¿Dónde quieres ir?
Compartir
¿Te gusta Estambul?
Compártelo con el mundo
Experiencia
Entrar con Google +

Mezquita Azul

+565
+90 212 518 13 19
+90 212 518 13 19
Teléfono
No esperes para reservar las actividades
river@river_header_activity
Tours y visitas guiadas
(205)
110
Exclusivo
Tours y visitas guiadas
(238)
50
Con descuento

101 opiniones sobre Mezquita Azul

La maravilla estambulí

¿Oponentes, enemigas irreconciliables, o cómplices centenarias? Siempre lo pienso. Parado en el parque de Sultanahmet, entre las dos. Por un lado la fortaleza de fe, la inigualable Santa Sofía, por otro la arquitectura hecha espuma, brillante como los azulejos que la adornan por fuera y envuelta con ese aura que parece emanar de todas los templos musulmanes, la Mezquita Azul.
Entrar en ella es dejar que la imaginación vuele, retroceder en el tiempo quedando en el mismo espacio, entrar en la historia y ver como los gobernantes devuelven a Alá las mercedes y bondades que les han sido concedidas en forma de palacios de fe.

Leer más
+20

Sus seis alminares se hunden en el...

Sus seis alminares se hunden en el cielo azul de Sultanahmet. La impresionante Mezquita Azul es, junto a Aya Sofya, o Santa Sofía, el edificio más impactante y conmovedor de Estambul.
Cuentan que la mezquita fue mandada a construir en 1606 por un sultán que deseaba que el edificio opacara a Santa Sofía, ubicada al otro lado del Parque Sultanahmet. De ahí su tamaño, sus 260 ventanas, sus vidrieras procedentes de Venecia, sus osadas curvas, su cúpula, los miles y miles de maravillosos azulejos de Iznik, y su gigantesco patio (el más grande de todas las mezquitas otomanas).

+10

La famosa Mezquita Azul de Estambul fue...

Excelente

La famosa Mezquita Azul de Estambul fue construida a pedido del Sultán Ahmed I, entre los años 1603 a 1617, y se erigió en los terreros adonde había estado el Palacio de Constantinopla. Es uno de los monumentos más impresionantes del mundo. Majestuosa y espléndida, impresiona mucho más por su parte exterior, construida en mármol y piedra. Consta de seis minaretes, por lo cual se distingue del resto de las mezquitas que tienen sólo cuatro.

El color azul, en algunas partes ahora desvaído por el paso del tiempo, se debe a los 20000 azul lejos de cerámica hechos a mano. Hay 50 tipos diferentes de estos azulejos, y se destacan especialmente los decorados con tulipanes. Hay que entrar sin zapatos y con los hombros cubiertos (te proveen a la entrada con unas medias que colocas sobre las tuyas). El interior, al ser un lugar de oración, está en total silencio como así también en bastante oscuridad, a pesar de las múltiples bombillas eléctricas. Es mucho más imponente la parte externa que la interna, a mi entender. No dejes de aprecias tambie´n el inmenso patio, tan grande como la superficie de la mezquita adonde verás en el centro una fuente relativamente chica, para tal superficie y dos lugares para abluciones a los costados de la puerta principal, como existen en toda Turquía- Está separada de la Iglesia de Santa Sofía por un parque con jardines, así que no dejes de
admirar, desde el exterior la grandeza de ambos edificios.

Leer más
+9

La mezquita azul, construida por el...

La mezquita azul, construida por el sultán Ahmet, debe su nombre al color de sus mosaicos de porcelana.

Fue construida al siglo XVII, en la antigua Byzantium. De ahí salían los peregrinos en dirección de la Meca. Las decoraciones murales mencionan el nombre de Allah, que los musulmanes no pueden representar con forma humana como los católicos que pintan Jesús o Dios. También hay representaciones del paraíso en murales en la planta de arriba. Es uno de los pocos países donde los no musulmanes pueden entrar en las mezquitas.

Al interior, hay cuatro pilares que mantienen una enorme cúpula, de más de 40 metros de altura. Del otro lado de la plaza se encuentra Aya Sofía, Santa Sofía, una iglesia ortodoxa que luego fue convertida en mezquita y ahora es un museo.

Leer más
+10
¿Conoces este lugar?
Ayuda a otros viajeros a descubrir con tu experiencia y tus fotos