Exprime al máximo tu viaje
Con la app de minube
Descargar
¿Dónde quieres ir?
¿Te gusta Rabat?
Compártelo con el mundo
Entrar con Google +

Qué ver en Rabat

355 colaboradores

127 cosas que hacer en Rabat

Monumentos Históricos en Rabat
Kasbah of the Udayas
(20)
Rabat, capital administrativa de Marruecos, me sorprendió. Sinceramente, no esperaba encontrar sitios muy interesantes, y he aquí que sí, que es una ciudad agradable y bonita, bastante cuidada (se nota que ahí vive buena parte del año el Rey y su corte), y uno de los rincones que más me gustó fue la Kasbah Des Oudaias. En lo alto de un risco, sobre el Oued Bou Regreg y el Océano Atlántico, formando parte de la parte más antigua de la ciudad, se levanta esta especie de ciudadela. Con jardines de los que huir del calor, estanques, y un gran palacio del s. XVII que alberga un museo, es un estupendo lugar para encontrar tranquilidad y relajarse, ya que no suele estar lleno de visitantes... A mi me encantaron los restos de azulejos que aún se aprecian en muchos de sus rincones, la arquitectura que tanto recuerda a la Alhambra, los arcos, las murallas... detalles que nos recuerdan lo mucho que tenemos que ver, la hermandad con Al Andalus. En fin, un sitio al que merece la pena acercarse, si pasáis por aquí. Ah! ni caso a los "guías"... se visita sin problemas.
1 actividad
De interés cultural en Rabat
Medina de Rabat
(9)
El centro histórico se llama medina en árabe, es la palabra para decir "ciudad". Antes la ciudad de Rabat cabía integralmente en las murallas, construidas en el siglo XII por la dinastía de los Almohades. Era un pequeño pueblo de pesqueros, y la ciudad grande era Safi, del otro lado del río Bou Regreg. Algunos dicen que el nombre de Rabat significaba "donde se atan los caballos", y que entonces dejaban ahí a sus caballos antes de volver a casa a Safi. Fue durante la colonización francesa que el gobernador decidió hacer de Rabat la capital del país. La medina es un lugar muy animado con muchas tiendas, mercados cubiertos, mezquitas, y unos hoteles. No me gustó mucho quedarme a dormir en el centro histórico, porque los hoteles son muy baratos, algo sucios y no es un lugar muy seguro por la noche. Pero de día es el corazón de la ciudad, y una visita obligada.
Mezquitas en Rabat
Mausoleo de Mohamed V
(10)
El mausoleo de Mohammed V es el monumento más emblemático de la capital marroquí. Está en la vecindad de la mezquita Hassan, y abriga la tumba de Mohammed V, el padre de la independencia de Marruecos. Mohammed V permanece muy querido de los marroquís, lo estiman mucho. Quería tanto a su país y a su pueblo, que durante la segunda guerra mundial, cuando Marruecos era una colonia francesa, y los judíos marroquís, como los judíos de Francia, tenían que ser deportados a los campos de concentración, este rey musulmán dejó saber que ya que los judíos eran iguales de marroquís que los demás, si los mandaban a los campos lo tendrían que mandar a él también. Al final no mandaron a nadie y los judíos vivieron. El mausoleo está frente al océano atlántico, la tumba está hecha de marfil blanco precioso, y el techo está cubierto de tejas verdes, como el verde de la bandera marroquí, que es el color real. Fue construido con respeto de la tradición de construcción de las demás tumbas reales. Al lado del mausoleo, está la mezquita Hassan, en el mismo recinto, es donde se celebran las ceremonias nacionales, en presencia del rey Mohammed VI. Como las demás mezquitas del país, a parte de la de Casablanca, no se puede visitar.
1 actividad
Zonas de Compras en Rabat
Calle Souika
(5)
Cuando entras a la medina, el centro histórico de Rabat, por el lado de Alla ben Abdallah, llegas a esta calle, una de las más animadas al nivel comercial. Hay docenas y docenas de tiendas. Se venden dulces, ropa, especies, zapatos, vestidos tradicionales, copias de ropa de marca occidental, DVDs grabados, perfumes... Los ruidos, los colores y olores son increíbles. El lugar está siempre animado, las tiendas cierran tarde por la noche, y abren a las primeras horas de la mañana. También hay carozas de personas que venden fruta y verdura de manera itinerante. Me gusta por el día, pero de noche cuando está todo cerrado es un lugar que puede ser un poco peligroso, es mejor si te quedas fuera de las murallas para dormir.
Monumentos Históricos en Rabat
Torre Hasán
(11)
La Torre Hassan domina Rabat y el mausoleo de Mohamed V. Es un edificio emblemático que encuentras en muchos postales y representaciones de la ciudad. Está a la par del mausoleo donde descansan Hassan II y su padre Mohamed V. La torre es en realidad el minarete de una mezquita que nunca se terminó. El lugar iba a ser en el siglo XII el monumento religioso más grande en el mundo, pero el sultán Yacub el Mansur murió antes de terminar las obras. La torre mide 44 metros de alto. Las columnas alrededor eran las que iban a sostener la mezquita, se cayeron con un terremoto. La torre Hassan fue renovada en los años 60. Hay una mezquita, pequeña, que es lugar de ceremonias religiosas oficiales, a las cuales asiste el rey.
Ruinas en Rabat
Chellah
(2)
Se trata de un conjunto arqueológico prácticamente en el centro de Rabat, en el que contemplamos juntos vestigios romanos y árabes, además de una antigua necrópolis, tumbas, murallas e impresionantes nidos de cigueñas. En realidad es un conjunto de lo más heterogéneo. Desde la carretera de circunvalación paralela a la muralla veréis esta pequeña ciudad amurallada como sacada de un cuento. Esta ciudad fue fundada por los fenicios como escala marítima entre Tánger y Mogador (actual Essaouira). Posteriormente en la época preromana se convirtió en una ciudad denominada ya en época romana Colonia Sala y que marcaría los límites del imperio (provincia de la Mauritania Tangitina) hasta el siglo V. No tenemos noticias de ella hasta el siglo XIII cuando Abou Yacoub Yousseff construyó una mezquita y algunos mausuleos, aunque fue abandonada cuando la capital de Marruecos pasó a Fez. Vestigios de un montón de civilizaciones asentadas sobre estas piedras no teneis que dejar de contemplar aquí, en vuestra próxima visita a Rabat-
Pueblos en Rabat
Salé
(3)
Salé es una ciudad tranquila que está ubicada al lado de Rabat, solamente tienes que cruzar un río cuando vienes de la capital, y desde el mausoleo Hassan II no deberías tardar más de media hora. Salé es una ciudad de pescadores. Al inicio tenía más importancia que Rabat, pero son los franceses durante la colonización que decidieron convertir Rabat en la capital del país, por lo cual Salé se quedó igual, como un pequeño pueblo. La ciudad tiene una medina interesante, es el casco histórico que está bastante bien preservado con casitas bajas y zocos cubiertos. Para ir a Salé puedes tomar un tren desde Casablanca, queda a una hora, y también si tienes que estar en Rabat, las opciones de alojamiento son un poco mejor en Salé, al menos cuando a mochileros se refiere. En Salé te puedes alojar con 10 euros entre dos y conseguir un lugar al cual no da miedo volver por la noche, mientras en Rabat cuesta más. Los puntos de interés incluyen varios mercados, un gran cementerio de pescadores, y para el lado moderno, está la marina, el puerto de ocio que hicieron hace poco.
Monumentos Históricos en Rabat
Murallas de Salé
(2)
Las murallas de Rabat encierran y protegen la medina, el centro histórico de la ciudad. Si llegas en tren, vete bajando por la avenida Mohamed V, pasando la oficina central de correos, y llegarás a las murallas. Puedes ver que a la par están construyendo la primera línea de tranvía de Marruecos, un proyecto enorme que vinculará a partir del año que viene la ciudad de Rabat con Salé, del otro lado del río Bou Regreg. Las puertas llevan cada una un nombre diferente, y fueron excavadas poco a poco con el aumento del tráfico y de la población interior. La primera muralla data de la dinastía Almohades, a finales del siglo XII. Mide más de ocho metros de alto y dos de profundidad. Está bien conservada, antes había una sola puerta, Bab Zaer, ahora está Bab el Alou, Bab Er Rouah, Bab el Had...
De interés cultural en Rabat
Puerto de pesca
(3)
El puerto de pesca de Rabat es bastante pequeño, y está desapareciendo, remplazado por la marina y el puerto de ocio. Los pequeños barcos salen por la mañana sobre el río, es como un espectáculo cuando vuelven tranquilamente al puerto. Puedes ir a comprar directamente tu pescado, pero antes habían asadores alrededor del puerto donde podías comer directamente tu compra. Ahora hay que volver a la medina para eso, o me imagino que por la playa también ha de ser posible. Los pescados del río no son tan sabrosos como los del mar, en general traen pequeños pescados para la fritura. Desde los restaurantes del paseo marítimo los puedes observar bien.
Jardines en Rabat
Jardines de El Mechouar
(2)
El fastuoso y enorme Palacio Real, tiene su entrada a través de los jardines de “El Mechouar”, esmeradamente cuidados entre grandes avenidas en las que se alzan los edificios militares de la ciudad. Ejércitos de jardineros con uniformes azules se encargan de tenerlos impolutos y perfectamente cuidados. Lamentablemente el propio palacio no se puede visitar y además está fuertemente vigilado, aunque está permitido acercarse a la entrada y hacer fotos, a diferencia de en otros edificios similares en Marruecos.
1 actividad
Tiendas en Rabat
Zoco del oro
(6)
Es un zoco cubierto de la antigua medina de Salé, donde encuentras la mayoría de los joyeros de la ciudad. Trabajan el oro, la plata, hacen joyas con piedras preciosas... Los precios son alcanzables, y no podrás negociar mucho. Como no están acostumbrados al turismo, no empiezan con precios europeos para luego llegar a un precio mucho superior de lo que pagaría un marroquí. Es más relajada la negociación aquí que en ciudades turísticas. Como antes, los artesanos se agrupaban por tipo de actividad, los joyeros se han quedado en este barrio. Cuando hay una fiesta, como por ejemplo una boda, es costumbre llevar joyas. La novia se va de compras y escoge sus joyas, que luego le regala el novio. Muchas joyas servirán solamente el día de la boda, pero la gente dice que es como una caja de ahorros para la novia, si algo le va mal con su pareja, puede vender su tesoro y vivir con este dinero.
1 actividad
De interés cultural en Rabat
Ensemble artisanal
El Ensemble artisanal, o conjunto artesanal, está en frente de la entrada del castillo de los Oudayas, en el centro de Rabat. Es un punto de paso obligado si visitas la ciudad, ya que los Oudayas son lo más bonito que tiene la capital. Está a la esquina con la calle de los consulados. Me gusta este lugar porque comparado con Marrakech, hay un surtido más variado, el artesanato viene de cualquier rincón del país, no solamente del Sahara y del interior, hay objetos de la costa, y una gran selección de alfombras. Están acostumbrados a mandar paquetes internacionales a europa, no dudes en preguntar los costes.
Palacios en Rabat
Palacio Real
(2)
El Dar-al-Mahkzen, que tiene las funciones de Palacio Real y sede del gobierno, data del 1864 y se construyó sobre las ruinas del antiguo palacio. Ante la puerta del Palacio se extiende la Mechouar, la plaza donde se organizan las principales celebraciones en honor al Rey. Mohammed VI ya no vive en el Palacio Real.
Estaciones de Tren en Rabat
Rabat Ville
(4)
La estación de trenes de Rabat Ville está en el centro de la ciudad, puedes consultar los horarios en oncf.Ma y tener así una idea de los precios, aunque está en francés. Los trenes salen cada media hora en dirección de Casablanca, parando a veces en Casa Port o en Casa Voyageurs. No hace una gran diferencia si quieres quedarte en Casablanca, pero para las conexiones con el aeropuerto y la estación de Marrakech, hay que ir a Voyageurs. Cuesta 35 dirhams, 3.50 euros para ir a Casablanca. A Fez son tres horas y 60 dirhams, Meknes 2h30 y 50 dirhams. Para Salé, puedes ir a pie o en taxi, te sale más barato y es más rápido que esperar un tren. En general no son puntuales, pero es raro que tengas más de media hora de atraso.
Monumentos Históricos en Rabat
Bank Al Maghrib
(2)
Bank Al Maghrib es el banco central de Marruecos, y un banco abierto a los funcionarios para hacer operaciones básicas. En general en las ciudades grandes, como Casablanca, Marrakech o Rabat, hay una sola sucursal, en el centro de la ciudad. Esta se encuentra en la avenida Mohamed V. Es un perfecto ejemplo de la arquitectura del protectorado francés en los años 20 y 30 del siglo pasado. Puedes entrar pero no puedes sacar fotos a dentro. La decoración es antigua, preciosa. Si luego vas a Casablanca, recomiendo que vayas a ver la sucursal allá, tiene una cúpula increíble.
Zonas de Compras en Rabat
Rue des consuls
(1)
La calle de los Consules es un lugar lleno de historia, una gran calle peatonal larga que lleva desde el castillo fortificado de los Oudayas, hasta el centro de la medina. Hay fuentes y decoraciones en la calle, que no sueles encontrar mucho en la medina, donde las casas están abiertas únicamente hacia el interior, alrededor de un patio central. La calle era el lugar de residencia de los diplomatas internacionales, y es por eso que sus casas son diferentes. Algunas tienen baldones, cosa que no ves en una casa marroquí. Otras tienen grandes ventanas. La mayoría de estas casas han sido convertidas en tiendas, y ahora la calle forma parte del zoco cubierto de Rabat.
Ciudades en Rabat
Medina de Salé
La ciudad de Salé fue fundada en el siglo X. Fue succesivamente bajo el gobierno de los almoravides en el siglo XII y de los Merinides en el siglo XIV. Punto estratégico de la costa marroquí, la ciudad crecía rápidamente, hasta fue más importante que Rabat, construida a 2 kilómetros de ahí, del otro lado del río Bouregreg. Hubo un tiempo en el cual Rabat se llamaba Salé la nueva, comparada con la medina de Salé. La medina es el casco histórico de la ciudad, que cabe dentro de grandes murallas bien renovadas. En el siglo XVII, había una gran comunidad de negociantes, musulmanes y judíos, y también marítima, que le daba su importancia a la ciudad. Para pasear, la medina es muy agradable, hay varios zocos, cubiertos y al aire libre, un mercado central, fuentes públicas... La gente me pareció simpática, te hablan pero nada que ver con Marrakech, no hay casi quién te intente servir de guía falso, o vender cualquier servicio. Casi todos hablan francés, pocos español.
Calles en Rabat
Avenida Mohamed V
(1)
Saliendo de la estaciónd e trenes, si tomas a mano derecha, te encuentras en la gran avenida Mohamed V. Rabat es la capital del reino y tiene muchas avenidas anchas así que llevan los nombres de los antiguos reyes del país. La avenida tiene en su centro una rambla peatonal, donde la gente viene a pasear cuando el calor del día se va. Durante los meses de Ramadán, ves a las familias hasta las dos o tres de la mañana paseando y charlando antes de volver a casa. Tiene altas palmeras, unas fuentes, y césped en el centro, que ayudan a mantenerla fresca en verano. Al final de la avenida por un lado está la mezquita As Sounna, y del otro lado está la medina, la parte histórica de la ciudad.

Cosas que visitar y que hacer en Rabat

Una de los puntos principales de atractivo turístico que ver en Rabat es la Torre Hasán. Se trata del alminar de la mezquita que el sultán almohade Yaqub al-Mansur quería construir. Pretendía que fuese la mezquita más grande del mundo pero las obras fueron abandonadas cuando murió. En la explanada de la mezquita se encuentra el Mausoleo de Mohammed V, primer rey del Marruecos independiente y otra de las cosas que ver en Rabat de gran importancia para sus habitantes.

Kasbah des Oudaïa es una fortificación que se encuentra en la desembocadura del río Bu Regreg, donde se encuentra el museo de Oudayas. Este lugar es una parada obligatoria en la ruta junto con La necrópolis de Chella, un antiguo complejo romano y medieval que es probablemente la más antigua aglomeración humana establecida en la desembocadura del río Bu Regreg y uno de los lugares que ver en Rabat con más historia.

Otros de los sitios que ver en Rabat imprescindibles son Dâr-al-Mahkzen, el palacio real y la sede del gobierno y Bab ar-Rouah junto con la avenida de las Fuerzas Armadas Reales.

La Mezquita de Lalla Soukaïna es quizá la mezquita que visitar en Rabat mas hermosa de Marruecos. Es espectacular gracias al trabajo de artesanía que contiene, a su particular arquitectura y su encantador entorno. El acceso al interior no está permitido a los no musulmanes, como es habitual en Marruecos. Los católicos cuentan con La catedral San Pedro de Roma, situada en la plaza del Golán, es uno de los edificios que hay en Rabat destinados al culto católico, algo interesante que hacer en Rabat hoy en día.

Las Murallas Almohades y las Murallas Andalusies son otras de las cosas que visitar en Rabat. La ciudad cuenta con una gran arquitectura lo que la hace atractiva a los turistas. Por ello, cada día son más los que deciden descubrir desde dentro todas las cosas que hacer en Rabat.