MINUBE
Seguir en la app
Abrir
¿Dónde quieres ir?
¿Te gusta Lisboa?
Compártelo con el mundo
Entrar con Google +

Qué ver en Lisboa

1.828 colaboradores

831 cosas que hacer en Lisboa

Playas en Cascais
Playa do Guincho
(18)
Impresionante playa, perfecta para los amantes del Kitesurf más extremo. Demasiado viento para los que van simplemente a tomar el sol. Tienes chiringuito en el que poder tomar una hamburguesa y un hotel de 4 estrellas en la misma playa. Si no tienes coche, tienes un par de opciones interesantes para llegar desde Lisboa: - taxi (unos 40€) - Tren + taxi: el tren es muy asequible y te deja en la estación de Cascais, desde la que podrás coger un taxi (6€) y presentarte en 10 minutos en esta joya de playa.\r\n\r\nUn clásico para los amantes del kite-surf. Aunque también es perfecta para disfrutar de su belleza en el caso de los no surfers. Recomendación para comer cerca: restaurante Monte Mar.\r\n\r\nUn clásico para los amantes del kite-surf. Aunque también es perfecta para disfrutar de su belleza en el caso de los no surfers. Recomendación para comer cerca: restaurante Monte Mar.\r\n\r\nUn clásico para los amantes del kite-surf. Aunque también es perfecta para disfrutar de su belleza en el caso de los no surfers. Recomendación para comer cerca: restaurante Monte Mar.\r\n\r\nUn clásico para los amantes del kite-surf. Aunque también es perfecta para disfrutar de su belleza en el caso de los no surfers. Recomendación para comer cerca: restaurante Monte Mar.\r\n\r\nUn clásico para los amantes del kite-surf. Aunque también es perfecta para disfrutar de su belleza en el caso de los no surfers. Recomendación para comer cerca: restaurante Monte Mar.\r\n\r\nUn clásico para los amantes del kite-surf. Aunque también es perfecta para disfrutar de su belleza en el caso de los no surfers. Recomendación para comer cerca: restaurante Monte Mar.\r\n\r\nUn clásico para los amantes del kite-surf. Aunque también es perfecta para disfrutar de su belleza en el caso de los no surfers. Recomendación para comer cerca: restaurante Monte Mar.\r\n\r\nUn clásico para los amantes del kite-surf. Aunque también es perfecta para disfrutar de su belleza en el caso de los no surfers. Recomendación para comer cerca: restaurante Monte Mar.\r\n\r\nUn clásico para los amantes del kite-surf. Aunque también es perfecta para disfrutar de su belleza en el caso de los no surfers. Recomendación para comer cerca: restaurante Monte Mar.\r\n\r\nUn clásico para los amantes del kite-surf. Aunque también es perfecta para disfrutar de su belleza en el caso de los no surfers. Recomendación para comer cerca: restaurante Monte Mar.\r\n\r\nUn clásico para los amantes del kite-surf. Aunque también es perfecta para disfrutar de su belleza en el caso de los no surfers. Recomendación para comer cerca: restaurante Monte Mar.
2 actividades
Playas en Nazaré
Playa de Nazaré
(27)
Nazaré tierra de pescadores y sobre todo decir que las tradiciones mandan, pues las pescaderas usaban siete faldas mientras reparaban las redes y otros aperos de pesca en la playa. Después de pasear tranquilamente por la gran playa, situada en el mismo centro, podemos subir en el "elevador", ascensor construido a finales del siglo XIX, pero que hoy día es totalmente nuevo y sirve para unir la parte baja de Nazaré con el Sitio. Allí en lo alto se tiene una panorámica presiosa del pueblo de Nazaré y su playa. Cerca de allí vamos dirección al Faro que es el fuerte de San Miguel, lugar donde se divisa de una parte la mismisima playa de Nazare y del otro lado "la playa Norte", otro inmenso arenal del Océano Atlántico.
Iglesias en Lisboa
Iglesia Convento Do Carmo
(21)
A finales del siglo XIV, Nuno Alvares Pereira fue el contestable del reino de Portugal y héroe de la batalla de Aljubarrota. Después de muchas batallas, decidió construir un convento donde se retiraría hasta el final de sus días. Este es el origen del convento do Carmo con su hermosa iglesia gótica situada en uno de los mejores miradores naturales de la ciudad. El 1 de noviembre de 1755 Lisboa sufrió uno de los peores terremotos registrados en la historia, seguido de un enorme tsunami que arrasó toda la parte baja y como consecuencia la cubierta de la iglesia do Carmo se hundió, dejando las paredes y la estructura al descubierto y de esta catástrofe sólo se salvó el ábside.. Y así ha permanecido hasta nuestros días, convertido en una hermosa iglesia con el cielo como cubierta. En la actualidad se puede visitar la iglesia en ruinas, pasear por la nave donde se ven las columnas y la estructura de los arcos, y restos de capiteles u otros adornos. El ábside aloja un pequeño museo arqueológico con piezas romanas y árabes encontradas en la zona, una biblioteca y hasta una extraña momia de una cultura suramericana.
1 actividad
Castillos en Sintra
Castelo dos Mouros
(30)
El Castillo de los Moros (Castelo dos Mouros) se encuentra en la villa de Sintra. Se alza sobre un macizo rocoso, en una de las colinas de Sintra desde el cual podemos ver una vista privilegiada del Palacio da Pena, Sintra e incluso del Océano Atlántico . Para llegar hasta el castillo podemos hacerlo a pie, aunque es poca distancia (no más de 3km), es una carretera bastante empinada. Tenemos la alternativa del autobús, el mismo que sube al Palacio da Pena, que sale desde la oficina de turismo de Sintra (al lado de la estación de tren) y hace paradas en Sintra, el castillo y por último en el Palacio da Pena. Una vez en el castillo podemos recorrer sus 450 metros de murallas, que serpenteando por la colina describen a veces curvas imposibles. Tiene 5 torres, la más alta de las cuales, la llamada Torre Real, está a 500 peldaños del suelo. No recomendaría que se fuera con niños, ya que sus murallas están sin protección alguna, y no existen barandillas de seguridad en escaleras ni rampas, y por su situación el viento sopla con bastante fuerza. Recomendable a pesar de todo, por su situación, por las vistas maravillosas al Palacio da Pena y por permitirnos ver desde dentro como sería nuestra vida, si viviéramos en un castillo allá por el S.IX.
2 actividades
Barrios en Lisboa
Barrio de Chiado
(24)
Uno de los lugares las interesantes de la capital de Portugal es el famoso barrio de Chiado, antiguo reducto de la vida bohémia de la ciudad que funciona en la actualidad como enclave cultural y comercial. Políticos y escritores se sentaban en sus cafés a llevar tertulias y discusiones en los primeros años del siglo XX. Este barrio se encuentra a medio camino entre el Barrio Alto y el centro de la ciudad, locación perfecta para hacer una caminata cultural, especialmente si se visita el Museo de Chiado, un centro cultural que mantiene muestras del buen arte contemporáneo. Aquí se pueden encontrar nutridas librerías y atractivas tiendas de diseño, galerías y elegantes restaurantes, un perfecto lugar para enriquecer el intelecto a manos lusas. El sentido de la vista también puede masajearse desde aquí, una hermosa vista a la colina de enfrente siguiere dedicarle unos minutos antes o después de tomarse algo en cualquier terraza, los cafés están llenos de gente joven y de la fauna "trendy" lisboeta. La arquitectura es típica de la capital portuguesa, con baldosas y ornamentos propios del lugar, igualmente se pueden ver firmas de renombrados arquitectos portugueses en algunas fachadas.
4 actividades
Estatuas en Almada
Cristo Rei
(26)
El Cristo Rei es una copia del Cristo Redentor (o Corcovado) de Río... Aunque yo pensaba que era al revés. El monumento en cuestión mide unos cien metros... Casi 30 de la enorme estatua con los brazos en cruz, y el resto del pedestal que alude a los 4 puntos cardinales. El interior del monumento, y su lúgubre ascensor me parecieron tan siniestros como los personajes que “guiaban” la visita (vamos, la subida en el ascensor), que nos explicaron que la idea de copiar el Corcovado brasileño partió del Cardenal de Lisboa a finales de los años 30... Europa estaba todavía recuperándose de la Segunda Guerra Mundial, por lo que hasta casi los 60s no se reunió todo el dinero. Dicen que el Cristo Rei se interpreta también como un agradecimiento por haber mantenido a Portugal al margen de la Guerra Mundial. Yo lo único que pienso es que las comparaciones son odiosas.
3 actividades
Jardines en Lisboa
Parque de las Naciones
(29)
Zona donde se celebró la Expo’98. A nuestra llegada a la estación de Oriente pudimos admirar la obra del intercambiador realizada por nuestro destacado arquitecto Santiago Calatrava. Este sector de la ciudad era una de las más degradadas y uno de los peores arrabales, sobre todo a partir de los años cincuenta, en los que se llevó a cabo una salvaje ocupación industrial. No faltó ni un basurero de desechos sanitarios ni un almacén de contenedores en tránsito abandonados, además de un cementerio de armas oxidadas. Hoy es una de las zonas más modernas y atractivas de la capital. Estuvimos dando un paseo por todo el recinto y pudimos observar el Oceanario, el pabellón del Conocimiento, y el Pabellón Atlántico cuya apariencia externa recuerda el caparazón de una tortuga y que tiene capacidad para 17.000 espectadores. Todo este espacio está cruzado por un teleférico desde cuyas cabinas se puede disfrutar de un paseo aéreo por todo el parque. La torre Vasco da Gama es otro de los emblemas de este parque, y cuya silueta está ahora totalmente afeada por la construcción de un hotel a su lado. El Centro Comercial Vasco de Gama es enorme y en él están instaladas las tiendas de las principales cadenas de distribución de productos comerciales.
1 actividad
Monumentos Históricos en Lisboa
Arco de la Rua Augusta
(28)
Íbamos a la Plaza del Comercio y ves el Arco desde lejos si vas por la Rua Augusta, antes de pasar el arco a la izquierda hay como una tienda que es donde puedes comprar la entrada al mirador ( 2.50 € en febrero de 2015) , recomendable 100% . Subes hasta arriba y tienes unas vistas de todo Lisboa y del Tajo increíbles.
1 actividad
Miradores en Lisboa
Mirador de San Pedro de Alcántara
(18)
Debido a su situación privilegiada en la orilla derecha del estuario del Tejo y a su compleja orografía, Lisboa posee un enorme abanico de miradores desde los cuales se puede ver el río en distintos tramos, las colinas que marcan el perfil de la ciudad o la parte baja, conocida como la Baixa Pombalina. El mirador de São Pedro de Alcântara es uno de mis preferidos, situado a las puertas del Bairro Alto posee dos niveles de jardines desde los cuales se ve la Baixa, al otro lado la colina de Alfama y Mouraria coronada por el castillo de São Jorge y la derecha un poco del río. Actualmente tiene muchísimo ambiente, con puestos de artesanía, músicos callejeros y bares. A este mirador se puede llegar directamente desde la Plaza de los Restauradores subiendo por una cuesta muy empinada. Por eso lo mejor es hacerlo en un antiguo tranvía-ascensor que ya se ha convertido en un símbolo de la ciudad. Por curiosidad, en ese mirador se rodaron las escenas de exteriores de uno de los programas de MasterChef 2.
4 actividades
Pueblos en Lisboa
Casco Antiguo Lisboa
(12)
Lisboa una ciudad preciosa, de edificios antiguos que a pesar de los años y la dejadez a la que se ven sometidos conservan intacto el encanto de las grandes capitales europeas. Calles estrechas, subidas, bajadas... necesitaras un abono para tranvías si no quieres acabar en el hotel antes de tiempo.
Palacios en Sintra
Palacio de Montserrate
(13)
El Palacio de Monserrate, está ubicado a las afueras de Sintra en el centro de un espectacular jardín botánico, a pesar de su belleza es poco visitado, ya que la mayoría de los turistas se quedan sin tiempo mientras recorren otros de los muchos monumentos que tiene esta ciudad. En la taquilla nos dieron a elegir entre dos modalidades de visita, con o sin guía, optamos por la visita privada con guía en tu propio idioma, sale un poco más caro eso sí, creo recordar que fueron 6 € cada uno, echando cuentas la diferencia era de unos 2 euros más por cabeza, pero recibimos una auténtica lección de botánica, impartida por la encantadora guía Margarita, que nos ilustró durante todo el recorrido, indicandonos las peculiaridades de muchas de las 2.500 especies diferentes dividas por zonas: Jardim do México, el Jardim do Japon y el Vale dos Fetos (valle de los helechos), junto a manantiales, grutas e incluso ruinas, artificiales, eso sí, pero que dan un toque muy romántico a este paraíso. El palacio está separado del bosque por un desnivel de una hectárea, cubierto de césped, como una gigantesca alfombra de bienvenida, mi hija disfrutó de lo lindo, rodando una y otra vez cuesta abajo. Gracias a que elegimos la visita privada, la guía nos acompañó al interior del palacio, cerrado al público en ese momento porque algunas estancias estaban en obras, así que fue una gozada poder admirar en solitario el interior, porque si es maravilloso por fuera, por dentro es excepcional.
3 actividades
Miradores en Lisboa
Mirador de Santa Lucía
(21)
Para hacer un descanso de nuestra caminata por Lisboa, nada mejor que acercarse a este punto indispensable en cualquier ruta por la preciosa ciudad. Maravilloso observatorio, que en varios niveles mezcla frescos jardines de frondosos emparrados de buganvillas con balconadas y bancos de azulejos polícromos que se abren al horizonte del Tajo. Una vez que la vista se acostumbra a tanta belleza, distinguimos, entre las callejuelas y las casas que parecen aguantar en pie a fuerza de promesas, la cúpula de Santa Engracia y el encanto de Alfama, el brillo del río y la orilla que parece llamarnos sin cesar. Si nos damos la vuelta, la Iglesia de Santa Luzia nos llama también, pero para enseñarnos otro paisaje, el que reflejan sus mosaicos con la Praça de Comércio antes del terremoto de 1755 y la expulsión de los árabes de la ciudad. Construida bajo la protección de los Caballeros de Malta, se mantiene como uno de los edificios más sencillos pero evocadores de la ciudad de Lisboa.
3 actividades
Playas en Azenhas do Mar
Playa Azenhas do Mar
(10)
Una de las cosas que me encanta hacer en Portugal es correr el coche sin tener en mi mente un destino. Así lo hice la semana pasada, seguí en dirección a Sintra y desde allí a Colares, bordeando el mar y parando de pueblo en pueblo, sin hora de llegar o salir. El paisaje empieza a enseñar su belleza con acantilados hasta que en un punto tienes que parar, salir del coche y admirar las vistas. Azenhas do Mar es un pueblo muy pequeño y pintoresco, colgado del alto de un acantilado, con sus casitas blancas y el característico atlántico azul al fondo. Dentro del pueblo, pequeñas escaleras te llevan a cada rincón y de cada uno puedes contemplar el mar de una forma diferente. Se puede aprovechar su piscina oceánica además de comer el pescado tan rico que se hace a la parrilla... un paseo muy recomendable. A disfrutar...
Acantilados en Sesimbra
Cabo Espichel
(6)
Otro de los grandes descubrimientos en mis viajes por Portugal. Recuerdo este bellísimo lugar por su acogedora soledad, por el ruido del oceàno bramando contra las rocas. Pero sobre todo por la belleza del faro y de todo el conjunto de edificaciones que parecían sacadas de alguna vieja película, y como olvidados decorados de otra época se han quedado ahí, dando una bella armonía al lugar. Portugal tiene muy bellos rincones, para mi este es de los más inquietantes y armoniosos a la vez.Un rinconcito que guardo en mis más profundos recuerdos. Lugar para perderse, para no tener prisa, para dejarse llevar por la el viento. A disfrutar...
1 actividad
Estaciones de Tren en Lisboa
Elevador da Bica
(15)
Uno de los emblemas de Lisboa son sus tranvías, los cuales aún funcionan desde su puesta en funcionamiento a finales del siglo XIX. De este pintoresco sistema de transporte, se desprenden los llamados funiculares, que debido a la existencia de colinas en la capital lusa, se crearon como solución para el desplazamiento desde la parte baja de la ciudad hasta sus zonas altas. De los funiculares que existen, el más llamativo es el que se encuentra en la Rúa da Bica, el llamado Funicular da Bica. Este bonito sistema de tranvías es una marca lisboeta y la experiencia de montarse es de lo más relajante, acogedora y romántica. Con un recorrido pausado, como el alma de la ciudad, este paseo es enriquecedor y bastante útil para ahorrarse una empinada cuesta. Desde sus ventanas se pueden ver las fachadas de los edificios a pocos metros, así como señoras portuguesas sentadas en sus ventanales viendo la vida pasar. Luego del cierre, la calle se convierte en un lugar de encuentro para la vida nocturna, con muchos bares para ir de marcha con amigos o incluso sin ellos, ya que con tan sólo apersonarse se consigue conocer gente y bailar a ritmo de funk o afro beat. La perfecta combinación y complemento para seguir la fiesta luego de haber bajado de las calles de Barrio Alto. Una maravilla.
Jardines en Lisboa
Parque Eduardo VII
(16)
Recorrer Lisboa significa apaciguar el espíritu y adaptarse a la cadéncia taciturna de los lisboetas. Un recorrido por el corazón de la capital lusitana es generosamente enriquecedor, no sólo por el placer visual, sino por el sólo hecho de caminar y perderse por sus aceras empedradas. En pleno corazón capitalino portugués, se encuentra el bonito Parque Eduardo VII, una larguísima explanada que sin duda es el espacio verde de mayor embergadura de Lisboa. Su nombramiento se originó a propósito de la visita del monarca inglés Eduardo VII, quien visitó la ciudad en el año de 1903 para estrechar lazos anglo-portugueses. Además de los mosaicos que adornan sus caminerías laterales, las llamadas estufas son los espacios de mayor atractivo, por la presencia de plantas exóticas y tropicales, así como de palmeras y cactus. Estos espacios son aprovechados igualmente para desarrollar actividades culturales como conciertos, ferias editoriales y exposiciones, todo esto acompañado del Pabellón de los Deportes, construido en 1932 en homenaje al atleta portugués Carlos Lopez. Un verdadero lujo sentirse en pleno centro de la capital de un país y estar rodeado de vegetación proveniente de los cinco continentes. Toda una excelente continuación de la elegante Avenida da Liberdade, un tesoro en forma de pendiente.
2 actividades
Mercadillos en Lisboa
Mercado da Ribeira (Time Out Market)
(17)
En una zona del mercado de la Ribeira,está este nuevo vecino que todavía funciona con sus puestos de frutas y verduras,y que ha sacado de sus grandes restaurantes algunos"chefs" que hacen algunas de sus recetas más accesibles. Uno de ellos es Henrique Sá Pessoa, pero hay más, ademas del dicho, aquí podemos ver representado restaurantes como SEAME, Honoratoy Prego da Peixara. Todos con una carta más pequeña y platos rápidos. Tienen bastantes mesas y cómo fuimos a la hora del almuerzo de un día entre semana, no hubo ningún problema para sentarnos. Decidimos probar los filetes de Peixaria que ya conocíamos hecho con "bolo de caco"es una excelente combinación. En Sá Pessoa pedimos para probar una deliciosa ensalada de pulpo. Al final nos fuimos a Santini para matar la nostalgia de sus helados, parecía tener menos sabores de lo normal pero la calidad era la de siempre
Puertos en Cascais
Puerto
(10)
El Puerto de Cascais, se encuentra cerca del centro de este municipio. Consta de un paseo que empieza cerca de la playa da Ribeira, y se extiende a lo largo de todo el puerto y el puerto deportivo, en el que se puede encontrar un centro comercial con espacios para las compras, el ocio, comer y tomar algo. Paseando por el puerto se llega también a la Ciudadela de Cascais. Es un buen sitio para pasear y tomar algo.