MINUBE
Seguir en la app
Abrir
¿Dónde quieres ir?
¿Te gusta Vilna?
Compártelo con el mundo
Entrar con Google +

Iglesias en Vilna

25 iglesias en Vilna

Iglesias en Vilna
Iglesia de San Nicolás
(2)
Iglesia de San Nicolás en lituano sv. Bažnyčia Mikalojaus es la iglesia más antigua de Lituania, y fue construida en el casco antiguo de Vilnius. Se construyó en el siglo 14 y se menciona en escritos por primera vez en 1387. Los arqueólogos creen que es la misma iglesia católica que ha sobrevivido hasta la actualidad. El exterior representa el estilo gótico de ladrillo, mientras que su interior ha sido renovado varias veces. El campanario de la iglesia fue construido en el siglo 17 en el estilo barroco.
Iglesias en Vilna
Iglesia de San Pedro y San Pablo
(2)
Iglesia católica de estilo barroco, considerándose obra maestra del patrimonio de la Unión Soviética y fue de las pocas que se mantuvieron en pié, pues muchos edificios de este tipo pasaron a ser museos, fábricas… En su interior, te esperan 2000 figuras en estuco.
Iglesias en Vilna
Iglesia de Santa Ana
(6)
En Vilna, debido a la tardía llegada del cristianismo, no encontramos a penas catedrales de estilo gótico. Esta es del año 1386 y en su conjunto se encuentras otros dos monumentos mas: la Iglesia gótica de San Francisco y el monasterio de San Bernardino.
Iglesias en Vilna
Iglesia del Espíritu Santo
(2)
Es una iglesia ortodoxa. El respecto en la zona es máximo y no puedes hacer fotografías durante las ceremonias y ni meterte las manos en los bolsillos; en estos casos, los cuidadores te llamarán la atención. Aún así, merece la pena su interior, lleno de detalles y colorido.
Iglesias en Vilna
Iglesia de Santa Teresa
(1)
Dentro de las 55 iglesias con las que cuenta la ciudad de Vilnius, la iglesia de Santa Teresa puede presumir de ser una de las principales. Y no solo, por encontrarse cerca de la puerta de acceso al casco viejo, sino porque es uno de los más bonitos ejemplos de la arquitectura barroca de los primeros años en Vilnius. La iglesia, empezó a ser construida en 1650 por los arquitectos Ulrich y C.Tencalla para la orden de los carmelitas descalzos. En su fachada, además de su color rosado, destaca la mezcla en el uso de piedras areniscas, mármoles blancos y negros y granitos. La iglesia fue construída de acuerdo a los cánones de las iglesias tradicionales de Roma, aunque en ese caso las proporciones no fueron idénticas, siendo las proporciones de ésta más ligeras y verticales. Pero sin duda lo que más destaca de ella es su interior, completamente decorado con distintos frescos y esculturas. Su altar principal, es del siglo XVIII (estilo Rococó). La entrada a la iglesia, es gratuita y desde su interior, se puede acceder si uno quiere al santo que hay sobre la puerta de acceso al casco viejo. Para visitarla, es mejor intentar no coincidir con la celebración de una misa, pues muchos lo consideran una falta de respeto. Estamos ante una población muy religiosa.
Iglesias en Vilna
Iglesia de San Casimiro
Ubicada en el casco antigüo, muy cerquita del centro histórico encontramos la iglesia de San Casimiro. Se considera la primera iglesia barroca de Vilna y la más antigua, data de 1604 el inicio de la construcción que no terminó hasta 1618.
Iglesias en Vilna
Capilla de San Casimiro
(2)
Cuando uno entra dentro, puede ver una de iglesias más bonitas, con todo el techo lleno de ornamentos e imágenes, hechos directamente en el techo (no pintados, pero de manera escultural).
Iglesias en Vilna
Iglesia Ortodoxa de la Transfiguración
(1)
Realmente nunca he entrado dentro, solo lo he visto por fuera. Porque nunca está abierta, solamente para la gente de aquí, que van a rezar ahí.
Iglesias en Vilna
Iglesia de la Santísima Trinidad
En la calle más antigua de Vilnius, la Ausros Vartu, encontramos la puerta de acceso a la iglesia de la Santísima Trinidad, un gran portón que hay que cruzar para adentrarnos en los aledaños de la iglesia. Pese a la majestuosidad de la puerta de acceso, la iglesia de la santísima Trinidad no cumple con las expectativas creadas, pues su fachada se encuentra en mal estado, poco cuidada y algo descolorida. Este Basilio monasterio, es un conjunto que destaca por su armonía y que fue construido en 1514, teniendo en su fachada e interior varios elementos de estilo bizantino. Sin embargo en el siglo XVII pasó a manos de griegos católicos y así permaneció durante más de 200 años. En el siglo XVIII, la iglesia de la Santísima Trindad fue víctima de un incendio y tuvo que ser remodelada, y fue en esa remodelación donde se incluyeron algunos acabados de estilo rococó de la época. Durante el siglo XIX la iglesia de la Santísima Trinidad cayó en manos de los rusos ortodoxos, donde permacenió hasta finales del siglo XX. Sin duda, o más llamativo de todo el conjunto es la puerta de acceso, de estilo rorocó lituano, que fue diseñada por el arquitecto J.K.Glubitz en 1761.
Iglesias en Vilna
Iglesia de San Bernardino
Justamente detrás de la famosa iglesia de Santa Ana se encuentra la iglesia de San Bernardino, y aunque al principio el conjunto puede parecer todo uno la verdad es que son dos iglesias diferentes unidas por el mismo patio. San Bernardino tiene que llevar la carga de ser “la hermana fea” de Santa Ana, una de las iglesias más bonitas de Vilnius y la que se lleva toda la fama, pero no por ello esta iglesia desmerece en absoluto. De hecho, la iglesia de San Francisco y San Bernardino (si, en realidad esta iglesia está hecha en honor a dos santos) es una de las iglesias góticas de mayor tamaño de toda Lituania. Su fachada, al igual que la de Santa Ana, está hecha en mayor medida por el tan carismático ladrillo rojo, un elemento muy característico de las construcciones de los países bálticos. De su fachada destacan sus grandes ventanales, y dentro, sus sillares de madera. Llama la atención, en cambio, sus planas paredes, blancas, y sin tan apenas decoración. Una de las curiosidades de San Bernardino es que a lo largo de su historia, ha sido utilizada varias veces como refugio en caso de ataques a la ciudad o guerras. La entrada, como en todas las iglesias de Vilnius, es gratuita, al menos por el momento.
Iglesias en Vilna
Capilla de la Bienaventurada Virgen María
Sobre la puerta del Alba de la ciudad de Vilnius se encuentra una capilla que contiene un cuadro de la Virgen al que se le atribuyen milagros. Es un lugar al que acuden católicos y ortodoxos, siendo uno de los lugares de peregrinación principales en el este de Europa. La imagen se puede ver desde la calle a través de una gran ventana, y quien quiera acceder a la capilla puede hacerlo por una entrada a la derecha de la calle. Dentro podrá observar el famoso cuadro y paredes llenas de pequeñas piernas, brazos y corazones de plata, ofrendas de fieles que deben su curación al cuadro.
Iglesias en Vilna
Iglesia de Santa Teresa
Si uno accede al casco antiguo de Vilnius por la Puerta del Alba pocos metros más adelante encontrará a su derecha esta iglesia barroca, la primera que verá en una ciudad que parece tener una iglesia en cada rincón. Se puede acceder a ella por la puerta principal pero también la misma puerta que lleva hasta la Capilla de la Bienaventurada Virgen María. La iglesia como he dicho es de marcado estilo barroco, temprano en el exterior y recargado tardío en interior. Bajo la escalinata que lleva a la entrada hay un puerta con tumbas, también barrocas, pero esto lo he leído porque ni una sola vez encontramos esa puerta abierta.
Iglesias en Vilna
Iglesia Ortodoxa del Espíritu Santo
Vilnius es sin duda la ciudad de la iglesias, pero no solamente católicas, también hay varias ortodoxas. Esta del Espíritu Santo destaca en la ciudad por las cúpulas rosas y es la principal iglesia ortodoxa de Lituania. Fue construida en el s. XVll y en su interior (donde no se pueden hacer fotos) llama la atención la urna en la que descansan los restos de tres mártires del s. XVl: San Antonio, San Iván y San Eustaquio.
Iglesias en Vilna
Iglesia de los Santos Juanes
Esta iglesia se encuentra en el Patio Mayor de la Universidad de Vilnius, aunque fue fundada en 1387, mucho antes que la citada universidad y era un templo de estilo gótico, pero tras los incendios de 1737 y 1749 se reconstruyó en estilo barroco. Su nombre es reflejo del hecho de estar dedicada a dos Juanes: San Juan Bautista y San Juan Apóstol Evangelista.
Iglesias en Vilna
Iglesia de la Asunción
Esta iglesia es también conocida como la iglesia de las arenas en honor al barrio en el que se encuentra. Es un templo franciscano con una historia de lo más variopinta: sirvió de hospital al ejército francés en 1812 y más tarde albergó los archivos reales. El edificio fue devuelto al arzobispado de Vilnius en 1995. Hoy se puede visitar su interior (aunque está en obras) y pasear por el pequeño jardín que la rodea, en el que también hay una especie de ermita.
Iglesias en Vilna
Iglesia de Santa Catalina
Esta iglesia de color melocotón y blanco cremoso destaca en el gris cielo invernal de Vilnius. En su momento fue parte de un monasterio benedictino, y hoy en día se utiliza con cierta frecuencia como lugar para conciertos de música clásica.
Iglesias en Vilna
Campanario de los Santos Juanes
El campanario de la iglesia de los Santos Juanes está separado de esta y tiene una altura de 68 metros de altura. Se construyó a principios del s. XVll y después del incendio de 1737 se añadió la parte superior de estilo barroco. En 2011 se adaptó para que el turismo pueda acceder y subir a lo más alto.
Iglesias en Vilna
Iglesia Ortodoxa de San Nicolás
En ese lugar a pocos pasos del ayuntamiento de Vilnius ha habido siempre una Iglesia dedicada a San Nicolás. Inicialmente (1340) era una pequeña capilla de madera. En 1514 fue reemplazada por una Iglesia más grande, pero en el año 1740 se incendió y, de nuevo, se construyó otra de estilo barroco. Finalmente, en 1866 fue remodelada con el estilo neo-bizantino que mantiene actualmente.
Inspírate con las mejores listas de la comunidad