MINUBE
Seguir en la app
Abrir
¿Dónde quieres ir?
Entrar con Google +

Calles en Calahorra

3 calles en Calahorra

Calles en Calahorra
Calle Grande
(4)
A pesar de su nombre, es más bien pequeña, pero muy interesante por su colección de casas aporchadas. Es la rúa principal que lleva al casco viejo de la ciudad y en sus inmediaciones se celebra cada jueve el mercado de la verdura que lleva hasta la Plaza El Raso, lugar donde muere la calle, aunque un poco más arriba sale una nueva calle Mayor, pero de otras características y singularidades. Merece la pena contemplar algunos de los edificios de corte modernista, aunque mal cuidados y de aspecto decadente, que sobresalen en esta calle y que contrastan con la cuidada fachada aporchada de varios metros que se sitúa en uno de los laterales. Es la mejor muestra de lo que es Calahorra, un juego de contrastes entre lo abandonado y lo renovado sin que haya una línea continua en su centro histórico.
Calles en Calahorra
Cuesta de la Catedral
Interesante calle, paso de peregrinos y enlace entre la zona del Rasillo de San Francisco y la plaza donde se ubica la espectacular catedral de Calahorra. La cuesta hace de mirador natural y nos adentra en el casco antiguo e histórico de la ciudad. Posiblemente de las calles más interesantes y de las pocas que conserva un rico patrimonio medieval. El premio tras la bajada es la imponente catedral calagurritana :-)
Calles en Calahorra
Calle de Santiago
(1)
Calahorra se quedó a escasos kilómetros del Camino de Santiago, pero eso no le ha impedido captar ese aire de peregrinaciónque tienen las ciudades y pueblos por los que pasa la ruta JAcobea. En la calle Santiago y aledaños se respira ese estilo de Rúa que tanto se aprecia en localidades riojanas cercanas. No obstante Calahorra también tiene su propia calle de Santiago y la iglesia dedicada al apóstol, e incluso, un albergue donde acoger a peregrinos despistados que llegan a la gran capital de la Rioja Baja. La calle de Santiago nos lleva hasta el magnífico Museo de la Romanización y zonas del casco viejo un tanto decadentes y abandonadas, pero que poco a poco comienzan a resurgir como un Ave Fénix del olvido.