Escribe aquí tu destino
Entrar
Mi perfil
Editar mi perfil
Cerrar sesión
Añadir experiencia
Publicar

Abismo de Kanmangafuchi

+15

4 opiniones sobre Abismo de Kanmangafuchi

Preciosa panorámica para empezar el día

A menos de cinco minutos andando de la casita donde nos quedamos alojados en Nikko, se encontraba el Abismo de Kanmangafuchi o Ganmangafuchi, un sitio precioso para comenzar nuestra visita por Nikko.

La forma del abismo procede de una erupción del Volcán Natai. En este pequeño valle del río Daiya podemos encontrar también el templo Jinjui y el Bake Jizō, uno de los sitios más especiales para mi de toda nuestra visita a Nikko.

La dueña de la casita en la que dormimos, el Cottage in Fu-sha, nos dijo que había visto bajar un grupo de 20 a 30 monos de las montañas de Nikko.

Leer más
+3

El camino serán unos 5 kilómetros entre ida y vuelta

Excelente

Una vez hayas visto los Templos de Nikko (que son una pasada), te recomiendo que te guardes un par o 3 horas para hacer un recorrido a pie por el parque natural.

Yo escogí la ruta Kanman porque quería llegar hasta el Kanman-ga-fuchi Abyss. Para llegar hasta allí, deberás seguir por el sendero que transcurre siguiendo el río (en la oficina de turismo de la estación de trenes te darán toda la información, aunque empieza un poco más allá del puente sagrado Shinkyo).

¿Lo mejor? Caminas entre bosques, oliendo a hierba fresca, con el sonido del río como banda sonora, rodeado de piedra tapizada de musgo y acompañado por decenas de estatuas de Jizo (guardianes budistas) ornamentadas con pañuelos y gorros rojos.

Leer más
+3

Entorno natural

Excelente

En un entorno natural espectacular a orillas Del Río Daiya en Nikko, Japón.

Un sendero escondido nos lleva hasta el abismo de Kanmangafuchi, un lugar de belleza irreal dónde cascadas de agua pura, una vegetación desbordante y muchas libélulas nos acompañan en el paseo.

De repente emergen en el paisaje las estatuas Jizo, representaciones del bodhisattva Jizo Bosatsu, guardián de los niños y la maternidad, ataviadas con sus gorritos, bufandas y baberos de lana roja.

Salúdalas con respeto y disfruta del contraste que ofrecen entre el bosque.

+4

Abismo de Kanmangafuchi

El lugar está muy próximo al conjunto de templos y santuarios de Nikkō, fue inscrito por la UNESCO en 1999 como Patrimonio de la Humanidad. Se trata de una garganta por donde circula el río, con un agradable sendero en la ribera que recorre la margen derecha que puede llevarnos entre 15 ó 20 minutos de muy agradable paseo. A los largo del recorrido tendremos, a un lado, al propio río en cuya margen se sitúa esta pequeña construcción y al otro a una serie de estatuas de Buda (algunos dicen que hay más de cien).

¿Conoces este lugar?
Ayuda a otros viajeros a descubrir con tu experiencia y tus fotos