Escribe aquí tu destino
Compartir
¿Te gusta Cuenca?
Compártelo con el mundo
Experiencia
Entrar con Google +

Restaurante La Bodeguilla de Basilio

35 opiniones sobre Restaurante La Bodeguilla de Basilio

Las cañas cuestan en agosto de 2016 2'9€ cada una, pero merece la pena

Es un sitio espectacular donde te pides una caña y te traen una pretapa y una tapa considerable. Normalmente las primeras tapas de todos los bares suelen ser las mejores, luego la cosa flojea.
Las cañas cuestan en agosto de 2016 2'9€ cada una, pero merece la pena.
Si vas a Cuenca debes visitar este lugar tan pintoresco que te traslada al tapeo bueno del sur en un segundo!!

Alucinante

Impresionante, sin mas. Llegas allí, te pides unas cañas o unos vinos y dependiendo si es verano/invierno te ponen un gazpachito o un caldito y te dicen que en un momento te sacan tu tapa.

A partir de ahí alucinante, sólo te digo que si a la cuarta caña sigues con hambre te sacan unas chuletillas en su parrillita de morirse. Lo único, la caña a 2.25€, pero merece la pena.

Una experiencia fantastatica!!!...

Una experiencia fantastatica!!! Precioso las camareras un encanto muy bien servicio, para repetir!!!

+3

Muy recomendable

Un restaurante en el que si vas a Cuenca, es imprescindible ir a tomar unas cañas, acompañada de unas espectaculares tapas, un trato amabilísimo. Muy recomendable

+4

Servicio muy cercano, gran bodega

Si queremos organizar una ruta de tapas por Cuenca este lugar no debería faltar en nuestro planning. Está en la parte baja de la ciudad, cerca del río Huécar y ofrece tapas de calidad así como una bodega muy completa. El propio Basilio atiende a la gente y ofrece un servicio excepcional. Tiene tanto una zona de barra como otra de mesas bajas, tipo restaurante, pero recomendamos mejor la zona de la barra ya que es lo más típico del sitio…

Sus especialidades son las más autóctonas de la ciudad tipo el ajoarriero, el morteruelo y el chorizo de ciervo. Hay muchas más cosas pero sí es cierto que la carta es menos extensa que en otros sitios. Con la caña o copa de vino siempre sirven una generosa tapa que sorprende a todo el que lo visita por primera vez.

Leer más

Restaurante La Bodeguilla de Basilio

El mejor restaurante de Cuenca. Bodeguilla de Basilio. La cucharilla es base de patata, lacón, mango y miel. Chipirones con chocolate caramelizado. Espectacular.

+2

No lo recomiendo para nada.

Poco recomendable

Primera y ultima vez que pienso ir. Viniendo de una ciudad famosa por sus zonas de tapeo y variedad de bares como es Leòn venía con ilusión con gente natural de Cuenca de conocer la famosa bodeguilla de Basilio (cuchitril de medio pelo) fue tal mi desilusión.

Tienes que beber lo que te digan, solo tienen vino de la casa, no pidas otro que no hay y además de ese peleón que pobre de ti cómo te lo bebas entero y en plan refrescos pides Coca-Cola te ponen Pepsi sin decirte nada y precio escesivo, casi 12€ por 2 vinos y 2 refrescos.

Camarero soberbio y mediocre, si mucha fotito pero porque van los famosos de medio pelo que van a sacar el carnet de conducir.

Leer más

Un lugar atípico en un sitio típico

Muy bien

Un lugar atípico en un sitio típico. Acogedor, recogido y con unas pretapas y tapas originales y con una mezcla de sabores genial. Basilio, incansable te recibe como en casa.

Es el restaurante de tapas más clásico de Cuenca

Muy bien

Es un lugar pequeño pero con encanto muy céntrico, en una calle aledaña a la plaza de España.

La gente acude a este bar-restaurante por sus famosos aperitivos, con una primera consumición te sirven un consomé o gazpacho (dependiendo de la época) y una fuente de plato combinado y con la segunda y sucesivas son dos platos combinados cada ronda (no repiten plato).

Por experiencia propia puedes cenar perfectamente con tres consumiciones (9€ aprox.). No perdáis la oportunidad de tapear en la bodeguilla de Basilio.

Muy buena experiencia.

Excelente

Este sitio es sinónimo de muy buena hostelería. El dueño es muy amable, y su trato es excelente. Muy buen profesional. Pedimos un par de cañas, y lo primero que te sirven, unos caldos bien calientes, que se agradecen nada más llegar de la calle.

Después aparecen un par de tapas bien elaboradas. Con cada caña que tomas, el dueño te sirve una tapa distinta a su elección, buena presentación, bien elaborada, con productos de la zona. También disponen de distintos platos y raciones. Muy recomendable.

¿Conoces este lugar?
Ayuda a otros viajeros a descubrir con tu experiencia y tus fotos