MINUBE
Seguir en la app
Abrir
¿Dónde quieres ir?
Entrar con Google +

Estatuas en Tui

5 estatuas en Tui

Estatuas en Tui
Monumento al Caballo Salvaje
(4)
El monumento al Caballo Salvaje se localiza al final del paseo peatonal de la Corredera, justo en la Glorieta de Vigo, con unas estupendas vistas al río Miño. Es una obra a tamaño natural en bronce y su autor es el popular Juan Oliveira, escultor de varias obras en diferentes partes de España, entre ellas en el aeropuerto de Barajas en Madrid. Juan Oliveira es también el autor de la obra A los caballos situada en la plaza de España de la ciudad de Vigo, así como de los caballos localizados en la cima del antiguo Teatro García Barbón, hoy día Centro Cultural Caixanova.
Estatuas en Tui
Monumento a Sócrates
(4)
Esta gran escultura de piedra está localizada en los jardines de Troncoso, bajando las escaleras de la Glorieta de Vigo. Antiguamente se había instalado un busto en homenaje a este gran filósofo en los jardines de Santo Domingo, por el que Benito Prieto sentía una especial debilidad. La obra tuvo una vida efímera un verano de aquel año del 36, por obra y gracia de la intolerancia, acabó en las aguas del río Miño, ya nunca pudo recuperarse. Así que el monumento a este gran filósofo, fue descubierto con gran asistencia de personalidades y vecinos de Tui que han puesto su granito de arena para que este evento tuviese lugar y, por supuesto con la colaboración del Ayuntamiento que ha aportado la piedra para la realización de la réplica del busto de Sócrates realizada con la colaboración de los alumnos del Instituto San Paio y el escultor Rosendo González.
Estatuas en Tui
Monumento a Fray Rosendo Salvado
(3)
Fray Rosendo Salvado fue un monje benedictino de la localidad pontevedresa de Tui y este precioso monumento que hace también las veces de fuente, es un claro homenaje a él y a su esfuerzo por llevar el evangelio a los más desprotegidos. Fray Rosendo (1814-1900) fue un monje inquieto y arriesgado para su època ya que viajó a Australia con la intención de evangelizar a los aborigenes, de ahí que en su primer centenario se le dedicara este hermoso monumento que data del año 2000 y cuyas fotos hice hace pocos días con motivo de las fiestas navideñas. El monumento está localizado en pleno corazón de Tui, en la plaza donde se sitúa el Concello y aunque en la parte superior está la escultura del fraile, en la parte lateral del pedestal se encuentran, a ambos lados, una fuente con uno bonitos cisnes.
Estatuas en Tui
Busto de Calvo Sotelo
(1)
Esta escultura es un homenaje al insigne político Calvo Sotelo que se localiza un poco antes de llegar al antiguo Paseo del mismo nombre, hoy día conocido como Paseo da Corredoira, verdadera arteria de esta localidad fronteriza con Portugal. Su próximidad a la Glorieta de Vigo, hace que quizás nos llame más la atención otro gran monumento al Caballo Salvaje, obra del escultor tudense Juan Oliveira, autor también de los "Caballos" de la plaza de España de la ciudad olívica. Esta escultura sufrió hace poco tiempo unas pintadas por parte de adolescentes de entre 20 y 25 años y, está realizada en piedra con una altura de más de 2 metros. A continuación de la de Calvo Sotelo, otra estupenda escultura de una familia sujetando a un niño, que por cierto hace años que la recuerdo, y sin embargo no aparece en la web del Concello.
Estatuas en Tui
Escultura del Arzobispo Lago González
(2)
Esta escultura de un personaje de las letras que antes de llegar a ser arzobispo de la diócesis de Tui-Vigo, fue un gran escritor y periodista. Como escritor gallego y también español tuvo muchos contertulios, entre ellos a los prestigiosos escritores Daniel Castelao y Murguía. Por su obra literaria y su compromiso con la sociedad gallega de la época, se dedicó uno de los certámenes del Día das Letras Galegas, en la década de los setenta. Socialmente fue reconocida su labor y su prestigio en ciudades como Tui en donde se le dio su nombre a una calle, se erigió una estatua que es ésta que nos ocupa, que se encuentra en la subida hacia la gran Catedral, justo donde están las murallas. La estatua es totalmente de piedra y en la parte posterior también nos encontramos con un antiguo cruceiro, también de piedra. A los pies del arzobispo una gran placa con su nombre.