Exprime al máximo tu viaje
Con la app de minube
Descargar
¿Dónde quieres ir?
¿Te gusta Dharamshala?
Compártelo con el mundo
Entrar con Google +

Restaurantes en Dharamshala

23 colaboradores

10 lugares donde comer en Dharamshala

Restaurantes en Dharamshala
The Chocolate Log
Al final de Jogivara Road, después de pasar el colegio tibetano y donde empieza la zona más tranquila de McLeod está este establecimiento para los amantes del buen dulce. El Chocolate es para tomar una merienda a media tarde, tiene una terraza en medio de un vergel que parece comerse el sitio o viceversa, así que siempre se está fresquito. El local es todo terraza, debajo de la terraza está la zona de barra-cocina, que es donde te atienden, y a media planta, a nivel de calle tienen una mini bodega de vino (algo bastante poco habitual y difícil de ver en India) y en la parte superior la terraza. No es que tengan muchas cosas, pero las que tienen son muy ricas, las tartas espectaculares, los batidos, cafés y chais, en fin, todo lo que tienen que no es mucho, pero sí de calidad. Los precios son algo más caros que la media, pero como todo es tan barato no se puede dejar de probar, porque la calidad es cojonuda.
Restaurantes en Dharamshala
Restaurante Unity
Os presento el que es para mi el mejor restaurante de Bhagsu (está en la parte alta del pueblo). Comida muy fresca, sana, económica y sabrosa, el sitio muy limpio y la gente que lo lleva muy tranquila y agradable. Preparan con esmero unas pizzas estupendas, unos platos indios exquisitos (espectacular el arroz viriyani y el veg.kofta) la ensalada especial, que merece una mención aparte, por no hablar de los riquísimos pancake, el buen café o infusiones....en fin, se me hace la boca agua solo recordar esos manjares. Por unas 120rp/persona sale de allí rodando (es imposible acabar los más que generosos platos)
Cafeterías en Dharamshala
Sanskar Café
Junto al centro de yoga iyengar Himalaya, en el pequeño jardín del Guest house “Kamal”, está ubicado el restaurante. La cocina del restaurante es una pequeña construcción con una cocina siempre abierta, limpia y con la compra para el menú del día recién hecha. Una sonrisa siempre devuelta con un saludo para todo aquel que quiera acercarse hasta aquí y animarse a probar uno de sus ricos talismán ecológicos (que son de los mejores de Dharamshala) por solo 80rp/poco más de un euro, o sus ricas tortilla vegetales, o un buen pancake con un cafelito rico-rico...tienen algunos platos de comida india y pastas muy ricas, sándwiches y unos chais bien picantones. Lo mejor del sitio es la frescura y lo sano de sus platos, el precio de los platos, el verde de su jardín sitio y la gente que lo lleva (son encantadores), lo malo es su tamaño (solo un par de mesas en la terraza ) y que la carta no es muy amplia, a pesar de esto, es 100% recomendable.
Restaurantes en Dharamshala
Tom Yam Thai Restaurant
En mitad del pueblo de Bhagsu este acogedor, sencillo, sabroso y barato restaurante ,es mi primer tailandés y si todos son como este, pienso repetir. Un salón grande (interior y exterior a la vez) con sencillas mesas y sillas plástico (típicas de terraza)y unas telas de colores, es todo lo que necesitamos para disfrutar de una cena espectacular. Los arroces acompañados de verduras de temporada bañadas en leche de coco especiada (casi siempre picantes) están buenísimos, también las pacoras y uno de esos pocos sitios de Dharamshala en los que te puedes arriesgar a comer pollo. Personalmente no me gustaron mucho los postres (aunque mis amigos no opinaron lo mismo), pero tanto la comida, como el trato, los precios y el sitio merecen una visita.
Restaurantes en Dharamshala
Tenyang Coffee House
En la parte baja de Temple Road (en Mcleod), está la pequeña cafetería Tenyang, con los mejores café de Dharamsala. Nosotros la descubrimos el día que fuimos a ver el la gompa Namgyal, la que está en en complejo donde reside el Dalai Lama. A la salida del templo hacía mucho calor, y ¿qué mejor que un cafelito para pasarlo?, no todos, pero este café es especial. Café batido con helado de nata y chocolate derretido por encima...en un vaso gigante, para que no te quedes con ganas mientras ver pasar la vida de este trocito de “la pequeña Lhasa” una tarde de verano, sencillamente perfecto. El sitio es muy pequeño, solamente dos mesitas en la terraza y unas pocas más dentro. Hay algunos postres caseros muy ricos y alguna cosita para picar, pero nada comparable al café-helado.
Restaurantes en Dharamshala
Fuor Seasons Café
Este restaurante tibetano es de lo mejor que hay en Mcleod, el tamaño del local es pequeño (6-7 mesas),pero es un sitio muy acogedor y el tamaño de su carta es enorme , además la gente que lo lleva es encantadora, así que si vas a probarlo reserva o ve pronto, porque sino es muy difícil pillar mesa. Aquí podemos degustar especialidades indias,israelís, tibetanas, pastas, pizzas...todo ello sabrosísimo, sobre todo están de muerte las comidas preparadas al horno de leña (el que más me gustó fue el plato de berenjena gratinada con queso y bechamel al horno,ummmmm,exquisito). Es fácil encontrarlo, porque está en una de las 2 calles principales de McLeod, Jogivara road, pero la entrada es pequeña, así que hay que ir atento para no pasárselo.
Restaurantes en Dharamshala
Namgyal Pizza Place
En el interior del hotel Om (McLeod) está el restaurante tibetano Namgyal, uno de los que más visitamos nosotros, tanto para tomar un potente y exquisito desayuno(riquísimos pancakes, bizcochos, ensaladas de fruta con muesli y yogur, café y té muy buenos) o para disfrutar de una sabrosa y fresca comida (muy ricos los momos, lo noddles chowmein con verduras y las pizzas). Y encima cuenta con algo muy útil y necesario (a veces de hecho imprescindible en India) y difícil de encontrar en los restaurantes de Mcleod, cuarto de baño. Precios más que razonable, restaurante interior y una terraza con 4-5 mesas con vistas a la profundidad del valle. Un buen sitio muy tranquilo.
Restaurantes en Dharamshala
Himalaya Waterfall Café
Quizás es un poco(bastante)optimista llamar a este “chiringuito” restaurante, pero vale la pena mencionarlo por varios motivos que os voy a contar. El restaurante está junto a las cascadas de McLeod, así que es un lujo encontrarnos a estas alturas y distancia del pueblo, después del caluroso y empinado camino un sitio donde poder sentarnos a reponer fuerzas después del baño. Tomar un buen chai charlando con los amigos o disfrutando del silencio y las vistas que ofrece este lugar. Parece ser que en el duro invierno, cuando todo queda cubierto y aislado por la nieve,este hombre pasa aquí encerrado la dura estación, entre nieve y osos que se acercan curiosos en cuanto llega la primavera, a base de arroz y poco más se abastece durante su retiro voluntario. La carta es bastante simple, normal, debe ser durísimo traer las provisiones hasta aquí arriba (la única forma de llegar es a pie), pero la comida está bien, nosotros tomamos unos thalis y sandwiches, sencillos, buenos y económicos; el suelo de la terraza es la misma roca que bañan las pozas azules, vamos, un rinconcito en el paraíso donde reponer fuerzas disfrutando de las vistas. Antes de volver llenamos la botella con agua recién caída del glaciar y nos vamos con una sonrisa a disfrutar la belleza del camino de vuelta.
Cafeterías en Dharamshala
Shiva Café
Atravesamos Bhagsu camino de las cascadas , encima del camino de los baños hay una ruta en el lado de la izquierda que conduce al Shiva Café. Vamos ganando altura sin prisa pero sin pausa hasta llegar a este café-restaurante-garito de copas. Un par de construcciones de piedra, casi cubiertas por enredaderas; una piscina de agua helada que brota directamente del manantial en un brillante azul ; y el color de las piedras con hermosas pinturas que llegan hasta el mismo río. La comida no es muy buena, pero se puede picar algo rápido después de un bañito en la piscina o en el río, o tomar algo refrescante. De noche el sitio está lleno, abren casi todas las noches (aunque yo no estuve ninguna, porque tiene fama de desfasar mucho la gente) y hacen fiestas y conciertos a saco. El camino ya vale la pena de por sí, con el valle y el río abajo, siempre llenos de gente, siempre colorido y con las montañas siempre presentes. Aunque como os decía no es el sitio donde darse un homenaje comiendo, el entorno es precioso y de día el sitio está muy tranquilito.
Cafeterías en Dharamshala