Exprime al máximo tu viaje
Con la app de minube
Descargar
¿Dónde quieres ir?
¿Te gusta Dakar?
Compártelo con el mundo
Entrar con Google +

Qué ver en Dakar

78 colaboradores
Los destinos más populares

27 cosas que hacer en Dakar

Islas en Dakar
Isla Goreé
(11)
La isla de Goree pertenece a Dakar, es uno de los 19 municipios , a tan solo dos kilómetros del puerto de Dakar del que partimos y se tarda unos 30 minutos . A quien ¡ le pueda interesar ! no se embarcan coches ya que en la isla no los hay , tenerlo encuenta . Fue descubierta por los Portugueses en 1.444 hasta que en 1.848 Francia abolio la esclavitud de la isla La isla no fue habitada hasta la llegada de los europeos a ella , pues no poseía agua potable para vivir en ella . Muy conocida por la trata de esclavos , donde encontramos todo un museo dedicado a ellos..... ¡ La Maision de los Esclaves ! en el Atlantico . Toda ella vive del turismo con cantidad de comercio bien sea de pinturas en diferentes tecnicas o de figuras de estilo totemico , hechas de el reciclaje de tanto como se desperdicia ; ya sea laton o piezas de telefonos o pilas , me sorprendio la habilidad de tantos , como sus recursos del ingenio ya un poco perdido , nos puede sorprender gratamente . Muchos de los antiguos edificios están destinados al turismo ya sea en hoteles o restaurantes , con su agradable música mas bien tradicional y sus instrumentos sobre todo de percusion , hicieron una delicia la sobremesa . En su Iglesia de San Carlos Borromeo , con un curioso nacimiento con sus figuras , como tienen que ser ¡ un nacimiento africano ! Aquí fue donde el Papa ¡ Juan Pablo II, pidió perdón a Africa en nombre de la iglesia catolica en la trata negrera en época de la colonia . El Senegales le gusta la música , la escuchas por todo los sitios y sobe todo en la playa en grupo de amigos con tambores al atardecer , sintiendo las vibraciones . Declarada Patrimonio De La Humanidad en 1. 978 , bien merece pasar un día en ella y disfrutar de sus calles llenas de buganvillas.
Lagos en Dakar
Lago Rosa
(5)
El Lago Rosa es mundialmente conocido por ser la etapa final del famoso Rally París-Dakar. Sin embargo, no sólo tiene esa atracción, sino que guarda algo más. En su interior hay gran cantidad de azufres y algas que, con una determinada luz -más o menos al medio día, cuando el sol está alto- adquiere un color como rosa que es increíble. El agua por un rato es rosa, completamente rosa, y todo lo que está en su interior adquiere ese tono tan extraño. Este es uno de los principales atractivos de este lugar, que a esas horas se llena de curiosos que quieren ver el agua rosa. Pero además, del lago se obtienen toneladas y toneladas de sal para comercializar. Al día son incontables los kilos de este producto que se sacan, todo los alrededores del lago son blancos, llenos de montañas de sal y camiones llevándosela. Y allí, los trabajadores que la recogen, con las manos ya agrietadas del contacto con la sal. De cada dos litros de agua se puede sacar más o menos un kilo de sal. Por esto es uno de los lagos más densos del mundo, más que el mar muerto, y si te bañas no os hundiréis, pues la concentración tan alta de sal hace que flotéis. No hay mucho más alrededor, sólo unas cabañitas muy de selva en las que viven muchos de los que allí trabajan y que hacen su agosto particular cuando llega el Rally comercializando con cualquier cosa. Si se anda un poco en dirección a la playa, unas inmensas dunas nos presentan al inmenso océano atlántico. Desde los hoteles suele haber tours para llegar. Está a unos 30 km al norte de Dakar y lo mejor, a menos que se quiera ir por propia cuenta, es ir en una excursión guiada en un 4x4.
Museos en Dakar
Museo Casa de los esclavos
(9)
La casa de los esclavos es uno de esos lugares que uno no puede dejar de visitar, mucho menos si se está en Dakar. Se encuentra en la isla de Goree, a tres kilómetros de Dakar. La isla de por sí fue uno de los mercados de esclavos más importante del mundo durante varios siglos y en esta casa es donde esperaban su turno para partir hacia América, de donde no volverían jamás. La casa, hoy convertida en museo, la regenta un señor mayor, cuyos antepasados estuvieron allí. Es pequeñita, pero guarda miles de secretos, de historias y de deseos. Tiene un patio principla con unas escaleras, a cuyo alrededor estaban las celdas para mujeres y hombres, enanas, diminutas, algunas incluso sin ventana, donde se amontonaban cientos de esclavos esperando subir a un barco. Hay una par de habitaciones donde se daba de comer, lo poco que había, y otras dos que están como museo de lo que ocurrió. Justo en la entrada hay una puerta verde donde hay mensajes en varios idiomas recordando aquella trágica época de esclavitud y dolor. Pero quizás lo más llamativo y duro a la hora de ver es la “Puerta de No regresar Jamás”. Está justo frente a la entrada principal. Está justo pegada al mar, con un pequeño camino de piedras por donde subían los esclavos a los botes. De aquí salían y nunca volvía. Su destino, América, donde trabajarían hasta morir. La puerta, sólo con estar en ella, te hace sentir algo extraño, te pone en la piel de uno de esos esclavos a punto de partir, tartando de imaginar sus sensaciones, sus pensamientos, lo duro de su vida. Lo mismo que cuando entras a una de las celdas, en la que uno sólo ya no podría ni vivir. Es un sitio que hay que visitar, recorrer, entender y tratar de buscar una explicación a esa vida que antes se permitía. Es muy fácil encontrarla, pues, además de que la isla es pequeña tiene una estatua en la entrada de un tambor muy grande con un esclavo rompiendo las cadenas como símbolo de libertad, la que llegó en 1850 cuando Francia abolió la esclavitud.
Ciudades en Dakar
Dakar
(3)
Un mes de aventuras inolvidables, un viaje de esos que hacen historia por Senegal, culmina con esta imagen. A pie por las calles de la grandiosa ciudad de Dakar, llegamos a un acantilado gobernado por un imperial árbol. Ver un atardecer sentado a sus pies, es digno de todo viajero al que le guste finalizar el viaje con una bonita puesta de sol.
Playas en Dakar
Playa de Yoff
(2)
Después de una semana pasada en la ciudad de Dakar, con todo el tráfico, el polvo, las solicitaciones permanentes de los vendedores ambulantes o de los mendigos, se necesita tomar un descanso, pero en un país donde no puedes recorrer más de 50 km por hora con un bus, y eso en el mejor de los casos, se necesita ir no muy lejos. En general, el bus para todos los 100 m porque no hay paradas de bus en sí, entonces cada uno espera el bus en frente de su casa, sin pensar en juntarse con su vecino para que el bus pare solamente una vez. Entonces el pobre bus para cada 30 m y tú nunca llegas a tu destino. Queremos playa, bonita, y cerca. Vamos a la playa de Yoff, que nos indicó un amigo jardinero de una casa de lujo. Los niños se la pasan genial comiendo pescado frito, nos refrescamos los pies en el agua, antes de subir en la más alta de las “mamelles” (tetas de animal, en francés”, dos pequeñas colinas con un faro encima, que permiten ver a lo largo la punta de las Almadies y la lengua de tierra del Cabo Verde, donde está la ciudad de Dakar.
Acantilados en Dakar
Punta de las Almadies
(2)
La punta de las Amaldies es el punto más al Oeste de toda África. Se ubica cerca de la ciudad de Dakar, en Senegal, saliendo un poco de la ciudad, en la península del Cabo Verde. El archipiélago está a unos 600 km de ahí, pero la península apunta hacia las islas. Las “mamelles”, dos pequeñas colinas de 100 metros de alto, son el punto más elevado del lugar, se sube a la más alta para tener una vista hacia el océano, la playa, un poquito de Dakar, y para ver el faro más occidental del continente. El acantilado no cae brutalmente al mar, está la “calzada de las Almadies”, una alfombra de rocas antes del acantilado. El faro manda un mensaje para avisar a los barcos que cruzan la zona que se alejen, pero muchos están hundido por ahí. El hecho de que la punta sea protegida, los permisos de construir limitados, y este cerca de la isla de Ngor, con lindos fondos submarinos y naturaleza, todo eso a algunos minutos de Dakar hace que hay bastante hoteles de lujo, como el Méridien, un Club Med, y es un lugar agradable para quedarte en la región.
Mercados en Dakar
Mercado Kermel
(3)
El mercado kermel, que data de 1860, es uno de los sitios más importantes de la ciudad de Dakar. Aquí no sólo se concentra la ajetreada vida diaria de los senegaleses, con sus compras e idas y venidas de un lado para otro, sino que también es uno de los lugares más visitados por los turistas. Desde la plaza de la Independencia, si cogemos la avenida Sarraut hacia el este, llegaremos hasta él. No tiene pérdida reconocerlo, ya que es un edificio de aspecto colonial, con colores vivos en su fachada, muy bien conservada, por cierto. Además, el bullicio ya se palpa en el exterior, con los camiones y la gente moviéndose sin parar. Aquí no sólo hay que quedarse con la belleza exterior del edificio, que es increíble, sino que hay que entrar, no sólo a ver, sino a conocer. Otro abanico lleno de colores, formas y olores cautivadores nos envuelve. Aquí la calidad de los productos es de las mejores, por lo que los precios son algo más caros que en otros lados de la ciudad, aunque se nota en la calidad. Hay frutas de todo tipo, pescados bien limpios y manipulados, carnes bien cortadas y expuestas de una forma que dice “cómeme” y más productos típicos y no típicos. Eso sí, la presencia, con todos esos colores distintos, llama muchísimo al cliente. Aquí se puede ver cómo es la vida típica diaria, con las mujeres haciendo la compra, eligiendo... como en cualquier otro mercado del mundo. Cuando las bolsas están cargadas... a casa, pero siempre es la misma historia. Realmente es un sitio que hay que visitar pues dice algo más de cómo es la vida en Dakar, aunque sólo sea por ver cómo compra la gente.
Islas en Dakar
Isla de Ngor
(6)
Ngor es una isla a lo largo de la ciudad de Dakar, un pueblito de pescadores con lindas playas, que son perfectas para un día de excursión, lejos del polvo y del ruido de la capital. Se lleca con un barquito de madera, con un pequeño motor, y otras trenta personas. Nada que ver con el ferry que lleva a la isla de Gorée. Es un barco de pescador que sirve a llevar gente. La isla es apreciada de los senegalenses que tienen un poco de dinero, ya que es mucho más limpia que la costa y el agua también. Llegan los fines de semana para bañarse y jugar al fút, comer un pescado a la plancha y descansar. La ida y vuelta en barco cuesta un par de euros, y eso hace una selección al nivel de la gente local, los más pobres se tienen que quedar en la tierra, y poder ir a ngor es lo mismo que enseñar que se tiene algo de dinero. Hay algunos hoteles, bastante básicos, en general los hoteles de áfrica son caritos, solo los turistas los usan, los africanos viajan para visitar familia o para migrar en busca de trabajo, el turismo es un lujo occidental, para el que nos hacen pagar un precio alto.
Lagos en Dakar
Dunas del Lago Rosa
(3)
Muy cerca del lago rosa, hacia el oeste e dirección al mar, la naturaleza nos brinda un paisaje único. Un pequeño desierto de dunas se abre ante nosotros y, en un instante, paree que estamos en medio de la nada. Detrás, el lago rosa con toda su magia. Delante, el atlántico, con toda su inmensidad y una playa casi virgen. Y sin embargo, no vemos nada, estamos en medio de arena y más arena que forma montañas onduladas por todas los lados. Ir andando, la verdad, es bastante incómodo, y además es un poco largo el camino. Lo mejor es hacerse con los servicios de algún camión 4x4 que van bien preparaditos y suben por sitios que parece imposible. A los pocos kilómetros de salir del lago rosa desaparece todo y el caminos es cada vez más intransitable, con arena por todos lados, cuestas pronunciadísimas y casi nada de vegetación. Una parada en el camino te hace sentir ínfimo, en medio de la nada, sin nada a tu alrededor más que arena. Sin embargo, este lugar vacío puede sorprender de vez en cuando, al menos la vez en la que yo estuve. De la nada, a lo lejos, y era muy lejos, vino corriendo un señor (sale en la foto) con un petate a la espalda y cuando llegó (correría un kilómetro y pico a ojo y por arena) desplegó una sábana y sacó artículos de artesanía para vender y sólo decía “good, good, barato barato”. Impresionante el afán de vender. El paisaje merece la pena, pero eso sí, no tiene nada. El paseo que os deis será más bien corto, porque es bastante incómodo moverse. Justo más adelante se abre ante nosotros, detrás de una enorme duna, el océano atlántico y una playa casi vírgen, con una jaima y caballos salvajes. Una imagen de postal auténtica. Un bañito después del paseo por las dunas no viene mal, así que no olvidéis el bañador.
Estaciones de Tren en Dakar
Estación de trenes
(1)
La estación de tren de Dakar (Gare) es otro de esos edificios emblemáticos y de obligada visita en esta ciudad. Se encuentra al sureste de Dakar, al lado del puerto y un poco más al norte de la plaza de la independencia (siento no recordar la calle, pero no tiene mucha pérdida). Es un edificio de estilo colonial, excelentemente conservado, lleno de colores vivios y del ajetreo típico de una estación de ferrocarriles. Aún hoy guarda ese toque clásicos de lsa estaciones de antaño, con sus andenes antiguos y sus trenes muy viejos ya. Estos uelen ir a las principales ciudades del país, como Saint Louis, o a países cercanos. El precio de los billetes no es demasiado caro, aunque la comodidad y la calidad no están muy aseguradas en estos trenes. Pero a pesar de que los trenes son viejos, esta estación es digna de recorrer (me gustaría tener más fotos para que la viéseis...). Hay que ver su vestíbulo, de gran colorido, sus andenes, clásicos y coloniales a más no poder, y darse una vuelta alrededor del edificio, disfrutando de su belleza, de sus detalles, de sus colores. Es un edificio no demasiado grande pero que alberga gran cantidad de secretos y, porque no, de sueños, de todos aquellos que emprenden su viaje o de los que acaban de llegar por primera vez. Al estar tanc erca de otros lugares importantes como la plaza independencia o el mercado kermel, es obligatorio pasarse a visitarla.
Estatuas en Dakar
Estatua a los caidos senegaleses
(1)
Esta estatua se encuentra en la estación de tren de Dakar-Níger para honrar la memoria de nuestros ancestros, que partieron del África de Senegal a la guerra junto a los franceses. Dado que no tenían un buen dominio de las herramientas de la guerra, muchos murieron en los batallones de campo. Aquellos que resistieron en lugar de tirar un tiro a los enemigos, es ahí donde el nombre de "tirador" se da a los combatientes africanos de la Segunda Guerra Mundial. Este sitio actualiza una parte de la historia africana y es el lugar para conmemorar a todos los soldados de infantería y sus colegas africanos de armas en Francia: [I] Demba y Dupont [/ I]
De interés cultural en Saly
Paisajes de Senegal
A excasa distancia de Saly, se pueden recorrer zonas de Senegal muy diferentes entre sí: desde aldeas de interior, a zonas costeras conpueblos de pescadores, desde reservas naturales a desierto,.....y no sólo diversidad étnica, y animal, sino también vegetal: alternan los bosques de palmeras de interior (que no están en zona de playa), con bosques de baobas, mangos en las cercanías de las poblaciones, ceibas, y acacias, muchas acacias. Siempre se recomienda ir en la estación seca (temporada alta, más cara) por evitar las lluvias y lo que ello ocasiona al impediar el acceso a algunas zonas, pero mi experiencia, a principio de la época de lluvias (temporada baja, más barata), fue ideal porque sólo llovió un día, y todo estaba más verde.
Mezquitas en Dakar
Gran Mezquita de Dakar
(1)
La Gran Mezquita de Dakar es la más grande de Senegal. El rey Hassan II de Marruecos la regaló a Senegal y fue inaugurada en 1964. La mezquita alberga un instituto islámico, que es el centro de la enseñanza y la investigación sobre el Islam, una institución pública dependiente del Ministerio de Educación. Los que no son musulmanes, pueden visitar la mezquita, sencillamente tendrá que cumplir con las normas vigentes. Puede informarse en el Instituto Islámico. Para llegar allí basta con preguntar por la estación de autobuses de Petersen ya que la mezquita está justo al lado. Aproveche esta oportunidad para echar un vistazo a la estación. El viaje merece la pena.
Tiendas en Dakar
Galería Guis Guis
En cuanto uno entra en la Galeria Guis Guis de Dakar no quiere volver a salir. O al menos, no sin algún recuerdo bajo el brazo. Lo que aquí hacen no son simples cuadros, son auténticas obras de arte con una materia prima un tanto especial y que por esta zona abunda mucho: la arena. Si, la trane de diferentes sitios, cada una de un color natural, aunque otras las tintan, pero la mayoría es auténtica. Con ella hacen cuadros con detalles perfectos, como si en vez de con arena trabajasen con pintura. Todo tiene su color, bien puestos y conformando siluetas hasta llegar a la obra acabada. La verdad es que lo hacen como si fuese la cosa más fácil del mundo, pero es muy complicado y requiere mucha pericia y experiencia. En la parte baja de la galería venden los cuadros, de tres o cuatro tamaños, cada uno con su precio, que va, aproximadamente de los 15 euros a los 50 los grandes. Eso sí, el precio es irrisorio con la calidad que te llevas. Y arriba está el taller, donde puedes ver como estos magos de la arena, porque no tienen otro nombre, la dan forma, la colocan y la distribuyen formando escenas de total realismo. Te enseñan los tipos de arena, de dónde proviene cada uno, los pasos que siguen, como forman las siluetas... Una pasada y digno de verlo. Además, es uno de los recuerdos o reglaos más originales que podréis llevar a casa, lejos de las típicas figuritas o postales. Esto, gustará seguro. Se encuentra, por si no sale en el mapita, en la Avenue Bourguiba Ex Terrasse, al oeste, tirando más al interior que al mar.Además, es muy conocida, por lo que seguro que alguien sabe donde está. Venden también otro tipo de objetos dearte, aunque no tendréis ojos nada más que para los cuadros.
Puertos en Dakar
Puerto de Rufisque
No muy lejos de Dakar, al este, poco antes de llegar a Rufisque, hay un pequeño puertecito desde donde salen muchos de los barquitos y catamaranes para la isla de Goree. No es que tenga nada especial, aunque si se mira con otros ojos tiene otro encanto. Es un lugar de pescadores, donde, a escasos cien metros, se construyen cayucos, como los que usan los inmigrantes para saltar a la mar en dirección a Europa y una nueva vida. Por la playa hacy cientos de ellos, preparados para salir a pescar o a otros menesteres... No son muy amigos de las fotos y del señor blanco, por lo que hay que andarse con cierto cuidado. Sin embargo, en algunas fotos se puede ver, a la izquierda, los cayucos amontonados en la playa. El puertecito es, además, la playa donde juegan los niños de la zona, sin importarles la seguridad o si el agua está más o menos limpia. Cuando uno llega allí, no se puede imaginar que a eso se le llame puerto, pero tiene su oficinilla y todo. Es bastante precario pero curioso a la vez, ya que contrasta mucho ver a los turistas emperifollados y con su dinero en el bolsillo junto a los ciudadanos y pescadores que trabajan o andan por ahí. Cada uno busca un sueño distinto. Si podéis, a la que tomáis el barco a Goree, a la vuelta, salid a la derecha y a pocos metros llegaréis a la playa de los cayucos. A menos que vayáis con un guía o alguien de allí, no saquéis la cámara, les molesta, incluso piden dinero. Pero una vueltecita os servirá para ver esa forma de vida y costumbres.
Reservas Naturales en Dakar
Afzelia africana
Entre muchas de las bonitas fotos que permite un viaje a Africa, creo que esta puede representar lo fugaz y pequeñez de nuestra existéncia, la poca permanéncia que tenemos como seres vivos, la solidez y fortaleza de seres tan respetables como los arboles. Quizás le inspire a alguien alguna reflexión.
De interés cultural en Dakar
Galeria Nacional de Arte Contemporáneo
(1)
La Galería Nacional de Arte fue inaugurada el 29 de enero de 1983 por el presidente Abdou Diouf. La Galería nacional de Arte organiza importantes exposiciones de arte moderno de artistas plásticos tanto senegaleses como extranjeros, que visitan o residen en Senegal. No siempre hay exposiciones. Si usted es un amante del arte, pase por la galería. Voy allí regularmente, las exposiciones suelen ser muy interesantes.
Miradores en Dakar
Mirador desde la Cornisa
Para llegar allí, vaya hasta la presidencia, en donde podrá "admirar" el palacio presidencial y el guardia rojo en la puerta. Continúe a lo largo de la pared del palacio y tome la primera callecita a la derecha; llegará directamente a la cornisa. Vuelva a dirigirse a la derecha. Es la vista más hermosa de la bahía de Dakar. No vaya a pie. Coja un taxi, no es muy caro si negocia el precio. Algunos turistas han tenido malas experiencias. En la playa Anse Bernard se puede nadar si le apetece. Es una de las playas seguras de Dakar. Hablando de este tema, no se bañe en cualquier lugar en Dakar. Pregunte cuáles son las playas en las que está autorizado bañarse. Algunas playas son muy peligrosas. No se fíe de que haya jóvenes nadando. Hay muchos accidentes cada año.