MINUBE
Seguir en la app
Abrir
¿Dónde quieres ir?
¿Te gusta Pirineo Frances?
Compártelo con el mundo
Entrar con Google +

Qué ver en Pirineo Frances

436 colaboradores

182 cosas que hacer en Pirineo Frances

Lagos en Espot
Lago San Mauricio
(22)
El entorno del Lago San Mauricio conforma un paraje inigualable. Bellísimos picos rozando y superando por poco los 3000 metros de altura entre innumerables lagos de origen glaciar con aguas frías y cristalinas. Un parque nacional de visita obligada.
Exposiciones en Font-Romeu-Odeillo-Via
Centro solar de Odeillo
(5)
Uno de los lugares más curiosos de los descubiertos durante mi viaje por la Cerdanya francesa. Un horno solar gigante que se puede visitar y donde aprendes nociones básicas de la utilización del sol y su energía. EL GRAN HORNO SOLAR DE ODEILLO (CNRS), es un espejo de 40 metros de cumbre, mundialmente conocido por los científicos y resulta, que es uno de los lugares que más visitantes recibe al año en esta zona de Francia. La imagen del horno-edificio son alucinanes y parece que acabas de aterrizar en algún lugar del espacio. La imagen del horno se divisan desde prácticamente todo el valle de la Cerdanya. Los destellos de us infinitos espejos a veces ciegan y lo más sorprente es la espesa vegetación que rodea la zona, donde también podreís encontrar una zona de recreo. Ós recomiendo su visita, no os defraudará, no todo van a ser piedras;-)
Castillos en Montségur
Castillo de Montségur
(2)
Tengo que reconocer que soy una apasionada del tema cátaros, por eso no puedo ser muy objetiva al describir este impresionante, enigmático y misterioso lugar. Es el castillo más conocido del sur de Francia. En realidad quedan unas escasas ruinas que se confunden en el alto de la gran roca donde está situado pero de inigualable valor sentimental para muchas personas. El lugar está lleno de simbolismo, ya que en él se refugiaron los últimos defensores del cristianismo puro: Los cátaros. Al final se rindieron, y a los pies del monte fueron quemados en una hogera que preparó la Inquisición Católica, ya que nunca decidieron abandonar sus creencias. La subida, a pie, es soberbia, eso si, te cobran religiosamente la entrada ya que esta parte de Francia ha sabido aprovechar la historia de esta herejía para crear uno de los programas de desarrollo turístico más interesantes que conozco: "Pays Cathàre", y todo tiene su precio :( A parte de todo esto, disfruté muchísimo. Todo el grupo sentiamos que alguna fuerza extraña tiraba de nosotros para llegar a la cima y descubrir este enigmático lugar. Luego, en la explanda, cuando ves el monumento dedicado a "los verdaderos cristianos puros" y te enteras del trágico final no puedes evitar emocionarte. El lugar se llama: "el prat dels cremats", el prado de los quemados. Monumento a la intolerancia y de recuerdo a todos los que mueren por el egoísmo de otros. Es una parte de la historia de Francia desconocida, ya que toda esta zona era un país diferente, libre, de iguales, en una época donde la religión católica no lo soportaba y donde los reyes francos querían ampliar su territorio. La unión de ambos, acabó con un país avanzado, libre y de una ideología muy moderna para su época. Os recomiendo que os tomeís vuestro tiempo, disfrutar de las increíbles vistas del mediodía francés y dejar que el viento os regale con historias de cátaros, de la occitania, de lucha de un pueblo. De mis rincones favoritos en el vecino país.
Reservas Naturales en Porté-Puymorens
Parque Natural Regional de los Pirineos Catalanes
(3)
Un lugar mágico de los Pirineos, cargado de historia, de arte, de patrimonio mundial pero sobre todo, único por sus paisajes. Una opción interesante para salir de las prisas, para disfrutar de la naturaleza. El Parque contiene en su interior tres reservas naturales de una belleza sublime y tiene como elemento identificativo "El tren groc" o "tren jeune": el tren amarillo, que recorre de punta a punta los kilómetros que definen los límites de este paraje singular. Con un fuerte carácter catalán, y lugares emblemáticos como el Canigó, o las fortificaciones de Vauban declaradas patrimonio mundial, esta zona del sur de Francia se hace imprescindible para los amantes de la naturaleza en estado puro, para los fervientes seguidores de la historia, del arte y la cultura. Pueblos y villas como Mont-Louis, Font-Romeu, Eus, Prades... La región del Rosellón, que es donde se encuentra el parque posee el mayor número de los denominados "pueblos más bellos de Francia", y no es de extrañar ya que cada rincón alberga rincones que se graban en tus ojos y son imposibles de borrar. Tenía muchas ganas de hacer una escapada por esta parte del Pirineo, ha sido breve pero intensa, prometo volver en breve;-)
Pueblos en Luz-Saint-Sauveur
Luz-Saint-Sauveur
(4)
Luz-Saint-Sauveur es un pueblo de los Altos Pirineos franceses conocido por su estación de Ski, Luz Ardiden. Pero para los que hace mucho que no pisamos más tablas que las del parqué, tiene muchos atractivos en primavera verano. Para empezar, el paisaje. Allá donde te alcanza la vista, el color verde extiende su manta coloreándolo todo como uno de aquellos episodios de Heidi. El pueblo en sí tiene muchísimo encanto, con sus calles empedradas, el río, las decenas de establecimientos donde comprar queso y viandas y alguna pequeña excursión a un loma cercana desde la que divisar esa bonita postal que conforman las casitas adaptándose al contorno de la montaña.
Esquí en Eaux-Bonnes
Estación de esquí de Gourette
(2)
Gourette es una estación de esquí relativamente pequeña situada en pleno corazón de los Pirineos Francese, cocnretamente en la región conocida como Pirineos Atlánticos. Aunque está en suelo francés, hay que decir que la estación está muy cerca de la frontera con España, concretamente se accede a España a través del Puerto de Portalet, para dar a parar a una de las más modernas instalaciones de esquí de España, Formigal. Es una estación muy familiar que normalmente, dada su orientación norte, se caracteriza por conservar muy bien la nieve hasta bien entrada la primavera. De hecho, suele ser típico y ha habido muchos años en los que esquiadores habituales de Formigal han cruzado la frontrera y han bajo el Puerto del Portalet hacia Francia para ir a esquiar a Gourette, de la que le separan aproximadamente 20 kilómetros por carretera. Lógicamente, es una estación frecuentada por franceses de la región de Aquitania, aunque también es muy típico encontrarse con muchos esquiadores vascos, sobre todo de la zona de San Sebastián, a los que les queda relativamente cerca Gourette, siendo quizás incluso la primera estación de esquí alpino importante en la vertiente francesa de los Pirineos. Aunque hay alguna que otra pista verde accesible para principiantes, Gourette no es quizás la mejor estación para aprender a esquiar, no desde luego para los primeros días en los que vas con algo de miedo metido en el cuerpo. De hecho, Gourette se caracteriza por ser una estación con pistas que tienen fuertes pedientes, abundando por ejemplo las pistas rojas. Eso sí, para un nivel medio-avanzado, las pistas de la parte alta de la estaciónn son una auténtica gozada ya que te permiten en cuestión de minutos realizar un vertiginoso descenso de 1000 metros de desnivel que te plantan en la zona de parking, restaurantes y servicios de la estación de esquí. Significar que la estación dispone de telesillas, arrasatres y uno o dos telecabinas que al menos te permiten resguardarte algo del frío que suele hacer por estos lares. A mí particularmente me gustó mucho la estación, que si bien se queda algo pequeña para todo el día, permite esquiar en un entorno inmejorable, en pleno corazón del Pirineo, a un precio razonable (27 € en 2007) si comparamos con algunas estaciones de esquí españolas, y con pistas realmente idílicas que serpentean entre pinos y moles calizas de más de 2500 metros de altitud.
Pueblos en Pal
Pal
(1)
Encantador y precioso pueblecito que acoge el Centro de interpretación de andorra Románica. Ha sabido conservar su esencia pirenáica. Pequeño, acogedor, de escasas calles, se puede vistar en un plis, plas, pero..., su increíble fotogenia y las imágenes que nos ofrece de las montañas que lo bordean te obligan a parar a cada momento para disfrutar de la combinación de arquitectura y paisaje. En él encontramos los tres elementos más caractarísticos y propios de Andorra: piedra, madera y hierro. Con un cierto estilo que recuerda a muchos pueblos mediavales, de calles pequeñas, situado en la loma de una colina, donde destaca la alta torre de la iglesia que le da fama, Sant Climent de Pal, otra de las maravillas del románico andorrano. Visitar el centro de interpretación es obligatorio, ya que dan una información muy detallada de rutas, historia, etc. Además de proyectar un audiovisual interesante. Todo es gratis. Es una cosa que me ha llamado mucho la atención en Andorra, acostumbrada como estoy de pagar hasta "por respirar" ;-) Nos ha gustado mucho este encantador núcleo de la parroquia de la Massana, más conocido por sus pistas de esquí. Todo un lugar para perderse y recuperar la esencia de lo auténtico después de una incursión por la andorra más comercial y turística.
Iglesias en La Massana
Capilla andorrana
(5)
A orillas de la carretera y del río Madriu, esta capilla usada a modo de área de descansito es una auténtica gozada. Hay mesas, asientos, aparcamiento y hasta una fuente de agua fresca que baja de los montes. Recojida, coqueta y con unas escaleras que te llevan abajo, a orillas del río. Aquí puedes encontrar unos senderos que te llevan arriba o abajo delo río. Excursionistas, aficionados a la bici o al jogging o meros senderistas se pasean continuamente por ellos. De vez en cuando se encuentra algún puente para cruzar el precioso río, de poca profundidad y de aguas cristalinas. Rodeado de vegetación y flanqueado por dos paredes altísimas, es un lugar ideal para tomar un descanso. Se encuentra a mitad de camino entre La Massana y Andorra la Vella, a mano derecha confrome bajas de La Massana.., hay parking para unos 10 coches, con lo que nunca estará muy lleno.
Pueblos en Esterri D'Aneu
Esterri d' Aneu
(6)
Esta foto fue la primera antes de iniciarme en el mundo de la fotografía. Podría decir que es el punto de partida de todas las fotos que he hecho después. Está tomada en Esterri d'Àneu, un pueblo pequeño en el norte de Catalunya, dónde acostumbramos a ir una vez al año a pasar unos dias. Nos encanta!
Iglesias en Pal
San Climent
(1)
La iglesia de Sant Climent de Pal es el exponente más relevante del conjunto histórico y está fechada entre finales del siglo XI y principios del XII con ampliaciones de época moderna. La planta es de nave rectangular y conserva una parte importante de los muros románicos. El ábside actual es cuadrado (siglos XVII y XVIII) y sustituyó al original románico. El campanario de estilo lombardo tiene tres pisos de ventanas geminadas. Las del piso superior son geminadas dobles, únicas en Andorra. En el interior se conserva una pila bautismal de granito, una talla románica de la Mare de Déu del Remei (siglo XIII), dos cruces procesionales de madera policromada y un retablo dedicado al papa Sant Climent, santo titular de la iglesia (1709).
Valles en Eyne
Vallee d´Eyne
El pasado otoño decidimos explorar alguno de los rincones de fácil acceso de La Cerdanya francesa. La Ruta que recorre el Valle d´Eyne es una ruta sencilla de unas cuatro horas de duración (entre ida y vuelta) que empieza en la población d´Eyne, en la que podemos dejar perfectamente nuestro coche. Durante el recorrido verás el río l'Ebre que en el deshielo aparece con mucho caudal y con algún salto hermoso. Os paso el enlace de la ruta detallada con posibilidad de descargarosla. Http://es.Wikiloc.Com/wikiloc/view.Do?Id=177722 Pensad que en invierno está cubierto de nieve y no podeis ir sin un buen equipo. Las fotos que he colgado son de principios de noviembre que aun no habían caído las nevadas!
De interés cultural en Tavascán
Tavascan
(4)
Llegamos a medio día con el tiempo despejado y un cierto calor veraniego. Unos momentos y ya estamos comiendo al lado de un río, unas cortadas de jamón,un poco de aceite en el pan después de haberle puesto tomate. Hay hambre, demasiado tiempo desde el desayuno. Terminamos pronto y acudimos al hotel, unos momentos con los necesarios papeleos y nos preparamos para visitar el "pueblo" (las comillas simplemente marcan que no es un pueblo en si, más bien lo fue en otros tiempos un poco lejanos). Poca gente vimos por las estrechas calles, pero todos amables y serviciales. Casas antiguas y no tanto, rehechas o en camino de restaurar, otras abandonadas; la iglesia (pequeña) y un río que nos llama a refrescar un poco, a poner los pies en su agua cristalina y rumorosa, a levantar la vista y mirar el antiguo y estrecho puente y su paisaje, y su bosque y el silbido del aire roto de tanto en tanto por algún coche que se acerca.
De interés cultural en Llorts
Grupo escultórico 'La familia Jordino'
(3)
Incluidas dentro de la Ruta del Hierro, aunque pueden visitarse sin recorrer el sendero en su totalidad, ya que se encuentran muy cerca de la carretera y del pueblo de Llorts, este grupo escultórico, de gran tamaño, fue concebido por el francés Rachid Khimoune. ‘La familia Jordino’ está realizada en piedra y bronce. En una placa conmemorativa, el escultor explica que el porqué de las esculturas: "Cada año en Navidad se reúnen siete personas. Viven en diferentes lugares del mundo, aunque son de la misma familia: Los Jordino. Es a partir de los moldes del suelo urbano realizados en diversas ciudades, que han nacido estas esculturas que yo llamo "los extraterrestres" porque han sido extraídos del suelo. Jeanne viene de San Petersburgo, Aeyko de Tokio, Felipe de México, Richard de Londres, Izis del Cairo, Jean-Baptiste de Mónaco y Titi de París. Una historia vincula a estos siete personajes. Como decía el poeta: Todo empieza aquí abajo y termina más allá."
Pueblos en Llorts
Llorts
(2)
Si pensaís en desconectar, un lugar como Llorts es una buena opción. En nuestro último viaje a Andorra decidimos perdernos por las carreteras, tranquilamente, sin prisas, disfrutando del impresionante paisaje de este país, pero sobre todo, decidimos llegar a los lugares donde casi nunca llega nadie y que se salen de las rutas turísticas establecidas. Siguiendo las ondeantes carreteras, conduciendo al ritmo que impone el paisaje, sintiendo el fresco verdor en nuestros pies y obviando al GPS. Así, llegamos a Llorts, todo un canto a la belleza y un desafío al embite immobiliario de este país. Qué se puede hacer cuando de golpe ante tus ojos se presenta tanta belleza?. Estos pequeños rincones de Andorra son únicos, ya que vas por la carretera y nunca sabes con que te vas a encontrar, están como escondidos detrás de una curva, o detrás de una colina. Hemos llegado a la conclusión de que están hechos a drede ;-), así el impacto es mayor. Cuando llegas a un lugar así, sólo te queda olvidarte del coche, caminar, observar y dejarte envolver por la sabia combinación de naturaleza y mano del hombre. Después, queda sentarte a escuchar el sonido de los pájaros e incluso el más nítido de los silencios. Ya lo tenemos en la agenda, en breve volveremos a perdernos a este lugar.
Esquí en Espot
Espot
(9)
Espot es un pueblo con un encanto especial. A pocos minutos podéis visitar varios lagos, en el Parque natural de Aiguestortes.Para poder acceder a los lagos, podéis hacerlo bien andando , o utilizando el servicio de taxis lanzadera. Se pueden realizar distintas excursiones , algunas de ellas muy accesibles incluso para niños. En Espot hay una amplia gama de restaurantes en los que podéis probar la gastronomía local
Valles en Arette
Valle de Barétous
El idílico Valle de Barétous conecta Oloron-Sainte-Marie con el valle de Roncal, en Navarra. Custodiado por el Pierre Saint-Martin, un coloso de 1620 metros de altura donde funciona un centro de esquí, la comarca de Barétous es otro rincón bearnés para descubrir lentamente, sea en coche, a pie o en bicicleta. Desde Oloron, el valle se abre pintado de un verde absoluto. Mil cosas salpican el paisaje ondulado: Carteles que ofrecen ‘paté de canard’ y ‘fromages’, vacas blancas que pastan tranquilas, pescadores a la vera de los torrentes, gente que va y viene en bicicleta, pequeñas villas donde se entrevera el color de los techos de pizarra con el de infinitas rosas florecidas. En Aramits, legendaria cuna de uno de los tres mosqueteros, y capital de la comarca, las cabañas de los pastores tienen cubiertas de lajas. El precioso Lanne-en-Barétous esconde el châteaux de Porthos, un magnifico castillo devenido hotel. Aquí el camino se bifurca: Uno puede continuar hacia las alturas de Pierre Saint-Martin, o seguir recorriendo el Béarn. Si te has enamorado perdidamente de esta tierra, sigue hacia Montory, un pueblo pequeñito lleno de encanto. Luego entra en Ordiap, cuya iglesia románica del siglo XII posee una torre curiosísima.
Pueblos en Eyne
Eyne
(2)
Llegar a Eyne es como volver al pasado. Sorprende encontrar en Francia un pueblo o aldea como Eyne. Tiene un cierto toque hipy, casi romántico diría, de la vida de antes, sin prisas, sin coches, sin bares, sin masificaciones turísticas... Eyne es una de las poblaciones mejor conservadas del valle de la Cerdaña, sin tiendas, sin bares, toda una exaltación a la naturaleza ya que se encuentra en pleno corazón del parque natural de la Réserve NAturelle d'Eyne. La localidad se hizo famosa por su flora, ya que aquí convergen los climas atlántico y mediterráneo lo que hace que Eyne y sus alrededores sea un lugar único, de abundante y riquísima flora. Si lo que deseas es desconectar, perderte, un toque de misticismo, encontrar la paz interior, si buscas unas vacaciones relajadas, el contacto directo con la naturaleza y las tradiciones más ancestrales, Eyne te dará todo ello. Me ha encantado pasear por sus escasas pero empinadas callejuelas, pararme a contemplar el espléndido paisaje, reconocer olores que me han trasportado a mi infancia cuando veraneaba en el "pueblo". El olor a hierba, a vacas, a montaña, en definitiva, el olor al aire libre. Eyne y su parque tienen fama por sus rutas de senderismo, por las pistas de esquí cercanas, por sus paseos arqueológicos, en la oficina de turismo de Eyne-Station os pondrán al día de todo lo relacionado con la zona y su oferta de actividades al aire libre.
Pueblos en Font-Romeu-Odeillo-Via
Font Romeu
Font-Romeu es una pequeña población de la Cerdanya francesa que sirve como base de operaciónes a los esquiadores que visitan las estaciones de esquí de la zona (como La Molina). Es un pueblo tranquilo en el que podemos encontrar alojamientos como el Albergue Roselande.