MINUBE
Seguir en la app
Abrir
¿Dónde quieres ir?
¿Te gusta Møre og Romsdal?
Compártelo con el mundo
Entrar con Google +

Qué ver en Møre og Romsdal

132 colaboradores
Lo más visitado en Møre og Romsdal
Fiordos en Stranda
Fiordo de Geiranger
(22)
Ciudades en Ålesund
Alesund
(8)
Miradores en Geiranger
Ørnevegen - Mirador de Geiranger
(9)
Fiordos en Åndalsnes
Trollstigen
(3)
Miradores en Geiranger
Mirador de Flydalsjuvet
(8)
Miradores en Stranda
Monte Dalsnibba
(1)
Miradores en Ålesund
Monte Aksla
(4)
Lagos en Stranda
Lago Djupvatnet
(2)
Cataratas en Geiranger
De syv søstrene - Las 7 hermanas
(8)
Pueblos en Hellesylt
Hellesylt
(2)
De interés turístico en Hellesylt
Excursión de Hellesylt a Geranger
(3)
Miradores en Stranda
Mirador de Dalsnibba
(3)
Reservas Naturales en Hellesylt
Cascada de Hellesylt
(3)
Pueblos en Eidsdal
Eisdal
Miradores en Ålesund
Mirador de Fjellstua
(2)
Fiordos en Ålesund
Hjørundfjorden
(3)
De interés cultural en Ålesund
Art Nouveau en Noruega
Fiordos en Stranda
Fiordo de Geiranger
(22)
Fiordos en Åndalsnes
Trollstigen
(3)
Fiordos en Ålesund
Hjørundfjorden
(3)
Fiordos en Geiranger
Luichi
(2)
Fiordos en Hellesylt
(1)
Miradores en Geiranger
Ørnevegen - Mirador de Geiranger
(9)
Miradores en Geiranger
Mirador de Flydalsjuvet
(8)
Miradores en Stranda
Monte Dalsnibba
(1)
Miradores en Ålesund
Monte Aksla
(4)
Miradores en Stranda
Mirador de Dalsnibba
(3)
Miradores en Ålesund
Mirador de Fjellstua
(2)
Miradores en Åndalsnes
Montaña del Troll
(2)
Miradores en Tustna

63 cosas que hacer en Møre og Romsdal

Fiordos en Stranda
Fiordo de Geiranger
(22)
Nuestra estancia en este precioso pueblo duró solo un día y dos noches. Es uno de los lugares donde no me importaría estar un mes, pero el tiempo y el dinero no dan para más. Pequeño pueblo situado en los confines del fiordo de su nombre. Esparcido por las laderas de las montañas, con apenas dos o tres hoteles, vive de las visitas que hacen los cruceros que van o vienen para visitar los fiordos y que en sus cortas paradas bajan para comprar recuerdos. Personalmente nos consideramos agraciados por no estar sujetos a unos horarios bastante rigurosos y haber podido saborear de este majestuoso entorno aunque sólo unas horas más. Al día siguiente de haber llegado, , por la tarde y después de la visita que ya he contado a Eidsdal y comer en un chiringiro a base de perritos y hamburguesas, nos dirigimos con el coche para observar desde lo alto todo el panorama que ofrece el pueblo como el fiordo. Resultó verdaderamente encantador.
Ciudades en Ålesund
Alesund
(8)
La vida a veces nos da segundas oportunidades, ocasiones de renovarnos y de renacer como un ave fénix de las cenizas, brillando más que nunca y marcando un camino en la historia. Precisamente eso fue lo que le ocurrió a la hermosa ciudad de Alesund en 1904. De madrugada el silencio de la noche de los fiordos fue roto por una alarma avisando de que una fábrica de conservas estaba en llamas y no había manera de detener el incendio. En menos de 24 horas 850 casas se quemaron hasta los cimientos y más 10.000 personas quedaron sin hogar. Los habitantes de Alesund, fuertes y avezados como todos aquellos que deben luchar contra la adversidad y los reveses de la historia, reconstruyeron sus casas de nuevo en el corto periodo de tres años. Esta vez en vez de levantar casas de madera como todo pueblo tradicional noruego, eligieron como material la piedra. El estilo que entonces triunfaba en el norte de Europa era el Jugendstil, un nombre propio para otra denominación del Art Noveau. El resultado que hoy podemos ver y disfrutar es una conjunción singular de unidad y variedad, con construcciones modestas pero ricas en ornamentos como los caballetes o las torrecillas típicas de las iglesias de madera medievales, las stavkirken y una fuerza arquitectónica que rememora el pasado vikingo, con sinuosas y suaves formas que recuerdan las olas del mar, convirtiendo a Alesund en el ejemplo de su época más completo y armonioso de Escandinavia. Encontramos tesoros por todo el centro de la ciudad, el denominado Jugendstil Senteret, aunque los más llamativos son la antigua farmacia con un precioso e intacto interior y prácticamente todas las casas de las calles Apotekergata y Kirkegata. El colorido, la situación privilegiada y pintoresca de las casas del puerto que parecen emerger de las aguas como la diosa Venus, completan el recorrido arquitectónico por la ciudad. Pasear por Alesund también significa vivir el mar, su olor, su frescura y su historia, ya que la ciudad es la base de la mayor flota bacaladera de Noruega. Varias tiendas de recuerdos de buena calidad se esparcen por el paseo del puerto y no está de más detenerse a probar un bocadillo de arenque con una buena cerveza noruega.
Miradores en Geiranger
Ørnevegen - Mirador de Geiranger
(9)
Sin duda Geiranger es el Fiordo (así con mayúsculas) por excelencia, si no el que más, de los más impresionantes que se puede uno encontrar en la región de los fiordos noruegos. También es uno de los mejor acondicionados para el turismo, como demuestra el estupendo mirador de Ørnevegen. Desde este punto se puede admirar uno de los recodos del fiordo en toda su magnitud y en un día soleado es una de las vistas más hermosas del país; El tema es intentar evitar durante la visita a los numerosos autobuses turísticos que paran para la foto en el mismo sitio. El acceso desde el pueblo de Geiranger es sencillo si se tiene vehículo propio (o se estás en una excursión organizada por la zona). Basta con coger la única carretera de salida del valle donde está el pueblo, carretera que serpentea en 11 curvas de las que quitan el hipo. La carretera es de un solo carril y se las trae (es más que probable que os encontréis con autobuses en sentido contrario), así que cuidado al tomarla.
Fiordos en Åndalsnes
Trollstigen
(3)
Es un lugar precioso, es un fiordo seco en el que hay una carretera, la Trollstigen, que es impresionante. Merece la pena llegar allí por el paisaje que hay desde Geiranger y el que hay después. Cerca de esto también esta Jostedalsbreen que es un Glaciar. También adjunto fotos.
Carreteras en Averoy
Carretera del Atlántico - Atlanterhavsveien
(8)
Son 8 los puentes que en invierno parecen ser devorados por las fuertes e impetuosas olas del Atlántico, azotados sin piedad como en una prueba de resistencia a ver si alguno de ellos cae ante las furia de la Naturaleza. Tormentas de nieve, lluvia y viento parecen aliarse con el mar en un intento de hacer desaparecer la obra del Hombre. Luego, en verano, o mejor, en el no-invierno, las estructuras disfrutan de una pax maris, de una paz marina, que tiene un algo de melancolía, de descanso del guerrero. En un principio pensaba que se trataba de un efecto óptico, pero llegado aalí, la ilusión se desvanece y se convierte en una curva continua retorcida y sinuosa que enlaza los 17 islotes en poco menos de 8 kilómetros. Muchos fueron, hasta la llegada de esta elegante arquitectura de hormigón y hierro forjado, los que se echaban al mar para recorrer los caminos del archipiélago, y otros que navegaban por mayor necesidad, la que fortalece el hambre, la que lleva al humano a luchar contra los elementos para conseguir el sustento. Así que Noruega, en un intento de recordar esas almas mojadas y amortajadas por las gélidas aguas del Atlántico, levantó en un área de descanso, un modesto pero emotivo pilar que recuerda el valor y el tesón de centenares de pescadores, padres y madres de familia y como no, aventureros que entregaron sus cuerpos a las profundidades. Empezada en 1983, la obra sufrió el embate de 12 huracanes, aunque siempre tuvo el respaldo del gobierno para su construcción, lo cual es un desastre menos y se autofinanció en un 50% gracias al peaje que pagaban los conductores. Cuando se pagó del todo, el peaje desapareció y automáticamente se convirtió en Ruta Turística Nacional... Todo un ejemplo de la economía y la arquitectura noruegas.
Miradores en Geiranger
Mirador de Flydalsjuvet
(8)
Si hay una imagen típica noruega esta es, sin duda, la impactante visión que se contempla del fiordo de Geiranger desde el Mirador de Flydalsjuvet. Desde allí divisamos la localidad de Geiranger y el Geirangerfjorden, con sus numerosos cruceros, en todo su esplendor. Por mucho que la contemples con anterioridad a tu viaje en libros y fotos no hay nada más impresionante como estar allí arriba y regalar a tus ojos esta estampa que más bien parece un cuadro que una realidad. El Mirador de Flydalsjuvet se divide en dos zonas de visión, una superior y otro inferior, la inferior en la mayoría de las postales aparece con una persona en el borde de la misma que casi parece que va arrojarse al fiordo, es una de las imágenes más famosas de Noruega. La realidad es que está vallada y su encanto radica en que al igual que la de arriba ofrece una perspectiva fantástica del entorno. Parada imprescindible si se viaja por la zona y muy recomendable si se tiene pensado viajar a ella, contemplación de la naturaleza en estado puro y en perfecta armonía Es fácil llegar a Flydalsjuvet porque está cerca de la carretera Rv. 63, aproximadamente a 4 kilómetros del centro de Geiranger en dirección a Grotli.
Miradores en Stranda
Monte Dalsnibba
(1)
El Monte Dalsnibba ofrece una de las vistas más bonitas de los fiordos noruegos. Desde 0 a 1500 metros de altura sobre el nivel del mar en a penas 50km que separan la costa del fiordo Hellesylt. La tradición es colocar una piedra sobre otras en la parte más alta del monte y tendrás suerte o algo así ... En la base del monte existe uno de los lagos más profundos a esas alturas del mundo, el lago Djupvatnet. Una visita imprescindible si viajas a Noruega.
Miradores en Ålesund
Monte Aksla
(4)
Son nada menos que 418 escalones los que ascienden por el monte Aksla pero al llegar arriba y contemplar la vista que se tiene de la ciudad de Alesund nos damos cuenta de que el esfuerzo ha valido la pena. Y eso que hasta la cima se puede llegar gracias a un pequeño tren o al autobús op on-hop off, como parte de un pequeño recorrido turístico que nos muestra lo más hermoso de esta ciudad noruega. Pero nosotros, decididos, bajamos del barco y nos propusimos el reto de llegar hasta arriba por nuestros propios medios, o mejor por nuestros propios pies. Así que recorrimos el entramado de calles que va desde el muelle de cruceros hasta la base del monte, donde encontramos un pequeño y delicioso parque y sin pensarlo dos veces tomamos aire y empezamos a subir. Aunque el camino está bien preparado y es totalmente seguro hay espacios bastante estrechos donde se pone a prueba nuestra educación, pidiendo permiso a los que van más despacio o simplemente esperando a que los que bajan se echen un poco a un lado para no detenernos y llegar rápido a la cima. Durante el recorrido encontramos varios apartaderos habilitados como maravillosos miradores, pero nosotros queríamos llegar a lo alto y descansar de la subida, sabiendo que nos esperaba un espectáculo único que brillaría con todo su colorido bajo el sol del Norte. Una vez arriba quedamos impresionados y enamorados de las vistas que nos ofrecía la ciudad de Alesund, las montañas y las islas de los alrededores. Fueron tan sólo 15 minutos de subida a todo lo que daban nuestras piernas y nuestros pulmones, pero puedo asegurar que vi cumplido mi sueño tantas veces visto en las fotos de las redes o en las revistas , de ver Alesund desde una perspectiva única y diferente.
Lagos en Stranda
Lago Djupvatnet
(2)
Esta lago es una pasada. Tal cual. Cuando yo fui, en mayo, estaba totalmente congelado! Parece que hasta que no entra bien el verano, no se descongela y sale el color verde de la hierba a flote. Pero, aun así, congelado es una pasada. No se distingue donde termina el lago y empieza la tierra, así que cuidado si te aventuras mucho a caminar hacia el lago. Si vas y haces eso, el brillo que desprende el blanco de la nieve es tan fuerte que no se puede mirar. Incluso la cámara de fotos tiene problemas para poder captar algo. A la orilla del lago está el Café refugio Djupvasshytta, donde puedes tomar un té con unos dulces típicos de la zona. Son de manzana y están riquísimos. Me gustaría volver el verano para ver la diferencia de colores de una fecha a otra.
Cataratas en Geiranger
De syv søstrene - Las 7 hermanas
(8)
Si decides darte un paseo en barco atravesando el fiordo de Geiranger toparás con esta maravilla natural que está entre las cascadas más fotografiadas en el Fiordo de Geiranger y de todo Noruega. La cascada tiene una caída libre de 250 metros y se llama así porque tanto esta como otras cascadas adyacentes están envuelvas en una más de las leyendas Noruegas que existen por el país, esta leyenda incluye otras dos cascadas, la del novio y la del velo nupcial y se comenta que el novio pretendía a las 7 novias y al final rechazado por todas se dio a la bebida por eso la cascada del pretendiente tiene forma de botella. Si tienes la oportunidad de hacer alguna de las rutas a pié no dejes de visitar la granja de Knivsflå junto a la cascada de las 7 novias situada en un terreno peligroso, con sus acantilados que dan verdadero vértigo.
Pueblos en Hellesylt
Hellesylt
(2)
Excelentes vistas y punto de partida para un fabuloso recorrido por la zona de Geiranger
De interés turístico en Hellesylt
Excursión de Hellesylt a Geranger
(3)
Si viajas a Noruega hay una excursión que no puedes dejar pasar la que va de Hellesylt a Gerainger. Hay varias opciones para hacerla a tu aire en taxi, a tu aire en bus o como la hice yo, contratándola con la naviera en la que estaba haciendo el crucero por los fiordos. Esta magnífica excursión parte del pequeño pueblo de Hellesylt y la primera parada es la preciosa cascada que baja por entre las casas del pueblo y desemboca en el fiordo, la siguiente parada es la del lago Hornindal, el más profundo de Europa con 514 metros en su punto más profundo, se pasan pueblos tan bonitos como Stryn o Nordfjord donde se puede parar a tomar algo o hacer compras, también en la excursión se pasa por debajo del famoso glaciar Briksdal para luego ya coger la carretera y acceder al monto Dalsnibba a 1500 metros sobre el nivel del mar y donde tendrás una de las panorámicas más impresionantes de todo Noruega, glaciares, montañas nevadas, lagos, el fiordo... todo este te espera desde la cima. La siguiente parada ya se hace en el mirador de Flydalsjuvet para luego ya bajar al pueblo de Geiranger donde puedes ultimar compras, tomar algo o simplemente observar el fiordo. Todo este recorrido te llevará hacerlo unas 7-8 horas, es un recorrido fácil puesto que está todo perfectamente indicado en ruta.
Miradores en Stranda
Mirador de Dalsnibba
(3)
Gracias a una excursión en autobús que nos sacó del atestado pueblo de Geiranger, pudimos conocer y disfrutar de varios puntos que aquellos que se quedaron en las tiendas de recuerdos jamás podrán compartir ni recordar. Uno de ellos es el espectacular mirador de Dalsnibba, que es poco más que un apartadero en la carretera que sube trabajosamente durante 5 km desde Geiranger. Es simplemente espectacular el cambio de clima y paisaje que se produce durante ese intervalo de apenas 30 minutos, que es lo que tarda el autobús en llegar hasta el punto panorámico. Una vez allí, conviene mirar desde la plataforma aérea que parece apenas mantenerse a ferrada a la roca para ver el nevado interior del collado que conforma el inicio del fiordo y que es fuente de la nieve derretida que baja por él hasta llegar al desfiladero de Geiranger. Moviéndonos al lado opuesto del mirador, encontremos la vista más espectacular, la que más contrasta por el gris de la piedra, el blanco de la nieve y el verde y azul del fiordo. Desde aquí es poco visible el pueblo de Geiranger, sin embargo el espectáculo de la vista nos hace darnos cuenta de el impresionante paisaje montañoso que envuelve el fiordo y la inmensidad del paisaje helado, que incluye lagos de un azul imposible como el de Djupvatnet , dunas de nieve y una naturaleza que se niega a ser dominada por el hombre.
Reservas Naturales en Hellesylt
Cascada de Hellesylt
(3)
Cuando llegamos a Hellesylt a mi se me iba la mirada sola hacia este precioso lugar, la Cascada de Hellesylt o Hellesyltfossen como la conocen los noruegos. No cabe duda de la belleza de dicha cascada viendo las fotos, pero es que al natural es de los lugares más relajantes, bonitos y especiales que pisé jamás. Yo recomiendo ver la cascada al inicio del verano, con el deshielo se vuelve más impresionante aún y si te pones en el puente Alto que está al lado incluso podrás notar pequeñas gotas de agua 100% natural, una experiencia única. Sin duda esta cascada será la imagen más bonita que te lleves de esta zona de Noruega, no te la pierdas.
Pueblos en Eidsdal
Eisdal
Si, porque paramos para llenar un poco el estómago y descansar la vista del blanco de las montañas. Pero la parada fue más que eso. Se convirtió en un deleite para nuestros ojos, que no se cansaban de mirar y admirar la belleza de un campo salpicado de granjas y flores, enormes árboles que ocultaban con sus copas el gris profundo de las montañas que los arropaban, valles, colinas y lagos que prometieron y cumplieron enseñarnos un diminuto rincón de la noruega más natural, más rural y escondida, donde cada mirada captaba una postal, un recuerdo de colores imborrable. No en vano el pueblo y su valle forma parte de la llamada "Ruta Dorada", que junto con otras localidades enseñan al visitante la vida y paisajes del este noruego. Quizá sea la tranquilidad, el silencio, y cómo no, el verdor de los pastos, lo que hace que la leche de vaca y cabra que se recoge en este fértil valle, sea la de mayor calidad de todo el país. Y la pesca no queda atrás, ya que las frescas aguas procedentes del deshielo, que llenan lagos y fiordos son el hogar ideal para todo tipo de peces de agua dulce, que los avezados pescadores de Eisdal preparan de mil maneras diferentes, ahumándolos, salándolos o simplemente consuminéndolos al momento, capturados casi en la puerta de sus casas. Un momento de descanso que se convirtió en alimento para nuestros sentidos..
Miradores en Ålesund
Mirador de Fjellstua
(2)
Imperdonable no subir a este mirador, las vistas que se tienen de la ciudad de Alesund, una de las ciudades noruegas mas bonitas, son impresionantes. Nosotros subimos por una escalera, unos 500 escalones, pero para los que no estén en forma existe una carretera que te lleva hasta el mirador (no se si hay transporte público). Mejor ir por la mañana, el sol lo tendremos de espalda.
Fiordos en Ålesund
Hjørundfjorden
(3)
Inolvidable el crucero por los fiordos
De interés cultural en Ålesund
Art Nouveau en Noruega
En el año 1904 un devastador incendio arrasó la población de Ålesund en la costa oeste de Noruega. Su reconstrucción transformó esta pequeña ciudad, con sus tradicionales edificios de madera, en una ciudad de casas de piedra y ladrillo inspiradas en el estilo arquitectónico conocido como Art Nouveau. Varios arquitectos noruegos, influidos por la arquitectura continental, especialmente la alemana, y también artesanos, fueron atraídos a dicha ciudad para tomar parte en su reconstrucción. Las normas que establecían que todos los edificios tenían que ser de ladrillo o piedra permitieron crear una nueva ciudad con una arquitectura única y con una importante concentración de más de trescientas veinte casas modernistas en un reducido centro histórico. Recorrer esta pintoresca población nos llevará a contemplar una sinfonía de pequeñas torres, capiteles, miradores y balconadas que se asoman a calles y canales, para transportarnos a un paseo de cuento de hadas.