Viena
Experiencias de los viajeros en Palacio Belvedere

Palacio Belvedere

Cómo llegar
Teléfono
Guardar Añadir tu experiencia

Entrada Sin colas: Palacio de Schönbrunn y ciudad de Viena

Sin colas: Palacio de Schönbrunn y ciudad de Viena
Resérvalo
ahora desde
44
Cristina Serrano

El Palacio de Belvedere

Visitamos la ciudad de Viena en plenas Navidades. Sólo estuvimos 2 días porque íbamos haciendo ruta entre las capitales de los países cercanos, así que sólo tuvimos tiempo de visitar este palacio. Andamos desde la Kuntshaus (ya la compartiré también aquí en minube) hasta el Palacio de Belvedere. Una caminata de unos aproximadamente 15min y sin nada bonito que fotografiar por el camino; aconsejo coger el metro (parada: Südtiroler Platz) o algo para ahorrarte cometer el mismo error que nosotros. Están relativamente cerca y ambos son sitios turísticos, pero a pie es una pérdida de tiempo.
Resulta que el Palacio se divide en dos, el Belvedere alto y el bajo, ambos de estilo barroco. Pero estábamos tan hartos de andar, como digo, que al final nos perdimos el alto. El Belvedere bajo es bastante bonito, con sus jardines en tres niveles, y lo vimos todo nevado.

¡Podría haber visitado minube y enterarme mejor!
Roberto Gonzalez

Palacio Belvedere

La verdad es que el Bajo Belvedere no parece un palacio, o por lo menos no dentro. Si, la entrada es muy "real", pero dentro se ha eliminado cualquier resto de adorno barroco si exceptuamos el esplendor de la Sala de los Espejos, la de los Grotescos. o la Galería de Mármol que representaron un fascinante panorama del arte en la vida y el diseño del Barroco. Este palacio, y la Orangerie alojan imponentes exhibiciones especiales, como la que visitamos, una maravillosa muestra del trabajo conjunto del arquitecto, interiorista y diseñador Hoffman y del increíble Klimt. No puede dejar de verse.
Salimos al nevado jardín y subimos una pequeña cuesta que nos lleva, atravesando un espacio de fuentes congeladas, esculturas clásicas y setos hasta el Belvedere superior, escoltado por enormes esfinges.
El jardín se construyó en tres niveles, que simbolizan de abajo a arriba los cuatro elementos, el Parnaso y el Olimpo.
El Alto Belvedere alberga la excepcional colección de arte austriaca que abarca desde la Edad Media hasta el presente. El corazón de la muestra de "Arte hacia 1900" lo constituye la mayor colección de Gustav Klimt del mundo. Las obras cumbre son los cuadros dorados " El Beso " y " Judith I ", así como trabajos maestros de Schiele y Kokoscha. Prominentes trabajos del Impresionismo francés y la más destacada colección de Biedermeier, completan un espacio en el que podemos pasar horas enteras disfrutando de la pintura moderna, sobre todo del espacio hipnótico de Klimt.
Marilo Marb

Uno de los Palacios más bellos de Europa

Es imprescindible si vas a visitar Viena, dedicar una buena parte de la mañana para recorrer este maravilloso palacio barroco del Siglo XVI. Esta imponente construcción se trata de un verdadero complejo arquitectónico dado que cuenta con tres palacios que reciben los nombres de Belvedere Alto, Belvedere Bajo y Schwarzenberg.
El Palacio fue construido para el príncipe Eugenio de Saboya, para utilizarlo como residencia de verano en un lugar que por aquel tiempo era considerado como las puertas de la ciudad. Tras la muerte del príncipe Eugenio, el palacio fue adquirido por la emperatriz María Teresa.
Los maravillosos jardines fueron diseñados por paisajistas franceses y dentro de los palacios (el inferior y superior) podemos ver obras de artes que van desde la edad media, el barroco y pinturas de los siglos XIX y XX.
Durante la II Guerra Mundial el Alto y el Bajo Belvedere se vieron gravemente dañados, con lo que tuvieron que ser reconstruidos, y como dato histórico el 15 de mayo de 1955, en la Sala de Mármol del Alto Belvedere, se firmó el Tratado Internacional Austriaco, por el cual se devolvía la independencia a Austria, dejando de estar ocupada por las potencias aliadas a partir de ese momento.
Si te gusta Klimt (autor de "El Beso"), es un motivo más para no dejar de visitar el Palacio superior, ya que allí se expone la colección mas grande del mundo de este artista.
Se puede visitar todos los días de 10 de la mañana a 6 de la tarde y la entrada cuesta algo más de 10 euros.
Fernandoo

Los jardínes y palacios de Belvedere ...

Los jardínes y palacios de Belvedere se encuentran muy cerca de la Karlsplatz, entre las calles Rennweg y la Prinz-Eugen-Strasse, donde hace muchos años estaba la entrada de la ciudad. Según por donde se entre se accederá a uno de los dos palacios que forman este monumento. Ambos son museos que albergan diferentes colecciones de arte. En el superior hay obras de artistas tan famosos como Gustav Klimt, con “El beso”. El palacio de abajo albergaba los aposentos reales. Fue mandado construir por el Príncipe Eugenio de Saboya
Justo en el mismo recinto hay otra especie de Palacio que ahora se ha convertido en un hotel, bastante caro, por cierto.
Y entre medias de los Palacios están los enormes jardines, con sus fuentes, esculturas, pequeños laberintos de arbustos... Todo a lo grande y muy señorial, como la Viena de época.
A los jardines se puede entrar gratis para pasear un poco por ellos y perderse entre tanta grandeza, como casi todo en Viena. En ellos es donde se celebraban muchas de las fiestas que daba el Príncipe.
Si se está por la zona o si interesa mucho los museos, merece la pena ir, pero tampoco es nada excepcional si se compara con otros palacios reales de la ciudad.
Lauraround

El Belvedere fue construido como...

El Belvedere fue construido como residencia de verano para el príncipe Eugenio de Savoya. Este palacio de estilo barroco fue diseñado por Johann Lukas von Hildebrandt (1668-1745).
En realidad es más que un palacio, son tres: Belvedere Alto, Belvedere Bajo y Schwarzenberg y está considerado como una de las obras arquitectónicas más importantes del barroco austríaco.
Desde el Belvedere podéis tener una visión muy imperial de la ciudad. Desde el balcón de la Sala de Mármol, se postran a vuestros pies los exquisitos y cuidados jardines reales y la bella Viena.
Un viaje a un tiempo y a una época.
El Belvedere es tan ostentoso que es difícil quedar indiferente.
Perdeos por los jardines y descubrid las esculturas.
En el interior del Belvedere Alto podéis visitar el museo de arte austríaco. Tres nombres: Klimt, Schiele y Kokoschka.
Tenéis más información de la vasta colección del Belvedere en la web.
Fatima Lopez

Este verano visitamos varias ciudades...

La capital de Austria me atrajo sobre todo por su opera, pero nada como el palacio Belvedere. Es conocido sobre todo por el famoso cuadro El Beso de Klimt. La entrada a todos los edificios y exposiciones es de 19 € y la coleccion permanente 11 €.
Andres Garcia

Schloss Belvedere

Pat Tellez

Inside of Wien

He de decir que hay otros dos palacios principales que se suelen visitar antes que este, pero si tienes tiempo para recorrer la ciudad lo recomiendo.
No es demasiado palaciego pero es interesante de ver, puedo deciros que está dividido como en dos palacios y hay un tercer edificio, del cual hablaré mas tarde.
Los palacios son el Alto Belvedere y el Bajo Belvedere, yo personalmente visitaria el tercer edificio, tambien conocido como La Orangery, en el cual podemos encontrar una exposicion de arte, muy buena, de la que recuerdo de mi viaje la exposicion de Gustav Klimt, con su famosa obra "El Beso".
Si por casualidad pasáis por Viena no olvidéis ésta visitaa!! =)
Enrique Juan Duran

Viena

María (Callejeando Por El Mundo)

Una nota de color en un día gris

Peterli

Belvedere

Activar el traductor borracho

Traduce al español las experiencias en otros idiomas

ON
OFF
Matteo Fatighenti
ESP
ITA
Viagens Lacoste
ESP
POR
Adirane Azkuenaga
Onno Paluyan
Ver más experiencias
Comparte tu experiencia Tus opiniones y experiencias sobre Palacio Belvedere ayudarán a otros.
GUARDADO EN
4,69 sobre 5 (13 votos)
IMPRESCINDIBLE