MINUBE
Seguir en la app
Abrir
¿Dónde quieres ir?
¿Te gusta Verges?
Compártelo con el mundo
Entrar con Google +

Restaurantes en Verges

8 colaboradores

3 lugares donde comer en Verges

Cafeterías en Verges
Bar Can Grau
Tomar un café en Verges, en un bar de mas de 75 anos. Amplio y buen servicio. Durante la Processo de semana santa es un buen momento para visitar este estableciminto. Se encuentra en medio de la población.
Restaurantes en Verges
Restaurante Mas Pi
Tuvimos la suerte de escoger el comedor que llaman la cueva y comer solitos la mar de tranquilos. Todo y ser jueves, como era jueves Santo y allí era fiesta, el menú era el de fin de semana; algo más caro, concretamente 20,50€. Unos cinco primeros, y otros tantos de segundos. Aprovechamos para pedir gambas y almejas de primero, entrecot y arroz negro de segundo todo acompañado de vino de la tierra, agua y pan. Y para terminar pasteles caseros; de manzana y sacher. Buena comida, servicio muy atento y local bien ambientado, (es una antigua masía catalana). Según pudimos ver, en ocasiones se puede disfrutar de actuaciones en directo. Espero poder coincidir.
Restaurantes en Verges
Cafe y restaurante de la Plaça
En mi recorrido por los pueblos medievales de la Baixa Empordá visité la bonita localidad de Verges y en mi recorrido decidí parar a comer en la terraza de un pequeño restaurante que tenia dispuestas las mesas de la terraza baho unos soportales de un edificio. En aquella plaza estaban los restos de las murallas y torres del antiguo castillo de la localidad, lugar en el cual hoy en día se situa el ayuntamiento. Tenian bastante variedad de comidas, muchos tipos de tapas, incluyendo algunas de otros lados como pulpo, pimientos de padrón o calamares a la andaluza. Tambien tenian platos combinados y pizzas. Yo me decidí por una Pizza Montgrí ya que las pizzas tenian nombres de diferentes pueblos y lugares famosos de la provincia de Girona. La pizza no estaba nada mal y disfrute comiendola en un entono tan bonito como aquel. El interior era bastante pequeño teniendo pocas mesas interiores pero estaba muy bien decorado muy moderno y por ejemplo en los baños me llamaron la atención detalles como un espejo hecho con corchos de botellas de vino. Un lugar muy recomendable para comer algo tranquilamente