MINUBE
Seguir en la app
Abrir
¿Dónde quieres ir?
¿Te gusta Viveiro?
Compártelo con el mundo
Entrar con Google +

De interés cultural en Viveiro

2 de interés cultural en Viveiro

De interés cultural en Viveiro
Cargadero de Insua Galicia
(2)
En el cargadero de la Insua siguiendo la pista de tierra que hay por encima se puede llegar a una cueva abierta al mar en plena pared del acantilado a unos diez metros de altura sobre el mar, es muy poco visitada ya que muy poca gente sabe que esta allí, desde ella se puede contemplar la isla de la Coelleira, mucho cuidado si se llevan niños, no hay ninguna barrera que impida caerse y para entrar asta la cueva se hay que agachar al principio del túnel
De interés cultural en Viveiro
Ruta de senderismo "os muiños de balea" (los molinos de ballena)
Esta ruta de menos de 5 kilómetros, nos seducirá por sus bellos paisajes, sus fervenzas (cascadas) y sus molinos harineros. Comenzamos la ruta cruzando el pasadizo de la vía del tren, que hay próximo a los dos puentes de la ría (el de la variante para coches y el del tren). Este es también el inicio de otra ruta que recorre el río Landro y que finaliza en Portochao. Caminando por este tramo común, llegaremos a las aceñas (nombre que reciben los molinos de harina), donde encontraremos el primer molino. Resulta curioso, pues realmente es un molino movido por el flujo de mareas, con una vivienda encima. No muy lejos de aquí, siguiendo con nuestra caminata, veremos a nuestra izquierda la tapia del monasterio de Valdeflores, tras cruzar un puentecito que salva al arroyo de Fontecova, giraremos a la izquierda, en una explanada que sirve de campo de fútbol en el lugar conocido como Xunqueira (Junquera). A partir de aquí, abandonaremos la ruta del río Landro, para seguir nuestro recorrido a la vera del arroyo Fontecova. Caminando por la orilla derecha del arroyo pasaremos el monasterio hasta llegar a un lavadero que esta junto a otro puente. Cruzamos el puente para seguir ahora por la orilla izquierda hasta la fábrica de cerámica de Regal, donde veremos un pequeño salto de agua, debajo de la carretera. Subiendo unas escaleritas llegaremos a la carretera. Cruzamos la carretera y seguimos por la calle que sale de la curva de Xunqueira, justo entre dos talleres. Recuerda que gran parte de esta ruta va junto al arroyo, así que no te despistes. Rápidamente volveremos a ver el arroyo Fontecocas, y al llegar a otro puente que cruza el arroyo, tomaremos una pequeña senda, justo donde se acaban las casas, en la orilla izquierda del arroyo. A partir de este punto pasearemos cuesta arriba por una bonita fraga (bosque típico de ribera) donde iremos encontrando diferentes molinos en desuso, en los que aun se aprecia su maquinaria. Antes de llegar al primer molino del arroyo encontraremos dos fuentes donde reponer el líquido elemento. Pasados varios molinos, llegaremos a una puerta de madera con una cuerdecita, abrela y recuerda cerrarla, pues hay caballos y vacas, no vaya a ser que se le escapen al paisano. Nada más cruzar esta puerta veremos otra sucesión de molinos. A veces, el paisano pone una escalerita para que por la senda no se le escapen los animales, si esta puesta, pasa y recuerda dejarla como te la encontraste. Pasamos el último molino y veremos unas cuadras, subimos la praderita pegado a las cuadras, hasta encontrarnos con otro camino mas ancho con una puerta de metal verde, la abrimos acordándonos de dejarla cerrada y volveremos a cruzar el arroyo, aquí tenemos varias opciones ver unas cascadas próximas, opción solo valida si el paisano ha desbrozado el acceso a estas fervenzas, subir el camino hasta la cruz da rocha (cruz de la roca) o bajar, esta vez ya por la orilla derecha del arroyo. Bajando por la derecha del arroyo llegaremos al puente donde desaparecían, y en este caso donde vuelven a aparecer las casas y desde este punto solo nos queda deshacer la ruta.