¿Dónde quieres ir?
Compartir
¿Te gusta La Alberca?
Compártelo con el mundo
Experiencia
Entrar con Google +

La Alberca

+486
La Alberca Dirección

50 opiniones sobre La Alberca

NATURALEZA Y HUMANIDAD EN ARMONIA

Tres intensos días llenos de encanto natural, personas simpáticas y sencillas, naturaleza en convivencia con la población humana y buen comer llenaron una bonita memoria en mi experiencia como viajero.
Gracias al regalo de uno de esos paquetes de tres días que nos regalaron mis hijos tuvimos la oportunidad de conocer un precioso entorno. Conocimos Peña de Francia, con su santuario de Nuestra Señora, se puede visitar todos los recovecos del exterior al monasterio, enclave espectacular donde comimos muy bien por un precio bastante bueno; en la Alberca nos acomodamos en el hotel elegido " Las Antiguas Eras"con total acierto pues sus instalaciones están perfectas y la atención fue amable y cordial dándonos pistas para aprovechar nuestro tiempo.

Leer más
+37

Coronada por la Peña de Francia y ...

Coronada por la Peña de Francia y conformada por altos picos y valles asombrosamente agrestes, la Sierra de Francia guarda espectaculares muestras de arte rupestre y varios pueblos de pintoresca arquitectura popular. Entre ellos el mejor conservado es La Alberca, un pueblo de ensueño, no sólo por sus construcciones montañesas levantadas con piedras sostenidas con entramados de madera, sino porque como pocos guarda tradiciones en sus fiestas, en el vestir –todavía se pueden ver mujeres que conservan en su atuendo vestigios de viejas costumbres-, en sus artesanías, y en su exquisita gastronomía. Caminar por La Alberca resulta placenteramente extraño: Uno piensa por momentos que se encuentra en una antigua judería, o también, en un intrincado zoco árabe abandonado. Es que sus callejuelas parecen un laberinto misterioso. Tal vez el efecto lo producen los aleros de las plantas altas de las casas casi tocándose, cubriendo las callecitas como si estuvieran techadas, los bajos y robustos dinteles inclinados por el tiempo, cincelados con fechas de fundación, las gastadas inscripciones religiosas. La sensación desaparece en la pequeña y deliciosa Plaza Mayor, que parece grande al abrirse al aire serrano y a la luz.

Leer más
+6
¿Conoces este lugar?
Ayuda a otros viajeros a descubrir con tu experiencia y tus fotos