MINUBE
Seguir en la app
Abrir
¿Dónde quieres ir?
Entrar con Google +

Qué ver en Rocamadour

101 colaboradores
Monumentos Históricos en Rocamadour
Porte du Figuier
(1)
Monumentos Históricos en Rocamadour
Espada de Roldan
Monumentos Históricos en Rocamadour
Puerta de Salmon
(1)
Monumentos Históricos en Rocamadour
La fortaleza - Le fort
(1)
Monumentos Históricos en Rocamadour
(1)
Monumentos Históricos en Rocamadour
Puerta de Hugon
Monumentos Históricos en Rocamadour
La Gran Escalera - Le Grand Escalier
Monumentos Históricos en Rocamadour

39 cosas que hacer en Rocamadour

Pueblos en Rocamadour
Rocamadour
(12)
Acabo de comentar otro pueblo encantador, Sarlat la Caneda, una de las joyas del Perigord francés. Pues bien, este otro pueblo, aunque pertenece a la región de Lot, Mediodia-Pirineos, está fronterizo con el Perigord, una de las más bonitas zonas de Francia. Me encanta. Por ello, no olvidéis de incluirlo en las visitas que unen a las dos regiones, vale la pena. Está ubicado , como no ( como todos los pueblos, castillos, fortalezas, etc. bonitos de Europa ) en la ladera de una montaña, a 3-4 alturas que te hace plantear que haces, si vas o no por ello. .. pero bien, aquí han instalado unos ascensores que te suben de una cota a otra sin cansarte lo más mínimo, Un 10 por ello. Es un placer pasear por sus calles, rincones, etc., te crees que te van a saludar unos Cruzados que vuelven de Tierra Santa. Una pasada. ¡Que lo disfrutéis como nosotros¡ Saludos minuberos. Juan Ramón.
Castillos en Rocamadour
Castillo de Rocamadour
(3)
El Castillo de Rocamadour es uno de los puntos que no se debe dejar de visitar si va a Rocamadour. Las vistas de la zona son impresionantes, además, tiene un pequeño desde el que puedes ver desde las alturas Rocamadour, su trazado, sus iglesias, etc. Tienes varias maneras de acceder, una por el Camino de la Cruz viendo la Capilla de Saint Michel que está escavada en la roca o por otro lado, puedes hacerlo en coche y aparcar en el aparcamiento gratuito que hay arriba o tienes la opción de subir en teleférico en dos tramos, y la verdad es que esta última opción nos pareció realmente cara porque rondaba los 3-4 euros por persona si no recuerdo mal. La entrada al castillo se hace a través de un torno que es complicado evitar y para el que tienes que pagar 2 euros para recorrer el pequeño tramo que hay para los turistas. Además, de pasear junto al tejado y divisar las grandes vistas, podrás observar el jardín que tiene el castillo y la Plaza de las Capillas que está justo debajo. Como el recorrido es pequeño, seguro que encontrarás muchos turists por lo que tendrás que esperar a que unos salgan para tu entrar, lo que hace un poco menos agradable la visita. Hay muchos otros castillos mas destacables por los alrededores, por lo que este tampoco tiene mucho que destacar.
Iglesias en Rocamadour
Iglesia de Notre Dame
(2)
La iglesia de Notre Dame es el lugar en torno al que ha crecido Rodamadour desde la Alta Edad Media. A la iglesia puedes acceder de dos maneras, descendiendo de la parta alta de la ciudad o subiendo las escaleras que leí que suben los peregrinos de rodillas, las que deben acabar desgastadas y doloridas porque son una gran cantidad de escalones, cientos de escalones. En su interior, oscuro y recogido, puedes ver la Virgen Negra, que es como se conoce a Santa María de Rocamador, a donde únicamente entra un poco de luz por sus detalladas ventanas. En el exterior, cabe destacar una réplica de la espada clavada en la roca, la espada Durandal que perteneció a Rolando. La verdad es que la espada me impresionó muchísimo porque parece que realmente parte la roca sobre la que se sujeta. Es una de las zonas donde mas turistas hay de Rocamadour y en torno a donde se suelen amontonar, por lo que para entrar en el interior seguro que tienes que hacer un poco de cola para poder pasar a su interior. Sin duda, su exterior, medieval, con escalinatas, y unas vistas impresionantes hacen que esta zona de Rocamadour tenga un encanto especial y prácticamente te transporte por momentos a la Edad Media. En los alrededores encontrarás muchas tiendas de recuerdos de Rodamadour.
Monumentos Históricos en Rocamadour
Porte du Figuier
(1)
La Porte du Figuier es una de las puertas de entrada a la turística localidad de Rocamadour. Sin duda, para los turistas, será en la mayoría de los casos lo primero que verán de Rocamadour ya que hay mismo hay un aparcamiento de pago y es de los únicos lugares donde se puede dejar el coche para adentrarse en el pueblo. La puerta, forma parte de la muralla que rodea y rodeaba hace siglos la ciudad. No es la única puerta de la localidad, ya que en el interior, encontrás otras puertas como la Porte Salmón, la Porte Hugón o la Puerta y Torre de Cabiliert. Sin duda, es uno de los grandes atractivos de esta ciudad fortificada que aprovecha la orografía del terreno, sobre el el río Alzou y que parece que está en perfecta sintonía con la roca de la montaña calcárea donde se asienta la parte histórica de Rocamadour. En su interior, te darás cuenta de que es una localidad preparada por y para el turismo.
Monumentos Históricos en Rocamadour
Espada de Roldan
Uno de los monumentos que tenían gran ilusión por visitar en Rocamadour era la Espada de Roldán porque al verla en las guías de viajes, me atraía especialmente por las historias y leyendas que había en torno a la espada. Lo que no encontré por las guías y me costó verlo por internet es su situación. Está justamente encima de la entrada de la iglesia de Notredame de Rodamadour. La leyenda dice que Roldán con la idea de que no cogieran la espada los enemigos en una batalla, la intentó partir pero al no lograrlo la tiró y la espada literalmente voló hasta clavarse en este luegar. Realmente la espada que hay no es la verdadera, si no la réplica original de la espada, que parece realmente que resquebrajó la piedra para quedarse desde hace siglos ahí. La espada dice la leyenda que tenía varias reliquias como un diente de San Pedro, un trozo del mantel de Santa María, etc. Esta es una de las zonas donde mas turistas ahí en Rocamadour y en torno a donde se suelen agolpar, además, justo debajo de la espada, está también el lugar donde yació el Santo Amadour, de ahí el nombre de Rocamadour, que en occitano es "Ròc Amador", que significa la Roca de Amadour. Creo que es un lugar para visitar en familia y que la espada es algo que gusta a los mas pequeños que se suelen comprar reproducciones en las tiendas de turistas para luchar como caballeros.
Senderismo en Rocamadour
Camino de la Cruz
El Camino de la Cruz, es uno de los grandes atractivos religiosos de la localidad de Rocamadour. Si vas como turista, te recomiendo subir al castillo en teleférico y bajar otra vez a la Vía Santa por este Camino de la Cruz, que está decorado por estátuas y vas por mitad del bosque pasando por cada una de las escenas del Vía Crucis, las XIV estaciones que hay. Además, hay una capilla a modo de cueva con unas columnas pero que no está abierta al público a excepción de un horario que muestra y de días contados por lo que me estuve informando. Suele ser un camino frecuentado porque muchos turistas lo utilizan para ahorrarse el dinero que vale el teleférico. Recomiendo visitar la localidad entre primavera y otoño para evitar los meses de verano que suele tener mucho público por lo que me habían comentado. La bajada no es del todo sencilla porque tiene un poco de pendiente y te embalarás un poco aunque para agarrarte tienes barandillas. A destacar también las vistas que hay de la zona, del río y de los bosques del otro lado de la orilla. Estamos ante uno de los grandes atractivos para los peregrinos junto con la Escalera de los Peregrinos, que recorre el tramo entre la Place de la Carrette y la Plaza de los Santuarios. Si vas con tiempo a este pueblo, te recomiendo de los alrededores el Goufre de Padirac, una sima en la que puedes navegar en una barquita sobre el agua mientras disfrutas de las estalactitas, las columnas y los cúmulos de sedimentos.
Iglesias en Rocamadour
Santuario de Nuestra Señora de Rocamadour
(1)
Dedicada por entero a la peregrinación de la Virgen Negra, la ciudad santa o santuario es un pequeña explanada encalamada en el barranco del Alzou y agrupa siete capillas e iglesias entre las que destacan, la Basílica de Saint Sauveur (declarada patrimonio mundial) y la Capilla de Notre Dame. Su historia deriva de los milagros realizados por la Virgen Negra a la que el ermitaño Amadour dedica una pequeña cripta (allá por el S XI) y que con el devenir de los tiempos se convierte en el tercer lugar de peregrinación de la Europa cristiana del medioevo. Todo, todo en este lugar se eleva hacia el cielo, primero las 233 escaleras que hay que subir para llegar hasta la ciudad santa, después la altitud y rectitud de cada uno de los edificios que la componen con sus torres elevadas hacia el cielo y por último la espiritualidad que emana del lugar y que hace que te sientas en el mismo cielo ;-). En el centro de la explanada hay un centro de información donde amablemente te explican los diferentes lugares santos, que es cada lugar y su historia, horario para las visitas guiadas, acogimiento de los peregrinos, etc. Hemos llegado en año de jubileo y se nota, el lugar está hasta arriba, lo que lo desluce un poco, a veces se hace difícil entrar en alguna de las capillas o de los accesos, aún así, el Santuario es una belleza y si cuando menos lo esperas te ataca un sufrido dolor de cuello porque no dejas de mirar hacia arriba. Además de la parte espiritual, la ciudad está cargada de leyendas e historias que se derivan de las peregrinaciones como que aquí, clavada en la roca se encuentra la espada de Roldán... Aunque muchos de los edificios se han reconstruido a lo largo del S XIX y XX tras sufrir importantes destrozos en revoluciones, guerras y asaltos, la sensación es de retroceder en el tiempo, el Santuario parece parado en un momento concreto de nuestra historia. Uno de los lugares que todo creyente debe visitar, para una viajera curiosa como yo, este lugar se convierte en un imprescindible por su belleza que va más allá de su toque celestial. El Santuario de Rocamadour es uno de los lugares más bellos que he visto nunca, tanto desde lejos como desde dentro. Un imprescindible para cualquier viajero y sobre todo para cualquier amante de la historia y de la religión! Para mí, la ciudad del Vértigo!
Tiendas en Rocamadour
(6)
Plazas en Rocamadour
Plaza de Bernard de Ventadour
(1)
No es una plaza al uso, es decir, aporchada, en medio de la ciudad, comercial, sino una pequeña explanada que nos da la bienvenida a la villa medieval y a su única y kilométrica calle ;-). Desde la plaza se accede a los aparcamientos, miradores y ascensores para recorrer Rocamadour. En este punto apreciamos unas vistas maravillosas de la ciudad santuario a través de la principal puerta de entrada al pueblo: La Porta du Figuier, una de las cuatro puertas fortificadas que aún sobreviven. La plaza sirve para decidir como encaminarse a la visita, o bien siguiendo la carretera hasta el el Castillo, o adentrarse a pie por la Rue de la Couronnerie, o a través de los ascensores, o ir hacia el barrio llamado L'Hospitalet... Interesante punto donde nos encontramos por un lado con casas de bella arquitectura, a nuestra espalada con la imponente puerta du Figuier y por otro de sus laterales, ante un mirador excepcional al Barranco de Alzou.
Monumentos Históricos en Rocamadour
Puerta de Salmon
(1)
Situada en el corazón de Rocamadour justo al lado del ayuntamiento y en el medio de la calle principal que la recorre. Puerta de corte medieval con torre de defensa, conocida como Empara, una de los once que protegían a la ciudad en momentos de invasiones. Estamos en la zona más saturada de turistas, ya que junto a esta puerta se encuentran una infinidad de tiendas, la oficina de turismo y alguno de los hoteles más importantes. Pero eso no le resta belleza, ya que la puerta de Salmon es de las más bonitas con sus ventanas de maderas repletas de flores, su tejado puntiaguda que recuerda un castillo y la preciosas escalera de caracol que es visible y visitable bajo petición. Es necesario mirarla desde diferentes ángulos ya que cambia bastante su fisonomía y dimensiones y a veces parece un lugar diferente. Preciosa fotogenia!.
Monumentos Históricos en Rocamadour
La fortaleza - Le fort
(1)
En la parte superior del barranco de Alzou se sitúan los restos de lo que fue La Fortaleza de Rocamadour, conocida como Le Fort, de la que actualmente solo quedan algunos restos de las murallas "Remparts". En el S XIV y debido a los inquietantes ataques a la ciudad santa se decidió construir una fortaleza que sirviera de defensa a las comunidades religiosas y a la propia ciudad. En el S XIX la fortaleza fue sustituida por el Castillo que actualmente ocupa este lugar y que no se puede visitar ya que es de propiedad privada. Tengo las piernas rotas de tanto subir y subir, porque Rocamadour es como una tarta de diferentes pisos a la que es necesaria escalar para conocerla ;-), y aun así, todavía me quedan fuerzas para el último impulso, las impresionantes "Remparts" del Castillo. Una sucesión de pasarelas, de escaleras que suben, que bajan y que llevan hasta el más impresionante de los precipicios-miradores que he visto nunca. Si padeces de vértigo, este no es tu lugar ;-). He visto durante el recorrido algunas personas que no han podido continuar o que se han quedado congeladas del miedo que producen estas murallas, no hay que olvidar que a nuestros pies se encuentra el cañón del Alzou, el Santuario..., y más abajo la ciudad y el río... Aquí te das cuenta que todo en Rocamadour es un desafío a la gravedad! La entrada cuesta 2€ y se accede a través del lateral del castillo. Imprescindible la visita ya que la panorámica al valle, a parte del Parque Natural y al río no tiene precio, nosotros nos hemos quedado un rato disfrutando en silencio de estas vistas que llenan el alma.
Información Turística en Rocamadour
Ascensores de Rocamadour
Lo habitual si pernoctas en esta localidad es hacerlo arriba en L'hospitalet, como entrar con el coche en el pequeño Santuario y sus calles es imposible, hay habilitados sendos ascensores. Uno te baja desde el castillo al Santuario, y otro ubicado con varios metros de distancia de separación, te acerca desde este a la parte más baja de la población. Aunque lo mejor es subir en ellos al final de la jornada, lógico.
Teatros en Rocamadour
(2)
Zoos en Rocamadour
(3)
De interés turístico en Rocamadour
(2)
Parques Temáticos en Rocamadour
Sitios insólitos en Rocamadour
Cuevas en Rocamadour
Gruta de la Natividad
Para llegar al Santuario de Nuestra señora, conocida también como la ciudad Santa o Sagrada tenemos varias opciones. O bien coger uno de los diferentes ascensores que se encuentran en la calle principal de la villa, o bien, subir los 232 escalones de la conocida como Grand Ecalier o bien, a través de un paseo que hace zig zag en la colina adyacente al Santuario y que para mi, es la manera más serena de llegar, y lo digo con convicción porque las he probado todas ;-). El Camino de la Cruz, es una preciosa vía donde se encuentran los 12 pasos del Via Crucis. La verdad que es uno de los caminos más bonitos con los que me encontrado de estas características. Y al final, cuando parecen que tus piernas ya no pueden más porque el camino sube y sube, y no para de subir..., la gran e inesperada sorpresa: la Gruta de la Natividad. Imponente cavidad deliciosamente adornada por una sucesión de columnas a la que se accede a través de una verja de hierro profusamente trabajada. A mi, me ha recordado mucho a la Sala Hipóstila del Park Güell de Barcelona. En este momento acaba el camino de la Vía Crucis y a uno de los laterales se abre una espléndida explanada con un mirador excepcional a la villa de Rocamadour. Y justo al otro lado, después de subir un repechó más, entramos en el Santuario a través de la Puerta de Sant Martial. Esta gruta me ha tenido como hipnotizada un buen rato, y es que todo Rocamadour produce ese efecto!