Exprime al máximo tu viaje
Con la app de minube
Descargar
¿Dónde quieres ir?
¿Te gusta El Jem?
Compártelo con el mundo
Entrar con Google +

Monumentos Históricos en El Jem

2 monumentos históricos en El Jem

Monumentos Históricos en El Jem
Anfiteatro romano de El Jem
(11)
El anfiteatro del El Jem, es uno de los ejemplos de la ocupación de Túnez por parte del Imperio Romano. Cabe destacar que es uno de los mejor conservados en todo el mundo incluso más que el Coliseo de Roma, a pesar de haber sido objeto de continuas disputas y saqueos a lo largo de los siglos; como el Coliseo, que sus antaño resultonas placas de mármol decoran todas las iglesias y museos del Vaticano. Fue construido en el año 232 a.c, por el emperador Gordian, y tiene capacidad para albergar a unas 30.000 personas. La localidad de El Jem se sitúa al sureste de Túnez a unos 60 km al norte de Sfax, pero no aparece en el buscador de Minube, y acabé situándola donde no está, así que espero que quede claro. La majestuosidad que nos ofrece a la entrada es digna de admiración, una vez dentro se podrán visitar las mazmorras y celdas, situadas en la parte inferior donde esperaban su turno para pisar la arena, animales, esclavos y gladiadores. Cabe destacar que en la actualidad el coliseo a parte de ser una atracción turística de primera, se utiliza también para diversos espectáculos, entre los que se encuentra un festival musical que se celebra durante los meses de verano y que por la fechas en las que estuve no me fue posible disfrutar, pero nos aseguraron que la acústica y encanto del lugar hace que sea sencillamente genial, así que si viajáis en verano, tenedlo en cuenta.
1 actividad
Monumentos Históricos en El Jem
Cisternas romanas
Es una pena el estado de abandono de las cisternas romanas de El Kef al igual que los vecinos baños romanos. Todavía quedan restos de mosaicos pero no están bien conservados. Parece que se están empezando las obras de rehabilitación, por lo que esperemos que en unos años este sitio haya sido recuperado. Las cisternas fueron construidas como depósitos subterráneos para recoger el agua de la lluvia o que procede de ríos o manantiales. A día de hoy existen restos de estas construcciones en Italia, España, Túnez y Turquía.