Escribe aquí tu destino
Entrar con Google +

Ruta de Harry Potter por Edimburgo

  • Minube Must-Sees
Ruta de Harry Potter por Edimburgo

La saga del niño mago se ha consagrado como uno de los mayores fenómenos literarios en Reino Unido del siglo XX. Seas de Gryffindor o Slytherin, esta ruta por el Edimburgo de Harry Potter está hecha para ti. Eso sí, ¡ten cuidado con muggles y dementores!

 

Esta ruta de Harry Potter en Edimburgo empieza en el cementerio de Greyfriars, que es un icono para los amantes de la saga, ya que J.K. Rowling ha dicho varias veces que aquí encontró la inspiración para crear muchos de los personajes y espacios que aparecen en los libros. En este cementerio se encuentran la tumba de William Mcgonagall, que inspiró uno de los personajes más queridos, y la tumba de Thomas Riddell, en el que se basa el maligno Lord Voldemort.

 

Si, desde aquí, te asomas a la puerta trasera del George Heriot’s School y giras la cabeza hacia el Castillo de Edimburgo, entenderás el origen de Hogwarts. En este colegio privado hay cuatro casas ordenadas por colores que compiten por puntos. ¿Te suena de algo?

 

Después de aprender cómo nació el colegio de Harry Potter, te dirigirás hacia The Elephant House, una cafetería que dice ser el lugar de nacimiento del niño mago. Pese a que se sabe que no es cierto, es un lugar muy importante para los fans de la saga, y lo podrás comprobar entrando a los baños del local.

 

Lo siguiente que harás es ir hacia Victoria Street, la calle que inspiró a J.K. Rowling para introducir el Callejón Diagon en su mundo mágico. En esta calle que conecta las partes alta y baja de la ciudad hay, entre muchos otros negocios, un banco, un pub y una farmacia. ¿No es como lo describía Rowling? Si quieres volver a casa con un recuerdo de tu viaje, tiendas como The Boy Wizard deben estar en tu hoja de ruta.

 

Las cafeterías de Edimburgo fueron los escenarios preferidos por la autora para escribir la obra que la lanzó a la fama. En algunas como Spoon y Black Medicine (que fue gestionado por un familiar de Rowling) no es difícil imaginarse a Rowling sentándose a escribir Harry Potter con un té entre las manos. Aprovecha y toma un café para reponer fuerzas antes de seguir tu recorrido.

 

La penúltima parada de tu recorrido será el Hotel Balmoral. Todo auténtico fan de Harry Potter sabe que este fue el lugar donde, en enero de 2007, JK Rowling terminó de escribir “Las Reliquias de la Muerte”.

 

Dirigiéndote al norte de la ciudad, llegarás al parque de Inverleith, un espacio no apto para muggles. Cada domingo se juntan jóvenes de Edimburgo en los descampados de este gran espacio verde a jugar al quidditch. Si nunca has visto un partido en directo, merece mucho la pena. ¡Y es gratis!

...Leer