MINUBE
Seguir en la app
Abrir
¿Dónde quieres ir?
Entrar con Google +

Bodegas en Gumiel de Izán

4 bodegas en Gumiel de Izán

Bodegas en Gumiel de Izán
Bodegas Portia
(5)
Podría definirse a trazo grueso como el Guggenheim ribereño. Un emblema de los nuevos tiempos en la ribera del duero, todo el mundo del vino está presente: los viñedos que rodean a la bodega, el proceso de elaboración de los caldos y por supuesto la degustación de los mismos, de increíble calidad, maridados excelentemente con platos que no desentonan con el lugar por su propuesta moderna pero con hondas raíces en la gastronomía ribereña.
2 actividades
Bodegas en Gumiel de Izán
Bodega Renalterra
(1)
Un lugar muy recomendable para pasar una agradable tarde
Bodegas en Gumiel de Izán
Ferratus
(1)
El diseño exterior de esta bodega de Ribera del Duero es algo por lo que merece la pena acercarse a visitarla. Líneas depuradas y elegantes, las mismas características que han querido dar a los vinos que elaboran: Ferratus y Elanio y para los que siguen un proceso de selección manual de las mejores uvas. Para su elaboración y conservación parte de la bodega se ha enterrado a dos metros bajo tierra en un entorno de pinares, si vas a la bodega, aprovecha para darte un paseo relajante por el monte circundante....merece la pena. Si te acercas a visitar la bodega, llama previamente para confirmar la hora y que esté todo perfectamente preparado para que el recorrido por el proceso de elaboración de sus vinos sea una experiencia enoturística que desees recordar y compartir a tu regreso.
Bodegas en Gumiel de Izán
Bodegas Imperiales
(1)
Más de una década después de su fundación, esta bodega en la que se elaboran los vinos de Abadía de San Quirce bajo la D.O. Ribera del Duero se ha convertido en una referencia. En tu visita podrás comprar sus vinos y conocer todo el proceso de elaboración que siguen para mantener unos niveles de calidad que les han valido a lo largo de los últimos años numerosos premios en concursos internacionales. Para visitar la bodega basta con llamar previamente para concertar la hora.