San Isidro
Experiencias de los viajeros en Restaurante El Ribereño

Restaurante El Ribereño

Cómo llegar
Teléfono
Web
Guardar Añadir tu experiencia
Javi Capra

Ambiente familiar, cocina profesional.

El Ribereño es el típico lugar que no necesita hacer publicidad, alcanza con buscar el nombre en internet para ver que opinan los que pasan por sus mesas, y tentarse a reservar una.

Ubicado en un típico club de barrio casi extinto de la zona norte de Buenos Aires, la típica cantina del club se convierte en este caso, en un restaurante con una personalidad peculiar. Atendido por sus dueños, mantiene todos los "gajes" ambientales de un club de barrio... mobiliario básico, una decoración no muy cuidada con fotos afectivas y unos individuales de papel madera con la caricatura de los dueños que ya incluye el menú, todo en uno para ir entendiendo la filosofía del lugar. El ambiente familiar y de confianza se termina de hacer notar cuando Charly (uno de sus dueños) te atiende sin vueltas, te dice que está disponible del menú, que hay agregado y como está cada cosa.. y también se atreve a desafiarte con algunos platos.. todo un lujo en el género gastronómico automatizado de hoy en día.
Como todo, hay gente que puede sentirse atraída por estas características (yo soy uno) como gente que prefiere otra cosa.. pero lo que hace realmente diferente al lugar es que acompañado de este ambiente desestructurado tiene una cocina excepcional.. con platos de una elaboración profesional, con una una calidad en la materia prima impecable, desde los primeros platos (como las rabas) hasta los postres (el flan es imperdible) son dignos de restaurantes de 1º calidad.
Dentro del menú siempre hay algunas opciones de pastas, varios pescados y algunas carnes.. Personalmente me gusta que el menú no supera nunca los 10 platos, porque siendo tan bien elaborados y abarcando esas 3 opciones no creo que sea necesario mas. No se pueden dejar de probar los ravioles de calabaza, el osobuco con capelettis o la brótola al roquefort...

Datos prácticos: El menú no tiene los precios... y no los necesita, porque se come tan bien y el precio no es nada abultado, ni tampoco te va a sorprender el precio de ningún plato en especial, no necesitan jugar con eso.
Para ir, de martes a viernes se encuentra abierto solo de noche, y sábado y domingo también al mediodía, es indispensable llamar para reservar temprano (te atiende charly seguramente), por las dudas los días de semana también es preferible llamar para no llevarse una sorpresa.
Se encuentra ubicado en un barrio residencial, al lado de la vía y a un par de cuadras de libertador después que se vuelve a unir, se puede doblar viniendo desde Capital después de la Esso.
Comparte tu experiencia Tus opiniones y experiencias sobre Restaurante El Ribereño ayudarán a otros.
5,00 sobre 5 (1 votos)
IMPRESCINDIBLE
Si eres el propietario de Restaurante El Ribereño, esto te interesa