Escribe aquí tu destino
Compartir
¿Te gusta Otsagabia?
Compártelo con el mundo
Experiencia
Entrar con Google +

Selva de Irati

+211

40 opiniones sobre Selva de Irati

El segundo mayor bosque de Europa

Excelente

Tras la Selva Negra de Alemania, la Selva de Irati es la mayor concentración de hayedos y abetos de Europa, con 17.000 ha de bosque milenario que se ha mantenido intacto hasta nuestros días.

Lo mejor de esta reserva es que el acceso de vehículos a motor privados está prohibido, lo que ayuda a que se siga conservando tan bien y podamos disfrutar de este espacio natural tan bonito y colorido caminando o en bicicleta.

Hay muchos sitios interesantes a visitar, como el embalse, los montes más altos que se encuetran en la parte francesa, e incluso una necrópolis de la edad de hierro.

Leer más

Casi en Francia

En el Pirineo Navarro esta esta joya de la naturaleza , cruzaremos antes de llegar varios pueblos con la arquitectura típica de la zona hasta llegar a Ochagavia , luego tendremos que adentranos hasta 12 kms por el monte subiendo hasta el párking donde podremos empezar a andar y ver la selva de Irati.
Aguas cristalinas y frescas y una espesa naturaleza que casi no deja pasar la luz del sol encontraremos en este gran paraje natural

+8

Setas, hongos y otras sorpresas

Cuando visito un bosque o un área natural, siempre he tenido la "manía" de fijarme en los detalles, no sólo en la panorámica general, y os recomiendo que lo hagáis.
Quizá por eso cuando mi madre me enseñó a buscar algunas setas en la zona alcarreña donde nació, aprendí rápidamente y nunca lo he olvidado.
Por supuesto, cada estación nos puede regalar diferentes detalles... Acabo de mencionar las setas (y los hongos, claro), propias del Otoño, y también de la Primavera!. Pero hay un sinfín de "cositas" más, como las flores, los insectos, las rocas con formas curiosas que os harán preguntaros incluso si no se tratan de fósiles (y quizá lo sean)...

Leer más
+12

¿Qué nos depara el camino?

La ruta en bici fue dura (y eso que era de las más fáciles) pero valió la pena. Cada diez minutos parábamos para tomar alguna fotografía. Y en un determinado momento, miré hacia adelante, al camino que se abría paso ante mi, y me invadió un especie de inexplicable serenidad... ¿qué nos espera ahí adelante? Sea lo que sea, podremos con ello. Como la vida misma.

¿Conoces este lugar?
Ayuda a otros viajeros a descubrir con tu experiencia y tus fotos