Exprime al máximo tu viaje
Con la app de minube
Descargar
¿Dónde quieres ir?
¿Te gusta Oudenaarde?
Compártelo con el mundo
Entrar con Google +

Restaurantes en Oudenaarde

8 colaboradores

4 lugares donde comer en Oudenaarde

Restaurantes en Oudenaarde
Priorij Van Elsegem
(1)
Si estando en Oudenaarde te apetece llenar la barriga con un gran plato de stroverij, el Priorij Van Elsegem puede ser una muy buena opción. En este agradable bar restaurante del centro de la ciudad sirven este plato tan típicamente belga muy bien acompañado. La carne en su salsa de cerveza oscura viene siempre con ensaladita y guarnición de patatas. Y sí, está deliciosa. Además, el Priorij Van Elsegem cuentan con una amplísima gama de cervezas. Recomendable probar la Ename, una rubia de la zona. No te pierdas tampoco los motivos ciclistas que decoran sus paredes. En una de ellas encontrarás un pequeño tributo para recordar que el Tour de Flandes cumplió 100 años en 2013.
Restaurantes en Oudenaarde
Sportpaleis
Muy cerca de la localidad de Oudenaarde se encuentra el Sportpaleis, un pequeño bar flamenco muy ligado a la historia del ciclismo en general y del Tour de Flandes en particular. De sus paredes cuelgan infinidad de carteles y reliquias, de su techo, ¡una bicicleta! En tiempos mejores perteneció a un gran corredor. Pregunta por su historia, estarán encantados de contártela. Tradicional, acogedor y calentito (muy importante si lo visitas en invierno). También cuenta con terraza exterior. Sirven café, té, refrescos y, cómo no, todo tipo de cervezas. Entre su selección de rubias encontraras Ename, muy típica de este punto de Flandes. ¡Ojo! No confundir con el Sportpaleis de Amberes, uno y otro local no tienen nada que ver.
Restaurantes en Oudenaarde
De Carillon
(1)
Tomar una cerveza a la sombra de una iglesia no puede ser pecado. Uno de los mejores sitios para hacerlo en Oudenaarde es el De Carrillon, un coqueto bar en el que además de rubias venidas de todos los puntos de Bélgica cuentan con gran variedad de tés y cafés. Si hace bueno podrás darte el gustazo de tomar cualquier cosa que pidas junto al gótico templo de San Walburga, el más emblemático de la ciudad. Si el tiempo no acompaña su interior es acogedor y está muy bien amueblado. Recomendable tomarse una Ename o una Smiske, dos cervezas de producción local, aunque la carta es muy extensa. Podrás pedir una ‘caña’ desde 1,80 (la más barata es Jupiler) o un café desde 2 euros. Si, en este garito y en muchos otros la cerveza es más barata que el café, como ocurre en otros muchos puntos de Flandes.
Bares de Tapas en Oudenaarde
Cervecería Smiske
Algo muy belga es visitar una brewery, esto es, una fábrica de cerveza más o menos casera donde se fabrican rubias de calidad, y cada vez más morenas que también están buenas. En el caso de Oudenaarde varias son las brewerys que la rondan. Smisje Brewery es una de ellas, una que en concreto produce más de treinta tipos diferentes de cerveza. Ubicada en el medio del campo (necesario coche o bici para llegar hasta ella), en la Smisje Brewery podrás aprender todo el proceso de elaboración de la cerveza, ver cómo se prepara, y dónde se embotella. La visita termina en el coqueto bar de la casa degustando el producto que preparan (y que está muy bueno). Allí también hay una pequeña tiendecita en la que se puede comprar, ¿adivinas? Si has dicho cerveza has acertado.