Exprime al máximo tu viaje
Con la app de minube
Descargar
¿Dónde quieres ir?
¿Te gusta Speyer?
Compártelo con el mundo
Entrar con Google +

Qué ver en Speyer

5 colaboradores

2 cosas que hacer en Speyer

Catedrales en Speyer
Catedral de Speyer-Espira
(2)
La catedral de Espira se llama oficialmente Catedral Imperial-Basílica de Nuestra Señora de la Asunción Asunción y San Esteban, el primer mártir. Llegué a Espira o Speyer, que es su nombre en alemán en un primaveral día, y me encantó la arquitectura del pueblo. Desde la estación del tren es un paseo de 15 minutos hasta la catedral, y si tomas la Banhoffstrasse o calle de la estación, llegas a la antigua puerta de la ciudad o "Altpörtel", y desde allí ves asomar la imponente basílica en la distancia. A medida que te acercas por el precioso bulevar destaca el intenso color de la piedra arenisca roja con la que se construyó. Es uno de los templos de arquitectura románica más importantes y mejor conservados del mundo, y con las catedrales de Maguncia y Worms son las llamadas catedrales imperiales (Kaiserdome) de Renania-Palatinado. Es actualmente el edificio románico más grande del mundo. Su construcción comenzó en 1030 y finalizó en 1061. Fue quemada casi totalmente en 1689 por los soldados franceses. y reconstruida en el siglo siguiente, La última restauración fue pagada por Luis I de Baviera en el S.XIX. Es Patrimonio de la Humanidad de la Unesco desde 1981. La pesada puerta de bronce de acceso está decorada con escenas de la biblia, como el diluvio y la expulsión de Adán y Eva del Paraíso, y el interior es de cruz latina y muy sobrio, inmenso pero acogedor al mismo tiempo. Hay que viistar la cripta también, donde se encuentran enterrados varios reyes y emperadores alemanes, y también recomiendo la visita a la torre a 60 metros, desde la que se observa un panorama 360 con la ciudad, el Rin, varias iglesias católicas y protestantes, y la Selva Negra al fondo
De interés turístico en Speyer
Torre de Observación Catedral de Speyer
(1)
La plataforma de observación de una de las cuatro torres que tiene la catedral de Espira está a 60 metros de altura, y en un espectáculo en si misma. La subida se hace en dos partes, la primera por una escalera de caracol antigua, que nos lleva a la sala del Kaiser o emperador, donde hay varias pinturas en la pared y los techos, y una estatua de la virgen María, que le da nombre a la catedral. La segunda parte de la subida es por una escalera moderna metálica, parte de caracol y parte de tramos, unos 200 escalones, que nos llevan hasta los 60 metros. Desde allí tenemos una panorámica de 360º a través de los arcos de la torre, por un lado observamos el Rin y la estructura completa de la catedral en forma de cruz latina, por otro el museo de la técnica con un enorme Jumbo de Lufthansa que parece suspendido en el aire, al fondo una central nuclear, toda la ciudad de Speyer a nuestros pies con al Alterpört, la antigua puerta de la ciudad, varias iglesias, católicas y protestantes, y a lo lejos, si el día está claro, se aprecia la Selva Negra. Un gran espectáculo panorámico que hay que ver