Exprime al máximo tu viaje
Con la app de minube
Descargar
¿Dónde quieres ir?
¿Te gusta Jerez de la Frontera?
Compártelo con el mundo
Entrar con Google +

Qué ver en Jerez de la Frontera

264 colaboradores

126 cosas que hacer en Jerez de la Frontera

Iglesias en Jerez de la Frontera
Capilla de la Yedra
(3)
Esta capilla fue construida en el siglo XVIII. Se encuentra situada en uno de los barrios más populares de Jerez, y su estilo es netamente barroco. Delante de ella se encuentra una pintoresca placita, llamada La Plazuela. Verdadero sitio de devoción, genera encanto con su sencillez y armonía. Su fachada se lleva todas las miradas.
Iglesias en Jerez de la Frontera
Iglesia de San Marcos
Casi por inercia, empezamos el recorrido en Jerez un caluroso viernes por la noche junto a esta Iglesia de San Marcos, donde teníamos que volver a una boda a la tarde siguiente. No es de extrañar, pues, que nos alegrara encontrarla casi sin ningún mapa, ya que después de ver que estaba en la Plaza de San Marcos y de haber llegado por la Plaza de Rafael Rivero ya nos quedamos bastante tranquilos para el día siguiente. Al caer la tarde del sábado, en la Calle Porvera, estaba el termómetro que marcaba los 40º, algo que con traje no se llevaba muy bien hasta que entramos en el interior de la iglesia que si que era mas fresquita. Estamos ante una de las iglesias mas bonitas de Jerez. Realmente por su exterior, parece que es mas bien pequeña pero al entrar te sorprende porque es muy grande. La iglesia es de estilo gótico, que se puede apreciar al contemplar los arcos y las bóvedas. Destaca el altar mayor, al que se puede subir tras ascender los peldaños que hay junto a él. Tiene varias capillas en las naves laterales, entre las que me llamó la atención una que hay entrando a la derecha pero que no recuerdo que nombre tenía. También me chocaron unos ángeles que había sujetando unos focos, que por supuesto retraté. Tras pasar por la iglesia y pasear por el centro de la localidad, una opción interesante para tomar algo por la noche es acercarte a la terraza Öxi Guadalete.
Bodegas en Jerez de la Frontera
Viñas Jerezanas
Un sitio donde perderse y ver el paisaje maravilloso de las campiñas Jerezanas donde se mezclan cultura y tradición.Un sitio que hay que visitar si se quiere conocer el origen de los vinos
Iglesias en Jerez de la Frontera
Iglesia Parroquial de San Juan Bautista
Más conocida como Los Descalzos se trata del templo conventual erigido en 1603 oara albergar una comunidad de franciscanos en la zona de extramuros, vigilando el camino de Medina Sidonia. La iglesia tiene una sola nave con una cabecera longitudinal que hace las funciones de capilla sacramental. Los franciscanos se instalaron en el año 1605 llegando a ser más de medio centenar de frailes, hasta llegar la desamortización de Mendizábal. Posteriormente ha sido reutilizada como sede de la Hermandad de la virgen de la Amargura, más conocidos como la Flagelación. El retablo del templo se divide en tres cuerpos. En el central y más importante preside un San Juan Bautista. Del antiguo convento sólo queda la iglesia parroquial. La parte delantera del convento ha sido reconvertida en zona residencial y la parte trasera es actualmente un casco de bodega. Visitable en horario de culto, normalmente sobre las siete y media y ocho de la tarde, dependiendo de la estación. Los festivos hay misas a las 9:30, 11 y 13 horas. La última del día se celebra a las 19:30 ú 21:00 horas, dependiendo de si es verano o invierno.
Estatuas en Jerez de la Frontera
Busto de Manuel Torre
(1)
Una de las bocacalles que desemboca en la Plaza de Madre de Dios ha sido rebautizada como Calle Manuel Torre en honor de este mítico cantaor al que se considera el más grande de la historia del flamenco. Y en la esquina de inicio de dicha calle se ha instalado un pequeño solar en cuyo centro está el busto del rey del cante gitano. Es un busto realista, colocado sobre una columna clásica, con una pequeña placa carcomida por el tiempo. Posiblemente porque este busto estuvo antes en la calle Álamo, en cuyo número 21 nació el artista. Manuel Soto Leyton fue apodado Torre como su padre, cantaor nacido en Algeciras de gran altura de donde les viene el mote. Se le puede considerar como el inventor del cante flamenco pues hasta él se engolaba la voz hasta sonar artificosa. Comenzó a cantar con "voz natural", dando más importancia al sentimiento que a la potencia de voz. Desde él el flamenco es otra cosa. Una pena que un artista tan importante tenga un simple busto en un rincón de una plaza y que nadie recuerde su aportación. ¡A quién le suena el nombre de Manuel Torre! Si os soy sincero yo que vivo en Jerez apenas he oído hablar de él, lo que me parece lamentable.
Estatuas en Jerez de la Frontera
Busto de Ramón de Cala
No sé qué pensará un viajero al ver este busto, pero creo que resultará cuanto menos impactado por la ubicación que para el mismo se le ha elegido. En la misma plaza, pero al otro lado, se halla el monumento a Lola Flores, la Faraona del flamenco. Y frente a esta enorme estatua de la más grande un pequeño busto del pionero del socialismo humanista español. Ramón de Cala nació en Jerez en 1827 participando activamente en los movimientos políticos de su época. Impulsor del Partido Republicano en la zona, llegando a ser Presidente de la Junta Revolucionaria de Jerez de 1868 y senador. También es conocida su labor periodística, como director de “La Igualdad” y redactor de “El Combate”. Lo que ya no es tan conocido es que la crisis de fin del siglo XIX le hizo pasar una vida mísera, teniendo que trabajar como peón ferroviario y muriendo en un hospital de caridad. En Jerez es ampliamente recordado, teniendo su propia calle, su biblioteca y, desde el año 2002, su busto. Eso sí, colocado frente a Lola Flores, en el flamenco barrio de San Miguel. La idea de erigir este busto surgió cuando se acercaba el I centenario de su muerte, el 12 de julio, como así se refleja en la placa que adorna el monolito. El autor del conjunto es el catalán Agustín Querol Subirats. El busto está realizado en bronce, teniendo un libro al lado, posiblemente su famoso “El problema de la miseria resuelto por la harmonía de los intereses humanos”, reeditado por el ayuntamiento de Jerez con ocasión del centenario de su fallecimiento.
Estatuas en Jerez de la Frontera
Busto de Rafael Rivero
Junto a la Alameda Cristina se encuentra la Puerta de Sevilla. Bueno, el hueco donde estaba dicha puerta y por dónde entró Alfonso X el Sabio cuando conquistó la ciudad. Tras dicha Puerta había y hay una pequeña plaza que servía para la defensa de la principal entrada a Jerez de la Frontera y como punto de control de la misma. Esa plaza hoy se llama Plaza de Rafael Rivero quien nació en 1800 en una de sus casas-palacio. Por eso dos años después de su muerte, el 17 de octubre de 1883, fue colocado en el centro de la misma un busto en memoria del que se ha sido llamado “Padre del Pueblo” por sus muchas obras benéficas durante sus varios mandatos como alcalde. Rafael Rivero de la Tixera llegó a la alcaldía en 1854 como consecuencia del auge de la burguesía local, enriquecida con el sherry que exportaba casi totalmente al imperio anglosajón. Pero, aún siendo miembro de una de las familias más acomodadas de la zona, se desvivió en transformar Jerez en una ciudad habitable y en mejorar las míseras condiciones de vida de sus ciudadanos. Sus principales logros fueron encaminados hacia el área de la beneficencia y de la vivienda, pero se le recuerda por otros tres muy significativos. Terminó la construcción del acueducto de Tempul con lo que la ciudad pasó a disponer de agua potable de una calidad aceptable. Impulsó la construcción de la línea férrea Jerez-Trocadero, la primera de Andalucía y la tercera de España. Aún queda la estación de tren tal como se construyó inicialmente, sirviendo esta línea para llevar más rápidamente los toneles de vino hasta El Portal, donde embarcaban rumbo a Inglaterra, lo que aumentó el beneficio empresarial pero, a la vez, permitió el tránsito de viajeros entre Jerez y la bahía. Creó el Monte de Piedad, que con el tiempo se convertiría en la primera caja de ahorros de Andalucía con el nombre de Caja de Ahorros de Jerez, ahora llamada Cajasol. El monumento consiste en un busto en bronce con una sencilla inscripción dentro de un monolito. El escultor fue el italiano Augusto Franzi siendo la base realizada por el jerezano Joaquín Vargas.
Estatuas en Jerez de la Frontera
Monumento a San Juan Bautista de la Salle
La Plaza del Mamelón se encuentra en la prolongación de la avenida Alcalde Álvaro Domecq, la entrada a la ciudad desde Sevilla. Es lugar señero desde siempre y fue el lugar elegido para que el 25 de mayo de 1952 se inaugurada un monumento al que ha sido nombrado “patrono universal de los educadores”. Al acto asistió el hermano superior general Athanase Emile. Jean-Baptiste de La Salle nació en Reims en 1651, dedicándose a formar maestros para los hijos de artesanos y los niños pobres de su época. Fundó los Hermanos de las Escuelas Cristianas, de carácter laical, que en Jerez absorbieron la labor benéfica que estaban realizando las familias acomodadas. Su casa madre es el Colegio de San José, toda una institución en la ciudad. Yo estudié en dicho colegio y tengo que lamentar que las ideas del fundador no se prolongaron en el tiempo, en dicho colegio no entraban los niños pobres sino únicamente los que tenían una buena recomendación. Los estudios con los lasalianos han sido siempre muy apreciados en Jerez de la Frontera y mi hermano y yo tuvimos la suerte de ser apadrinados por el mismísimo rector de La Cartuja. Pero, haciendo la salvedad de lo difícil que ha sido entrar en este tipo de colegios por la gran demanda, su labor es inapreciable por lo que el ayuntamiento les concedió la Medalla de Oro de la Ciudad. El segundo paso era levantar un monumento donde el santo aparece con un bonete y la capa inmóvil, de frente a un niño con ricas vestiduras que sostiene un libro abierto. La mano realiza un gesto explicativo, a media altura. En 1995 aquella composición fue sustituida por otra menos clásica y tradicional esculpida por Manuel Jesús Domecq. Juan Bautista aparece con la capa al viento y la mano derecha levantada, delante de un niño al que parece indicar el camino del paraíso como un arcángel. Debajo un monolito de aspecto clásico erigido por el arquitecto municipal Fernando de la Cuadra, autor de otros varios soportes de estatutaria local. Bajo mi opinión esta segunda estatua es mucho más alegórica e impactante. El monolito está rodeado por una fuente donde cae el agua por dos conchas.
1 actividad
Iglesias en Jerez de la Frontera
Iglesia de San Francisco
(1)
Jerez de la Frontera es conquistada por Alfonso X el Sabio en 1249. Pocos años después, en 1267, se construye el convento franciscano. Se ubica, como en el resto de la península, en extramuros, junto a la puerta de acceso más importante de la ciudad con orden papal de vigilar la fe de quienes accedían a la ciudad. Por ello se ubican delante de la Puerta Real, siendo llamado actualmente el espacio delante de esta puerta Plaza del Arenal. Es el centro urbano. Junto a la iglesia, muchos años después, se construye el Mercado de Abastos. Por eso para encontrar esta iglesia hay que recordar que en su lateral se colocan diversos puestos de flores y de libros del Mercado. A lo largo de la acera que el templo ocupa paran varias líneas de autobuses urbanos, antes casi todos partían desde aquí. En 1787, ante el estado ruinoso del convento, se construyó una nueva iglesia. Es la que, con diversas reformas, ha llegado a nuestros días. La levantó Juan Díaz y es de estilo barroco, aunque sobria en su ornamentación como corresponde a la tipología franciscana. Tiene planta basilical, con tres naves, la central más ancha y alta que las laterales y cubierta por bóvedas de cañón. Las naves laterales son más estrechas y están separadas de la central por arcadas de medio punto. La fachada mantiene la tipología barroca de portada adintelada, flanqueada por pares de columnas bajo una hornacina con el santo titular dentro de un frontón roto y rematado por una cruz que, al estar situada delante de una ventana de iluminación, causa un curioso efecto visual en el interior. Dentro lo más llamativo es el Retablo Mayor que ocupa todo el testero. Aunque lo más original es la existencia de una tumba creada en 1447 por los Reyes Católicos cuando visitaron Jerez para albergar los restos de la reina Blanca de Borbón ejecutada por orden de su marido Pedro el Cruel. Se celebran misas las vísperas de festivos a las ocho u ocho y media de la tarde, dependiendo de la estación y los festivos, además, a las nueve de la mañana y a mediodía.
Exposiciones en Jerez de la Frontera
Muestra Internacional de Artesanía
Hoy he tenido que ir al centro de Jerez a realizar unas gestiones. Para mi sorpresa me he encontrado en la plaza del Arenal con una serie de jaimas con productos de artesanía. Nada más verlas pensé que se trataría de alguna promoción del colectivo de comerciantes del centro para incentivar que los jerezanos realicen sus compras en el centro. Tienen una dura batalla y mucha competencia porque aquí hay más superficies comerciales que en ningún otro sitio de España y lógicamente se prefiere aparcar tranquilamente en ellas a meterte en el agobio de un centro congestionado de tráfico. Pero no, no se trata de una idea de Acoje, que así se llama la asociación de comerciantes del centro jerezano, aunque ellos no paran de inventar cosas para hacer más atractivo pasear por el centro. Entre ellas el tiovivo que todos los días ofrece viajes gratis a los niños. Se ve en las fotografías, aunque no se distingue mucho porque está tapado, era mediodía. En cambio esta exposición abre casi todo el día, desde las diez de la mañana hasta las diez de la noche. Está organizada por una empresa turística llamada Target Eventos especiales y creo que no tiene relación con el Zoco de Artesanía que funciona permanentemente en los claustros de Santo Domingo. Así que me acerqué a ver qué ofrecían y me sorprendió el contenido de los expositores porque se trata de productos artesanos de muchísima calidad. Nada de los clásicos abalorios, aquí hay productos de medio mundo de lo mejorcito que se puede encontrar en sitio alguno. Se trata de una Muestra Internacional que se inauguró el día 22 de octubre y que recorre sus últimos días porque cierra el 14 de noviembre. Según sus organizadores, Marcelo Scafati y Fernando Sisti, el éxito ha sido tal que piensan repetir la experiencia, por lo que es posible que estemos asistiendo al nacimiento de una muestra de artesanía que se repetirá cíclicamente en Jerez de la Frontera. Este fenómeno no es la primera vez que sucede aquí, hay otra exposición de artesanía que se monta en la Plaza Plateros en época navideña que se ha hecho tan popular que se repite todos los años tanto a fin de año como en verano. Aunque ésta segunda tiene carácter más medieval. Ya podéis echar un vistazo a las fotos para asombraros ante lo que se ofrece, y todo a buen precio. Cerámica, marroquinería, talabartería, joyería artesanal, ropa tradicional. Como el stand de Nueva Delhi que ofrece lámparas indias de níquel y cobre con incrustaciones de cristales de colores, el argentino con ropa y complementos de los gauchos de la Pampa, el de “Garrapiñada, mi Tierra” con frutos secos con sabores poco conocidos, el marroquí dedicado a la cerámica, los instrumentos musicales y productos elaborados con piel y raíz de cedro. A mí me llamó la atención un stand cubano que se dedicaba a servir licores típicos de la isla, como el clásico mojito y un stand que ofrecía relojes artesanos a diez euros. La Muestra se complementa con diversas actuaciones folklóricas. Al parecer la muestra viene de Puerto Banús donde llevan 10 años ofreciendo sus artículos y han decidido lanzarse a realizar una gira completa por España, así que es posible que tengáis la oportunidad de verlos en directo. El lugar elegido en Jerez es muy bueno porque aparte de tener tres aparcamientos subterráneos alrededor y paradas de autobuses urbanos y de taxis aquí se concentran la mayor parte de los monumentos turísticos y muchas terrazas. En un lateral de la plaza había un trenecito turístico por si alguien quería conocer una bodega jerezana por dentro o darse un garbeo por la ciudad. Son complementos a la muestra que enriquecen las posibilidades de ocio.
Estatuas en Jerez de la Frontera
Busto del Cardenal Bueno Monreal
Si se os ocurre preguntar en Jerez por la Colegial todo el mundo os indicará el camino hacia la Catedral. A pesar de que desde el 3 de marzo de 1980 “ascendió” de categoría para todo el mundo continúa siendo la Colegial. El 10 de diciembre de 1978, 200 años después de su inauguración, el cardenal Bueno Monreal consagró el templo y se promulgó la bula de constitución del obispado. Este hecho, de escasa trascendencia para la ciudadanía, es el reflejado en este monumento de agradecimiento al cardenal que intervino en el acto religioso. El busto es de carácter realista. El personaje, de tamaño natural, mira hacia la Catedral, dentro de un reducto construido en una esquina de las escaleras de acceso con pavimentación a dos colores y barandillas de metal. El cardenal Bueno Monreal generó gran estima entre los círculos religiosos de Jerez y Sevilla por su aportación en muy variados aspectos, por lo que esta sencilla imagen del mismo ha alcanzado una notable aceptación en la ciudad.
2 actividades
Palacios en Jerez de la Frontera
Palacio del Conde Puerto Hermoso
Cerca de la entrada oeste de Jerez, dirección Cádiz, se halla una plaza conocida como del Arroyo. El edificio más importante de la misma es la Catedral, pero enfrente se construyeron una serie de palacios que habitó la élite de la aristocracia jerezana. Entre ellos destaca el del Conde de Puerto Hermoso, actualmente comisaría de la Policía Nacional. En el mismo solar estaban las Casas del Mayorazgo de Juana Romero de Orellana, madre de la esposa de Suárez de Figueroa, de quien parten las líneas hereditarias de los condes de Puerto Hermoso, de los condes de Viamanuel y de los marqueses de Valdsevilla. En 1873 Pedro Domecq, apellido relevante de la historia del Sherry, encarga que dichas casonas sean demolidas y en su lugar se construya un palacio para el conde Fernando de Soto. Allí vivieron los condes hasta 1980 en que el edificio fue asumido como comisaría. Aparcar es difícil, nunca hay sitio. Lo mejor es callejear por la zona trasera del palacio, barrios populares y típicos donde es posible encontrar sitio, o dejarlo en alguno de los aparcamientos subterráneos cercanos, a corta distancia. El edificio es de corte neoclásico, recurriendo al ladrillo como elemento constructivo básico, reforzando las estructuras con piedra. Entrada centrada con arco de medio punto, bajo balcón señorial y cuatro huecos dobles a su lado. Una cornisa superior centra el conjunto de una estructura cuadrangular con varios patios internos. Delante de palacio unos jardincitos. Entrando bajo el gran arco de medio punto se pasa a una especie de zaguán. A la izquierda hay un patio con arcada a dos plantas, donde están las oficinas de la comisaría. A mano derecha una serie de dependencias destinadas a las denuncias. Enfrente un patio a cielo abierto, el más importante. Recorriendo el palacio destacan la capilla, la escalinata palaciega y una serie de dependencias con importantes artesonados de madera. El arquitecto fue el italiano Elias Gallego.
Estatuas en Jerez de la Frontera
Busto de Luis Coloma
(2)
En la Plaza del Arroyo se halla la Catedral de Jerez y, enfrente, una serie de palacios construidos en el siglo XVIII en los que se asentó la flor y nata de la aristocracia jerezana. En tan señero lugar existen unos jardincitos, delante del palacio del conde de Puerto Hermoso. En estos jardines públicos se halla un busto al Padre Luis Coloma que procede del año 1919. Este monumento en bronce fue realizado por el valenciano Ramón Chaveli Carreres, quien nacido en Alzira se instaló en Jerez de la Frontera convirtiéndose en uno de los escultores sacros más importantes de los inicios del siglo XX. Por ello se le eligió para plasmar a uno de los personajes de más alta categoría en la reciente historia de Jerez. Luis Coloma ha pasado a la memoria colectiva no por su labor como jesuita sino por su empeño literario, destacando su novela “Pequeñeces” en la que dibuja a algunos de los personajes populares más conocidos. Entre ellos destaco al ratoncito Pérez. En Jerez hay muchas evocaciones a este personaje. Yo estudié en el Instituto Padre Luis Coloma, donde impartió Geografía e Historia y donde fue director hasta su muerte. Pero además tiene su biblioteca y una larga serie de distinciones sociales. Por ello se le ha ubicado delante de los palacios, en el sitio más importante del Jerez moderno, como signo de distinción hacia el personaje.
Estatuas en Jerez de la Frontera
Monumento al Cuerpo de Bomberos
Debajo de los puentes sobre los que circula el tren dentro de la ciudad de Jerez se ha instalado un monumento que de puro sencillo parece ubicado fuera de lugar. Enfrente está el Parque de Bomberos y a ellos se dedicó este monumento. Lo realizaron los alumnos de la Escuela de Arte de Jerez en el año 2009 y se inauguró el 17 de abril a las 19.30 de la tarde. Ese jornada se convirtió en un día de homenaje al cuerpo de bomberos, especialmente a sus jubilados y a su honorífico Pedro Benítez. Muchos colectivos de la ciudad intervinieron en el homenaje. Entre ellos destacó la participación de la Federación de Asociaciones de Vecinos Solidaridad, la Asociación de Vecinos de La Constancia, los sindicatos CC.OO. Y UGT, el Club Filatélico, los Hermanos de San Juan de Dios, la Hermandad de la Paz y las Bodegas González Byass. Los actos comenzaron cuando la alcaldesa inauguró este monumento ante medio millar de personas. Posteriormente en los Museos de la Atalaya se organizó un acto con entrega de placas y otros recuerdos a los homenajeados. Tras este reconocimiento público intervinieron diversos artistas, entre ellos David Demaría y la Reina Gitana. Sin embargo, cuando uno mira el monumento le parece algo vacío. La elección del arte abstracto genera falta de expresividad y el lugar elegido, debajo de un puente, esconde un monumento que representa el homenaje de un pueblo y que, evidentemente, merece una ubicación mucho más adecuada. A pocos metros, en medio de la rotonda, un gigantesco catavino atrae todas las miradas, un catavino que no ha salvado ninguna vida que yo sepa pero que, no obstante, sí que ocupa un lugar de preferencia.
Estatuas en Jerez de la Frontera
Monumento a la Venencia
Casi todos los días paso junto a este monumento. Cuando las vías del tren se elevaron, separándose del suelo para situarse sobre un puente, Jerez ganó algo más que unos metros cuadrados de suelo. Hasta entonces desde la zona cercana al Estadio Municipal sólo podía llegarse a la zona norte por un único camino o había que dar una importante vuelta. Los atascos eran enormes y la fluidez del tráfico no existía. Ahora las cosas han cambiado porque al quitar las vías de en medio la ciudad se ha conectado totalmente entre sí. Curiosamente esta rotonda se ha convertido en uno de los puntos álgidos de la circulación pues confluyen en ella los coches que vienen del norte, del este y del sureste. Total que ante la ausencia de semáforos se monta un caos tremendo y cuesta pasarla. Para decorar esta rotonda, de la época de Pedro Pacheco, se situó una gigantesca venencia o catavino, la herramienta imprescindible para catar los caldos jerezanos en las bodegas. El tamaño de la estatua es similar a las de otras estatuas de la misma época, siempre grandes y con escasa expresividad, tales como el Minotauro o el Motorista. El catavino queda integrado dentro de la rotonda no tanto como monumento sino como fuente pues se ha aprovechado su existencia para que el agua en movimiento simule a la holanda, la madre blanca del vino. Sinceramente creo que la situación lógica de este emblema del vino jerezano es en alguna entrada de la ciudad, pues la rotonda da la impresión de ser una entrada cuando es una glorieta interior. Entiendo que un buen monumento a los bomberos, cuyo Parque se halla en esta misma rotonda, sería mejor motivo decorativo, sobre todo cuando tienen un triste monumento semioculto bajo el puente ferroviario.
Estatuas en Jerez de la Frontera
Monumento al toro de lidia
Entrando en Jerez desde el este, dirección Circuito de Velocidad, antes de llegar al centro urbano se atraviesa esta rotonda. La rotonda fue creada en los años noventa, junto con otro sinfín de rotondas que se hallan en esa zona jerezana, hasta configurar un paisaje de rotonda tras rotonda. Fue la época de Pedro Pacheco quien urbanizando esta zona urbana decidió llenarla de rotondas para no tener que instalar tanto semáforo. En muchas de estas rotondas instaló esculturas para adornarlas. Algunas de estas estatuas tienen su encanto, otras como ésta espero que con el tiempo terminen por desaparecer. La estatua del toro no es que se haya oxidado con el pasar de los años, es que siempre ha estado así. Si algo me ha asombrado de este tipo de adornos urbanos es que ya se instalan oxidados, como si la herrumbre fuese un motivo decorativo. Así hay unas cuantas, aunque entre ellas este toro es de los más conseguidos. Literalmente hueco, carece de detalles. Se sabe que es un toro porque el contorno nos hace asociar esa idea pero nada más. El toro siempre ha sido un animal característico de Andalucía y por ello homenajearlo es algo casi lógico en esta ciudad donde hay tantos monumentos de caballos. Pero este homenaje es casi una afrenta porque “eso” no es un toro. Paso por esta rotonda casi todos los días, al hallarse camino de su trabajo y, a pesar del tiempo que llevo viendo esta estatua, sigo sin entender por qué está oxidada.
Estatuas en Jerez de la Frontera
La Sirenita
Una de las últimas modas en el Jerez municipal es el hermanamiento. En los últimos 30 años lo ha hecho con otras 11 ciudades, descubriendo repentinamente un parecido tal con ellas que le ha resultado inevitable declararla como su hermana. Actualmente anda en tratos con la población francesa de Nimes. La secuencia siempre es la misma. Se descubren parecidos culturales de una importancia excepcional, y los actos de hermanamiento se concentran durante la Feria de Jerez a la que son invitadas las autoridades de la ciudad hermana. Se pone algún monumento conmemorativo o se rebautiza alguna calle o rotonda y pocos meses después es la ciudad hermana la que invita a las autoridades jerezanas a devolver la visita. Las autoridades quedan satisfechas, el pueblo ni se entera de en qué consiste el hermanamiento y pocos años después la nueva hornada de concejales repite el acto. En 1197 lo hizo con Biarritz, una localidad del sur francés. A tal se bautizó una rotonda del este jerezano con el nombre de esta ciudad hermanada. Entrando desde el circuito es la cuarta rotonda en línea recta. Allí se colocó una sirena como símbolo del hermanamiento y se le dio el nombre de Biarritz a la rotonda. La sirena se halla en un lateral de la glorieta por lo que puede pasar desapercibida dado su pequeño tamaño respecto al lugar donde se la ha colocado y dada la abundante vegetación de la glorieta. Se halla en posición de cuclillas sobre una roca. En la misma se han insertado los escudos municipales de ambas ciudades y una dedicatoria al hecho del hermanamiento. La figura es de bronce y recoge uno de los símbolos más representativos de Biarritz que se halla junto al estrecho de las Sirenas, una leyenda gala que esa ciudad ha recogido abundantemente en su toponimia, teniendo calles, avenidas y todo tipo de instituciones con el nombre de Sirenas. Asimismo la sirena es un personaje típico en la filmografía de del festival de Biarritz y en su literatura. La figura es estilizada, la sirena aparece desnuda, en acto de peinarse la larga melena sobre la que llega a sentarse. La parte inferior no está esculpida por lo que su cola no es detectable. Observando su delgadez y su escaso desarrollo físico puede deducirse que es de corta edad, de ahí que se la conozca como sirenita.
Bodegas en Jerez de la Frontera