la película.

 

Si continúas hasta la siguiente calle llegarás hasta el Studio 28, otro de los puntos emblemáticos, ya que es en este cine donde la protagonista en lugar de centrarse en ver una película, se giraba para ver la cara de los demás espectadores en la oscuridad. Otra de las divertidas rarezas que se muestran de esta joven en la película. Cerca se localiza la Maison Collignon, que sin duda hará mucha ilusión ver a los amantes de la película, pues es la tienda de frutas y hortalizas del edificio en el que vivía Amélie.

 

La Basílica del Sacré-Coeures es otro de los lugares clave de la película, pues es aquí donde Amélie deja en la moto de Nino el famoso álbum de fotos, mientras él la observa desde arriba con unos prismáticos. En esta secuencia aparece también el tiovivo situado a los pies del Sacré-Coeur.

 

Paseando por otras partes de la ciudad también encontrarás el famoso Puente de las Artes, por donde pasa Amélie tras haber dado un obsequio a su amigo Bretodeau y el Canal Saint Martin, donde a la joven le gustaba tirar piedras para ver los reflejos en el río.   

...Leer