Logroño
Experiencias de los viajeros en Bar Blanco y Negro

Bar Blanco y Negro

Cómo llegar
Teléfono
Web
Guardar Añadir tu experiencia
Sonia

el típico sitio al que apetece entrar

Por un momento me ha parecido que estaba en la calle Laurel de nuevo. Ciertamente describes la sensación que tuvimos este fin de semana, durante la Copa Davis, en el rato que pasamos por esta zona. Y en este bar en concreto... Es que tuvimos que volver. Probamos los bocatitas porque nos los habían recomendado. Lo típico, 8 y 8, (crianzas, claro). Buenísimo. Pero cuando estábamos en la tarea, vemos que nos llega el olor del queso de cabra y jamón al horno. Increíble. Íbamos a repetir pero queríamos probar más cosas. De todas formas, antes de salir hacia el hotel nos pasamos a probarlas las bruschetas. Eso si que es una experiencia religiosa.
Y al día siguiente probamos el bacalao, y el bonito...
Hemos incluido Logroño entre los sitios que tenemos que visitar un par de veces cada año. De hecho esta Semana Santa...

100 años de nos contemplan. Sus pinchos más conocidos, el "matrimonio" de anchoa, boquerón y pimiento verde frito ; y más recientemente las bruschettas de jamón, queso de cabra y mermelada de frambuesa.
Es el típico sitio al que apetece entrar por su preciosa fachada, siempre con flores de temporada. Una vez dentro, el entorno es a la vez tradicional y moderno. Su decoración se sitúa perfectamente en lo que esperas encontrar en un bar de tapas riojano, pero los cuidados detalles en vidrieras, pinturas alegóricas, esculturas tamaño real, etc, nos hablan de una intención de llegar a todo tipo de públicos. Y realmente lo consiguen.
Puedes encontrar, que yo recuerde, siete ú ocho crianzas diferentes y al menos tres blancos de diferentes tipos, "afrutado", fermentado en barrica, ....
Mi recomendación es que si lo visitas te dejes aconsejar. (A nosotros nos hizo el camarero hasta un plan de visitas para el fin de semana). Y aquí entra lo mejor. Si visitas Logroño, o La Rioja, por primera vez vas a descubrir una tierra en la que nadie es extraño. Por alguna razón desconocida parece que todo el mundo es, más o menos, "feliz"; o al menos saben desconectar de los problemas. Me encantó la descripción de Logroño: Cinco minutos andando, cinco minutos en coche. Es verdad, nada está lejos y se puede acceder casi a cualquier sitio en muy poco tiempo.

Muy recomendable.

He descubierto este vídeo donde sale el bar http://vimeo.Com/9317431
Comparte tu experiencia Tus opiniones y experiencias sobre Bar Blanco y Negro ayudarán a otros.
GUARDADO EN
5,00 sobre 5 (1 votos)
IMPRESCINDIBLE