Exprime al máximo tu viaje
Con la app de minube
Descargar
¿Dónde quieres ir?
¿Te gusta Sigüenza?
Compártelo con el mundo
Entrar con Google +

Qué ver en Sigüenza

154 colaboradores

55 cosas que hacer en Sigüenza

Castillos en Sigüenza
Castillo de Guijosa
Volviendo de nuestra visita micológica a los alrededores de Sigüenza nos encontramos en pleno atardecer con un castillo al fondo de la carretera. No pudimos dejar de bajarnos y aprovechar para sacar unas cuantas fotografías para que nunca nos olvidáramos de tan preciosa puesta de sol y para poder compartirla por aquí. Como bien comenta David, a ver si hay suerte y el catillo termina de ser reconstruido para que pueda ser disfrutado en toda su inmensidad.
Plazas en Sigüenza
Plaza Mayor
(1)
Uno de los mayores atractivos de Sigüenza es su Plaza Mayor donde se encuentra su Ayuntamiento y junto a la que está la Catedral con su curiosa fuente con 3 surtidores. De un modo u otro, a lo largo de todo el año, las balconadas y los soportales son dignos de admirar ya que a mi me tocó un día lluvioso y tenía su encanto. La gente suele jugar y recorrer estas columnas, sobre todo los más pequeños. Por ponerle un pero, el árbol que hay en el centro de la plaza quitan un poco las vistas de la catedral con su hermoso rosetón. Sin duda, es uno de los puntos de referencia para emprender la visita en Sigüenza bajando hacia la catedral o subiendo hacia el castillo.
Monumentos Históricos en Sigüenza
Puerta del Sol
(3)
La Puerta del Sol es una de las siete puertas originales del siglo XIII que abrieron las murallas románicos de Sigüenza, y para mí probablemente la más bonita. Al caminar por la Calle Mayor desde la Plaza Mayor, verás una pequeña callejón hacia el este que lleva a la puerta. Fuera de la puerta se encuentra el Paseo de la Ronda, un camino agradable que va a lo largo del Arroyo del Vado y ofrece hermosas vistas de los alrededores, así como algunas de las ruinas de la muralla de la ciudad. Si sigues el Paseo de la Ronda hasta arriba, llegas al Parque Eras del Castillo que rodea el espectacular Castillo de Sigüenza.
Iglesias en Sigüenza
Iglesia Nuestra Señora de los Huertos, Sigüenza
Esta bella iglesia gótica se llama Ntra. Sra. De los Huertos, data del siglo XVI y está ubicada en el hermoso y famoso pueblo medieval de Sigüenza. Es uno de los monumentos más notables de Sigüenza y se levanta sobre las ruinas de una iglesia anterior, acentuándose la mezcla entre un Gótico tardío y un renacimiento castellano del siglo (como antes indicamos) XVI. El edifico es de planta de salón y se le atribuye a un tal Maestro Juan cuya figura se conserva dentro, en el presbiterio. Esta iglesia se haya ubicada en la vega del río Henares y como dato a destacar decir que en 1940 se trasladan una comunidad de monjas clarisas y construyen lo que es el convento anexo a la iglesia y cuyas fotos os muestro en el rincón. De lo más bello que me encontré en la iglesia fueron la portada que la adorna (Un bello arco escarzano) y sus gárgolas y arbotantes decorando y ensalzando la fachada. En el patio exterior me llamó mucho la atención unos cristales sitados a pie de fachada y es que antiguamente a los pobres y enfermos que morían en el Hospital de San Mateo se les enterraban allí de modo que serviría de cementerio público. La arqueología haría el resto y es precisamente, en el atrio de la iglesia donsde se han encontrado restos que los podéis admirar tal y como fueron hayados. Un lugar hermoso del que disfrutar en Sigüenza.
Bosques en Sigüenza
Pinar de Sigüenza
(1)
No es Sigüenza en sí el objetivo de nuestra ruta sino el gran Pinar que rodea más de la mitad de la ciudad por la zona este y que conforma una gran mancha verde y un auténtico pulmón, objeto de paseo de los seguntinos. Para ir al Pinar hay que ir a la zona del Oasis, y para ello tienes que bajar haciendo zig zag por la carretera que baja de la parte trasera del castillo hacia el Oasis. Sube por la carretera hasta llegar a un cruce de caminos en el que debemos continuar hacia la derecha (dirección Este). En este cruce debes tomar el camino que sale dirección Este como comentaba y que en el sitio es el que sale defrente o por el centro. Si tomas el siguiente desvío a la izquierda estarás entrando en el llamado Camino de Lucio, un camino arenoso que te lleva a través de los grandes pinos pasando junto a un barranco hasta llegar ya al final a un cruce donde te unes con uno de los muchos caminos que hay en el Pinar de Sigüenza. Puedes pasear por los distintos caminos del Pinar y disfrutar del silencio y de los enormes pinos que forman este lugar. Y si quieres seguir conociendo Guadalajara puedes hacerlo a través de www.senderismoguadalajara.es ;)
De interés turístico en Sigüenza
Puerta del Hierro
(3)
La Puerta el Hierro es la más grande de las puertas que abrieron las murallas románicas de Sigüenza. Está ubicado en la parte más alta de la ciudad, entre la Plazuela de la Cárcel y el Castillo, y de hecho una vez fue la principal entrada a la ciudad. Aparte de la puerta en sí, también se pueden ver las ruinas de una de las torres originales de la muralla, y la Plaza del Hierro tiene algunas pintorescas casas medievales completas con soportes antiguos.
Iglesias en Sigüenza
Capilla del Doncel
(2)
En esta capilla, realizada a finales del siglo XV, se encuentran los sepulcros del Doncel, de sus padres, de sus abuelos paternos y de su hermano prior de Burgo de Osma.
Castillos en Sigüenza
Ronda del Castillo de Sigüenza
(1)
Es muy típico que este paseo pase prácticamente desapercibido para el visitante casual de Sigüenza. Como mucho, algunos de ellos se asomarán sobre el murete de la plazuela exterior del Castillo y Parador, y mirarán para abajo, viendo que allí, en el fondo del valle, hay un camino, pero quedándose sobre todo, con la altura y caída que hay, poco más. Pues bien, este paseo es un paseo bastante frecuentado por la gente del pueblo, al que se le conoce y viene señalizado como "Ronda del Castillo". Como es lógico, por el nombre, el paseo bordea ampliamente parte del perímetro del imponente castillo, realizando una pequeña ronda, sin llegar a ser completa, no llega ni a la mitad. El camino o ronda comienza en la parte de atrás del castillo, en la parte menos conocida del mismo, y desde donde las fotografías son magníficas, mucha gente no baja hasta esta zona. En concreto, a este punto se le denomina "Parque Eras del Castillo", donde hay una fuente y un terreno con bancos que estaban, en Semana Santa del 2012, acondicionando. Al final del parque hay una serie de letreros que indican diferentes rutas de senderismo, y también la dirección a tomar para realizar esta "Ronda del Castillo" que aquí describo. Es un camino parcialmente asfaltado, combinado con algo de tierra/barrillo si ha llovido, pero transitable sin problema, incluso con carrito de niñ@. Al principio, el camino bordea uno de los flancos del castillo y luego comienza a bajar bajo otra de sus paredes, pasando enseguida a discurrir bajo el barranco sobre el que se asientan muchas de las casas de la Calle Mayor que dan hacia esta parte del valle, construídas en su día sobre las antiguas murallas que tuvo la ciudad. Al de unos minutos, hay dos opciones, continuar bajando por la pista principal hasta la Puerta del Toro (junto a la Catedral), o desviarse hacia la izquierda por un estrecho caminito bien urbanizado, con barandilla de madera, farolas, y suelo con piedras dispuestas a modo de adoquines. Este sendero habilitado conduce hasta la famosa Puerta del Sol,, situada a media altura de la cuesta de la Calle Mayor, una opción interesante si no se quiere bajar hasta abajo. Algo incómodo para andar con un carrito de niño, pero es un tramo corto, que pasa por debajo de la Iglesia de Santiago y otra serie de casas, hasta llegar a esta puerta cuya historia tanto me gustó. Es un paseo o ronda muy cortito, de apenas 15 minutos, bastante sombrío, pero lo recomiendo para tener otra perspectiva del castillo y de las murallas de la ciudad, una perspectiva nada habitual que la mayoría de la gente se pierde, es en plan alternativo. Se puede hacer en cualquier sentido lógicamente, y considero recomendable hacer el paseíto un poco antes del atardecer, sobre todo porque la luz que se tiene a esa hora en el "Parque Eras del Castillo", permite obtener unas excelentes panorámicas de la planta trasera completa del castillo.
Museos en Sigüenza
Museo Catedralicio
El Museo Catedralicio se encuentra ubicado en la ciudad de Siguenza, y es una excelente expresión del arte sacro, donde podremos apreciar obras en excelente estado de conservación, de los siglos XII al XVIII.
Monumentos Históricos en Sigüenza
Puerta del Portal Mayor
(1)
El Portal Mayor es uno de los accesos que había a la localidad amurallada de Sigüenza que se abrieron en el siglo XIV, fecha en la que se diseño esta entrada de arco de medio punto. Me llamó la atención la figura de la Virgen de la Victoria que hay en la parte superior del arco. Por otro lado, es una pena que todo el tráfico de bajada de la parte alta de Sigüenza se haga por este arco con el deterioro que ello supone. Junto con el Arco del Portal Mayor fue construido por orden del obispo Girón de Cisneros. Como curiosidad, añadir que se encuentra a la parte de la judería de Sigüenza que casi pasa desapercibida.
Monumentos Históricos en Sigüenza
Muralla
(1)
La muralla rodea lo que hoy conocemos con el casco histórico de la localida de Sigüenza. Se comenzó a construir en torno al siglo XII aunque sufrío remodelaciones hasta el siglo XVI. No está muy bien conservada y de ella nos quedan dos accesos como sol la Puerta del Sol o la Puerta del Portal Mayor junto con este torreón de vigilancia y un par de tramos más. Llama la atención la altura del torreón respecto a los edificios. Realmente si buscas visitar una ciudad amurallada como Ávila este no es el lugar que estás buscando aunque las puertas que tiene son realmente bellas.
Iglesias en Sigüenza
Iglesia de San Vicente
(2)
La construcción inicial data del siglo XII, pero se reedificó a comienzos del siglo XIII. La portada está muy relacionada con la de la Catedral seguntina.
Exposiciones en Sigüenza
Exposición A Tempora
(1)
En nuestro último viaje a Sigüenza, utilizando el Tren Medieval, nos encontramos una agradable sorpresa. Al visitar la Catedral pudimos disfrutar, creo que es el verbo exacto, de una exposición única de má de 325 piezas artísticas, muchas de ellas restauradas con los ingresos por entradas de la propia catedral. El inicio fue un poco caótico. Nos habían dicho en el tren, donde nos vendieron las entradas con un interesante descuento, que esperásemos sobre las cuatro y media de la tarde en la entrada de la Catedral donde se formarían dos grupos de visitantes. Nosotros, los que procedíamos del Tren Medieval, entraríamos a esa hora y media hora después lo harían los turistas que habían llegado a Sigüenza por sus propios medios. A la hora prevista aparecieron varias guias locaales que nos dijeron que se formaba grupo único y nos acompañaron al interior. Allí nos dieron unos audífonos individuales que se fueron probando, desechándose los que no funcionaron correctamente. Su objetivo era que el guía que nos iba a acompañar pudiese hablar sin necesidad de levantar la voz y, a fuer de ser sincero, casi ni te dabas cuenta de que el guía hablaba en un tono normal, no precisando de acercarte a él para escuchare perfectamente. Esta exposición cubre distintos aspectos de la sociedad del Siglo de Oro, sirviendo de hilo conductor el ser el cuarto centenario del fallecimiento de Cervantes y de Shakespeare. Aunque esas muertes sucedieron el 23 de abril y esta exposición se inauguró el 8 de junio, pero Sigüenza es un municipio volcado en los recursos turísticos y deseaba tener su propia exposición, pues en las ciudades cercanas estuvo no hace mucho la Exposición Las Edades del Hombre. La excusa oficial para montar "a Tempora" es el hecho de que el estandarte del pirata inglés Sir Francis Drake, quien atacó la península en 1589, le fue arrebatado y regalado a la catedral por Martín Vázquez de Arce, familiar del Doncel de Sigüenza. En el interior de la catedral se reúnen en distintas estancias y capillas y divididos por diversos temas todo tipo de objetos sacros de la época mostrada. En derredor del claustro se distribuían objetos de carácter civil. Esos 14 espacios recogen cuadros de importantes pintores, mobiliario, banderas, libros, esculturas y una amplia variedad de objetos procedentes del Siglo de Oro. Muchos de ellos relacionados con los dos grandes escritores. Entre el enorme cantidad de objetos destaco la sala de tapices clasicistas, donde el guía hizo una excelente interpretación del significado de los mismos, significado totalmente "atemporal" pues es tan aplicable a la política de nuestra época como a la de finales del siglo XVI. Tambíen me encantaron la vitrinas conteniendo diversos textos y libros, algunos de ellos con la caligrafía notarial de la Edad Media. Me recordaron mis años de estudiante de Historia donde la Paleografía era una asignatura fundamental. Y la botica, que debería ser llamada mejor rebotica , con pesos de medidas y una gran cantidad de cerámicas. A lo largo de toda la visita el guía, un gran conocedor tanto del arte como de la propia Catedral, aprovechó para enseñarnos multitud de detalles curiosos. Al enseñarnos la primera edición en inglés del Quijote nos hizo fijarnos en cómo estaba escrito el nombre del autor, Cervantes. De una forma totalmente misteriosa, aunque no demasiado para quien conozca que para el español lo de fuera es siempre lo mejor, nos comentó que en realidad el autor del Quijote se llamaba Miguel de Cerbantes y que los ingleses lo escribían con uve, siendo la uve la que ha trascendido entre nosotros aunque sea una forma extranjera. La visita duró alrededor de dos horas, aunque se hizo muy amena y entretenida, abarcando múltiples aspectos de la sociedad y la cultura del Siglo de Oro. Sus partes temáticas han sido denominadas como: El poder y su imagen, Negro sobre blanco, La botica de San Mateo, Tapicerías, Doménikos, Cervantes, soldado del rey de España, La vida cotidiana en la España de Cervantes, El gabinete del escritor, In principio creavit Deus caelum et terram, Fieles a San Eloy, En olor de santidad, Intercesores, Memento y Gloria. Los ocho primeros se hallan en el claustro y los seis segundos, en la catedral. Aunque oficialmente la mejor exposición cervantina en España se clausuraba el 10 de octubre pudimos conocer a través de nuestro guía que el próximo verano estas obras serían nuevamente expuestas, a lo que nos invitó a volver a pasar por Sigüenza para disfrutar de las mismas. Disfrutar, como decía al principio, es el verbo excato, porque con la calidad de las mismas, el espacio catedralicio en que fueron expuestas y la amenidad y conocimientos de nuestro guía pudimos salir muy satisfechos de haber tenido el palcer de pasear por Atempora. El año que viene volveremos a estar, puede que entonces no se llame a Tempora, pero serán las mismas obras organizadas de modo distinto con la inclusión de algunas novedades. Novedades que tendremos la satisfacción de que han sido restauradas con el precio que pagamos, porque a los sitios que invierten en patrimonio hay que apoyarlos y merecen la pena visitarlos. "A Tempora" no es sólo atemporal, es única.
Iglesias en Sigüenza
Monasterio de Jesús, María y José.
(3)
Este monasterio, más conocido como "Monasterio de las Ursulinas", es uno de los monumentos religiosos en Sigüenza más olvidados. Incluso más aún que el vecino convento de las Clarisas tan afamado por sus dulces de clausura. Tiene diversos nombres, los lugareños suelen llamarle también de San Francisco, aunque su nombre actual es el que recojo, colocados por importancia los miembros de la sagrada familia. Me llamó la atención en la visita guiada que hicimos a Sigüenza el que ni siquiera pasásemos por su lado. Simplemente un comentario desde lejos y ¡hala! hacia el centro urbano. De modo que cuando dispusimos de tiempo libre bajamos a conocerlo. Se halla en un extremo de la Alameda, en extramuros y estaba cerrado por una verja. Leímos un cartelón informativo que nos explicaba parte de su historia, muy brevemente. Construido en 1512 no fue ocupado hasta 1606 por frailes carmelitas. Pero el auge de la Contrarreforma llevó al Papado a pedir que en las entradas de las ciudades se instalasen franciscanos y dominicos para velar por la fe de quienes a ellas se acercasen y como situación ideal para la Inquisición. De modo que por su ubicación en Sigüenza los carmelitas tuvieron que dar paso a los franciscanos. El 25 de julio de 1835, dentro de los Reales Decretos que conformaron la Desamortización de Mendizábal, se clausuraron todos los monasterios con menos de 12 monjes, por lo que pasó a manos de las ursulinas que convirtieron parte del monaserio en un colegio femenino. El conjunto se dividió en Capilla, monasterio y colegio, partes que se observan fácilmente desde fuera. Construido en el período barroco el Monasterio es exteriormente austero de decoración, como corresponde al estilo carmelita. Los franciscanos tampoco aportaron gran cosa a la fachada, aparte de una estatua de San Francisco que se perdió y su blasón. Así se ha llegado a una fachada bastante simple ornamentalmente pero no exenta de belleza. En esta fachada ondulada barroco se encuentran los escudos de las diversas órdenes religiosas que lo han habitado pero en ella destacan dos cosas, la imagen de la Purísima en la hornacina central y el escudo de armas en el triángulo superior edcorado con volutas. En un lateral un pequeño jardín delante mismo de las ventanas de las aulas y en la parte posterior la parte monástica. Es curioso observar que todo la fachada está achaflanada, no existiendo necesidad de ello cuando se construyó por lo que se debe al gusto artístico de principios del siglo XVI. En esa época se impuso al frío estilo gótico un estilo más apasionado como el barroco, amante del movimiento, de sentimiento y de la curva. Un estilo que no quería enseñar el evangelio a través del arte sino emocionar, llegar al corazón y no a la razón.. Hay otra hornacina vacía a la vista, según nos comentaron contenía un San Antonio. Para verlo por dentro conviene recordar que hay una misa diariamente a las ocho de la tarde, excepto fines de semana y festivos que se adelanta a las nueve de la mañana. Por dentro es casi tan austero como por fuera, una sola nave con un crucero con bóvedas de cañón y una gran cúpula central. En el fondo un altar con columnas salomónicas y un retablo barroco y diversas piezas artísticas de indudable valor. Estoy seguro de que este Monasterio sería uno de los principales atractivos turísticos en cualquier otra ciudad, pero en SigÜenza su ubicación apartada del camino hacia el centro y la proliferación de recursos turísticos lo ha marginado parcialmente, por lo que te recomiendo que si visitas Sigüenza te desvíes un poco en tu itinerario porque te estarás dejando de lado dos de los edificios más hermosos de la Villa.
Información Turística en Sigüenza
Oficina de Turismo
(2)
La verdad es que después de aparcar el coche junto a una de las dos oficinas de turismo de Siguenza he de decir que nos costó encontrarla porque no sabía que estaba en la que era en el siglo XVI La Ermita del Humilladero. Posiblemente al llegar a Sigüenza te darás de frente con esta oficina de turismo ya que está en el cruce de caminos, por una lado la Cañada Real que es la carretera de Medinaceli o el camino que lleva camino a Soria y Atienza. Nosotros llegamos desde Medinaceli y la verdad es que tenía muchas curvas el camino aunque si que no encontramos muchos coches. El lugar tiene un encanto especial porque tiene una bóveda preciosa y el edificio está muy bien conservado. Es un buen lugar para comenzar tu visita en Sigüenza debido a que en el centro alguna de las calles es en un solo sentido y desde aquí enseguida te encontrarás en el centro. En sus alrededores te costará un poco encontrar un sitio para aparcar pero merece la pena dejar el coche aquí como te he comentado. En la oficina puedes concretar visitars guiadas, coger mapas de la ciudad y los alrededores incluso coger referencias de restaurantes y hoteles de Sigüenza.
Monumentos Históricos en Sigüenza
Fuente de la Catedral
En ningún mapa que llevaba en la mano ni guía aparecía esta fuente que estaba junto a la Catedral y la Plaza Mayor. Exactamente se sitúa en la Plaza del Obispo aunque realmente parece una calle donde se encuentra. Sobre todo me llamó la atención los 3 caños por donde sale el agua aunque cuando yo la vi solo salía agua por uno. Realmente es un monumento que pasa bastante desapercibido para los viandantes. Realmente tiene su encanto porque está la fachada tal cual estaba en su época y con el escudo de Sigüenza.
Ayuntamientos en Sigüenza
Ayuntamiento
(1)
Edificio del siglo XVI que se sitúa en la Plaza Mayor de la localidad. Tienes que entrar en su interior para ver la estructura del edificio y lo bien conservado que está. Disfrute de una vista desde el primer piso, desde donde se verá el patio interior. No se debe abandonar el edificio sin ver la sala de plenos donde al abrir los ventanales llegará una iluminación y unas vistas de las montañas de los alrededores. Además, en el edificio hay alguna obra de arte y azulejos que describen los alcaldes que ha habido en época de la democracia y las ciudades que están hermanadas con Sigüenza. La verdad es que es un edificio que merece la pena verlo con tranquilidad. Son pocos los turistas que suelen entrar en él aún estando en la Plaza Mayor.
Pueblos en Sigüenza
Barbatona
Barbatona es una pedanía del municipio de Sigüenza de pequeñas dimensiones. Destaca por encima de todo los dos templos de la localidad y sus tranquilas calles, donde podremos dar un agradable paseo. Personalmente, recomiendo comer en el Centro de Ecoturismo que hay allí. Son muy atentos y se come muy bien, con productos de buena calidad. Dejo el enlace: http://www.barbatona.com/