MINUBE
Seguir en la app
Abrir
¿Dónde quieres ir?
¿Te gusta Arnedillo?
Compártelo con el mundo
Entrar con Google +

Senderismo en Arnedillo

4 senderismo en Arnedillo

Senderismo en Arnedillo
Peña Isasa
Desde Arnedo, siguiendo el curso del Cidacos río arriba se recorre un gran farallón rocoso perforado de grutas, que según algunos expertos es un columbario o depósito de cenizas de los romanos. Un fantástico camino de gran belleza, especialmente en otoño, va pasando por los pueblos de Herce y Santa Aulalia, hasta que se estrecha en un desfiladero que ofrece su mejor perspectiva desde las alturas de Peña Isasa. Casas rurales La Rioja http://www.Toprural.Com/la-rioja/casas-rurales-la-rioja_bd-es-26.htm
Senderismo en Arnedillo
Vía verde del Cidacos
Las vías verdes son sendas que transcurren por antiguos trazados de vías ferroviarias utilizadas para transporte minero esencialmente, que cayeron en desuso. En este caso, la del Cidacos une Calahorra con Arnedillo mediante una pista de tierra a lo largo de 34 kilómetros, evocando este antiguo trayecto de tren. Arnedillo es el final (o el principio, según se mire) de la vía verde y finaliza enlazando con la senda del agua termal que transcurre por la orilla del río Cidacos a su paso por el centro de Arnedillo. Si optas por realizar esta ruta, completa o únicamente en este tramo concreto, puedes disfrutar de las pozas termales en el centro del pueblo o de las zonas arboladas y el paso bajo el puente de Arnedillo, con los restos del castillo como fondo. A poca distancia del pueblo, en la propia senda, puede tomarse el desvío que lleva hasta el mirador del buitre y, desde allí, contemplar el vuelo tanto de buitres como de alimoches o diversas variedades de águilas.
Senderismo en Arnedillo
Ruta de las ermitas
Realizar la ruta de las ermitas de Arnedillo es una muy buena manera de disfrutar del entorno natural de esta población, disfrutar de sus mejores vistas y conocer también un poco más sobre el patrimonio histórico de la zona. Hay dos recorridos posibles, siendo el que empieza en el balneario, en la ermita de San Zoilo el que permite recorrer las 7 ermitas de la zona. El otro recorrido obvia el tramo urbano por la zona de Arnedillo y arranca directamente a los pies del castillo y la ermita de San Andrés. A partir de aquí se inicia una senda de tierra que se adentra por el interior del valle de Cidacos, rodeando la montaña y pasando también por la ermita de San Miguel y Peñalba. En este recorrido también se encuentra un pozo de nieve o nevera, que tiene una gran relevancia histórica para los habitantes de Arnedillo. El final de la ruta acaba en la vía verde del Cidacos, muy cerca del acceso al mirador del buitre, una buena manera de finalizar la ruta, avistando una de las más importantes colonias de buitres del mundo. Este recorrido, de entre 1 y dos horas (dependiendo de si se hace el trayecto largo, de 7 kilómetros o el corto de 4), es imprescindible si estás por la zona, sobre todo si no quieres perderte las impresionantes vistas de la vega del Cidacos con Herce al fondo que hay en el tramo final del trayecto.
Senderismo en Arnedillo
Monte de Arnedillo
En un lateral de la localidad de Arnedillo se alza un pequeño pero precioso pico al que se puede acceder andando. Bueno, se puede llegar casi hasta la cima, ya que la cima es demasiado rocosa y su ascenso es más complicado. La ruta comienza junto al río Cidacos. Desde aquí surge un camino hacia la montaña bastante amplio y por lo tanto sin apenas dificultad. Las vistas y los paisajes que se pueden contemplar a lo largo del recorrido son preciosos, ya que se pasa muy cerca de casi todas las ermitas que hay en los alrededores de Arnedillo, que son más de cuatro. Además de poder contemplar las ermitas, el paisaje es bello por sí mismo. Es bastante rocoso y al fondo siempre se pueden contemplar preciosas montañas de mayor embergadura. Al cabo de media hora corta se llega a una preciosa ermita que casi siempre está cerrada y aquí el camino hacia el pico se complica ya que desaparece el sendero. A partir de aquí hay que ir monte a través, no es excesivamente complicado porque no hay mucha vegetación pero puede complicarse cuando llueve porque todo queda bastante embarrado y es muy fácil resbalarse. Después de caminar durante veinte minutos aproximadamente por el monte, se llega hasta la cresta de la montaña. Aquí nosotros paramos porque como digo llegar a la cima es más complicado y lo más adecuado es ir equipado, pero como no íbamos equipados decidimos quedarnos en la cresta desde donde también se pueden contemplar unas vistas impresionantes ya que la montaña que está justo frente al pueblo está repleta de buitres y desde la cresta se pueden ver de cerca. Además, desde aquí también se pueden ver unos preciosos paisajes del valle de Cidacos. La bajada se realiza por el mismo lado que la subida, ya que por la otra parte hay un precipicio impresionante. La montaña de la que os hablo es la que se ve desde el mirador del buitre, que es un bello mirador que han creado junto a Arnedillo desde el que se puede contemplar la vida y la actividad de los buitres que habitan en esta montaña.