Exprime al máximo tu viaje
Con la app de minube
Descargar
¿Dónde quieres ir?
¿Te gusta Duz?
Compártelo con el mundo
Entrar con Google +

Desiertos en Duz

3 desiertos en Duz

Desiertos en Duz
Desierto de Douz
(1)
Es un tópico pero es real. El Sáhara es enigmático, atrayente, divertido, misterioso. La primera vez que pisé su arena estaba realmente emocionada. Una arena fina entre dunas majestuosas. Sí, es para ponerse poético... Recomiendo pasar una noche en un campamento en pleno Sáhara. Y se puede realizar siguiendo todos los gustos: Al aire libre, en haima normal y en haima de lujo. Se llega hasta allí, Ksar Ghilane, en 4x4 y el trayecto es realmente inolvidable. Un viaje que hay que hacer por lo menos una vez en la vida.. Y buen viaje!!
Desiertos en Duz
Desierto rojo del Sahara
(1)
Tras cientos de kilómetros a 48º bajo el sol abrasador en 4x4 por pistas en medio del árido paisaje de Túnez, con 3 pinchazos en tan sólo 6 horas, llegamos a Douz, la puerta del desierto. Del desierto más bello que se pueda imaginar, el desierto Rojo del Sahara. La paz, la inmensidad, el silencio sin fin, la soledad, bello tono anaranjado aún más bello al atardecer... Producen una sensación simplemente indescriptible. Y como no, sus gentes. Una autémtica maravilla y cura antiestress.
Desiertos en Duz
Sáhara: Tormenta de arena
Visitar el Gran Erg en primavera (o Semana Santa) tiene sus pros y sus contras: Como ventaja, la temperatura -entre los 14 y los 28º (muy inferior a los 40ºC que puede llegar a haber en pleno verano), pero como inconveniente, las tormentas de arena, que en esta época son muy frecuentes debido al incesante viento. La arena es tan fina que se te mete por todas partes, y durante todo el tiempo que duró la travesía por las dunas, estábamos literalmente comiendo arena, a pesar de ir con gafas de sol y un atuendo típicamente beduino con túnica y turbante que cubría la cabeza, nariz y boca (y eso que no eran grandes tormentas... Pero os podéis hacer una idea de cómo soplaba el viento por el sonido del vídeo). Por supuesto, si usas lentillas allí no podrás llevarlas, y conviene también proteger la cámara de fotos forrándola con papel film para evitar que la arenilla se introduzca en el objetivo o en partes internas de la cámara. Ya al llegar a Douz, por la carretera veíamos una especie de niebla en el horizonte, que no era tal, sino la arena en suspensión. Pero es el atractivo del desierto, las dunas son esculpidas por el viento y van cambiando de forma y posición, así que merece la pena "sufrir" este inconveniente porque la grandeza de este inhóspito paisaje es una maravilla.