Exprime al máximo tu viaje
Con la app de minube
Descargar
¿Dónde quieres ir?
¿Te gusta La Higuera?
Compártelo con el mundo
Entrar con Google +

Qué ver en La Higuera

23 colaboradores

8 cosas que hacer en La Higuera

Museos en La Higuera
Casa Historica del Telegrafo
(1)
Desde esta casa histórica, que albergaba el telégrafo, se dio comienzo a los últimos días de vida del Che Guevara. El ejército boliviano lo utilizaba para la comunicaciones con sus mandos y fue desde aquí, desde donde se envió el mensaje de que se había visto en los alrededores a los guerrilleros combatientes dirigidos por el Che. Un agricultor fue quien dio el chivatazo a los militares. Eso supuso el fin para los pocos, malnutridos y desmoralizados hombres y mujeres que seguían en el frente. A los pocos días fueron cautivados y ejecutados. Actualmente es una posada y cafetería muy bien cuidada.
Reservas Naturales en La Higuera
Estatuas en La Higuera
Plazas en La Higuera
Estatuas en La Higuera
De interés turístico en La Higuera
Homenaje a los Combatientes
A la entrada del pueblo de La Higuera se levanta un monumento en memoria de 3 de los guerrilleros que combatieron junto al Che en estas montañas de Vallegrande. Coco y Julio, bolivianos, y Miguel, cubano, dejaron sus vidas a manos del ejército boliviano en una emboscada. Los combates eran desiguales, apenas 30 hombres frente a todo un ejército armado hasta los dientes.
Miradores en La Higuera
Mirador de La Higuera
Un lugar en el que se pueden llegar a sentir las intensas batallas que allí tuvieron lugar entre los guerrilleros del Che y el ejército boliviano ayudado por los Estados Unidos. Las montañas, ríos y quebradas nos relatan silenciosamente lo que allí ocurrió mientras las águilas sobrevuelan este precioso valle.
Polideportivos en La Higuera
Polideportivo Ernesto Che Guevara
El polideportivo de La Higuera es un homenaje viviente a la figura de Ernesto Che Guevara y al resto de combatientes que lucharon hasta la muerte en esta montañas. Cada rincón del polideportivo refleja su imagen, sus citas, sus palabras y su filosofía, a través de voluntarios que han hecho de este espacio una obra de arte.