Exprime al máximo tu viaje
Con la app de minube
Descargar
¿Dónde quieres ir?
¿Te gusta Lisboa?
Compártelo con el mundo
Entrar con Google +

Qué ver en Lisboa

1.922 colaboradores

874 cosas que hacer en Lisboa

Catedrales en Lisboa
Catedral de Lisboa
(34)
Como continuación al rincón http://www.Minube.Com/rincón/catedral-de-lisboa-a91026, merece también atención el interior de la catedral. Su aspecto interior es de tres naves con seis tramos cada una. Destacan sus nueve capillas góticas con diversas tumbas, (rey Alfonso IV y su esposa Beatriz, un compañero de armas del rey Afonso IV, el caballero Lopo Fernandes Pacheco y de su esposa), su claustro, construido entre finales del siglo XIII y principios del XIV, durante el reinado de D. Dinis, siendo necesario para hacerlo la demolición del barrio residencial de procedencia musulmana. Asimismo destacan las vidrieras, unas dedicadas a San Antonio y el rosetón.
6 actividades
Iglesias en Fátima
Santuario de Nuestra Señora de Fátima
(29)
De aspecto imponente y sencillo a la vez, recorrer el interior de este templo es sumergirse en la historia de los Pastorcitos a los que se les apareció la Virgen, en seis oportunidades, en Cova de Iría. Esa canción, que para quienes hayan ido a un colegio religioso les resultara muy familiar, es la que se escucha permanentemente como una característica en todas las iglesias que he visitado en el sur de Portugal. Las tumbas de Francisco y Jacinta, los primeros pastorcitos que murieran, están ubicados precisamente detrás del Altar Mayor, cuyo cuadro representa el mensaje que les diera la Virgen a los pastores preparados por el Ángel de Portugal. También se pueden observar las figuras del de Obispo de la Diócesis y las de los Papas Pío XII, Juan XXIII y Pablo VI. El relieve de piedra que se encuentra en el ábside de la capilla mayor representa a la Santísima Trinidad coronando a María, una obra del escultor Maximiano Alves. La Coronación de Nuestra Señora de Fátima y el final del Año Santo son recordados en las dos lapidas, a la entrada de la capilla mayor. Todos los datos son del contacto de la Basílica.
1 actividad
Jardines en Lisboa
Parque de las Naciones
(28)
Zona donde se celebró la Expo’98. A nuestra llegada a la estación de Oriente pudimos admirar la obra del intercambiador realizada por nuestro destacado arquitecto Santiago Calatrava. Este sector de la ciudad era una de las más degradadas y uno de los peores arrabales, sobre todo a partir de los años cincuenta, en los que se llevó a cabo una salvaje ocupación industrial. No faltó ni un basurero de desechos sanitarios ni un almacén de contenedores en tránsito abandonados, además de un cementerio de armas oxidadas. Hoy es una de las zonas más modernas y atractivas de la capital. Estuvimos dando un paseo por todo el recinto y pudimos observar el Oceanario, el pabellón del Conocimiento, y el Pabellón Atlántico cuya apariencia externa recuerda el caparazón de una tortuga y que tiene capacidad para 17.000 espectadores. Todo este espacio está cruzado por un teleférico desde cuyas cabinas se puede disfrutar de un paseo aéreo por todo el parque. La torre Vasco da Gama es otro de los emblemas de este parque, y cuya silueta está ahora totalmente afeada por la construcción de un hotel a su lado. El Centro Comercial Vasco de Gama es enorme y en él están instaladas las tiendas de las principales cadenas de distribución de productos comerciales.
1 actividad
Playas en Cascais
Playa do Guincho
(16)
Impresionante playa, perfecta para los amantes del Kitesurf más extremo. Demasiado viento para los que van simplemente a tomar el sol. Tienes chiringuito en el que poder tomar una hamburguesa y un hotel de 4 estrellas en la misma playa. Si no tienes coche, tienes un par de opciones interesantes para llegar desde Lisboa: - taxi (unos 40€) - Tren + taxi: el tren es muy asequible y te deja en la estación de Cascais, desde la que podrás coger un taxi (6€) y presentarte en 10 minutos en esta joya de playa.\r\n\r\nUn clásico para los amantes del kite-surf. Aunque también es perfecta para disfrutar de su belleza en el caso de los no surfers. Recomendación para comer cerca: restaurante Monte Mar.\r\n\r\nUn clásico para los amantes del kite-surf. Aunque también es perfecta para disfrutar de su belleza en el caso de los no surfers. Recomendación para comer cerca: restaurante Monte Mar.\r\n\r\nUn clásico para los amantes del kite-surf. Aunque también es perfecta para disfrutar de su belleza en el caso de los no surfers. Recomendación para comer cerca: restaurante Monte Mar.\r\n\r\nUn clásico para los amantes del kite-surf. Aunque también es perfecta para disfrutar de su belleza en el caso de los no surfers. Recomendación para comer cerca: restaurante Monte Mar.\r\n\r\nUn clásico para los amantes del kite-surf. Aunque también es perfecta para disfrutar de su belleza en el caso de los no surfers. Recomendación para comer cerca: restaurante Monte Mar.\r\n\r\nUn clásico para los amantes del kite-surf. Aunque también es perfecta para disfrutar de su belleza en el caso de los no surfers. Recomendación para comer cerca: restaurante Monte Mar.\r\n\r\nUn clásico para los amantes del kite-surf. Aunque también es perfecta para disfrutar de su belleza en el caso de los no surfers. Recomendación para comer cerca: restaurante Monte Mar.\r\n\r\nUn clásico para los amantes del kite-surf. Aunque también es perfecta para disfrutar de su belleza en el caso de los no surfers. Recomendación para comer cerca: restaurante Monte Mar.\r\n\r\nUn clásico para los amantes del kite-surf. Aunque también es perfecta para disfrutar de su belleza en el caso de los no surfers. Recomendación para comer cerca: restaurante Monte Mar.\r\n\r\nUn clásico para los amantes del kite-surf. Aunque también es perfecta para disfrutar de su belleza en el caso de los no surfers. Recomendación para comer cerca: restaurante Monte Mar.\r\n\r\nUn clásico para los amantes del kite-surf. Aunque también es perfecta para disfrutar de su belleza en el caso de los no surfers. Recomendación para comer cerca: restaurante Monte Mar.
2 actividades
Iglesias en Lisboa
Iglesia Convento Do Carmo
(21)
A finales del siglo XIV, Nuno Alvares Pereira fue el contestable del reino de Portugal y héroe de la batalla de Aljubarrota. Después de muchas batallas, decidió construir un convento donde se retiraría hasta el final de sus días. Este es el origen del convento do Carmo con su hermosa iglesia gótica situada en uno de los mejores miradores naturales de la ciudad. El 1 de noviembre de 1755 Lisboa sufrió uno de los peores terremotos registrados en la historia, seguido de un enorme tsunami que arrasó toda la parte baja y como consecuencia la cubierta de la iglesia do Carmo se hundió, dejando las paredes y la estructura al descubierto y de esta catástrofe sólo se salvó el ábside.. Y así ha permanecido hasta nuestros días, convertido en una hermosa iglesia con el cielo como cubierta. En la actualidad se puede visitar la iglesia en ruinas, pasear por la nave donde se ven las columnas y la estructura de los arcos, y restos de capiteles u otros adornos. El ábside aloja un pequeño museo arqueológico con piezas romanas y árabes encontradas en la zona, una biblioteca y hasta una extraña momia de una cultura suramericana.
1 actividad
Playas en Nazaré
Playa de Nazaré
(24)
Nazaré tierra de pescadores y sobre todo decir que las tradiciones mandan, pues las pescaderas usaban siete faldas mientras reparaban las redes y otros aperos de pesca en la playa. Después de pasear tranquilamente por la gran playa, situada en el mismo centro, podemos subir en el "elevador", ascensor construido a finales del siglo XIX, pero que hoy día es totalmente nuevo y sirve para unir la parte baja de Nazaré con el Sitio. Allí en lo alto se tiene una panorámica presiosa del pueblo de Nazaré y su playa. Cerca de allí vamos dirección al Faro que es el fuerte de San Miguel, lugar donde se divisa de una parte la mismisima playa de Nazare y del otro lado "la playa Norte", otro inmenso arenal del Océano Atlántico.
Palacios en Sintra
Palacio de Montserrate
(10)
El Palacio de Monserrate, está ubicado a las afueras de Sintra en el centro de un espectacular jardín botánico, a pesar de su belleza es poco visitado, ya que la mayoría de los turistas se quedan sin tiempo mientras recorren otros de los muchos monumentos que tiene esta ciudad. En la taquilla nos dieron a elegir entre dos modalidades de visita, con o sin guía, optamos por la visita privada con guía en tu propio idioma, sale un poco más caro eso sí, creo recordar que fueron 6 € cada uno, echando cuentas la diferencia era de unos 2 euros más por cabeza, pero recibimos una auténtica lección de botánica, impartida por la encantadora guía Margarita, que nos ilustró durante todo el recorrido, indicandonos las peculiaridades de muchas de las 2.500 especies diferentes dividas por zonas: Jardim do México, el Jardim do Japon y el Vale dos Fetos (valle de los helechos), junto a manantiales, grutas e incluso ruinas, artificiales, eso sí, pero que dan un toque muy romántico a este paraíso. El palacio está separado del bosque por un desnivel de una hectárea, cubierto de césped, como una gigantesca alfombra de bienvenida, mi hija disfrutó de lo lindo, rodando una y otra vez cuesta abajo. Gracias a que elegimos la visita privada, la guía nos acompañó al interior del palacio, cerrado al público en ese momento porque algunas estancias estaban en obras, así que fue una gozada poder admirar en solitario el interior, porque si es maravilloso por fuera, por dentro es excepcional.
2 actividades
Estatuas en Almada
Cristo Rei
(25)
El Cristo Rei es una copia del Cristo Redentor (o Corcovado) de Río... Aunque yo pensaba que era al revés. El monumento en cuestión mide unos cien metros... Casi 30 de la enorme estatua con los brazos en cruz, y el resto del pedestal que alude a los 4 puntos cardinales. El interior del monumento, y su lúgubre ascensor me parecieron tan siniestros como los personajes que “guiaban” la visita (vamos, la subida en el ascensor), que nos explicaron que la idea de copiar el Corcovado brasileño partió del Cardenal de Lisboa a finales de los años 30... Europa estaba todavía recuperándose de la Segunda Guerra Mundial, por lo que hasta casi los 60s no se reunió todo el dinero. Dicen que el Cristo Rei se interpreta también como un agradecimiento por haber mantenido a Portugal al margen de la Guerra Mundial. Yo lo único que pienso es que las comparaciones son odiosas.
3 actividades
Monumentos Históricos en Lisboa
Plaza del Imperio
(11)
Riquezas, gloria, nuevos territorios, nuevas almas para la iglesia, nuevas oportunidades para quien no las pudo tener en el Viejo Continente....Eso y mucho más esperaba al otro lado del tenebroso océano a aquellos que tuvieran los arrestos suficientes para embarcarse en los cascarones y balsas que en la era de los grandes descubrimientos flotaban apenas en mar. Duro era el camino. Meses de travesía y años de expediciones en tierra firme, luchando contra enfermedades, climas adversos y flechas envenenadas. Muchos cayeron; miles de almas y cuerpos que con su sudor y su sangre ayudaron a levantar un imperio que fue envidia de muchos países. Y como telón de fondo de toda esta tragicomedia estaba Belem. Belem que despedía a sus marineros y soldados desde las riberas del Tejo, que les rezaba desde la capilla de la Virgen, que les confortaba en los Jerónimos y que los defendía desde la Torre. Belem, que fue última imagen de la Patria y primera imagen de grandeza y poderío. Que menos que, aunque tarde, acabar de ornarla como se merecía, con un centro que fuera núcleo de las joyas que la rodeaban. Así que se decidió remozar el espacio y construir una plaza de 280 metros de lado, convirtiéndola en una de las más grandes de Europa. En el centro de la plaza se encuentra un jardín de 3.300 m² con una gigantesca fuente en el centro. Antes dije que se construyó un poco tarde, en la época en que con esa saudade de grandezas se rememoraba el pasado, en la Exposición del Mundo Portugués de 1940. Ahora no sólo sirve de homenaje y recuerdo de un Imperio y de las fuerzas vivas que los construyeron, sino que sirve como pequeño pulmón para respirar un pasado, un presente y un futuro.
Monumentos Históricos en Lisboa
Arco de la Rua Augusta
(27)
Íbamos a la Plaza del Comercio y ves el Arco desde lejos si vas por la Rua Augusta, antes de pasar el arco a la izquierda hay como una tienda que es donde puedes comprar la entrada al mirador ( 2.50 € en febrero de 2015) , recomendable 100% . Subes hasta arriba y tienes unas vistas de todo Lisboa y del Tajo increíbles.
1 actividad
De interés cultural en Lisboa
Elevador da Gloria
(14)
Es uno de los tres elevadores con los que cuenta la capital portuguesa (sin contar el Elevador de Santa Justa) y quizá el más conocido. Lisboa es conocida como la ciudad de las siete colinas, lo que la dota de empinadas e imposibles cuestas para ir de un barrio a otro. Para superar estas pequeñas "dificultades" se crearon estos elevadores, que permiten salvar estas infinitas subidas de una manera mucho más cómoda. El elevador da Gloria comunica la Plaza de los Restauradores con el Barrio Alto, concretamente con la calle San Pedro de Alcántara. Se inauguró en Octubre de 1885 y desde entonces ayuda a los turistas más perezosos a disfrutar de las maravillosas vistas sobre Lisboa que hay desde el Barrio Alto. Un pequeño viaje que se hace imprescindible en la ciudad lisboeta.
Miradores en Lisboa
Mirador de San Pedro de Alcántara
(18)
Debido a su situación privilegiada en la orilla derecha del estuario del Tejo y a su compleja orografía, Lisboa posee un enorme abanico de miradores desde los cuales se puede ver el río en distintos tramos, las colinas que marcan el perfil de la ciudad o la parte baja, conocida como la Baixa Pombalina. El mirador de São Pedro de Alcântara es uno de mis preferidos, situado a las puertas del Bairro Alto posee dos niveles de jardines desde los cuales se ve la Baixa, al otro lado la colina de Alfama y Mouraria coronada por el castillo de São Jorge y la derecha un poco del río. Actualmente tiene muchísimo ambiente, con puestos de artesanía, músicos callejeros y bares. A este mirador se puede llegar directamente desde la Plaza de los Restauradores subiendo por una cuesta muy empinada. Por eso lo mejor es hacerlo en un antiguo tranvía-ascensor que ya se ha convertido en un símbolo de la ciudad. Por curiosidad, en ese mirador se rodaron las escenas de exteriores de uno de los programas de MasterChef 2.
4 actividades
Puertos en Cascais
Puerto
(8)
El Puerto de Cascais, se encuentra cerca del centro de este municipio. Consta de un paseo que empieza cerca de la playa da Ribeira, y se extiende a lo largo de todo el puerto y el puerto deportivo, en el que se puede encontrar un centro comercial con espacios para las compras, el ocio, comer y tomar algo. Paseando por el puerto se llega también a la Ciudadela de Cascais. Es un buen sitio para pasear y tomar algo.
De interés cultural en Lisboa
Exposicion Universal 1998
(2)
La Exposición Universal del 1998 dió lugar a la mejora de una parte del estuario del río Tajo en el que se encuentra también el Parque das Naçoes. En esta ocasión se ha creado un espacio paralelo al Tajo donde Portugueses y demás turistas pueden disfrutar de un paseo super bonito a sus orillas adornado con vegetación autóctona y arquitectura moderna. También es una buena zona para practicar deportes al aire libre tales como el footing y la bicicleta ya que dispone de un vial destinado a ese uso y está claramente diferenciado de la zona de paseo mediante un cambio de pavimento y un cambio de altura. Las muestras de arquitectura moderna son evidentes en los edificios mediante reminiscencias marinas tales como las velas de un barco. Son característicos también los sombrajos que se realizaron con unas telas sobre unos fustes a modo de árbol estirado. Muy original y práctico, es un ejemplo de las innovaciones que se pueden observar en el Parque das Naçoes. La Exposición Universal de 1998 le proporcionó a Lisboa modernidad, prosperidad y muchas mejoras en comunicación vial. En el mismo paseo se creó una línea de telesférico y un embarcadero para pequeñas lanchas.
Pueblos en Lisboa
Casco Antiguo Lisboa
(12)
Lisboa una ciudad preciosa, de edificios antiguos que a pesar de los años y la dejadez a la que se ven sometidos conservan intacto el encanto de las grandes capitales europeas. Calles estrechas, subidas, bajadas... necesitaras un abono para tranvías si no quieres acabar en el hotel antes de tiempo.
Miradores en Lisboa
Mirador de Santa Lucía
(21)
Para hacer un descanso de nuestra caminata por Lisboa, nada mejor que acercarse a este punto indispensable en cualquier ruta por la preciosa ciudad. Maravilloso observatorio, que en varios niveles mezcla frescos jardines de frondosos emparrados de buganvillas con balconadas y bancos de azulejos polícromos que se abren al horizonte del Tajo. Una vez que la vista se acostumbra a tanta belleza, distinguimos, entre las callejuelas y las casas que parecen aguantar en pie a fuerza de promesas, la cúpula de Santa Engracia y el encanto de Alfama, el brillo del río y la orilla que parece llamarnos sin cesar. Si nos damos la vuelta, la Iglesia de Santa Luzia nos llama también, pero para enseñarnos otro paisaje, el que reflejan sus mosaicos con la Praça de Comércio antes del terremoto de 1755 y la expulsión de los árabes de la ciudad. Construida bajo la protección de los Caballeros de Malta, se mantiene como uno de los edificios más sencillos pero evocadores de la ciudad de Lisboa.
3 actividades
Playas en Azenhas do Mar
Playa Azenhas do Mar
(10)
Una de las cosas que me encanta hacer en Portugal es correr el coche sin tener en mi mente un destino. Así lo hice la semana pasada, seguí en dirección a Sintra y desde allí a Colares, bordeando el mar y parando de pueblo en pueblo, sin hora de llegar o salir. El paisaje empieza a enseñar su belleza con acantilados hasta que en un punto tienes que parar, salir del coche y admirar las vistas. Azenhas do Mar es un pueblo muy pequeño y pintoresco, colgado del alto de un acantilado, con sus casitas blancas y el característico atlántico azul al fondo. Dentro del pueblo, pequeñas escaleras te llevan a cada rincón y de cada uno puedes contemplar el mar de una forma diferente. Se puede aprovechar su piscina oceánica además de comer el pescado tan rico que se hace a la parrilla... un paseo muy recomendable. A disfrutar...
Jardines en Sintra
Parque da Pena
(19)
Llegar al Parque da Pena es como introducirse en un cuento romántico. Este increíble y armonioso parque incluye en su recorrido toda una serie de elementos arquitectónicos y paisajísticos de absoluta belleza. Desde el centro de Sintra comenzamos a subir y subir hacia el Parque da Pena para visitar su lugar más espectacular: el Palacio da Pena, pero llegó un momento que las fuerzas nos flaqueaban y tomamos el autobús de línea que hace el recorrido. Una vez en las puertas del Parque nos decidimos a coger un bello autobús de época que salva una fuerte pendiente hasta el Palacio, además, con la buena pinta que tenía, merecía la pena subir en él!!. Una vez llegas a la entrada principal del Palacio solo te queda mirar, y con la cara de atontada, comenzar a disfrutar de uno de los palacios más bello, extraño, "estrafalario", "cuentista", ecléctico, romántico y colorista de cuantos existen en el mundo (y no exagero:-). Después de dejarnos embaucar por el sueño de un rey "loco", que aprovechó la idea de otro rey loco alemán, conseguimos despertar de nuestro cuento onírico y decidimos caminar por el espesor verde que habíamos visto de las alturas del palacio. Un lugar había llamado nuestra atención, la estatua de un guerrero que sobresalia de las copas de los árboles, como si alguien se hubiera empeñado en sujetarlo entre las ramas para llamar la atención. El camino es un entremado de especies vegetales autóctonas y exóticas, con lugares tan bucólicos como el Templo de las columnas o la Mesa da Rainha. Después de subir y subir, nuestra curiosidad quedó saciada, llegamos a la "Estatua del Guerrero", por lo visto, una recreación del rey como guerrero que cuida de su preciada y valiosa obra. De mis rincones favoritos.
2 actividades