Exprime al máximo tu viaje
Con la app de minube
Descargar
¿Dónde quieres ir?
¿Te gusta Seebach?
Compártelo con el mundo
Entrar con Google +
¿Dónde quieres ir?

Qué ver en Seebach

9 colaboradores

4 cosas que hacer en Seebach

De interés turístico en Seebach
Torre Bismarck
(2)
En la cúspide del Hornisgrinde, en medio de una meseta que forma la zona "pantanosa" (Hochmoor)del Grindenpfad, se levanta una torre de señal de 7 metros, construida alrededor de 1840. La torre sirvió como torre de vigilancia hasta la Segunda Guerra Mundial. Actualmente es otro de los atractivos de la montaña más famosa del Parque Natural y desde el 2000, año en que fue renovada, la torre de Bismarck es accesible gracias a su escalera de caracol lateral. En días claros, desde su mirador, se aprecian los oscuros y frondosos horizontes de la Selva Negra. A nuestros píes se contempla el original y bello paisaje de tundra y marisma. En su base, un divertido cartel nos recuerda el importante cruce de caminos que supone esta zona, ya que a pocos kilómetros se encuentra la vecina Francia y ciudades como Estrasburgo se dejan ver a lo lejos... Buen lugar también para contemplar el vuelo de aves y hacer interesantes fotos, además de quedarte un buen rato disfrutando de la panorámica de 360º. Dicen que en invierno se convierte en uno de los lugares más turísticos para practicar deportes de invierno..., lo tendremos que probar ;-).
De interés turístico en Seebach
Torre Panorámica del Hornisgrinde
Desde el Lago Mummelsee parte una ruta que lleva hasta la cima del monte Hornisgrinde donde encontramos la torre panorámica que ofrece unas magníficas vistas sobre el Valle del Rin y Los Vosgos. Le Torre Hornisgrinde de 30 m de altura representa la culminación a un interesante paseo bien señalizado que nos adentra en un espacio natural único en la zona, El Grindenpfad. Construida en 1910, ha tenido diferentes usos. Actualmente es un museo, con diferentes salas en las primeras plantas, después ya solo quedar subir y subir por la escalera de caracol hasta el espectacular mirador. Lugar idóneo para fotografiar el espacio de turba y los confines de la Selva Negra.
Reservas Naturales en Seebach
Parque Natural del Centro-Norte de La Selva Negra
(1)
Uno de los mejores momentos que he pasado durante mi recorrido por la Selva Negra ha sido cuando me he calzado mis botas de trekking y he recorrido diferentes espacios dentro del Parque Natural de La Selva Negra N/C, un subzona protegida dentro de la región de mismo nombre. Es el más extenso de Alemania con 3.750 km2 y nos maravilla con parajes de corte mediterráneo en las región vitivinícola de Baden o con paisajes escandinavos en el Hornisgrinde que con 1.163 m de altura es la montaña más alta de la Selva Negra. Pero lo más sorprendente es que estos cambios se producen en tan solo una distancia de 10Km !!!. Extensos bosques, lagos glaciares, praderas, flora y fauna singulares se aúnan en un ejemplo de movimiento asociativo que se constituyó como asociación en el año 2000 y que desde entonces gestionan esta parte de la Selva Negra con verdadero fervor de conservación y desarrollo turístico. Me quedo con los agradables paseos entre estos paisajes cambiantes y esplendorosos. Bellísima Selva Negra, la verdad que por mucho que te lo digan, nunca puedes imaginar que pueda ser tan maravillosa ;-) Consejo: todas las indicaciones están en alemán por lo que os recomiendo que si hacéis rutas u os adentráis en los senderos y caminos del Parque recopiléis información en castellano, ya que así podréis entender los paisajes, la flora y fauna y todos los carteles y rótulos que explican el porqué de este parque y los diferentes proyectos europeos que lo califican y financian ;-). Aunque la belleza de la naturaleza no entiende de idiomas, no está mal ir informado ;-))). Para contactar: Naturpark-Haus, Schwarzwaldhochstrasse, 2 - en el municipio de Seebach, aunque se encuentran centros de interpretación y casa de la naturaleza en Feldberg y Freiburg.
Senderismo en Seebach
El Sendero del Grindenpfad
(1)
Una de las rutas más recomendables y que más afanadamente recomiendan en cualquiera de las oficinas de turismo de la Selva Negra es el recorrido por el sendero conocido como Grindenpfad, en la cima del monte Hornisgrinde. Y tienen toda la razón en hacerlo... A lo largo de 3 kilómetros se extiende un paisaje de turba bellísima y resulta difícil comprender qué ha pasado de golpe con los bosques de la Selva Negra. Doce paradas totalmente señalizadas explica el porqué de este paisaje, la historia de la cima y las diferentes especies que se han desarrollado a lo largo de años. El Grindenpfad es una especie de marisma pantanosa, con zonas de turba y vegetación excepcional. El manto de color marrón que cubre la mayoría del terreno te hace sentir como si estuvieras en campos de terciopelo que destellan con el movimiento del viento. Aunque los paneles están solo en alemán, a veces logras comprender el porqué de este espacio privilegiado dentro de la Selva Negra. Cuentan como hace muchos años se talaron los frondosos abetos para aprovechar esta zona para el pastoreo y cultivos, tras ser abandonados, la turba hizo su acto de aparición y todo ello se junta con el hecho de ser la zona de mayor pluviometría, lo que rellena los acuíferos. Durante muchos años la cima fue zona militar restringida, de ahí sus torres panorámicas como la de Bismarck, o diferentes torretas de comunicaciones que se confunden con el paisaje. La mayoría de las veces, paseas por el mar de turba gracias a los caminos realizados en madera que se elevan por la marisma, las pequeñas charcas y las plantas. Este lugar me ha recordado un poco a nuestras Tablas de Daimiel... De los lugares naturales que más me han impactado en mi ruta a través de la Selva Negra, porque después de días y días viendo ciudades de cuento y bosques profundos y oscuros, llegar a un espacio en abierto y con una vegetación tan original me ha sorprendido. La caminata hasta este sendero son unos siete kilómetros de ida y vuelta hasta el Lago Mummelsee, una preciosa caminata para pasar el día, de lo que más recomiendo.