MINUBE
Seguir en la app
Abrir
¿Dónde quieres ir?
¿Te gusta Charente?
Compártelo con el mundo
Entrar con Google +

Qué ver en Charente

179 colaboradores

62 cosas que hacer en Charente

Catedrales en Angoulême
Catedral de San Pedro
(1)
Esta impresionante iglesia es, sin duda, uno de los edificios románicos más bellos de Francia. La catedral de Saint-Pierre fue construida en el s. XII por el obispo Girard. El arquitecto Paul Abadie fue el encargado de posteriores reformas. A él se debe la reforma de la torre de seis plantas que se alza en el extremo del brazo izquierdo del crucero y la enorme cúpula de estilo bizantino. Si tenéis tiempo de contar, en la fachada de la catedral se pueden ver hasta más de 70 personajes esculpidos en piedra que ilustran temas bíblicos. El conjunto lo preside un Cristo y en el resto de niveles se pueden ver los apóstoles, la Virgen, escenas del Juicio Final o la famosa obra épica de la Chanson de Roland (que relata la toma de Zaragoza). El interior de San Pedro es tan amplio que sobrecoge. La sucesión de las tres cúpulas da sensación de mayor de volumen. En los capiteles hay numerosas figuras de la naturaleza. Una de las cosas que más gustan es el órgano del s. XVIII que está a los pies d ella iglesia. Su sonido, hueco y profundo, sobrecoge a cualquiera. Los 59 metros de altura hacen de esta catedral una auténtica maravilla monumental en el centro de Angoulême.
Museos en Angoulême
Museo de Angulema
(3)
El museo de Angoulême, que reabrió sus puertas en marzo de 2008, está instalado en el antiguo Obispado. Este edificio del s. XII fue ampliado en dos ocasiones (XY y XVI), época de la que data la elegante fachada de la calle de Friedland que es de estilo gótico flamígero. La curiosidad en esta parte del museo se hace evidente si miras hacia arriba y descubres al mono feo que corona el edificio. Es un guiño simpático del obispo constructor que juega con su nombre (Saint-Gelais) y que en francés se pronuncia igual que "singe laid" (mono feo). El museo incorpora una torre de vidrio que ofrece una singular y cercana vista de la cabecera de la catedral de St-Pierre. Las colecciones se dividen en varias grandes secciones: Arqueología; Arte del Magreb, África y Oceanía; y Bellas Artes. En la planta baja, la sección de Arquelogía y geología desvela los 500.000 años de la historia de Poitou-Charentes. Destaca de entre las piezas el casco de Agris (s. IV a.C.), una obra maestra de orfebrería celta. En la colección de arte del Magred, África y Oceanía llama la atención las piezas artísticas y etnográficas de gran calidad (máscaras, estatuas rituales, joyas, instrumentos musicales...). Es una de las más completas de Francia, sólo superada por el Museo del Quai Branly de París. La sección de Bellas Artes reúne obras de pintores de la región y europeos y abarca desde el XVI al XX.
Pueblos en La Rochefoucauld
Castillo de La Rochefoucauld
(1)
Sobre lo más alto de un peñasco se encuentra la perla de los castillos de Poitou-Charentes: el castillo de Rochefoucauld. Conocido como ‘La Roca’, la primera impresión recuerda a una pintura clara y luminosa, donde el prado parece dibujado y se funde con el azul del cielo. Desde el siglo X la fortaleza ha ido cambiando de forma y ha ido embelleciéndose día a día. Su imponente construcción, compacta, recuerda a una tarta. Un estilo renacentista que se plasma en su fachada y en sus cuatro torres, gruesas y marcadas, son una de sus señas de identidad. En el interior, destacan las dependencias de sus más de tres plantas de alturas. Todo lujo de detalles y con unas vistas estupendas a los jardines. La parte de la cocina es digna de admiración. Sus fogones de época siguen funcionando. El forjado de las cocinas, sus azulejos, sus encimeras. El lujo se hace hueco incluso en el área de servicio. Te parecerá que estás en un cuento medieval... Reyes, príncipes y condes han vivido aquí. Un lugar cuidado al más estilo francés que guarda algunos secretos de la historia de Poitou-Charentes y de toda Francia.
Ciudades en Cognac
Cognac
(4)
Quizá lo que menos se sepa de Cognac es que es una histórica y rica ciudad a orillas del río Charente además del mundialmente famoso aguardiente de vino que en ella se elabora. El "cognac" es de hecho uno de los ejes centrales de la visita a esta ciudad situada en una zona plagada de viñedos y salpicada de iglesias románicas. Pasear por el casco antiguo de Cognac es una experiencia única, un festín para los sentidos: recorrer sus calles, desde la iglesia hasta el Ayuntamiento, pasando por el mercado -que recuerda muchísimo al parisino de Les Halles-, visitar el Castillo de Otard, el Museo de las Artes del Cognac y descubrir cómo se elabora este preciado licor. Una ocasión perfecta no sólo para desconectar y relajarte, sino también para darse cuenta de la tenacidad, paciencia y pasión que el hombre pone desde hace siglos en la elaboración de esta obra de arte que se llama "cognac". Sus callejuelas, sus travesías, puentes, ventanas, edificios del siglo XVII con miles de detalles hacen que recorrer la ciudad sea una larga travesía ¡todo se tiene que inmortalizar! Desde la puerta de Saint-Jacques a la rue Grande la vida de la ciudad va pasando poco a poco y paso a paso. Cognac te seducirá por la vista y el paladar!!
Calles en Angoulême
Circuito de paredes pintadas
(3)
La capital del cómic no podía tan sólo mostrar el ingenio creador en los museos. Las calles de Angulema se llenan de dibujos y colores en un homenaje a los cómics y a sus artistas. Desde 1998 varios murales protagonizados por personajes de cómics alegran los rincones de la ciudad. Son obra de una asociación de muralistas, la Cité de la Création. Mi recomendación es descubrirlos al azar. La sorpresa es aún mayor cuando no te los esperas. La mayor concentración de estas paredes pintadas se encuentra entre el Ayuntamiento y la plaza St-Martial, y entre la plaza du Champ-de-Mars y la estación. Más de una veintena de escenas aparecen en los laterales de los edificios. Como complemento a los murales y con el objetivo de sumergir aún más a Angoulême en el mundo del cómic, desde 1997 la ciudad ha cambiado más de mil rótulos que indican el nombre de las calles para darles forma de "bocadillos". Sin duda, Angulema es la capital internacional del cómic.
Exposiciones en Angoulême
Festival Internacional del Cómic
(2)
Si algo se conoce a Angoulême es por ser la capital internacional del cómic. Y una de las citas a la que no puede faltar ningún fan es el Festival Internacional del Cómic. Año tras año, desde 1974, la ciudad de Angulema, se viste de gala para celebrar el Festival Internacional del Cómic. Artistas de todo tipo se dan cita en esta ciudad para competir por ser los mejores en esta disciplina. De aquí surgen ideas, debates y la ciudad se envuelve en un halo de arte contemporáneo, innovador y joven. Cientos de figuras y carteles decoran las plazas de Angoulême para dar la bienvenida a los visitantes del festival. Cada rincón de la ciudad se llena de historias e imaginación. Cientos de personajes plasmados sobre el papel que cobran vida por unos días. Una cita al más alto nivel y que premia a los mejores comics que se presentan a concurso. El Festival Internacional del Cómic es el escenario perfecto para la innovación y la desinhibición de nuevos y viejos creadores de la "bande dessiné", que es así como se llama al cómic en francés.
Pueblos en Jarnac
Jarnac
En plena provincia del Charente, se encuentra Jarnac, una pequeña ciudad con encanto a orillas del río. Desde el puente que hay unas bonitas vistas a los muelles e islas y a la Maison Courvoisier, un espectacular pabellón de estilo Luis XIII que te sorprenderá. Jarnac también es conocido por ser el lugar donde está enterrado el ex Presidente de la República, François Miterrand. Los muelles a los dos lados del río forman parte de la vida de la ciudad y una forma de ocio más. Casas señoriales que se pueden ver de manera más tranquila dando un paseo por el río a bordo del pequeño "chabot". Este pueblo vitícola no podría ofrecerte menos que la galería Chais Tiffon, un gran ejemplo de la arquitectura industrial de finales del siglo XIX. Aquí podrás descubrir todos los secretos de la tierra del cognac!!
Pueblos en Aubeterre-sur-Dronne
Aubeterre-sur-Dronne
(1)
Situado entre Charente y Aquitania, el hermoso pueblo de Aubeterre tiene un aire español por sus casas de piedra, sus tejados de cálidos colores, sus balcones de madera, su plaza central y por los recuerdos del Camino de Santiago. Pero lo más espectacular de este pueblecito es su iglesia subterránea. Es el templo monolítico más alto de Francia. Para que os hagáis una idea de la genialidad de este sitio, este santuario rupestre fue construido en el siglo XII de un solo bloque de piedra. Sus constructores aprovecharon las grutas y excavaciones más antiguas utilizadas por los primeros cristianos para practicar sus cultos. El origen y la función del sitio de Aubeterre son todavía un misterio. Es probable que la iglesia actual fuese construida para acoger las reliquias del Santo Sepulcro de Jerusalén que Pedro II de Castillon trajo consigo de las Cruzadas. Las dimensiones de las salas te dejan boquiabierto: 27 metros de alto por 16 de ancho con bóvedas ojivales de 20 metro de altura. En la sala principal puedes encontrar un monumento hexagonal (esculpido en la forma del Santo Sepulcro) y una piscina bautismal circular. En el otro extremo se puede contemplar una estremecedora necrópolis y una cripta, que según cuenta la leyenda, en ella se practicaban culto los seguidores de Mitra. Como ves, Aubeterre-sur-Dronne guarda más de un misterio...
De interés cultural en Cognac
Las Casas del Cognac
En Cognac, a ambos lados del río Charente se cultivan las viñas con las que se elabora lo que se conoce como ‘el licor de los dioses’. Diferentes grandes casas del cognac reciben a aquellos visitantes que lo deseen para poder conocer los secretos de esta bebida. Los maestros del "cognac" desnudan todos sus secretos: cómo es la viña, qué variedades se cultivan, cómo se recoge, cuáles son las técnicas de elaboración del vino, y cómo éste se fermenta en barricas de roble añejo para conseguir ese licor de color dorado. Una delicia para todos los paladares. Los visitantes tienen la opción de visitar las fincas y bodegas y ver las técnicas de elaboración y fabricación del licor. Magníficos edificios se levantan entre la inmensidad de los viñedos. Aquí se aprende a conocer la historia de este preciado licor, su sabor y ese color que lo delata. El Pineau también goza de un lugar privilegiado aquí. Es el hermano ‘más dulce’ del "cognac", pero no por ello, menos importante. También puedes conocer su sabor en una cata muy especial . Disfruta de este ‘viaje al país del vino’.
Museos en Cognac
Museo del Arte y la Historia
El palacete Dupuy d'Angeac, situado en el parque público, alberga desde 1925 una interesante colección local de Cognac. Es un museo para enamorados del arte clásico, en pasillos que no estén abarrotados, con todas las expresiones del arte que puedas imaginar. La sección de bellas artes y artes decorativas incluye pinturas, esculturas, muebles y otros objetos artísticos, tanto franceses como del extranjero. Una grandísima muestra de pinturas de artistas del norte de Francia, Bélgica y Holanda de entre los siglos XVI y XX. Escuelas de gran renombre decoran las paredes de este edificio. En la sección dedicada a las artes y tradiciones populares de la región puedes ver cómo vivían los viticultores del XIX gracias a la reconstrucción del interior de una típica casa rural de la zona. También se muestran trajes regioales de Cognac y Saintonge, entre los que destacan las cofias. Y no te debes perder el plato fuerte que es la sección de arqueología y la alucinante cano monóxila (tallada en un único tronco de encina) de 5'56 metros de longitud con más 5.000 años de antigüedad y piezas de cerámica del Neolítico. Un museo decorado con exquisito gusto en un edificio emblemático, en el centro de la ciudad. Su columnata, sus dinteles y sus ventanales delatan su pasado burgués. Todo un descubrimiento para quien lo recorre.
De interés turístico en Cognac
Crucero en gabarra
Si quieres descubrir la ciudad de Cognac de un modo totalmente distinto, debes montar en gabarra. Recorrer el río Charente a su paso por la ciudad te muestra una perspectiva totalmente distinta de los monumentos, los viñedos, los sabores y la gente. La gabarra era la embarcación tradicional de transporte de pasajeros y productos de Poitou-Charentes. Se trata de un bote plano con pocos lujos pero que sirve de forma excepcional para ver el entorno que te rodea. Sin nada que estorbe la visión, permite fotografiar hermosas estampas como sus prados verdes, o las villas y haciendas del vino. Puedes además aprovechar la travesía para tomar el sol y disfrutar de la brisa del río en buena compañía. Un recorrido de decenas de kilómetros con una panorámica distinta, mientras degustas un delicioso vino y descubres el esplendor de Cognac. Un lujo increíble que todos quieren repetir y que enamora a grandes y pequeños.
Castillos en Cognac
Castillo Francisco I de Valois
(1)
Un castillo que resplandece con luz propia en la mítica ciudad de Cognac. Una estrella de piedra blanca y gris que enamora a quien lo ve. El castillo de Cognac, también conocido como de Otard, es un edificio de belleza sobria pero que encandila a cualquiera que lo descubre. En un recorrido por el interior del castillo, se pueden visitar los aposentos y el lugar donde el Rey de Francia, Francisco I, nació y vivió durante sus primeros años de vida. Aquí reside la casa Otard, una casa de cognacs de primerísima calidad, donde todos los visitantes pueden apreciar las barricas y elementos característicos de la elaboración de este licor de sabor inconfundible. Una visita por las galerías donde se almacena y fermenta este preciado y cobrizo líquido, que desde 1795 han hecho famoso a este castillo, el de Otard.
Museos en Cognac
Museo de las Artes
Un museo especialmente dedicado a esta exquisita bebida: el cognac. En este lugar podrás conocer la historia y orígenes de este licor, así como los diferentes procesos de elaboración que se llevan a cabo para producirlo. Desde la recogida de la vid hasta el reposo en las barricas pasando por el packaging. Aprenderás todos los detalles y técnicas secretas del Cognac. El Museo de las Artes del Cognac posee un fondo documental bastante importante: etiquetas y máquinas antiguas, carteles históricos de marcas, envases extraños y un sinfín de artículos de coleccionistas. En la exposición también cuenta con proyecciones audiovisuales, ambientes sonoros, juegos olfativos y degustaciones que marcan el ritmo de las visitas.
Cementerios en La Couronne
Cementerio Lafarge
(1)
El cementerio de Lafarge es de un estilo completamente diferente al resto de cementerios tradicionales. Por esto he querido compartir esta foto del cementerio Lafarge con ustedes. Además también es un paisaje bastante sorprendente porque es tremendo ver que está situado junto a una catedral en ruinas.
Monumentos Históricos en Angoulême
Ayuntamiento de Angouleme
(3)
Lo mejor
Fiestas en Cognac
Cognac Blues Festival
Desde 1994, artistas de renombre y futuros talentos del blues se dan cita sobre los míticos escenarios del Cognac Blues Passions para mostrar al mundo su fascinación por esta música. En cada rincón, en cada calle, durante 5 días y 5 noches, toda la ciudad de Cognac vive al ritmo de la magia de los músicos afroamericanos. Con una variedad artística excepcional, a menudo única, Cognac Blues Passions asegura emoción pura a un público siempre más ecléctico y numeroso en cada edición. Cognac Blues Passions es más que un concierto; es un viaje a parte con banda sonora propia que suena a blues. Aquí no existe el término extranjero, y se intenta crear un mundo sin fronteras y, sobre todo, sin edad. Lo importante es disfrutar y sentir la música muy desde dentro. Lo demás corre a cargo del festival.
Iglesias en Angoulême
Iglesia de San Andrés
(2)
Es muy divertido ir descubriendo sus cómics pintados por las paredes de los edificios.
Castillos en Mouthiers-sur-Boëme
(35)