Disfruta más de tus viajes
Con la app de minube
Descargar
¿Dónde quieres ir?
Entrar con Google +
Empezar a colaborar
¿Te gusta El malecón?
Compártelo con el mundo
¿Dónde quieres ir?

El malecón

info
guardar
Guardado

92 opiniones sobre El malecón

12
Ver fotos de Roberto Gonzalez
12 fotos

Alma habanera

El evocador paseo marítimo de La Habana, de 8 kilómetros de largo, es una de las avenidas más auténticas y cubanas por antonomasia.
Tradicional punto de reunión predilecto de amantes, filósofos, poetas, trovadores, nómadas, pescadores y melancólicos que miran a Florida, el ambiente del Malecón es especialmente intenso al atardecer, cuandola debil luz amarilla procedente de Vedado se filtra como una tenue antorcha hacia los edificios de Centro Habana, confiriendo a las desvencijadas fachadas un marcado caracter temporal.
Diseñado a principios en la primera década de 1900 como paseo marítimo de recreo para las clases medias, el Malecón se expandió rapidamente hacia el este durante la primera década del siglo con una ecléctica arquitectura que combinaba el estilo neoclásico macizo con el caprichoso art noveau. En los años veinte la avenida había alcanzado el límite exterior del floreciente Vedado y, a principios de los 50, se había convertido en una concurrida carretera de seis carriles que transportaban riadas de Buicks y Chevrolets desde el castillo de San Salvador de la punta a los confines de Miramar. Actualmente el Malecón sigue siendo un teatro al aire libre donde toda la ciudad acude para saludarse, salir y debatir. Luchando contra el corrosivo océano, los edificios se enfrentan al abandono, a los daños irreparables o a la demolición, aunque la Oficina del Historiador ha dado a 14 manzanas de la ciudad una categoria especial para frenar su caida.
Roberto Gonzalez
11
Ver fotos de malclown
11 fotos

Visita imprescindible de turistas

El Malecón de la Habana es un rincón de más de ocho kilómetros que bordea la costa del norte de esta ciudad cubana.
Permite un paseo, al lado del océano, desde la Habana Vieja hasta la desembocadura del río Almendrales.

Es visita imprescindible de turistas, pero también de las habaneras y habaneros, configurando así un flujo constante de personas, eso sí, al más puro ritmo paulatino cubano. Recorrer a pie el trecho que comprende el malecón te ofrece una particular vista de esa parte de la isla. Al otro lado de la avenida de seis carriles, por la que discurren los más diversos medios de transporte (desde taxi-bicicletas hasta coches soviéticos, coco-taxis y carros de caballos) se encuentran majestuosos edificios de la época prerevolucionaria con el estilo decadente que impregna toda la isla, y, en especial la Habana. El Malecón, por otro lado, se cierra al mar con un muro que bloquea el oleaje, aunque en pocas ocasiones no puede contenerlo, y las olas rompen y desbordan tal muro mojando eventualmente a personas transeúntes despistadas (generalmente nos mojamos las y los turistas).

Además, el recorrido permite ver las arterias principales de la ciudad, que desembocan en la avenida del Malecón, tales como el Castillo de la Real Fuerza de la Habana, el Hotel Nacional o la peculiar sede de la oficina de intereses estadounidenses, rodeada de carteles de denuncia.

El Malecón comenzó a construirse en el siglo XX, y continuó a lo largo de 50 años.
malclown
3
Ver fotos de Luis Alarcón
3 fotos

El malecón el gran sofá de la habana

También os dejo un vídeo en el que hacemos fotografías a una bailarina en el malecón
' https://www.youtube.com/watch?v=q9jing63iao'
- Recórrelo de Este a Oeste por la mañana o viceversa si buscas fotografías con el sol a la espalda y al revés si buscas contraluces
- Hay ambiente de pescadores en la Punta (justo donde empieza el paseo del Prado de La Habana), disfrutarás de buen ambiente al atardecer con luces anaranjadas y muchos cubanos relajados despidiendo el día.
- En verano, principalmente en Agosto hay muchos muchachos saltando y bañandose, puedes bañarte o hacer fotografías de ellos, se pasa muy bien conversando con ellos.
- La zona mas "caliente" es a la altura de las calles 23 (también conocida como Rampa) y la calle Infanta, ahí principalmente los viernes, sábados y domingos se junta gente de fiesta, hay gente de todas las edades y condiciones pero abunda el ambiente gay, sobre todo el domingo en la zona de Infanta y Malecón.
- También hay mucho ambiente los jueves-viernes y sabados justo frente al Hotel Deauville porque tiene discoteca y la gente calienta motores en él.
- Si quieres una visión muy amplia del Malecón, desde lo más alto de La Habana, subete al restaurante La Torre en el edificio Foxsa.
- Si tienes calor puedes recorrerlo completo, son aproximadamente 8 Km y si coges un cocotaxi disfrutarás de toda la brisa caribeña y olvidarás las altas temperaturas (sobre todo en verano).
- No seas tacaño y si ves unos músicos callejeros con sus guitarras, gástate de 1 a 3 pesos (cuc , no de los cubanos) y disfruta de sus canciones y anécdotas, lo mismo si encuentras algún saxofonista, no dudes en pedirle fotografiarlo y échale una mano , lo mismo que él ha hecho contigo.
A disfrutarlo
Luis Alarcón
3
Ver fotos de marimar
3 fotos

Punto de encuentro para muchos habaneros

Es el paseo marítimo de La Habana, que te lleva desde el distrito del Vedado hasta La Habana vieja, en concreto al Castillo del Morro. El Malecón está rodeado de casas que en su día pertenecieron a la clase alta habanense. Muchas de las casas, corroídas por el aire marino y la falta de atención, se encuentran casi en ruinas. Algunas, sin embargo, están siendo restauradas y permiten al visitante contemplar la grandeza que un día vistió a esta ciudad marítima. El Malecón se trazó a principios de siglo por orden del gobernador estadounidense Leonard Woods. Su trazado se extiende a lo largo de 7 KM y es un punto de encuentro para muchos habaneros, sobre todo, de parejas y niños que acuden a nadar a las piscinas cuadradas excavadas en las rocas. Al fondo del Malecón se encuentra el Castillo de Morro y la Fortaleza de la Cabaña, complejos que antaño tuvieron un uso militar. El castillo se erigió a finales del siglo SXVI para proteger la entrada del puerto. Se recomienda subir al faro, desde donde se aprecia una inigualable panorámica de la ciudad.

En mi caso disfruté mucho de El malecón porque mi hotel estaba situado allí. Cualquier visitante tiene que ir allí a pasear a lo largo de las rocas por lo menos una vez. Si hace sol la visita se hace todavía más obligatoria porque el paseo es un centro de encuentro de cubanos y se anima mucho. Las casas coloniales que hay construidas al otro lado de la calle son impresionantes, y en muchos casos se puede entrar en el interior para ver desde dentro sus impresionantes estructuras. La fortaleza de El Morro proporciona unas vistas de la ciudad impresionantes. Tan sólo una parte de ella no se puede visitar porque a día de hoy se sigue usando como recinto militar.
marimar
Leer 10 más
Listo
2
Ver fotos de Egoitz Encinas
2 fotos

Un sabor sin igual

La Habana, y Cuba en general, es como un cuba libre bien preparado, cuando lo pruebas no puedes apartarlo a un lado, quieres seguir bebiendo, pero llega un momento en que se acaba y sabes que es hora de volver a casa. Eso es lo que me pasó después de un mes recorriendo la isla en un coche de alquiler, sin guías, sin grupos, sin programas de agencias de viajes. Cuba fue una experiencia única, que espero vovler a repetir algún día, porque Cuba no sólo es una isla, es cultura, es historia, es gente con la que compartir mucho, porque tienen mucho que dar.

Cuba es una revolución pasada de moda que merece ser vivida.

La vieja Habana ya no es tan vieja, quiere rejuvenecer pero no la dejan. La Habana es una ciudad en donde el contraste no existe porque todo es contraste, todo es luz y sombra. La luz del pasado que aún se ve pero que ya no brilla.

La Habana es mucho más que ron y malecón, son historias, es gente, son calles, es tráfico de "habanos", es una ciudad para no dejar de vivirla.

Pero lo mejor para disfrutar de La Habana es haber vivido antes Cuba, dejándo a un lado callos y Varadero, recorrer la isla, desde Santiago a María la Gorda, recorrer sus carreteras, recoger a sus gentes, vivir su revolución desgastada y comprender lo diferente que es algo que parece todo igual.

La vieja Habana ya no es tan vieja, quiere rejuvenecer pero no la dejan. La Habana es una ciudad en donde el contraste no existe porque todo es contraste, todo es luz y sombra. La luz del pasado que aún se ve pero que ya no brilla.

La Habana es mucho más que ron y malecón, son historias, es gente, son calles, es tráfico de "habanos", es una ciudad para no dejar de vivirla.

Pero lo mejor para disfrutar de La Habana es haber vivido antes Cuba, dejándo a un lado callos y Varadero, recorrer la isla, desde Santiago a María la Gorda, recorrer sus carreteras, recoger a sus gentes, vivir su revolución desgastada y comprender lo diferente que es algo que parece todo igual.
Egoitz Encinas
16
Ver fotos de Bernardo Blanco
16 fotos

Es un sitio maravilloso muy cercano a la ciudad es decir es un paseo de varios kms .

a todo largo del litoral Habanero punto de encuentro de cubanos y extrajeros, pero sobre todo en las noche de las parejas para romancear es un sitio muy romantico y hermoso que muestra una vista desde la ciudad hacia el horizonte del mar en su comienzo se encuentra la entrada a la Bahia de la Habana con el castillo de los tres reyes del morro, construido por un Rey de España al comienzo de la colonización.
Bahia que fue uno de los principales astilleros de los barcos de la Corona Española en los siglos de la colonia un lugar digno de visitar por cualquier ciudadano de este mundo y tambien porque pueden disfrutar de la hospitalidad del Habanero. la invitacion queda hecha.
Bernardo Blanco
3
Ver fotos de Pablo Sandoval Gonzalez
3 fotos

Hacen sonar el famoso cañonazo de las 9'00

En el Malecón de La Habana, en Cuba y en frente mismo del famoso Morro, donde cada anochecher con puntualidad británica habaneros venidos de otra época hacen sonar el famoso cañonazo de las 9'00 rememorando así una constumbre arrastrada desde 1763; existe otra Habana, una también llena de encanto y poesía pero que nos habla más de La Habana de hoy que de la turistica y colonial, La Habana de las interminables tardes de verano con 36º a la sombra y 98% de humedad que arrastra a los jovenes cubanos fuera de sus casas, desprovistas casi siempre del socorrido aire acondicionado abocandoles a zambullirse en las siempre calidas aguas del mar caribe para paliar el terrible calor. El viajero perspicaz en tan solo 10 minutos, amén de disfrutar del improvisado evento puede aprender más de cultura y la realidad cubana que en toda una mañana visitando "el museo de la Revolución"; jovenes sin mucha esperanza pero amables, comprometidos pero descorazonados matan las horas haciendo lo único que pueden para refrescar tanto su alma como su mente...
Pablo Sandoval Gonzalez
1
Ver fotos de Jordi Descarrega Román
1 foto

Una tarde de juego

Una tarde, paseando por el emblemático Malecón de la Habana encontramos a estos dos niños lanzandose al agua del canal de entrada a la Bahía de la Habana. Les hice esta fotografía. El brillo del agua no solo se debe a la increíble luz tropical del atardecer en Cuba, sino también a los dos dedos de aceite que flotaban en la superficie. Estuvimos un buen rato con ellos y a juzgar por su expresión de emoción no parecía importarles lo más mínimo el estado del agua.

El Malecón de la Habana es, sin duda, una de los lugares más especiales de la capital Cubana. Especialmente durante el atardecer se convierte en un punto lleno de encanto. Por una parte, la puesta del sol por el horizonte deja una iluminación que parece impregnar todo el ambiente. Por otro lado, los cubanos, como siguiendo al sol en su huida, se vuelcan al Malecón llenándolo de vida. El atardecer en este paseo marítimo regala momentos e historias inolvidables, además de fantásticas instantáneas para todo aquel que cargue con un cámara al hombro.
Jordi Descarrega Román
6
Ver fotos de Organizo tu Viaje
6 fotos

Un lugar para sentir, no para ver

Primera parada de la vuelta al mundo.

Aterrizamos en la Habana y nos vamos directos al Malecón, y sí, la primera impresión fue algo decepcionante.

Un paseo marítimo, vista al mar aunque con un atardecer de lujo, Pero sin más.Y el sin más te va entrando dentro, porque el Malecón no es un lugar para ver, Es un lugar para sentir, Pasearlo, sentarse a charlar con la gente que te está deseando contar Y escuchar a Cuba.
Organizo tu Viaje
3
Ver fotos de Almudena
3 fotos

De las principales arterias de la ciudad

Sitio de obligada visita, es una de las principales arterias de la ciudad de La Habana tanto para peatones como para vehículos. Tiene unos 7 kilómetros de largo y va paralelo a la costa. Tiene 6 carriles tres en cada sentido lo que permite un tráfico fluido. Es el lugar ideal de paseo para los habitantes de La Habana, también se puede ver gente pescando y por las noches “tomando el fresco”
Almudena
2
Ver fotos de LoMiTa
2 fotos

Es mi rincon favorito de la habana

Un gran día y una gran ciudad.
Merece la pena ir.
Este es mi rincón favorito de la Habana, el malecón, con las olas chocando todo el rato sobre las rocas y salpicando a todo el que pasaba cerca.
Muy divertido y unas grandes vistas.

Otra vez el malecón de la Habana. Esta vez mirando en sentido contrario.
Aquí se pueden apreciar mejor cómo chocan las olas a lo largo de todo el malecón y el precioso atardecer que desde allí se podía ver.
Una pena que la foto no salga del todo bien.
LoMiTa
4
Ver fotos de Javier Gzz Zapatero
4 fotos

Dia de tormenta en el malecón

Cuando el viento del norte se pone bravo el mar rompe contra el malecón inundandolo todo...
Contaban por La Habana que cuando el arquitecto de esa torre de apartamentos estaba construyendo el edificio su hija murió y entonces el hizo los balcones con forma de ataúd...
El Malecón de La Habana es un lugar mágico con mil historias para contar, escaparate de la ciudad y escape de los habaneros para caminar, para conversar, para soñar...
Javier Gzz Zapatero
4
Ver fotos de Lourdes González
4 fotos

Paseo con mis sobrinos y mi hijo

Nos alojamos en el hotel Tryp Habana libre. Durante 3 dìas paseamos por el malecòn, bastante cercano y por el resto de la ciudad vieja y conocimos los monumentos emblemàticos. Luego partimos hacia Varadero, Trinidad y Cienfuegos. Una experiencia intranferible y mucha belleza del paisaje y la gentileza y educaciòn de sus habitantes.
Lourdes González
4
Ver fotos de Anali Merino
4 fotos

Un paseo hermoso e imperdible!

El malecón es el centro de reunion de los habaneros en las tardecitas acaloradas. Corre una brisa refrescante como en ningun otro lugar de La Habana, y se presta para una rica Bucanero mientras disfrutas la caminata a orillas del mar. Es también un gran lugar donde compartir con los locales que siempre son amables y dispuestos a una buena charla.
Anali Merino
2
Ver fotos de Ramon
2 fotos

El malecón

Esta avenida de 7 Km, que recorre el litoral marino desde el castillo de la punta hasta el río Almendares, es para los habaneros un lugar de encuentro. Durante el día se pueden ver pescadores y muchachos bañándose, y de noche se pueden ver grupos de cubanos conversando mientras disfrutan de la fresca brisa marina.
Ramon
Listo
Leer 10 más

Información El malecón

Teléfono de El malecón
8677922
8677922
Dirección de El malecón
La Habana
La Habana
ver más