Exprime al máximo tu viaje
Con la app de minube
Descargar
¿Dónde quieres ir?
¿Te gusta Willemstad?
Compártelo con el mundo
Entrar con Google +

Qué ver en Willemstad

70 colaboradores

26 cosas que hacer en Willemstad

Bahías en Willemstad
Bahía de Santa Ana
(7)
La capital de Curaçao, Willemstad, se encuentra dividida en dos por la bahía de Santa Ana, cuyas aguas pertenecen al mar Caribe. Recibe el nombre de Santa Ana porque Cristóbal Colón arribó a estas tierras el día 26 de Julio de 1.499 (festividad de Santa Ana). Sus aguas forman un canal que separa los distritos de Punda y Otrabanda de la ciudad. Para cruzar de un lado a otro hay dos puentes: Uno de hormigón por el que pasa el tráfico rodado, y otro peatonal y móvil que recibe el nombre de Puente de la Reina Emma, famoso por ser el único puente giratorio de madera flotante del mundo. Este puente tiene una longitud de 168 metros y fue construido en el año 1.888; es móvil porque a determinadas horas se recoge contra la orilla para permitir el paso de barcos por el canal, entonces hay un servicio de transbordadores gratuitos para pasar de Punda a Otrabanda y viceversa. La bahía estaba protegida por 9 fuertes, de los que se conservan 6, como Waterfort y Fort Amsterdam en Punda, y Rif Fort en Otrabanda.
De interés cultural en Willemstad
Queen Emma Bridge
(6)
Una de las cosas más populares de la Isla de Curacao, es el puente de la Reina Emma. Es un puente de peatonal conformado por barcazas. Ubicado en la Bahía de Santa Ana en Willemstad, capital de las Isla de Curacao. Su construcción es sencilla, consiste en un piso de tablas sobre una estructura de madera soportada por barcazas, la peculiaridad, es que las barcazas se mueven permitiendo que barcos grandes salgan o entren a la bahía de Santa Ana. Cuando el puente se abre, se coloca casi paralelo a la costa del lado de Otrabanda. Este puente es un lugar fijo para conocer si estas de visita por la Isla.
Centros Comerciales en Willemstad
Rif Fort
(5)
El Famoso y muy conocido Rif Fort de la Isla de Curacao es uno de los ocho fuertes de las Isla. Este lugar se restauró y en su interior se construyó una especie de centro comercial o mall, con alguno de los mejores cafés y tienda de la Isla. Este está ubicado en el la Bahia de Santa Ana. Por su excelente ubicación y remodelación es uno de los lugares más visitados dentro de la isla, actualmente se puede ver alguno de los muros originales del fuerte los cuales tienen cientos de años y tras su restructuración y remodelación fueron fusionados en la infraestructura del mall y casino construido en sus instalaciones. Es un lugar muy bonito y el cual no debes de dejar de conocer cuando vengas de visita por la isla.
Ciudades en Willemstad
Otrabanda
(3)
Willemstad, capital de Curaçao y de las Antillas Holandesas, está declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Se divide principalmente en dos distritos, separados por la bahía de Santa Ana: Punda y Otrabanda. Mientras que Punda es una cuadrícula de calles paralelas y perpendiculares, Otrabanda está formado por callejuelas laberínticas que no siguen ningún orden establecido. Es el barrio donde vivía la clase obrera y la población de color libre de los siglos XVIII y XIX. Estaba defendido por el Rif Fort, aunque ahora es un centro comercial y de ocio. En esta zona hay varios hoteles y casinos.
Parques Temáticos en Willemstad
Curaçao Sea Aquarium
(6)
Una de las islas que visitamos en el crucero por el caribe de Pullmantur fue Curaçao. Dado que el puerto donde atracaba nuestro barco se encontraba junto a la capital (Willemstad), decidimos no contratar ninguna excursión organizada e ir por nuestra cuenta a ver los atractivos de la isla. En todas partes ponían este acuario como visita obligada, así que no podíamos perdérnoslo! Tomamos un taxi en la parada que había en la calle principal, frente al Fuerte Amsterdam. Allí mismo también había varios vehículos y agentes turísticos que estaban a la caza del turista ofreciendo excursiones guiadas al acuario y a las cuevas de Hato. Los taxis eran semi-furgonetas con capacidad para 8-10 personas; en principio íbamos sólo nosotros (2 personas), y el taxista nos dijo que nos cobraba 12 USD por llevarnos al acuario y recogernos de nuevo dos horas más tarde (lo que me pareció bastante caro). Nuestra sorpresa fue que unas calles más allá, una familia paró el taxi, querían ir a una playa, y como pillaba de camino al acuario, se subieron y entonces el taxista nos rebajó el precio a 10USD. La entrada al acuario costaba 16USD por persona, lo cual me pareció también muy caro, teniendo en cuenta lo que veríamos en el interior. Por cierto, que admiten pagos con tarjeta, pero euros no. Lo primero que hay al entrar es un enorme restaurante-cafetería en un espacio semi abierto, pues tenía techo pero no paredes, donde vendían bebidas, bocatas y platos combinados. Junto a ella había un espacio tipo zoo, con flamencos y un pequeño estanque con 5 cm de agua, donde se veían estrellas de mar. A cada hora había unos animadores que daban de comer a los pelícanos, con la colaboración de los turistas, especialmente los niños, que podían entrar al recinto, e incluso coger y tocar las estrellas de mar. Otra de las peceras es llamada del tacto, porque se permite tocar estrellas y erizos de mar. Alrededor de este zoo, estaban las 46 peceras, pobladas con distintas especies de peces, crustáceos, algas y arrecifes de coral típicas del Caribe. La estrella del acuario es un inmenso pez de 7 años de edad que mide 2,5m y pesa 300 kg, llamado "Herbie", que es feo a conciencia. Al lado también había un estanque con tiburones, todos apiñados en un recinto que casi no tenía agua (lo justito para cubrirlos, quedándoles fuera la aleta), por lo que no podían nadar ni moverse; una pena que los tengan en esas condiciones. Fuera de este recinto cubierto había un estanque más grande (abierto al mar) con focas y leones marinos, y otro con delfines y tortugas gigantes. Hay shows en determinados horarios. Me llamó la atención especialmente el tema de la seguridad: Este gran recinto de tiburones y snorkel no tenía ningún tipo de separación o barandilla, por lo que no me parecería nada extraño que cualquier visitante acabara devorado por los tiburones si da un paso en falso (cuidado si váis con niños!!). Si solamente vas a visitar el acuario, eso es todo lo que tienes para ver, lo que me parece escasísimo y con instalaciones bastante cutres; y carísimo para lo que es. En media hora estás más que aburrido de estar allí, porque hay cuatro cositas y bastante mal expuestas. Otro tema es que vayas a hacer actividades, como baño con delfines o snorkel (precio aparte pero se contrataban allí mismo, en un edificio que tenían para oficinas e investigación marina). También realizan cursos de adiestramiento de delfines. Junto al acuario hay un impresionante resort formado por 60 villas en una isla privada: The Royal Sea Aquarium Resort.
Ciudades en Willemstad
Punda
(1)
La capital de las Antillas Holandesas y de la isla de Curaçao, Willemstad, está dividida en tres distritos: Punda, Otrabanda y Scharloo and Pietermaai. Los dos primeros son los más visitados turísticamente, ya que el tercero es una zona residencial de mansiones. Willemstad está declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. En Punda se encuentran los principales comercios y tiendas, libres de impuestos, así como el Mercado Flotante de frutas y vegetales. Las construcciones de la zona son casitas bajas de dos o tres alturas, con fachadas muy alegres y llamativas, pintadas de vivos colores, que se disponen en calles paralelas y perpendiculares formando una cuadrícula. El distrito de Punda se encuentra a orillas de la bahía de Santa Ana, por lo que cuenta con dos fuertes defensivos: Waterfort (hoy zona de restauración y ocio) y Fort Amsterdam, sede del Gobierno de las Antillas Holandesas.
Mercados en Willemstad
Mercado Flotante
(6)
Dando un paseo por el muelle y la bahía de Santa Ana, en el distrito de Punda de la capital de Curaçao, nos encontramos este pintoresco y colorido mercado. Se llama flotante, porque, a pesar de que los puestos se encuentran en tierra firme, a lo largo del paseo marítimo, las mercancías son almacenadas en pequeños barcos de pescadores que se encuentran amarrados al muelle por la parte posterior. Generalmente son vendedores venezolanos que vienen a la isla a vender sus productos frescos. Es un mercado de alimentación en el que se pueden encontrar todo tipo de vegetales y frutas exóticas.
Zonas de Copas en Willemstad
Waterfort
(1)
En Willemstad se conservan seis de los nueve fuertes que se construyeron para proteger la capital de la isla de los ataques marítimos a través de la bahía de Santa Ana. Éste fue construido en 1.634 para defender la sección externa del distrito de Punda. Se encuentra prácticamente suspendido sobre la costa, siguiendo su alineación sin forma definida, a través de pequeños torreones, ocupados en la actualidad por tiendas, restaurantes y pubs. Es una de las zonas donde salir de fiesta por la noche. Como dato curioso, mencionar que este fuerte sirvió como refugio de tropas durante la II Guerra Mundial.
Museos en Willemstad
Tele Museum
(1)
Este museo de halla en el distrito de Punda, justo detrás de Fort Amsterdam en uno de los edificios más antiguos de la ciudad. Está gestionado por la compañía de telecomunicaciones de Curaçao, ya que el museo se dedica a la evolución histórica de las telecomunicaciones. En la exposición puede verse desde el primer teléfono de 1.880 a los medios más actuales como la fibra óptica o las videoconferencias. La entrada es gratuita y está abierto de Lunes a Viernes 9-12 y 13-17h.
Monumentos Históricos en Willemstad
Fuerte Ámsterdam
(1)
Willemstad es una ciudad fortificada, tiene varios fuertes construidos en puntos estratégicos para proteger la entrada de la bahía de Santa Ana y defenderla de los ataques de corsarios y piratas, y de las tropas de países como Venezuela, Francia o Inglaterra que la querían conquistar. El fuerte Amsterdam es el más grande y significativo, y se encuentra en el distrito de Punda; justo enfrente, en Otrabanda se halla el Rif Fort, que hoy es un centro comercial y de ocio. Está incluido en la lista de Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Es la edificación más antigua de la isla, fue construido en el año 1.635 y se conserva intacto, estando compuesto por varios edificios situados en torno a un gran patio central: El palacio del gobernador, una iglesia protestante y antigua Secretaría General de 1857 (hoy sede del Consejo de Ministros). Pudimos visitar el patio, donde vimos la escalinata flanqueada por cañones que da acceso al palacio del gobernador, y entramos a la iglesia que estaba abierta, donde vimos su enorme órgano y un púlpito realizado en madera de caoba. Curiosamente, este fuerte fue construido con ladrillos de coral, y en una fachada aún puede verse incrustada una bala de cañón.
De interés turístico en Willemstad
Atardecer en Curaçao
(2)
En Curazao se puede ver el amanecer y el atardecer en el mar porque el país es una isla y no es muy grande. La puesta de sol es maravillosa y es imposible no dejar de hacer lo que uno está haciendo para contemplar esta maravilla de la naturaleza. En el hotel Hilton el personal a menudo se detiene a apreciar este fenómeno, que dura aproximadamente 30 minutos. A finales de año, el sol se pone a las 18.10, pero entre octubre y febrero abundan las lluvias al final del día y durante la noche, lo que puede impedir las vistas . En el hotel Hilton hay un muelle donde se puede hacer hermosas fotografías.
De interés turístico en Willemstad
Curacao Liqueur Distillery
(4)
Creo que encontré el mejor precio en dutty Free de la bebida típica de Curazao.
Playas en Willemstad
Grote Knip - Playa Kenepa Chiki
(3)
Cuando llegué al Caribe por primera vez, pensaba únicamente en playas de aguas azules y transparentes, pero es bien sabido que no todas las playas cumplen con las expectativas del viajero: la mayoría de las playas son de aguas verdosas y muchas de ellas no tienen ni arena. Sin embargo, cuando vi por primera vez kenepa, una pequeña playa situada entre acantilados en la pequeña isla de Curacao, lo primero que se me vino a la cabeza fué creer que estaba físicamente en el paraíso. Desde el alojamiento, situado principalmente a los alrededores de la capital Willemstad, hasta la playa, se realiza un recorrido histórico por la isla, el cual explica perfectamente no solo la historia mediante las edificaciones, sino la cultura pudiendo acceder a comercios locales que se localizan en los laterales de las carreteras asfaltadas. Las azules y tranquilas aguas que durante los 365 días del año se pueden disfrutar me transportaban a una época en que disfrutar de lo natural no era un privilegio sino una costumbre. El terreno rodeado de knips, el árbol que da nombre a la playa, se extiende entre dos acantilados y un lago a la espalda de un manglar que contiene gran variedad de especies animales y vegetales. Las capacidades de este lugar superaron mis expectativas, pues cuenta con una pequeña cantina que sirve desde bebidas hasta todo tipo de comidas criollas y carnes a la brasa por un precio muy económico (alrededor de 5 € por persona), tumbonas y sombrillas además de mesas de madera con bancos para poder hacer si se desea una barbacoa para disfrutar con la familia y amigos. Otro de los aspectos singulares de este emplazamiento es que al ser una de las playas de mejor calidad y ser gratuita, los domingos pude disfrutar de un día de playa junto a los acogedores miembros de la población curazoleña, personas dispuestas a ayudar en lo que sea necesario y colaboradores para que la estancia de los turistas sea lo más grata posible. No debo de olvidar que la playa no es solo bonita en superficie. cuando me sumergí en las azules aguas de kenepa pude apreciar una gran biodiversidad con la que incluso se podía interactuar, desde dejar que los pececillos de la orilla coman encima de mis pies, hasta la posibilidad de en ocasiones especiales ver como los delfines se me acercaban. La singularidad de Kenepa no reside solo en el paisaje o los servicios, sino en lo que se siente cuando se está allí. Al ser una playa de aguas tranquilas todo el año, al no haber animales peligrosos (salvo algún pez venenoso), es una playa estupenda para disfrutarla con o sin niños, ya que no se tendrán que preocupar de la seguridad. Ya al atardecer, merece la pena aprovechar el paisaje, las puestas de sol son el paisaje mas bonito que he visto en mi vida y observar como cambian los colores del cielo mientras que las cotorras y las iguanas van de acá para allá en busca de un lugar donde pasar la noche, es un acontecimiento inigualable En definitiva si se viaja por el mundo en busca del paraíso, solo lo encontraran en un pequeño rincón de la isla de Curacao.
Playas en Willemstad
Cabana Beach
(2)
Una de las cosas que más me sorprendieron en mi visita a la Isla de Curacao, fueron sus playas. A pesar que la isla no cuenta con grandes extensiones de áreas para tener playas naturales, los habitantes de la isla han solucionado de muy buena forma ese problema y han creado la mayoría de sus playas. Algo que de verdad que me sorprendieron mucho. Nunca había estado en una playa artificial o creada por el hombre. En este caso les hablo de la única e inigualables Cabana Beach en Curacao. Primero tengo que aclarar que esta no es una playa en la que uno pueda disfrutar gratuitamente. Para poder disfrutar de todas las instalaciones hay que pagar un total de 3$ por personas, algo que me pareció teóricamente barato, tomando en cuenta las instalaciones ahí creadas. La playa cuenta con restaurantes, cafés, servicios hasta las tumbonas, parque inflable y flotante, Wifi gratuito entre otras muchísimas cosas muy agradables. La playa es súper limpia y muy agradable.
Espectáculos en Willemstad
Sitios insólitos en Willemstad
Monumentos Históricos en Willemstad
Barrios en Willemstad
Punda
(2)
El barrio de Punda, en Willemstad, la capital de Curazao es, sin duda, el más interesante de toda la capital de esta pequeña antilla. Sus edificios de colores, su animado centro y su excelente gastronomía marinera convierten este barrio en el más atractivo. No hay que dejar de visitar el mercado de pescado, donde cada mañana los pescadores venden su mercancía procedente de aguas... venezolanas.