MINUBE
Seguir en la app
Abrir
¿Dónde quieres ir?
Entrar con Google +

Restaurantes en Vientiane

46 colaboradores

20 lugares donde comer en Vientiane

Bares de Tapas en Vientiane
Bares y tiendas en Vang Vieng
En Vang Vieng hay cientos de restaurantes y bares por toda la ciudad. Todos intentan atraer a los turistas con carteles luminosos, confortables sillos e incluso camas, o con pantallas de televisión gigantescas donde ponen contínuamente capítulos de friends. Pero, el bar donde más a gusto me sentí de esta ciudad no tiene nada que ver con estos lugares. Las humildes tiendas que hay en las callejuelas de la ciudad, suelen poner en el exterior mesitas de madera redondas y sencillas con unas cuantas sillas. Es una especie de terraza para que la gente pueda tomar en ellas cervezas a precios muchísimo más baratos que en los típicos bares (la cerveza aquí de tres cuartos cuesta menos de un euro). Pero lo mejor no es el precio, sino que desde estas mesas puedes contemplar cómo viven estas personas, ya que mientras tú te tomas la cerveza ellos siguen haciendo los quehaceres diarios, cortan patatas, hacen saquitos de arroz envueltos en hojas de bambú, cotillean sobre sus cosas, atienden a los niños... Te sientes como en casa y, por si fuera poco, todos son muy hospitalarios y siempre te regalan una sonrisa.
Restaurantes en Vientiane
Restaurantes de Vang Vieng
Desde hace unos diez años Vang Vieng se ha convertido en una parada obligatoria para cientos de turistas que recorren Laos, sobre todo, para los mochileros y los aventureros. Por eso, la ciudad está repleta de restaurantes. La mayor parte de ellos se encuentran en la zona tranquila de la ciudad, es decir, están separadas de las discotecas por el río, y tienen muchísimas peculiaridades que los diferencian del resto de restaurantes del país. La principal diferencia es que todos los restaurantes cuentan con una pantalla de televisión gigantesca en la que sólo se ponen dos cosas, o partidos de fútbol o, por increíble que parezca, reposiciones en inglés de la serie de Friends. La gente suele levantarse a media mañana y después de hacer algo de deporte acuático se van a estos establecimientos y se quedan viendo la televisión desde la hora de la comida hasta la cena. Yo no me lo creía hasta que lo vi, pero es cierto. Otra de las diferencias es que estos restaurantes suelen estar al aire libre, protegidos de la lluvia con unos tejadillos, y las mesas están rodeadas de camas inmensas que sustituyen a las sillas, así que puedes comer de cualquier forma y en la postura que prefieras. Esto es una gozada, porque te sientes como en casa, aunque algunas veces, las mesas son ingual de altas que las "camas" y hay que hacer milagros para que no se te caiga la comida. A pesar de estar en Laos, la comida más típica de Vang Vieng son las pizzas, hay para todos los gustos y la masa suele estar muy buena. De todos modos, también sirven comida laosiana, sobre todo platos de pasta o nuddles y arroz. El precio de estos restaurantes es bastante asequible e, incluso, es uno de los pocos lugares de Laos en los que puedes pedir vino sin que te cueste más de diez dólares, eso sí, os recomiendo que pidáis vino francés, porque el laosiano suele ser bastante malo. ¡Ah!, para los que aborrezcan ver la televisión mientras comen, que no se preocupen, que algunos de estos restaurantes desconectan la tele a la hora de comer y la sustituyen por música.
Restaurantes en Vientiane
Restaurantes del Mekong
(1)
Encontrar un buen restaurante en Vientián no es nada complicado, ya que hay una oferta gastronómica impresionante en toda la ciudad. Podemos encontrar restaurantes de todo tipo, chinos, tailandeses, occidentales, hamburgueserías, italianos y, por supuesto, laosinaos, y también de todos los precios, desde los más caros, que cuestan alrededor de 15 euros el cubierto, hasta los más baratos, en los que se puede comer por menos de uno o dos euros. Uno de los lugares con más encanto para disfrutar sobre todo de una buena cena es la extensa orilla del Mekong. Se encuentra situada en el centro de la ciudad y cuenta con unos ocho restaurantes preciosos. En estos restaurantes, en lugar de haber mesas con sillas hay numerosos "bungalows" en los que te sientas en cojines alrededor de una pequeña y baja mesa redonda. Estos bungalows son individuales así que puedes disfrutar de una cena sin ser molestado por nadie, es una auténtica maravilla. Además, también tienen hamacas que están muy bien para tomarse una copa tranquilamente después de la cena. Estos bungalows suelen tener vistas al río Mekong, así que se pueden contemplar unas puestas de sol increíbles mientras disfrutas de la comida y, por su fuera poco, en cuanto empieza a anochecer, iluminan cada una de las estancias con velas, creando una atmósfera preciosa. La comida es bastante buena y hay una gran oferta, puedes comer desde platos típicos laosianos hasta pizzas o hamburguesas. De todos modos, yo os recomiendo que pidáis pescado o carne a la brasa, porque lo hacen allí mismo y tiene una gran calidad. En cuanto al precio, es muy asequible, por menos de diez euros puedes disfrutar de una velada única. ¡Ah! Se me olvidaba decir que por las noches ponen música en todos estos restaurantes, así que no se puede pedir más para disfrutar de una gran velada. Por cierto, si alguien prefiere las mesas con sillas tradicionales para comer tampoco tieme problema, porque estos restaurantes también cuentan con otro apartado de este tipo en el que también se pueden contemplar las preciosas vistas del río Mekong.