Exprime al máximo tu viaje
Con la app de minube
Descargar
¿Dónde quieres ir?
¿Te gusta Île-d'Aix?
Compártelo con el mundo
Entrar con Google +

Qué ver en Île-d'Aix

31 colaboradores

15 cosas que hacer en Île-d'Aix

Islas en Île-d'Aix
Isla de Aix
(2)
Otra de las perlas que guarda Poitou-Charentes en el Atlántico es la isla de Aix. Se encuentra en la desembocadura del río Charente, en la zona de Forras. Es muy fácil llegar hasta aquí, ya que hay un ferry durante todo el año que sale desde la pointe de la Fumée o, en temporada alta, desde La Rochelle, La Tranche-sur-Mer, Port-des-Barques, Ré y Oléron. Gracias a sus bosques de encinas, pinos y tamariscos, a sus bahías y a sus playas de arena fina vigiladas por fortificaciones, esta pequeña isla de aspecto mediterráneo se presta a largos paseos bajo la brillante luz del océano. Pero Aix no es sólo fiesta y relax. Sus faros, murallas y museos hacen de la isla un destino cultural muy atractivo. Ya que la circulación de vehículos está muy restringida, lo mejor es explorarla a pie, en bicicleta o en calesa. Así que venga, ¡ponte en marcha porque Aix te espera!
De interés cultural en Île-d'Aix
Los faros de la isla de Aix
(2)
Dos figuras misteriosas se alzan en el horizonte. Son los gigantes de la isla de Aix: dos faros de 25.3 metros de alto que decoran el paisaje con orgullo. Desde un extremo de la punta de la isla al otro, puedes ver estos faros bicolores. Con el paso de los años guardan los secretos de la navegación e historias que en las mareas se pierden. En servicio desde 1889, estos faros alcanzan una distancia de 44 kilómetros, lo que facilitaba el tráfico marítimo en la zona. La ausencia y soledad son dos características que han definido a los guardianes de los faros. Esto ha hecho que se cree una leyenda alrededor de estas figuras que se cuenta de generación en generación. El último guardián de estos faros fue Luis Simonneau. Él asumió el cargo en 1957 y permaneció en él hasta 1980. En 1995, descansó en el cementerio de Fouras. Luis Simonneau ha podido ver a todo el equipo de la película "Los aventureros" de 1967, cuyo reparto incluía a los actores Alain Delon, Lino Ventura y, al que fuera a ser el futuro primer presidente argelino, Ahmed Ben Bella, encarcelado en 1962 en el fuerte Liédot.
Monumentos Históricos en Île-d'Aix
Fuerte de la Rade
En el recorrido por la isla de Aix, el fuerte de la Rade, en la punta sur de la isla (cerca de Sainte Catherine) es uno de los puntos más interesantes. Construido en 1703, desde aquí, las tropas militares podían controlar el acceso a Aix. En 1757, el fuerte fue arrasado completamente en un ataque británico y en 1778, ante una nueva amenaza de la Royal Navy británica, el marqués de Montalembert hizo construir de nuevo el lugar. Sus fortificaciones fueron diseñadas en 1699 por Vauban, que emprendió la construcción de una ciudadela con cinco murallas. Actualmente el fuerte alberga una residencia hotelera, un camping y una escuela de vela. Desde el muelle se ve la silueta del Fuerte Boyard a 3 kilómetros de distancia. Ya sea en mitad del mar o en tierra firma, en Poitou-Charentes, siempre hay algo que te sorprende.
Monumentos Históricos en Île-d'Aix
Fuerte Liedot
El Fuerte Liedot forma, junto con el Fuerte de la Rade, una extensa construcción defensiva en la isla de Aix. En 1808, Napoleón ordenó realizar este fuerte en el extremo sur de la isla para que fuera tan «indestructible e impenetrable» que ningún ser humano fuera capaz de salir de él una vez dentro. El Fuerte de Liédot se terminó en 1834 y el lugar podía albergar una capacidad de 600 personas. Cifra bastante buena si consideramos la época en la que se diseñó. Como otros tantos edificios del momento, el Fuerte Liedot también se usó como centro de de detención para los prisioneros militares y políticos. En la actualidad es otra de las joyas del pasado reciente que podrás encontrar en la isla de Aix.
De interés deportivo en Île-d'Aix
Tour en bicicleta o en calesa
(1)
La isla de Aix mantiene un estrecho equilibrio entre el respeto a su entorno y la actividad turística. De este vínculo nace la idea de recorrer la isla montado sobre una bicicleta. La promoción de la bicicleta como medio de transporte en la isla ha hecho que se convierta en un atractivo más de Aix. Las características geográficas del lugar hacen que un paseo en bici no se convierta en algo tedioso. Es una buena forma de conocer todos los rincones de Aix de un modo sencillo y accesible. Mejor que ir en coche. De esta forma podrás ver las múltiples caras de Aix en todos los colores desde el amanecer hasta el anochecer, de norte a sur, para recuperar el contacto directo con la naturaleza que diariamente perdemos en el ajetreo de la ciudad.
Museos en Île-d'Aix
Museo de Napoleón
Este museo, junto con el de Nácar y el Africano, viene a completar una oferta cultural bastante interesante en la isla de Aix. En 1925, el barón Gourgaud, bisniesto del oficial de ordenanza de Napoleón, compró esta casa llena de historia. Fue construida por Bonaparte y residió en ella del 12 al 15 de julio de 1815. En las salas se exponen muebles, armas, vestidos, autógrafos, retratos y otros recuerdos del emperador. Su habitación no ha cambiado nada desde los días en los que seguía desde el balcón las evoluciones de la flota inglesa. Aquí escribió su carta de rendición al príncipe regente. En el jardín hay un fresno injertado injertado en un olmo por el mismo Napoleón, un busto antiguo del soberano y un antiguo mascarón de proa de un barco. El 15 de julio abandona la isla de Aix y se embarca a bordo del Bellérophon, (la fragata de la flota inglesa), en dirección a otra pequeña isla, Santa Elena, una lejana colonia británica del Atlántico sur donde morirá en 1821.
Museos en Île-d'Aix
Museo africano
La isla de Aix tiene una conexión especial con la historia y tradición del continente africano. Dicha relación la puedes encontrar en el Museo Africano, un espacio creado para descubrir una por una las maravillas de África dentro de una ruta que te llevará por los mejores paisajes. Este museo presenta una colección etnográfica y zoológica creada entre 1913 y 1931 por el barón Gourgaud. Podrás ver dioramas que te acercan a la fauna africana. Y ojo al dato, porque aquí también se conserva (por supuesto, embalsamado) el dromedario blanco que montó Bonaparte durante la campaña de Egipto y que después se llevó al Jardín des Plantes de París ¡Seguro que te sorprende!
Museos en Île-d'Aix
Museo de Nácar
Uno de los museos más curiosos de Poitou-Charentes está en la isla de Aix: el Museo de Nácar. Es un lugar muy significativo para visitar dado la calidad de muchas de las piezas que alberga en su colección. Lo que también le hace especial es el hecho de ser el último museo de nácar en Francia. Su ubicación en la isla es privilegiada: Situado en el pueblo, frente a la iglesia, este museo recoge una tradición desde hace 60 años en la región de Poitou-Charentes. La manufactura de este preciado material en detalles y joyas ha hecho que se desarrolle una técnica especializada en el tratamiento y elaboración del nácar. Entre las instalaciones, se puede visitar un taller donde se trabaja este material, un museo con una colección asombrosa y dos tiendas.  Hoy día, son pocas las personas que ejercen este oficio por lo que lo convierte en un lugar con bastante peculiaridad. Esperemos que no llegue a perderse...
De interés turístico en Île-d'Aix
Cruceros a la isla de Aix
A tu paso por la isla de Aix, hay algo que debes probar: un crucero en alta mar por los alrededores de la isla!! Una travesía completa que te lleva a conocer el Fort Boyard, una fortificación de piedra blanca en mitad del mar. Camino a la isla imperial, (así es como se conoce la isla de Aix), nos encontramos con este fuerte de corte defensivo. Un lugar del que, como en Alcatraz, es muy difícil escapar. No hay un lugar más bello y, al tiempo, frío en esa costa. Sus pequeñas ventanas le imprimen un carácter de ensoñación, de magia, de embrujo único que te atrapa y no te deja escapar. Una isla, capricho del mar, con múltiples facetas que conocerás gracias a este crucero. Aix goza de historia, naturaleza, fortificaciones, ostricultura, patrimonio, playas, restaurantes, paseos a pie, en bicicleta... y un largo etcétera que te dejará casi exhausto cuando la visites.
Información Turística en Île-d'Aix
(1)
Playas en Île-d'Aix
(1)
Pueblos en Île-d'Aix
Ayuntamientos en Île-d'Aix
Monumentos Históricos en Île-d'Aix
Iglesias en Île-d'Aix