Escribe aquí tu destino
Entrar con Google +

Edimburgo con niños: 14 lugares para disfrutar en familia

  • Minube Must-Sees
Edimburgo con niños: 14 lugares para disfrutar en familia

Visitar Edimburgo con niños es una opción estupenda para pasar unas vacaciones diferentes en familia. Descubre los museos gratuitos y la gran cantidad de espacios al aire libre que hay en la ciudad para disfrutar de un viaje ameno y divertido con los más pequeños de la casa. 

 

Muchos de los planes para disfrutar de Edimburgo con niños pequeños son en museos, y lo mejor es que la mayoría son gratuitos, incluso algunos incluyen visitas guiadas sin ningún tipo de coste. El Museo Nacional de Escocia es un lugar donde podrán aprender sobre historia y ciencia jugando con los paneles interactivos que hay repartidos por las salas, mientras que el Museo de la Infancia es un lugar diferente donde los pequeños estarán entretenidos en todo momento, ya que es una galería donde se exponen juguetes de distintas épocas y ver cómo han ido evolucionando hasta el día de hoy. Podrán hacer construcciones y jugar con muchos de los juguetes que hay por todos los rincones. Igualmente divertido es Dynamic Earth, una atracción futurista con exposiciones que explican la creación de la Tierra siempre de forma amena, con espacios donde los pequeños pueden jugar.

 

El icono de Edimburgo no se puede escapar en tu visita a la ciudad con la familia. El castillo es uno de los mejores rincones para ver en Edimburgo con niños, ya que alucinarán con las vistas que hay desde arriba y en los museos del interior podrán conocer la historia de la ciudad de forma divertida.

 

Otra de las actividades que hacer en Edimburgo con niños es disfrutar de lugares al aire libre. Rincones como el Zoológico de Edimburgo son perfectos para pasar un día entero en familia. Eso sí, planea tu visita en los meses cálidos porque en invierno muchos animales son trasladados para protegerlos del frío. El Parque Safari de Blair Drummond es otro sitio para pasar un día entre los animales más exóticos, igual que en el Deep Sea World, un enorme acuario donde los más valientes podrán bucear entre tiburones. Si tus niños no pueden estarse quietos, el East Links Family Park es un parque al aire libre donde podrán desahogarse subiendo a un montón de toboganes, trampolines e incluso haciendo carreras de kart.

 

Los fantasmas y las leyendas atraen hasta a los más pequeños de la casa, y aunque no lo parezca hay atracciones en Edimburgo para niños como Mary King’s Close y The Edinburgh Dungeon pensados para ellos y donde pasarán un rato terrorífico a la par que divertido. Y si son fanáticos de Harry Potter, entonces no querrán perderse The Elephant House, la cafetería en la que J. K. Rowling pasaba horas y horas escribiendo la mítica saga del joven mago.

...Leer