MINUBE
Seguir en la app
Abrir
¿Dónde quieres ir?
¿Te gusta Carrión de los Condes?
Compártelo con el mundo
Entrar con Google +

Iglesias en Carrión de los Condes

13 iglesias en Carrión de los Condes

Iglesias en Carrión de los Condes
Iglesia de San Julián
(1)
Esta iglesia se encuentra en el centro de la ciudad, en la plaza del mismo nombre, y pertenece a la parroquia de San Andrés. Fue construida en el siglo XVII sobre los restos de un antiguo monasterio del siglo XI ya desaparecido. Su fachada es mayoritariamente de ladrillo, salvo la portada de piedra, en la que hay una hornacina con la talla de madera (bastante deteriorada) de San Julián, flanqueada por los escudos de los marqueses de Villasante, protectores del templo. Interiormente sólo puede visitarse en fiestas señaladas, como la de San Zoilo o la de San Antonio de Padua, ya que el resto del año permanece cerrada. Es una pena, pues contiene el mejor conjunto de retablos barrocos de Carrión, así como la escultura del patrono de la ciudad y varios lienzos del siglo XVII.
Iglesias en Carrión de los Condes
Ermita de la Vera Cruz - Museo Semana Santa
Esta pequeña ermita se encuentra en la C/ Luis Mª de Castro, entre las iglesias de San Andrés y Ntra. Sra de Belén, muy cerca del río Carrión y del mirador que hay sobre éste. Es la sede de la Cofradía Penitencial de la Santa Vera Cruz, y es utilizada como Museo de la Semana Santa, donde se guardan los pasos procesionales. Entre ellos, el más destacable es el Cristo de la Cruz, una talla de caña y pasta de papel hecha en México en el siglo XVI. Se construyó en ladrillo en el siglo XIV sobre una antigua sinagoga judía. Tiene una sola nave en cuatro tramos, con bóvedas de arista decoradas por yeserías y un artesonado de estrellas sostenido por gruesas vigas de madera del siglo XVI. Suele estar cerrada al culto, pero se puede visitar durante la Semana Santa y los días 14 de septiembre (Exaltación de la Santa Cruz), y 3 de mayo (festividad de la Cofradía).
Iglesias en Carrión de los Condes
El Cristo de la Majestad
(2)
La magnífica portada de la Iglesia de Santiago, situada junto a la Plaza Mayor, está declarada Monumento Histórico Artístico por sus altorrelieves tallados en la piedra, considerados como el mejor ejemplo románico con influencia greco-romana del mundo. La portada consta de un arco de medio punto y una arquivolta apoyada sobre dos columnas de fuste estriado que finalizan con bajorrelieves que representan ángeles. Sobre ellos, los capiteles decorados con la representación de las virtudes (a la izquierda) y la condenación del alma (a la derecha), por medio de unos leones (símbolo del demonio) y unos ángeles. La arquivolta presenta también otras veintidós figuras que representan los oficios medievales de Carrión. Rematando el conjunto hay un magnífico friso que representa la revelación apocalíptica de San Juan Evangelista. Éste está presidido en su parte central por un pantocrátor de un Cristo sedente sobre un trono- el Cristo de la Majestad- vestido con una túnica cuyos pliegues están finamente detallados, que porta en una mano el libro de la vida, y debería tener la otra levantada en actitud de bendecir, aunque ha desaparecido. Está rodeado por tetramorfos que representan los emblemas de los evangelistas (el ángel de Mateo, el león de Marcos, el águila de Juan y el toro de Lucas). A los lados del pantocrátor aparecen representados, también en altorrelieve, las figuras de los doce Apóstoles. En el interior de la iglesia se encuentra el Museo de Arte Sacro, y desde él se puede subir a la torre-campanario neomudéjar.
Iglesias en Carrión de los Condes
Real Monasterio de Santa Clara
Este monasterio se encuentra a la entrada/salida de la ciudad, en la carretera que va hacia Frómista y Villalcázar de Sirga, muy próximo a la Ermita de la Piedad, formando parte de la ruta del Camino de Santiago. Fue fundado en 1.255 por Dª Juana, esposa de Enrique II, y es uno de los conventos más antiguos de clarisas en España, aún habitado por 60 religiosas. La iglesia actual es renacentista, construida en sillería a principios del siglo XVI sobre una anterior gótica. En la fachada hay varias estatuas, como las de la Purísima y San Francisco. Llaman la atención las múltiples cruces de piedra que hay en toda la fachada, debidas a la devoción que Sor Luisa de la Ascensión tenía por la Pasión de Jesucristo y los Dolores de María. La iglesia tiene una sola nave cubierta con bóveda de cañón con lunetos, y cúpula en el crucero con yeserías planas, y varias pequeñas capillas laterales. Contiene un Crucifijo y una Piedad, obras de Gregorio Fernández, así como un mausoleo de alabastro que contiene los restos de Dª. Aldonza Manrique, condesa de Castañeda. Junto a la iglesia se encuentra el acceso al Claustro, desde donde se accede al Museo, al albergue de peregrinos y a la tienda- obrador.
Iglesias en Carrión de los Condes
Ermita de Nuestra Señora de La Piedad
Esta pequeña ermita, bastante deteriorada, es el primer edificio que encuentran los peregrinos de la ruta jacobea al llegar a Carrión, y se encuentra muy próximo al Real Monasterio de Santa Clara. El aspecto actual es fruto de la reconstrucción realizada en el siglo XVIII por Sor Luisa de la Ascensión, religiosa clarisa del cercano monasterio. Es una pequeña ermita de una sola nave, con espadaña y puerta de acceso precedida de un pórtico que se sitúa en un lateral del templo. En la pared ciega de la parte posterior del templo hay una pintura mural, el "Pantocrátor de los Peregrinos". Estaba dedicada a la Virgen de la Piedad (de ahí su nombre), aunque la talla se encuentra actualmente en el Museo Parroquial de la iglesia de Santiago. Sólo está abierta el 15 de septiembre, fiesta de Nuestra Señora de los Dolores.
Iglesias en Carrión de los Condes
Convento de la Santísima Trinidad (Carmelitas Descalzas)
Este convento es el edificio religioso más moderno de Carrión, ya que fue construido en 1.974 tras incendiarse el anterior. Sin embargo, fue fundado en 1.929 por las Carmelitas Descalzas, curiosamente provenientes en su mayoría de México, y con el patrocinio de la que es conocida como "la Santa de Carrión", Dª Francisca Javiera del Valle, cuyos restos descansan en la iglesia. Es un moderno edificio, diseñado por el arquitecto Carlos Rivera, que consta, además de la iglesia, de torno, locutorio, refectorio, enfermería, coros alto y bajo, sala capitular y sala de recreo, y por supuesto, las celdas de las monjas. La iglesia fue construida en ladrillo, está sobriamente decorada con un Crucifijo y una Virgen del Carmen, obras en madera del escultor Víctor de los Ríos. También hay varios cuadros del siglo XVII que representan escenas de la vida de Santa Teresa. El convento se encuentra junto al Monasterio de San Zoilo.
Iglesias en Carrión de los Condes
Iglesia de la Magdalena (San Zoilo)
(1)
Dentro del Hotel Monasterio de San Zoilo, está esta Iglesia. Fue de la regla cluniacense. Situado en el Camino francés De Santiago. Merece la pena visitarlo y comer en el restaurante del Monasterio, el Restaurante Las Vigas.
Iglesias en Carrión de los Condes
Iglesia de Santiago (el Camino)
(1)
Su pórtico y fachada principal son realmente bellos, su interior se ha reconvertido en museo religioso y etnográfico. A mi juicio, es uno de los rincones interesantes a ver en Carrión de los Condes, además de: - Iglesia de Santa María del camino. - Monasterio de San Zoilo. Saludos.
Iglesias en Carrión de los Condes
Iglesia de Nuestra Señora de Belén (el Camino)
Como durante la procesión se vuelve imposible andar por el pueblo y hay tanta gente que no puedo ver nada, me voy a dar un paseito por las afueras; llego al barrio de Castillería y de pronto me topo un enorme iglesia, más recia y austera que las otras 2 que he visto en el interior del pueblo (la Iglesia de Santiago y Santa María de las Victorias), pero las vistas que ésta guarda son de lo mejor del lugar, la Iglesia de Ntra. Sra. De Belén (en su interior un retablo mayor del siglo XVI, que no pude ver, porque la encontré cerrada). Esta Iglesia reedificada entre 1552 y 1579 (en el siglo XVII se remodeló y se terminó la torre) dónde estuvo la fortaleza señorial de la ciudad, se levanta en la parte más alta de la ciudad, por lo que es la imagen más popular y visible de esta villa palentina; el muro de la muralla que protegía el castillo que se hallaba en este mismo lugar. Oteo desde el borde de la fortaleza un paisaje impresionante, tras un frondoso bosque, al fondo, asoma el tejado Monasterio de San Zoilo (siglo XI-XVI) un gigante entre gigantes verdes; debajo el río Carrión (difícilmente visible entre el follaje), y el verde, el verde bañándolo todo (¡qué bien haber escapado del bullicio de la procesión para contemplar tranquilamente estas vistas!).
Iglesias en Carrión de los Condes
Santa María del Camino, Carrión delos Condes
Santa María del Camino o Santa María de la Victoria, es la iglesia que encuentro en mi camino siguiendo el camino de flores con el que hoy estaba ataviada la población de Carrión de los Condes, en la plaza donde venden los churros y las almendras garrapiñadas, en la misma que la estatua de la Inmaculada de Carrión, del escultor francés Francis Eugene Antoine Durenne (1860-1944). Esta iglesia construida hacia 1150 y declarada en 1931 monumento histórico-artístico nacional, es la iglesia más antigua de Carrión y la que le da nombre al pueblo, ya que entonces la virgen se llamaba: Santa María de Carrión. En la puerta lateral, unas figuras cuentan la leyenda del milagro de las cien doncellas, gracias al cual la localidad se escapó de pagar el “Tributo de las cien Doncellas” a los musulmanes (impuesto en la reconquista) En su interior, una Virgen del Camino del siglo XIII (yo he dejado el interior para el próximo día, que hoy está petado el pueblo y la iglesia por la fiesta del Corpus).
Iglesias en Carrión de los Condes
Iglesia de San Andrés
Esta iglesia se encuentra en la Plaza de San Andrés (frente al Monumento a Fray Miguel de Benavides), y por su monumentalidad es apodada "la Catedral de Carrión". Es una de las parroquias más antiguas, construida en el siglo XVI en piedra sillería, según un proyecto de Rodrigo Gil de Hontañón posteriormente modificado por Juan de Escalante y construido por Juan de Aral. Exteriormente lo más llamativo es su torre, reconstruida tras la guerra de la Independencia, en la que destaca su cúpula octogonal coronada con linterna y una cruz. La portada fue realizada por Juan de Solana, y sobre ella hay una hornacina con la imagen del Santo titular. Tiene tres naves separadas por columnas cilíndricas de gran altura, y coro alto, donde se encuentra el magnífico órgano barroco de madera policromada, obra de Juan Francisco Toledo en 1766. El retablo Mayor es del siglo XVII; en su parte central se halla la talla de San Andrés Apóstol, acompañado en los laterales por las pinturas representativas de los cuatro Evangelistas, y en la parte superior las esculturas de Nuestra Señora de la Asunción y las cuatro virtudes teologales. Destacan también en esta iglesia, el retablo de la Adoración de los Reyes (copia de Rubens), el altar churrigueresco de la Virgen del Rosario, la capilla de la Virgen de la Herrada (donde hay una urna que dicen contener un clavo de Cristo), el sepulcro jónico con la estatua de mármol del obispo Melchor Álvarez de Vozmediano (siglo XVI), y varios óleos. Puede visitarse en horario de culto: -Laborables a las 10h. -Sábados: A las 20h. -Domingos y festivos: A las 11.30h y 20h. A esta parroquia pertenece la cercana Iglesia de San Julián.
Iglesias en Carrión de los Condes
Iglesia de Santa María del Camino
No invita demasiado a entrar, pero es muy elegante en su interior. Destaco: - Techos en la zona de la entrada. - Altar mayor. De los puntos de interés de Carrión de los Condes, este (a mi juicio) es uno de ellos, los otros son: - Monasterio de San Zoilo. - Iglesia de Santiago. Saludos.
Iglesias en Carrión de los Condes
Iglesia de Santiago
El friso que figura encima de la portada está catalogado como una de las joyas más valiosas de esta categoría artística y ha dado fama universal a este templo. Su fecha de edificación se sitúa en el último tercio del siglo XII, quizás entre 1170 y 1180. Sufrió un incendio a comienzos del siglo XIX, por lo que solo se conserva de la construcción inicial uno de los muros y una parte de la cabecera.