Exprime al máximo tu viaje
Con la app de minube
Descargar
¿Dónde quieres ir?
¿Te gusta Tübingen?
Compártelo con el mundo
Entrar con Google +

Qué ver en Tubinga

57 colaboradores

22 cosas que hacer en Tübingen

Castillos en Tübingen
Hohentübingen Castle
(4)
El palacio-castillo está situado en lo alto de la ciudad. Aunque se comenzó en el s.XII, no se terminó hasta el s.XVI. Después de sufrir batallas, destrucciones, algunas voladuras en diferentes partes del mismo y no se cuanto problemas más, hoy día se ha convertido en el icono de esta ciudad. Hoy, es una mezcla de castillo medieval, fortaleza y una típica construcción de la región. Desde 1997, alberga el Museo de la Universidad de Tübingen, con las colecciones de la enseñanza del Instituto de Prehistoria e Historia Temprana, Arqueología Clásica, trabajos de Numismática y egiptología, y una colección de moldes de Cercano Oriente. Tiene hasta un almacén en donde crían los murciélagos (vampiros) más grandes del mundo. Todo el palacio está abierto, puedes perderte durante un par de horas, una pasada. En el palacio, una vez dentro, hay que buscar los corredores; túneles que te llevan de un lado al otro del palacio. Estrechos, fríos, oscuros.., casi sin luz, apenas con unas pequeñas bombillitas de tonos ocres. Hay que pasar uno detràs del otro y si ves a alguien venir hacia tì, mejor esperar a que termine de pasar el corredor. Hay eco, el baho te sale por la boca al respirar, tus pisadas resuenan.., y si encima oyes alguna voz.., uuuhh! Cuando es español el idioma que cuchas, va que va, pero cuando no entiendes que idioma es..., hasta te asustas.
Ayuntamientos en Tübingen
Tuebingen Rathaus
(3)
El ayuntamiento de Tübingen domina la preciosa Plaza del Mercado, en pleno centro de la ciudad. El edificio, del siglo XV, fue erigido en 1435 y ampliado en el siglo XVI. Llama la atención el esgrafiado de la fachada occidental, lleno de detalles. Impresionante obra de arte del año 1876. El ayuntamiento posee también un reloj astronómico que data del año 1511. El edificio, perfectamente conservado, es un conjunto de muestras históricas desde el siglo XV al XIX. Además del ayuntamiento, la Plaza del Mercado está rodeada de fachadas medievales y alberga la fuente de Neptuno, de 1617, obra de Heinrich Schickhard. Para mí es la zona más bonita del casco antiguo de la ciudad. Merece la pena detenerse a admirar el conjunto.
Iglesias en Tübingen
St. George's Collegiate Church
(4)
Esta iglesia, en el centro de Tübinguen o Tubinga, fue construida entre 1440 y 1529. El edificio tiene una torre, tres naves con hileras de capillas laterales y triforio. En su interior, entre otros atractivos, destacan las tumbas de antiguos duques, la sala de lectura de estilo gótico, y el coro, también de estilo gótico, considerado uno de los más bellos de Alemania. A la iglesia se accede subiendo una de tantas empinadas cuestas de Tübingen. Aunque el edificio llama la atención, recomiendo visitar el interior. El acceso es gratuito. A mí, lo que más me gustó fueron las vidrieras del coro. La iglesia se encuentra en perfecto estado. Es una oportunidad para observar muestras casi intactas de los siglos XV y XVI.
Ríos en Tübingen
Río Neckar
(2)
Al principio cuando los españoles visitamos Alemania, nos parece gracioso, o al menos curioso, que siempre haya alguien limpiando los aseos pùblicos y pidiéndote medio o hasta un euro por hacer "pis". Después de unas semanas de vacaciones se te va una pasta en los dichosos aseos. Este día buscando un lugar, un árbol, un descampado donde mear, me encontré con este fantástico lugar. Toda una ladera de un rìo enorme para mi, bueno los edificios tenían todos ventanas con vistas al río, pero los àrboles gigantes te ayudaban a tener un poco de intimidad. Después, caminar por esta ladera durante casi media hora fue todo un regalo del Dios Orino..
Castillos en Tübingen
Subida al Schloss Hohentübingen
(2)
La subida al "Schloss" se puede hacer por dos sitios, por el centro del casco històrico, donde se llega por la parte trasera del palacio. Si quieres entrar por la puerta principal tienes que salir del casco històrico, cruzar un túnel para peatones que atraviesa la montaña y comenzar a seguir la pendiente de la calle, que te llevará hacia arriba, hacia el Schloss. Una auténtica gozada de paseo! Subiendo tranquilamente, dándote tiempo para disfrutar de todo el decorado que ves a tu alrededor. Fachadas, ventanales, calles de piedra, edificios y callejones imposibles para los arquitèctos de nuestros días, parejas de enamorados, solitarios y solitarias, una cantidad de detalles que haràn tu subida al palacio mucho más llevadera a pesar de sus cuestas..
Ciudades en Tübingen
Alterstadt
(3)
La maravillosa localidad de Tübingen, es sin duda una de las ciudades más bonitas del sur de Alemania. Al menos, su casco antiguo, se ha conservado tal y como era en los últimos siglos. Calles, callejones, canales, edificios, pasajes.., todo huele a siglos pasados. Ciudad con una reputación universitaria altísimo, tal vez de las más elevadas de Alemania. Miles de estudiantes viven en esta ciudad, que ha tenido la delicadeza de conseguir que pasear por sus calles sea más fácil y más cómodo para las bicis que para los coches, también en la parte más moderna. Como tenía dos días para estar aquí, el primero lo dediqué a la bici, a disfrutar de su carrril bici, el mejor en el que he "bicicleteado" nunca, de sus alrededores, llenos de ciclo-senderos por entre bosques más que frondosos. El segundo me dediqué a pasearlo y a fotografiarlo, una auténtica gozada de lugar!! No muy caro, seguro, tranquilo, con numerosos garitos "guapos" para salir por la tarde noche y con la siempre exquisita cerveza alemana, lo único que ha resistido al cambio del antiguo "marco" alemán al "euro". Su precio es, casi, casi, más asequible que en España!! Conocí gente, estudiantes, hippies pasados de moda, solitarios bebidos de más y algún/a camarero/a simpático/a. -"Yo le daría una nota muy alta a Tübingen!".
Calles en Tübingen
Ammergasse
(1)
El callejón del Ammer, una preciosa calle tan bien cuidada y decorada que no te cansas de pasearla, bien a lo largo del canal, atestado de flores, o bien perdièndote por alguna de sus esquinas. A un lado y al otro del callejòn se encuentran edificios con varios siglos a las espaldas, con patios traseros originales de la época, con balcones de auténtico arquitecto avispado. Ir en zig-zag por este callejòn, el "Ammergasse" metièndose por todos las callejuelas y esquinas que se encuentran, es un viaje a la alemania de los siglos XVI-XVII..
Iglesias en Tübingen
Stiftskirche
(1)
Con lo que a mi me gusta visitar los alrededores de iglesias y catedrales..! Casi nunca entro pero me encanta ver que hay alrededor. Èsta sorpresa no pudo ser mayor. La iglesia está en la ladera de un rìo enorme, el Neckar, que ahora cruza la ciudad. Tardè en darme cuenta de que no era precisamente una iglesia, sino el edificio del decanato evangelista de la ciudad, bueno, que mas daba. Entré a los jardines traseros, rodeado de àrboles de casi 30 m. de altitud, unos columpios para niños, un trozo de césped alto donde tumbarse..; así lo hice, me tumbé en el fular que llevaba en la mochila, me comí un medio bocata y dejé que esos pajarracos negros, esos que sobrevuelan los bosques, me relajasen con su extraña manera de graznar..
Plazas en Tübingen
Plaza Holzmarkt
(1)
Es la placita que cae justo a un lateral de la colegiata de la ciudad, làstima estaban restauràndola por fuera y por dentro el dìa que lleguè. De todas formas esta plaza tiene mucha "vidilla". Hay unas escaleras y està bien resguardada por varios edificios, ésto, lo convierte en un lugar más recojido y calentito, lo que los alemanes buscan..., en las escaleras en donde los "locales" se sientan a charlar, a observar a los demàs pasar. En una de las esquinas hay un par de cafeterìas chiquititas, en un rellano unos metros más altos del nivel de la plaza. No da el aire y el sol pega durante varias horas al dìa, casi siempre están llenas...., jeje!! Según me cuentan....
Calles en Tübingen
Kornhausstrasse
(2)
Es una de las calles centrales del casco històrico de Tübingen. Justo en medio se encuentra el museo de la ciudad, el "Stadtmuseum", ubicado desde el princio de la dècada de los noventa en uno de los edificios más emblemáticos de la ciudad, el "Kornhaus", que es el que le da nombre a esta calle. Una construcciòn que sigue en pie desde el año 1453, antiguo mercado, antigua escuela, antiguo salòn de actos,antigua sala de fiestas,hasta antigua taverna.., antigua por los cuatro costados. Pero no solo eso, la Kornhaus es una calle repleta de edificios preciosos, coloridos, que sin duda, pretenden dar algo de luz a este cielo siempre gris, de Alemania..
Miradores en Tübingen
Parque Hohentübingen
(2)
Antes justo de la puerta principal del "Schloss" hay un parquecito pequeño a mano derecha, es redondo, no muy grande, apenas 40m de diàmetro. Si le das toda la vuelta sin parar tardas 2 min..., pero, eso es justo lo que no hay que hacer. El parque hace las veces de mirador, hay varias perspectivas de la ciudad, se ven dos laterales y el camino de subida desde la plaza central. Además si la rodeas del todo encontraràs en una de las esquinas una torre de vigilancia desde donde se aprecia uno de los muros defensivos laterales del palacio, desde donde uno se imagina que recibìan los ataques enemigos al intentar tomar el palacio..., no lo olvides, justo antes de la entrada al palacio! Cuando se llega a las puertas, después de subir la cuesta, la emociòn y el cansancio nos conducen al interior del palacio y puede que lo pases de largo..
Monumentos Históricos en Tübingen
Nonnenhaus Tübingen
(1)
Este convento "sin nombre" ("Nonenhaus" significa en español casa de monjas, o sea convento) se encuentra en el centro del precioso casco històrico de Tübingen. Se construyò a mediados del s.XV como primer convento de monjas Dominicas. Màs tarde fue el lugar donde se colocò el primer jardìn botánico de la ciudad. Hoy dìa es un edificio precioso, mimado por el pueblo. Se levanta al lado del canal que cruza el pueblo ( de "Ammerkanal"). Se rodea de otros edificios igual de bonitos y todavìa se apoya en una construcciòn delantera, que segùn cuenta la leyenda, fué en su día un laboratorio. Esto lo hace todavìa màs misterioso para los vecinos, que nunca sabràn a ciencia cierta que se "cocìa" en un laboratorio, que se hacìa llamar, algo asì como "escuela de idioma", pegado a un convento repleto de monjas....??
Jardines en Tübingen
Jardín Botánico de Tubingen
(1)
Este jardín botánico, administrador por la Universidad de Tubingen, contiene varios ecosistemas diferentes, como la selva tropical, el desierto, o el bosque centro europeo, llegando hasta las 12.000 especies. Si vamos en primavera o verano, veremos las flores en todo su esplendor, disfrutando de un bonito paseo. El jardín botánico se puede visitar en 1 hora, y la entrada es gratuita. Justo delante hay parada de autobús.
Fiestas en Tübingen
Chocolart
Para los más golosos se celebra en Tübingen el Chocolart, un Festival del Chocolate, centrado en todo lo que tenga que ver con este dulce. Cada año, entre finales de Noviembre y principios de Diciembre, miles de curiosos se dan cita en Tübingen, para asistir a este peculiar festival, el más grande y famoso de toda Alemania, además de ser uno de los más antiguos, ya que lleva celebrándose desde hace décadas. ¿Y qué encontraremos en el Chocolart? Pues todo tipo de actividades relacionadas con el cacao y el chocolate: mercado con catas gratuitas, talleres de pintura corporal con cacao, exposiciones de arte con obras hechas en chocolate hasta talleres de cocina. Desde luego, si te gusta el chocolate, pocos sitios conocerás donde te lo pases mejor que aquí.
Plazas en Tübingen
Marktplatz - Plaza del Mercado
Por su riqueza arquitectónica, por el bullicio, el ambiente y las paradas de su mercado. Destaca el edificio del ayuntamiento renacentista con un artístico reloj astronómico construido por el famoso matemático Johannes Stöffler, alrededor de 1551, que nació en esta ciudad. La fuente de Neptuno es otro de sus elementos destacables donde se reúnen los jóvenes universitarios que pueblan la ciudad a lo largo del año académico. Centro turístico por excelencia de la villa, imprescindible visitar el ayuntamiento con sus pinturas del siglo XVI. Nos hemos sentado en una de las terrazas de la animada plaza y hemos degustado los ricos pasteles de la Selva Negra. Es una de las cosas que podéis hacer aquí, sentaros y ver pasar el tiempo mientras disfrutáis de fachadas puntiagudas, de infinitos colores, pero al final, el reloj astronómico y su sonido nos devuelve a la realidad;-) Visita mi artículo sobre Tubingen http://www.dondevamoseva.com/freudenstadt-la-ciudad-de-la-alegria-de-la-selva-negra/
De interés turístico en Tübingen
Platanenallee
Una increíble avenida de árboles, bicentenarios en su mayoría, que nos arropa mientras paseamos absortos junto a la orilla de uno de los ríos más románticos del sur de Alemania, el Neckar. Desde este frondoso paseo llamado Platanen por la especie de árbol que se asienta, el plátano de indias, se aprecia y disfruta el famoso y pintoresco "frente de Tubingen" con las casas de colores construidas sobre el antiguo muro de la ciudad en pleno medievo. La imagen más bucólica se divisa al mirar hacia la Torre de Hölderlin, afamado poeta romántico de la ciudad. Vayas por donde vayas y mires por donde mires, es imposible no caer en ese estado de romanticismo que tanto contaba el poeta. Tubingen es una ciudad bulliciosa, estudiantil, con mucho ambiente, pero en el Platanenallee se te olvida todo, solo te dejas mecer por la leva brisa del Neckar, por el color verde de las hojas y por el fotogénico y delirante frente mediaval de la ciudad. Un imprescindible en la ciudad y el mejor de los sitios para comenzar una ruta por el casco antiguo. La oficina de turismo se encuentra justo al inicio del paseo y allí podéis conseguir un práctico plano en castellano con la ruta sugerida y la explicación de los diferentes puntos emblemáticos del centro histórico.
De interés turístico en Tübingen
Tübinger Stift
(1)
Este antiguo Monasterio agustino y actual residencia estudiantil es uno de los lugares más especiales de Tubingen. A mi me ha emocionado encontrarme con el lugar donde estudiaron grandes pensadores como Hegel, Kepler o el mismísimo poeta romántico Hölderlin. Johannes Staupitz, mentor espiritual de Matin Luther trabajó aquí 1497-98. Se puede acceder al edificio de forma gratuita, una vez dentro disfrutas del silencioso claustro repleto de flores, pero sobre todo de historia, de filosofía, matemáticas y poesía... A partir de 1262 los Agustinos Ermitaños se instalaron a orillas del río Neckar en este gran edificio de cuatro alas. En el siglo XV empiezan las grandes restauraciones y con la llegada de la Reforma en Württemberg, en 1534-1535, el monasterio fue desmantelado. Yo me he dejado llevar por el espíritu de todos los grandes pensadores que pasaron por este lugar, y sin dudarlo, y a pesar de que Tubingan tiene rincones increíbles y bellísimos, me quedo con este. ¡Cuanto hubiera dado por compartir época con tanto personaje de nuestra historia científica y de pensamiento!! ;-)) Llegar caminando junto a las orillas del Neckar e ir descubriendo edificios y residencias con este nivel histórico y cultural es todo un premio para una viajera curiosa como yo!.
De interés turístico en Tübingen
Zwingel - Muralla de la ciudad
Si hay un sitio que identifique a Tubingen ese es su Zwingel, es decir el antiguo muro de la ciudad que discurre a orillas del Neckar y que da paso al centro histórico de la villa. Los restos de la antigua ciudad medieval se remontan al S. XIII y actualmente se convierte en uno de los puntos de encuentro de estudiantes y turistas. Un estrecho callejón te permite recorrer unos cuantos metros de los restos de la muralla y te lleva hasta los Neckarbad, lugar de baños públicos, con estrechas callejuelas pintorescas. El Zwingel constituye el famoso y apreciado "frente" de Tubingen, con sus casas multicolores donde destaca el pedestal de la Torre de defensa que actualmente es el museo Hölderlin, ya que aquí habitó el gran poeta romántico hasta su muerte en 1843. La bella imagen de esta antigua muralla, el río Neckar a sus pies, el sauce llorón que combina a la perfección con la casa del poeta, las barcas, todo, todo en este lugar, imprime una belleza plástica y romántica a la ciudad. El mejor lugar para fotografiarlo, desde el puente viejo muy próximo a la Oficina de Turismo!.