MINUBE
Seguir en la app
Abrir
¿Dónde quieres ir?
¿Te gusta Duz?
Compártelo con el mundo
Entrar con Google +

De interés turístico en Duz

8 de interés turístico en Duz

De interés turístico en Duz
Douz, la puerta del Sáhara
(1)
A las puertas del Sahara, un enclave fascinante, empiezas a hacerte una ligera idea de la inmensidad y kilómetros de arena que tienes ante tus ojos.
De interés turístico en Duz
Sáhara: Atardecer en la duna de Offra
(1)
No hagas muchas fotos o te perderás la magia del momento.
De interés turístico en Duz
Paseo en calesa por la Gran Duna de Offra
(1)
Otra de las excursiones que se pueden realizar por el desierto de arena desde Douz es el paseo en calesa por el Sáhara. Se sale de la Gran Duna de Offra, a unos 3 Km del centro ciudad y el recorrido tiene una duración aproximada de una hora, con un coste de 10 DNT por persona. Es divertido porque nada más llegar te "disfrazan" con una túnica y un turbante, atuendo característico de las tribus bereberes que pueblan el desierto. Normalmente se monta una especie de caravana: Primero van los dromedarios y al final las calesas. Bueno, la "calesa" es en realidad un carro con toldo, tirado por un caballo de pequeño tamaño, las ruedas son neumáticos y los asientos están cubiertos con unas típicas mantas de rayas. Tienen dos filas de asientos, con escaso espacio entre ellas: En la primera va el guía, y en el asiento de atrás dos pasajeros (es bastante incómodo porque casi no hay espacio para las piernas). Es un paseo bastante "light", para el que no quiera montar en dromedario.
De interés turístico en Duz
Camellos tunecinos
(4)
Pon a prueba tus principios dejando que te guíe un chaval de 15 años. Pero habla con él y verás que el tío está feliz y conoce la alineación del Real Madrid mejor que tú.
De interés turístico en Duz
Paseo en dromedario por la Gran Duna de Offra
Desde luego, todo aquel que visita Túnez no se libra del típico paseo en dromedario (que no camello - en Túnez no hay camellos). Por todo el país (incluso en el norte o en la zona de costa) hay múltiples empresas y personas particulares que ofrecen a los turistas este tipo de paseos, pero lo más auténtico es hacerlo en el desierto. En Douz la empresa que parece tener el monopolio sobre este tipo de actividades se llama "El Pegase". Nosotros íbamos en un grupo organizado y el propio tour operador nos ofreció como excursión opcional el paseo en dromedario, a la cual ninguno nos negamos (entre otras cosas porque teníamos tarde libre y en Douz no hay más atractivos turísticos que el desierto). Nos costó 10 DNT por persona (unos 6€). Partimos de la "zona turística" de Douz (a 3 Km del centro de la ciudad) y el recorrido tuvo lugar, durante una hora, por la Gran Duna de Offra. Al llegar nos vestimos con las típicas túnicas y turbantes que llevan los habitantes del desierto (te las prestan allí), y luego salimos a la "estación de dromedarios" (el guía nos comentó entre risas que allí, en lugar de paradas de taxis hay paradas de dromedarios). Había cientos sentados en la arena, en grupos de 2 a 4, ya que cada guía suele tener varios ejemplares, y nos fueron distribuyendo en sendos animales, asignando uno a cada persona en función del tamaño y peso. Junto a la joroba tiene instalada, sobre un montón de mantas, una especie de silla que tiene en la parte delantera un manillón donde agarrarte, ya que el dromedario al sentarse y ponerse de pie hace un par de movimientos bastante bruscos (previamente el guía te hace una demostración para prevenirte). Salvo eso, es un paseo muy agradable y apto para todos los públicos y edades (salvo limitaciones físicas, embarazadas...), aunque cuando bajas del animal tienes las piernas bastante entumecidas (por la postura). Se va siempre en grupo acompañados del guía, que va a pie junto al animal. Normalmente hacen una caravana, encabezada por todo el conjunto de dromedarios, y al final, las calesas. Después de un rato de travesía, hacen una parada para que te bajes y puedas contemplar el increíble horizonte dorado bajo el cielo azul y hacer unas fotos. Es la típica excursión "a lo guiri", pero es divertida, tanto por el atuendo como por el fascinante paisaje dunar que se contempla, especialmente al amanecer o al atardecer.
De interés turístico en Duz
Cena típica con espectáculo bereber
(1)
Si hacéis noche en Douz, seguro que os ofrecerán la posibilidad de asistir a una cena típica bereber con espectáculo en una jaima en pleno desierto; nosotros picamos y fuimos pero la verdad es que os lo podéis ahorrar, a mí desde luego me pareció un poco tomadura de pelo... A las 21h nos vino a recoger un autobús a nuestro hotel para llevarnos a la Gran Duna de Offra, donde tendría lugar la cena-espectáculo en una auténtica jaima del desierto. Previamente hicimos una parada en otro hotel, donde nos ataviamos debidamente con una túnica típica bereber y un turbante (el alquiler del atuendo iba incluido en el precio); esta parte fue muy divertida. Os recomiendo que llevéis ropa de abrigo debajo porque por la noche en el desierto hace un frío que pela (yo llevaba un forro polar y casi muero congelada -era principios de Abril). Nada más llegar a las dunas nos dieron una especie de sangría a modo de recibimiento, y unos músicos empezaron a tocar, incitándonos a bailar. Luego nos sentamos bajo la jaima, en unas mesas alargadas con bancos de madera, para la cena. Ésta consistió en: Una sopa de sémola bastante picante (me gustó), una especie de empanadilla de pasta brick rellena de verduras y pasta de patata (no me gustó), y el plato fuerte y más típico de la cocina del Magreb: El "cous cous" con vegetales y cordero. El cuscús estaba realmente asqueroso, era un enorme bol de sémola, totalmente seca, prácticamente sin salsa ni guarnición (cuatro trozos de cordero por encima y algún trocito de zanahoria y patata); vamos, que el que teníamos en el buffet del hotel era infinitamente más rico que éste y mejor condimentado. De postre, una naranja por persona y unos dátiles, acompañado de un té a la menta. De bebida había vino tinto (de lo más agrio) o agua. Durante la cena, los músicos (eran sólo tres) amenizaban la velada tocando sus instrumentos (la misma canción una y otra vez) mientras otra persona hacía un espectáculo de baile, por ejemplo, con un gran jarrón de cerámica sobre la cabeza. También sacaban a bailar a los espectadores más osados. A mitad de la cena, antes de servir el cuscús, nos levantaron de las mesas para llevarnos a un gran ruedo en la duna donde tuvo lugar un espectáculo con caballos y dromedarios. Había tan poca luz que apenas veías nada (siento la calidad de fotos y videos). El dromedario únicamente daba vueltas alrededor del círculo, lo que dio un poco más de juego fue el caballo (dos jinetes subían o bajaban del caballo alternativamente al trote, se ponían de pie sobre él...). En resumen, la comida asquerosa y el espectáculo dejaba mucho que desear. Los "actores" eran malísimos, al igual que los músicos, que sólo se sabían una canción. Además pasamos un frío horrible y fue bastante caro: 27 DNT por persona (en Túnez una comida cuesta 3-5 DNT). Bueno... ésto fue algo similar a los espectáculos de flamenco para turistas que se hacen en España...
De interés turístico en Duz
De interés turístico en Duz
Douar Selma
(1)
Karts, quads, dromedarios... todo tipo de opciones para divertirse en el desierto.