¿Dónde quieres ir?
Compartir
¿Te gusta Sevilla?
Compártelo con el mundo
Experiencia
Entrar con Google +

Jardines del Real Alcázar

+149

28 opiniones sobre Jardines del Real Alcázar

Como extraído de un cuento de “Las mil y ...

Como extraído de un cuento de “Las mil y una noches” me ha parecido el paseo por los Jardines del Alcázar.
Mezclado con el verde follaje de magnolias y palmeras, pequeños laureles de vistosos colores y perfumadas hojas, limoneros cuajados de verdes limones y naranjos a punto de estallar, los bien podados setos de boj cubiertos en parte por pétalos rosados, aromáticos mirtos, lirios, acantos y el imponderable romero entre otra gran cantidad y variedad de plantas y enredaderas, varias y diferentes fuentes y una preciosa glorieta, conforman el estupendo marco a la magnífica fachada de sus edificios de un color amarillo suavemente intenso y a la vez pastel contrastando con el azul del cielo.

Leer más
+38

Exotismo con un toque andaluz.

Sin duda, la estrella de los Alcázares, sobre todo en verano, cuando se busca la sombra y se huye de un sol implacable, son los Jardines.
Refinados hasta el límite, el espíritu almohade se enseñorea de una recreación terrenal del paraíso de Alá, refrescado por los baños de Doña María Padilla, tan subterráneos ellos, en una sucesión de paisajes vegetales de estilo árabe, renacentista, barroco, inglés o genuínamente andaluz. Pongamos especial atención al jardin de los Grutescos, con una preciosa estatua de bronce y una galería superior de rústica decoración manierista.
Recomiendo un mínimo

Leer más
+17

La visita a los jardines del Alcázar es ...

La visita a los jardines del Alcázar es algo que siempre recordaré. Es algo que le gusta a cualquiera y, sin dudarlo, que adora si le fascina la flora y los diseños árabes.
Los jardines del Alcázar es un lugar donde fácilmente puedes pasar 3-4 horas (y eso sin sentarte más de unos minutos para reflexionar sobre la belleza del lugar) paseando. Por suerte el jardín está en una ciudad que acumula un buen historial de grados por encima de los 20. Esto, combinado con la perfecta aclimatación de las plantas y árboles al lugar, hace que siempre esté verde y resplandeciente.
El jardín está dividido en varias zonas, dedicadas cada una a una región, a un clima y a una funcionalidad distinta. Hay una zona de naranjeros, una zona de enormes árboles que dan sombra casi todo el día, una zona con rosales y jardineras llenas de plantas más pequeñas, una zona con agua corriendo, fuentes y hasta un estanque al que cae el agua desde unos 4 metros produciendo un sonido que te acompaña durante la visita. Junto a todo este verdor no dejan de acompañar los mosaicos tan típicos del mundo árabe. Sobre jardineras, en paredes, cenefas y baldosas forman un conjunto de colores y formas que se integran de una manera fabulosa en el jardín.

Leer más
+23
¿Conoces este lugar?
Ayuda a otros viajeros a descubrir con tu experiencia y tus fotos