Exprime al máximo tu viaje
Con la app de minube
Descargar
¿Dónde quieres ir?
¿Te gusta Šibenik?
Compártelo con el mundo
Entrar con Google +

Ciudades en Šibenik

2 ciudades en Šibenik

Ciudades en Šibenik
Sibenik
(3)
La ciudad de Sibenik es otro de los lugares que no hay que perderse si se quiere conocer en profundidad Croacia. Se encuentra junto al Adriático y está rodeada por montañas, dando la impresión de ser un gran anfiteatro que mira hacia el mar. Tiene un centro histórico precioso que además es peatonal y todos los suelos son de piedra. En el centro se encuentran los monumentos más significativos y bellos, entre los que destaca, por supuesto, la catedral de Santiago. Pero hay muchos otros edificios que merecen una visita, por ejemplo, el ayuntamiento, que se encuentra muy cerquita de la catedral y consiste en un precioso conjunto renacentista construido entre 1533 y 1546 repleto de columnas y con una magnífica balaustrada. Tampoco hay que perderse las iglesias de esta ciudad, sobre todo, la iglesia de los franciscanos, en cuyo interior hay unos frescos muy bien conservados de los siglos XIV y XV, y la iglesia de San Iván, que, al igual que el ayuntamiento, es de estilo gótico renacentista y se construyó en el siglo XV. Desde Sibenik se pueden hacer varias excursiones por los alrededores, ya que está rodeado de montaña. En estas excursiones es probable que nos encontremos con edificios preciosos, como el fuerte de Santa Ana, que se encuentra justo donde acaba la ciudad, en su parte más alta. Además, las vistas desde la montaña son increíbles, porque se ve todo Sibenik junto al Adriático y parece que estás contemplando una postal. El puerto de esta ciudad está situado en una bahía inmensa y en él se pueden dar unos paseos maravillosos con unas vistas de ensueño.
Ciudades en Šibenik
Ciudad alta
Sibenik puede que no sea la ciudad más monumental de Dalmacia, pero nadie puede negar que es un lugar encantador. Comenzar a callejear por la ciudad desde la Plaza de la República para llegar a la Fortaleza de San Miguel es un regalo para el viajero. Calles estrechas, palacios con ventanas góticas que recuerdan a Venencia, arcos, patios, pequeños jardines... Se puede caminar sin rumbo, al final uno siempre terminará encontrando el lugar que busca.