¿Dónde quieres ir?
Compartir
¿Te gusta Anguiano?
Compártelo con el mundo
Experiencia
Entrar con Google +

Monasterio De Nuestra Señora De Valvanera

8 opiniones sobre Monasterio De Nuestra Señora De Valvanera

En ocasiones te apatece ir a lugares o...

En ocasiones te apatece ir a lugares o regiones dentro de tu propio país que no conoces, que en nuestro empeño de visitar otros fuera de nuestras fronteras, quizás por snobismo dejas a un lado.

Hace dos años junto con otro matrimonio y su hijo nos decidimos ir a La Rioja, lugar que como he comentado antes teníamos olvidado y que nos sorprendió gratamente por su gran belleza.

Estuvimos cuatro días en una casa rural y una de nuestras visitas fué al Monasterio de Valvanera, Patrona de la Comunidad Riojana.

Impresionante, situado en la Sierra de la Demanda, solamente el camino que conduce hasta el mismo ya merece la pena de recorrer. Adruptos desfiladeros, ríos recén nacidos y cumbres nevadas nos esperaban. La belleza del paisaje es tal que te apetece pararte a cada instante para sacar una fotografía, pero no puede ser, las carretera son estrechas y bajarte del coche significa no sólo un peligro para ti sino también para otros.

Leer más
+10

Valvanera y el cielo

MONASTERIO DE VALVANERA.

A este monasterio fui cuando era pequeño con mi padre, (que en paz descanse), mi madre, mi primo hermano, y su novia; la que es su mujer.

El lugar sigue tan reposado como lo recordaba. Bucólico, permanece colgado de las montañas junto al río Najerilla y el pico de San Lorenzo. En plena sierra de la Demanda. Aún atesora esa portentosa quietud que invita a la meditación sin las interferencias de las grandes ciudades. Es como adentrarse en el valle de la más completa serenidad. Del sosiego, de la calma.

Nada más llegar fuimos a ver la iglesia de gótico tardío; el corazón de la abadía. Siguen sorprendiendo esos arcos que la sujetan; parecen nerviosas flechas que se erigen sobre las copas de los bosques. Puntas, que buscan encontrar más paz en el cielo. Mas de la que ya tienen, sobre ese rincón, privilegiado, que poseen sobre la faz tierra. Como una cálida y redundante guerrilla apiadada, se elevan arcos altaneros, guerreros, para rozar y atravesar los mansos batallones de nubes. Esas vaporosas guerreras, armadas de lluvia bendita, que desfilan sobre las altas montañas, como capitaneadas y bendecidas por el todo poderoso.

Leer más
¿Conoces este lugar?
Ayuda a otros viajeros a descubrir con tu experiencia y tus fotos