Exprime al máximo tu viaje
Con la app de minube
Descargar
¿Dónde quieres ir?
¿Te gusta Logroño?
Compártelo con el mundo
Entrar con Google +

Calles en Logroño

5 calles en Logroño

Calles en Logroño
Calle Laurel
(119)
Posiblemente si preguntáramos por los mejores sitios para tapear de España, una gran mayoría de gente nombraría a la calle Laurel. Y no me extraña, pues se gana a pulso la buena fama que tiene. La calle Laurel (y adyacentes) está repletas de pequeños bares en los que tapear por poco precio. Muchos de estos bares tienen una tapa estrella, aunque lo cierto es que tienen tal variedad de tapas que es posible cenar en uno solo. Pero no es menos cierto que la zona invita a ir cambiando de bar, y a probar las delicias que los bares ofrecen como tapa estrella. La calle tiene ambiente todas las noches de la semana, aunque los días de mayor apogeo, claro está, coinciden con el fin de semana. Tampoco hay que olvidarse de la amplia oferta de vinos que la zona ofrece, y que sin duda es el perfecto acompañamiento. Es difícil elegir el mejor de todos, pero sin duda entre mis favoritos están la tortilla de patata del Bar sebas, las Quejas del bar del mismo nombre,el bocadillo especial del Tio Agus o las mini hamburguesas de la taberna del tío Blas.
Calles en Logroño
Calle San Juan
(11)
Se ubica en el lado contrario donde deleitar sus pinchos y donde van los lugareños.
Calles en Logroño
Calle Portales
(11)
Calle peatonal, tranquila y desde la que iniciar el recorrido por el Casco Antiguo de Logroño y los principales puntos turísticos de la ciudad. Apenas a unos metros se encuentra un amplio parking gratuito en la Calle del Norte y accediendo desde la plaza del Infante provisional, a la izquierda se encuentra la Oficina de Turismo.
Calles en Logroño
Muro de Cervantes
(4)
¿En qué momento se perdió el gusto por lo clásico? ¿En qué momento se empezó a construir con ladrillos? Soy una enamorada confesa de los edificios de colores y con balcones forjados, como los que abundan en el casco histórico de Logroño, pero lo del Muro de Cervantes es aún más bonito... Justo enfrente del Instituto de Sagasta y de sus bellos jardines se erige esta fila de edificios antiguos, que, creo, no suele salir en las guías de viaje, pero que merece (mucho) la pena pararse a observar. Un cartel turístico indica que "hasta aquí debió llegar el extremo oriental de la muralla, siendo durante varios siglos el límite oriental de la ciudad hasta su derribo definitivo en 1861". Después, se pusieron en marcha planes de ensanche que aliviasen la concentración del centro, y así puede verse sobre el mapa: a partir de esta calle, las manzanas son más grandes y el trazado urbano más racional. El paseo es muy cortito, pero perfecto para sentarse en una de sus terrazas, en el parque de enfrente o simplemente para hacer fotos. ¡Esos colores lo merecen!
Calles en Logroño
La Ruavieja
(2)
Aunque queda muy poco del Logroño medieval, del Logroño del camino de Santiago, la zona de la calle Ruavieja y aledaños hace que viajemos en el tiempo y nos adentremos en la época de los peregrinos. Aún hoy, en la calle existe un hostal de peregrinos y algunos símbolos y edificios que nos recuerdan la importancia de la etapa logroñesa dentro de la ruta universal del Camino de Santiago. Hemos recorrido estas calles lentamente, en una calurosa tarde de verano, buscando la sombra y disfrutando de su silencio estival. Hay zonas muy remodeladas y otras un tanto abandonadas, pero es un grato paseo, de nostalgia, de recuerdo de tiempos mejores. Logroño encuentra su esencia en este lugar. Mientras paseamos, nos hemos topado con algún peregrino rezagado. Como está muy cerquita de nuestro hotel, hemos pateado la zona en busca de buen yantar y de mejores caldos. Me ha dado nostalgia y muchas ganas de emprender ese Camino que tengo pendiente ;-) Un rinconcito para guardar y disfrutar.